optimismo o pesimismo

Los seis niveles del Juego Interno

Egoland 3.0, que bien suena. Suena tan bien como el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band… ¡o más! Y es que en esta nueva etapa como veis proponemos un montón de contenido ajustado a las necesidades que hemos detectado en los últimos años, en todas las personas con las que hemos trabajado. Así como formatos que nos habéis pedido. No os quejareis, mandangueritos y mandangueritas, todo para los que nos seguís fielmente.

El Juego Interno es todo lo que piensas y sientes interactuando con los demás, y que por tanto condiciona lo que haces

Una de las demandas que siempre nos salen es cómo me siento más seguro/a, cómo rompo mis miedos, mi ansiedad de aproximación… En lo que a mi respecta, a lo largo de todos estos años me he ido enfrentando profesionalmente – en el significado más puro de esa palabra, “poner una cosa o a una persona frente a otra” a hacer que las personas con las que he trabajado superaran todo aquello que les obstaculizaba a mejorar su relación con los demás. Me encanta, y sobre esto precisamente va lo que llamamos Juego Interno.

Así, el Juego Interno viene referido a todo aquello que pensamos o sentimos cuando nos relacionamos con los demás. Sea a un nivel puramente social, pasando ya a un plano más personal o llegando a lo sexual. Te pongo dos ejemplos de ello, dos situaciones en las que se ve reflejado el juego interno que tienes:

– Ves a una chica hablando con sus amigas, por la noche, y te apetece enormemente atractiva. Por fin reúnes el valor para acercarte a hablar con ella pero de repente algo te hace sentir que harás el ridículo y te quedas bloqueado.

– Pese a que te consideras una chica con cosas positivas por las que los chicos se sienten atraídos por ti, siempre acabas cayendo en los mismos errores (sea autosabotearte, siendo demasiado exigente o por el contrario demasiado permisiva, por ejemplo) No sabes exactamente porqué pasa esto, y todo ello te hace sentirte mal.

En ambos casos hay algún fallo o aspecto mejorable en tu juego interno. En este artículo y en su continuación vamos a entender mejor cómo podemos cambiarlo.

 

Los seis niveles del juego interno.

Antes de meternos en materia voy a lanzar una advertencia. La posibilidad de cambiar en ocasiones da mucho miedo, pero aquí con esto que os voy plantear reúno cantidades de conocimiento generado en Egoland con el ejemplo de los mayores expertos que conozco en seducción y mis aprendizajes trabajando en consulta y talleres. Así que siéntete seguro/a de que te proponemos cosas sólidas y sensatas.ser valiente para mi vida

Algunas de las personas más admirables que he conocido han sido precisamente aquellas que aunque les daba miedo cambiar, salir de su zona de confort y dar un paso más… personas que a pesar de sus miedos acababan poniéndose en marcha y cambiando.

También quiero adelantar que el contenido de este artículo va a hacer que determinados mecanismos de defensa se activen. Además precisamente de aquellas personas que más necesiten leer y entender su sentido ¡Avisado/a quedas de las consecuencias! 😉

Niveles de cambio y de aprendizaje.

 

infografia-niveles-6De una manera lógica basada en el sentido común, seguro que al leer estos pasos te sentirás identificado/a. Ello por tu propia experiencia en el día a día o recordando cómo fue el proceso de querer cambiar algo (cambiar = aprender).

Estos estadios de cambio están basados en las dinámicas del aprendizaje y han sido utilizados también por la PNL. Todos los cambios a los diferentes niveles son buenos y deseables. Los primeros niveles son más fáciles de cambiar, a medida que vamos avanzando del 1 al 6 es más difícil. O requiere más esfuerzo, o más sutileza o mayor cantidad de aprendizajes para ello.

#1 El entorno.
#2 Los comportamientos.
#3 Las habilidades.
#4 Las creencias.
#5 El autoconcepto.
#6 La espiritualidad.

Tú eres tú y tus circunstancias, como dice el conocido aforismo. Y es verdad. Las circunstancias son todo aquello que nos rodea, desde la vivienda donde vivimos, nuestra localidad, nuestras amistades, el nivel de ruido en el que nos desenvolvemos, si vivimos en una ciudad grande, en un pueblo o en una aldea…

Cambia tu entorno y empieza a cambiar tu juego interno.

Todo aquello que nos rodea tiene una influencia decisiva en quienes somos, en cómotaller juego interno seduccion nos vemos y en qué es lo que hacemos finalmente, en cómo acabamos actuando. Podemos poner mil ejemplos. En esta Egolandswer que llamamos Me da vergüenza ligar porque me siento observado, Luis y yo hablábamos de cómo en localidades pequeñas o medianas la influencia del entorno cuenta a la hora de seducir y de sociabilizar:

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=WVbQ-oro7FQ&w=320&h=240]

Ahí, si vemos que esto nos influye demasiado, tenemos dos opciones: o cambiamos nosotros o cambiamos de sitio y vivimos en otro lado. En la primera opción podemos provocar pequeños cambios en nuestro entorno modificando nuestra actitud. Y lo ciertro es que en determinados entornos cuando alguien empieza a hacer cosas diferentes el entorno puede ir cambiando. En la segunda, el cambio de entorno es total y por tanto empezamos de nuevo. En ambos casos como puedes ver estamos haciendo para modificar el entorno que nos rodea y por tanto los estímulos externos.

El objetivo aquí es que por ello nuestro juego interno cambie. Lo interior tiene una influencia decisiva en lo interior, y viceversa. Se retroalimentan y si es en la dirección que queremos esto es bueno.

¿Qué puedo cambiar en mi entorno para trabajar mi juego interno?

A lo largo de estos años y de tantos y tantos talleres he visto que en nuestros alumnos y alumnas aparecían una serie de temas comunes. Por ejemplo el de las amistades. ¿Tienes amigos y amigas potenciadoras o que te limitan a la hora de relacionarte con los demás? Si no te ayudan en este punto debes de encontrar y desarrollar nuevas amistades. No se trata de que elimines amigos de tu vida porque sí. Pero recuerda de nuevo: si quieres cambiar de verdad debes de cambiarlo todo.

En todo caso aquí la regla general es añadir y sumar, no eliminar porque sí. Lo mismo en tu vivienda habitual. Si por ejemplo quieres tener más citas y más exitosas donde vives, tu apartamento y hasta tu habitación son temas cruciales (puedes consultar esta serie de artículos sobre citas que escribí aquí en el blog). Poderoso caballero es Don Dinero, podreis decir. Pero en tantas otras cosas, como en el caso de la vivienda, se puede ser creativo. Un entorno en el que vivas y esté aseado y muestre tu personalidad no tiene por que ser caro.

Probablemente surjan dificultades y miedos por el camino, como en todo proceso de cambio. Puedes pedir consejo a personas que conozcas que hayan pasado por lo mismo, o a los caballeros de la tabla redonda, que en este caso seríamos los instructores de esta casa.

Si queremos cambiar de verdad tenemos que cambiarlo todo. Con cambios cosméticos y superficiales tendremos sobre todo la sensación de que estamos cambiando… pero no conseguiremos más que cambios superficiales. Si quieres un gran cambio debes de poner la carne en el asador. Esta será tu mejor aventura, y como veremos en próximos artículos cambios en esta área influirá positivamente en otras.

ejercicio-juego-interno

Un super, hiper y requete positivo abrazo,

Antoni.

Los seis niveles del Juego Interno (I)

Egoland 3.0, que bien suena. Suena casi tan bien como el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band… ¡o más! Y es que en esta nueva etapa como veis proponemos un montón de contenido ajustado a las necesidades que hemos detectado en los últimos años,por todas las personas con las que hemos trabajado. Así como formatos que nos habéis pedido. No os quejareis, mandangueritos y mandangueritas, todos para los que nos seguí fielmente.

Una de las demandas que siempre nos salen es cómo me siento más seguro/a, cómo rompo mis miedos, mi ansiedad de aproximación… En lo que a mi respecta, a lo largo de todos estos años me he ido enfrentando profesionalmente – en el significado más puro de esa palabra, “poner una cosa o a una persona frente a otra” a hacer que las personas con las que he trabajado superaran todo aquello que les obstaculizaba a mejorar su relación con los demás. Me encanta, y sobre esto precisamente va lo que llamamos juego interno.

Así, el juego interno viene referido a todo aquello que pensamos o sentimos cuando nos relacionamos con los demás. Sea a un nivel puramente social, pasando ya a un plano más personal o llegando a lo sexual. Te pongo dos ejemplos de ello, dos situaciones en las que se ve reflejado el juego interno que tienes:

– Ves a una chica hablando con sus amigas, por la noche, y te apetece enormemente atractiva. Por fin reúnes el valor para acercarte a hablar con ella pero de repente algo te hace sentir que harás el ridículo y te quedas bloqueado.

– Pese a que te consideras una chica con cosas positivas por las que los chicos se sienten atraídos por ti, siempre acabas cayendo en los mismos errores (sea autosabotearte, siendo demasiado exigente o por el contrario demasiado permisiva, por ejemplo) No sabes exactamente porqué pasa esto, y todo ello te hace sentirte mal.

En ambos casos hay algún fallo o aspecto mejorable en tu juego interno. En este artículo y en su continuación vamos a entender mejor cómo podemos cambiarlo.

Los seis niveles del juego interno

Antes de meternos en materia voy a lanzar una advertencia. La posibilidad de cambiar en ocasiones da mucho miedo, pero aquí con esto que os voy plantear reúno cantidades de conocimiento generado en Egoland con el ejemplo de los mayores expertos que conozco en seducción y mis aprendizajes trabajando en consulta y talleres. Así que siéntete seguro/a de que te proponemos cosas sólidas y sensatas.

Algunas de las personas más admirables que he conocido han sido precisamente aquellas que aunque les daba miedo cambiar, salir de su zona de confort y dar un paso más… lo acababan haciendo.

También quiero adelantar que el contenido de este artículo va a hacer que determinados mecanismos de defensa se activen. Además precisamente de aquellas personas que más necesiten leer y entender su sentido ¡Avisado/a quedas de las consecuencias!

Niveles de cambio y de aprendizaje.

De una manera lógica basada en el sentido común, seguro que al leer estos pasos te sentirás identificado. Ello por tu propia experiencia en el día a día o recordando cómo fue el proceso de querer cambiar algo (cambiar = aprender).

Estos estadios de cambio están basados en las dinámicas del aprendizaje y han sido tomado por la PNL. Todos los cambios a los diferentes niveles son buenos y deseables. Los primero son los más fáciles e cambiar, a medida que vamos avanzando del 1 al 6 es más difícil. O requiere más esfuerzo, o más sutileza o mayor cantidad de aprendizajes para ello.

1. El entorno.
2. Los comportamientos.
3. Las habilidades.
4. Las creencias.
5. El autoconcepto.
6. La espiritualidad.

En este primer artículo quiero acabar con un ejercicio. Te propongo que pienses en determinados momentos, en algunas tareas más fáciles o más difíciles, o en retos concretos a los que te hayas enfrentado ¿Qué es lo que quisiste cambiar primero? ¿Y en otros? ¿Con qué resultado? Esto te va a servir – y mucho en los artículos que vendrán.
Un positivo – y veraniego – abrazo.

Antoni

The following two tabs change content below.

Antoni Martinez

Psicólogo y psicoterapeuta vocacional. Apasionado de la Psicología Positiva. Instructor en talleres de habilidades sociales y de crecimiento personal desde hace cinco años. Cada vez más libre. También me podrás encontrar en Antoni Martinez Psicólogo y en google +: Antoni
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en los últimos años. Se trata de poder trabajar los pensamientos, como hablábamos en los Seis niveles del juego interno. Las creencias influyen directamente en nuestras relaciones con los demás. Lo que pensamos sobre […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *