daygame consejos

Te encantará la seducción de día: Ser la causa

Si entiendes este beneficio te encantará la seducción de día o cómo ser la causa, empecemos poco a poco:

consejos para seducir de díaHabían pasado meses desde que no veía a Cecilia. Yo voy poco por aquella ciudad, y ella suele estar ocupada trabajando para un equipo de fútbol como traductora y rechazando a altos empresarios que al visitar el club se interesan más por fotografiarse con ella y pedirle el número que por el deporte. Ella según me dijo temía que ya no nos reconociésemos, pero la identifiqué enseguida tras sus enormes gafas de sol y sus inolvidables piernas que con mucho gusto había dejado descubiertas.

La conversación fluía en el lobby de un hotel cercano. Nos reconocíamos de nuevo entre anécdotas y risas que igual hablaban de Unamuno que de Gran Hermano. Altas y bajas pasiones. De nuevo sentí el deseo de que Cecilia encuentre un hombre que advierta que su físico es sólo la punta de un iceberg que deslumbra unos atributos mucho más escasos que un perfecto físico: personalidad valiente, mirada profunda, sensibilidad para elegir las palabras…

 

Descubre el mejor taller de seducción para el verano:

Por motivos de agenda, ella y yo quedamos unas horas antes de que yo comenzase un taller. Cuando faltaban unos minutos para que yo recibiese a mis alumnos, Cecilia y yo intercambiamos las últimas frases antes de emplazamos a la hora de la cena.

Cecilia: ¿Y qué trabajarás hoy con los alumnos?

Javi: es taller de seducción de día, así que en resumen les enseñaré a sentirse libres para conocer a quien deseen conocer decidiendo ellos cuando desean hacerlo.

C: (ríe) ¿¿y se acercan a desconocidas??

J: si lo desean, sí.

C: yo no me atrevería. ¿Y no les rechazan?

J: Por supuesto que les rechazan. ¿A ti nunca te ha rechazado un chico?

C: (vuelve a reír) yo no sé lo que es eso.

J: eso es porque tú siempre habrás sido la consecuencia de la acción de otro, y no la causa.

Ahí está la cuestión, inestimable lector.

SER LA CAUSA, NO LA CONSECUENCIA APLICADO A SEDUCIR DE DÍA

Puedes esperar con fe a que sean los demás quienes te elijan. A ser la consecuencia de las decisiones de otros. De la vida de otros. En cuanto a la seducción se refiere, si eres mujer es probable que este sea tu comportamiento habitual, y que incluso pienses que es como debe ser . No soy quien para discutir quién debe tener la iniciativa en la seducción, pero sí veo a diario las consecuencias de una u otra conducta.

seducir de dia ser la causa

Ventajas y desventajas de ser la consecuencia

Si, al igual que Cecilia, no es habitual en ti tomar la iniciativa, tendrás al menos un beneficio que ella esgrimió con orgullo: en lo que a seducción se refiere, nunca te rechazarán (al principio). No sabrás lo que es que un chico con pinta de interesante por el que sientes curiosidad te diga que no tiene interés en conocerte. No sabrás lo que es que ese chico que se parece tanto al tipo de chicos que te gustan no te responda a los mensajes. En resumen, personas que apenas te conocen no te rechazarán. Enhorabuena.

Ahora bien, no estarás libres de rechazos. El rechazo de ese chico que se acercó a ti, y que tras conocerte y tener varias citas contigo perdió su interés por motivos que desconoces, seguirá existiendo. El rechazo de que tu pareja deje de sentir deseo por ti… no, de ese tampoco estarás a salvo. En resumen, personas que sí te conocen puede que te rechacen. Lo siento.

Ventajas y desventajas de ser la causa 

Por otro lado, si vas a ser la causa y vas desarrollar la capacidad para acercarte a conocer a aquella persona que te apetezca conocer, ves acostumbrándote a lo siguiente:

1. CAUSARÁS SITUACIONES CUYA CONSECUENCIA NO IMAGINAS y que posteriormente puedes agradecer toda tu vida. ¿A qué me refiero? A que esa chica con la que empiezas a hablar porque ambos estáis esperando el metro, luego se convierte en una amiga que te invita a las fiestas más interesantes de la ciudad. A que aquel chico al que solo paras para decirle el buen gusto que tiene para vestir, luego resulta ser quien te ayuda a entrar en ese trabajo que tanto deseas. O a que tengo un alumno que por acercarse a una chica terminó en Canadá tres meses conociendo a su familia. Me refiero a que el desconocido adecuado puede cambiarte la vida. A que nunca sabes qué geniales consecuencias tendrá tu causa. Y es que la vida funciona así: orígenes tremendamente frágiles pueden tener causas inimaginablemente sólidas.

2. TE CONOCERÁS MÁS A TI MISMO Y TE VOLVERÁS MÁS EXIGENTE. Comprenderás que tener la capacidad de tener iniciativa no te hace menos selectivo y exigente sino precisamente todo lo contrario. Precisamente como desarrollarás la capacidad de poder elegir a quién quieras conocer independientemente de la situación, irás dándote cuenta que para que una persona te provoque deseo no te basta con un físico atractivo. Verás como conoces personas físicamente muy atractivas que al minuto de conversación ya no te provocarán interés, y personas que a priori quizá no eran “tu tipo” pero que tras comprobar su dulzura o su buen humor sentirás el deseo de conocerla más. Descubrir estas sensaciones hará que te conozcas mejor a ti mismo y compruebes más allá de cuestiones superficiales qué es lo que te provoca interés y atracción en una persona.

3. DESARROLLARÁS LA SENSIBILIDAD SOCIAL. La sensibilidad social es ese sentido que se activa por ejemplo cuando alguien te habla demasiado cerca. No sabes por qué, pero sabes que no es adecuado. Resume un conjunto de habilidades encabezada por la observación, que te hace interpretar y disfrutar de forma más afinada las situaciones sociales. Al poner tu deseo de conocer a alguien por encima de si “es lo normal o no lo es”, empezarás a sentir cuándo debes actuar, cómo debes hablar, qué tono debes usar, qué distancias debes guardar… Hasta el punto de poder intuir, por ejemplo, si una persona tiene pareja solo por el modo como recibe un elogio.

4. TE RECHAZARÁN. Esto tiene toda la pinta de ser una desventaja, ¿verdad? Pues lo es. No nos gusta que nos rechacen. Pero no podrás disfrutar de las ventajas sin asumir también esta desventaja. Por otra parte, te hará bien asumirlo: ni a ti te gusta todo el mundo, ni tú le gustas a todo el mundo, ni necesitas gustar a todo el mundo. La vida no es un concurso de popularidad. Además, como explica mi compiamigo Pau en su taller “Ligar sin Miedos”, el rechazo rara vez es consecuencia de algo que dependa de ti. Así que si vas a ser la causa prepárate para esa chica que mira mal, para ese chico que pierde interés por ti, o para esa otra que te da el móvil pero luego no contesta. Con todo, comprobarás como estas desventajas palidecen cuando una mañana cualquiera desayunas en la cama con aquella persona dulce e interesante que tanto llamó tu atención, y piensas: “yo fui la causa”.

5. Primero temerás las situaciones incómodas. Después les perderás el miedo. Al final, AMARÁS LAS SITUACIONES QUE NO SALEN COMO HABÍAS PLANEADO. ¿A qué me refiero? A que si alguna vez has conocido a alguien y de forma natural has terminado acostándote con esa persona… está genial, pero probablemente si la relación no va más allá, un año después no estás hablando de ello con tus amigos (o amigas). Sin embargo, te pondré un ejemplo de lo que sucede con una historia que en absoluto sale como uno podría haber imaginado. Un conocido mío cuyo nombre empieza por J y acaba por Avier, se sorprendió de llevar un rato caminando tras una mujer que sin duda impresionaba. Daba largos pasos siendo la protagonista de la calle, destacaba por su vestido ajustado, su metro ochenta y unas largas piernas torneadas. Al pararse ambos en el semáforo, él aprovechó para reconocerle lo femenina que era a pesar de haberla visto solo por detrás. Pues bien, en sus facciones y el grave tono de voz se notaba que ella, que ahora se llamaba Tina, hace un par de años probablemente se llamaba Antonio. Nuestro protagonista y Tina no se hicieron novios precisamente, pero sí es cierto que él años después sigue riendo cuando recuerda la escena y sigue provocando sonrisas a los demás cuando cuenta la anécdota.

6. Muchas otras ventajas que te animo a que vayas comprobando y escribiendo en los comentarios.

 

consejos para seducir de día

Ebook que te ayudará a perder miedos para seducir de día

En definitiva, ser la causa te hará como mínimo más libre, más sensible y más sociable. Te hará enamorarte de las historias que crearás, tanto las románticas que recordarás en tu intimidad como las surrealistas con las que harás reír a tus amigos.

Es por ello que “ser la causa” es una de las 21 claves que explico en el libro “21 claves para seducir de día”.

<<“Ser la causa” es tomar las riendas de lo que quieres que pase en tu vida. Es actuar sabiendo que las consecuencias de hacerlo te puede llevar a vivir aventuras inolvidables. Es moverte con curiosidad en tu día a día y no dejar pasar oportunidades. Es sumergirte en un río de probabilidades, donde te van a suceder historias que no imaginas y no sucederán si no eres la causa. Así que decide: ¿quieres ser la causa, o la consecuencia?>>

Contento de escribir,

Javier Santoro

———————————————————————

PD: recuerda que tus comentarios enriquecen este artículo, y que todo comentario o pregunta la responderé aquí o en nuestro canal de Youtube Egolandswers  Y si a ti también te gustaría que las personas tenga más iniciativa y decides compartirlo, gracias de antemano por hacer algo tan halagador como es difundir mi trabajo.

The following two tabs change content below.

Javier Santoro

De Valencia pero viajero, licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Mis palabras favoritas son: extravagante, amable, paradójico, curioso y retozar.
12 comentarios
  1. Bambino
    Bambino Dice:

    ¡Vaya que si quiero ser la causa!

    Genial artículo, me han gustado mucho las ventajas y desventajas que conlleva. Es la primera vez que comento, pero algún día tenía que hacerlo.

    Hay ganas pero mi principal problema es el sacar tema y hacer fluida una conversación. Tendré que leer más y forzarme a hablar, digo yo.

    Un saludo y seguid así. 🙂

    Responder
    • Javier Santoro
      Javier Santoro Dice:

      disculpa el retrasazo Bambino! me alegra mucho que te haya gustado tanto este artículo como anteriores, gracias por comentar. Un abrazo y ánimo

      Responder
  2. manutxiki1982
    manutxiki1982 Dice:

    Fantástico artículo Javier. Pero ante todo, la gran ventaja que tiene ser la Causa de todo lo que hagas es la posibilidad de que tu vida la organices tú y, como muchas corrientes de la psicología cognitiva defienden, la felicidad depende enteramente de las cosas que tú puedes controlar. Por lo tanto, la gran ventaja por encima de todas, para mí, sería la de: «Puedes dormir tranquilo, porque estás recorriendo el camino que tú deseas recorrer». Independientemente de resultados.

    Muchas gracias por todo lo que aprendo con vosotros! Un abrazo!

    Responder
  3. Gamb
    Gamb Dice:

    Inauguro los comentarios, haciendo esto más interactivo y para agradecer que se escriban este tipo de artículos. He leído tu libro, Javi, y me ha gustado bastante y parecido muy concreto y útil.

    Te comento mi experiencia y lo que creo que son los motivos por los que a la gente les puede costar integrar el seducir de día en sus vidas y los valientes que lo intentan suelen abandonar al poco tiempo de probarlo.

    Como bien sabes y comentas en el libro, seducir de día no es lo común, y requiere ser extraordinario y salirse un poco de las convenciones sociales. Al no ser algo que estemos habituados, requiere práctica consciente y constante durante un tiempo antes de estar en condiciones de acercarse a una desconocida de forma espontánea durante el día a día de uno. Esa práctica necesaria y ese empuje, durante semanas o meses, para adquirir cierta soltura, no es fácil de mantener al ser algo que exige salir significativamente de la zona de confort y a navegar en aguas inciertas y turbulentas.

    Por otra parte, debido a ser algo más genuino y honesto que durante la noche, creo que es una buena forma para conocer alguien con vistas a algo mas formal y menos apropiado si lo que te apetece es explorar un poco y disfrutar de tu independencia. Al menos, a mi me cuesta mucho que las mujeres que reaccionan bien no desarrollen altas expectativas y vínculos fuertes al poco tiempo de conocernos.

    En definitiva, me encuentro en una zona intermedia en la que me cuesta ser constante en la práctica para llegar a tener la soltura que quiero tener, y cuando me aventuro y practico, doy con chicas que rápidamente me quieren como material de noviazgo, cosa que no busco en este momento. Por estas razones y obstáculos internos y externos, veo dificil el llegar a ser competente seduciendo de dia y tengo curiosidad por cuánta gente realmente lo integra en su vida cotidiana, más allá de un fin de semana esporádico en un taller.

    Saludos,
    Gamb

    Responder
    • Javier Santoro
      Javier Santoro Dice:

      Buenas Gamb! Disculpa por el enorme retraso, siempre pensé que había respondido los comentarios de este artículo.

      En primer lugar, gracias por haber dedicado energía e inteligencia a mis líneas publicadas aquí o en mi libro. Me parece muy acertado el análisis que haces.

      Creo que el desarrollo de la capacidad de seducción de día es mucho más fácil de compatabilizar con la libertad y las expectativas creadas si: (1) desarrollamos lo que en mi taller llamo «personalidad seductora» y no «actitudes ligonas». En el taller trabajamos para eliminar una disonancia que creo que hace flaco favor a la evolución personal y emocional de los alumnos. La disonancia entre querer tener una personalidad con las mujeres que te atraen que no tiene nada que ver con la personalidad que cultivas contigo mismo y las personas en general. Si posteriormente al comentario llegaste a hacer taller conmigo creo que entenderás bien a qué me refiero.

      Y (2) si cultivas una comunicación honesta, precisa y empática. De este modo se suele descubrir que las personas están dispuestas a muchos tipos de relación más allá del «sota, caballo y rey». Ahí se nota que estamos en el Siglo XXI.

      ¡Un abrazo y de nuevo gracias por tu comentario!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Se nos olvida sin embargo, que quien no comunica, no se emociona, no se arriesga, no saborea… por miedo a salir herido, termina no viviendo. Y de este modo termina herido igual, pero sin haber comunicado, sin haberse emocionado, y sin haber saboreado. Ya hablé sobre ello en el artículo “Ser la Causa”  […]

  2. […] Salvo maravillosas excepciones, sigue estando en el rol masculino la responsabilidad de tomar la iniciativa en la seducción, con todas las ventajas y desventajas que ello supone y que relatamos en el artículo “Ser la causa” […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *