Primera cita: Preparando la primera cita

Así pues, hemos conocido a la chica en cuestión y ¡bingo! hemos fijado un día y hora para volver a vernos. ¿Y ahora qué? ¿Ya podemos relajarnos y dejar que las cosas surjan? Quizás en ocasiones sí, pero como casi todo, lo ideal es planificar nuestras primeras citas para incrementar las posibilidades de que salgan bien y pasarlo lo mejor posible.

 

Para empezar, no está de más recordar que no hay dos citas iguales de la misma forma que no hay dos chicas iguales. ¿La conocimos en un pub, charlamos y nos dimos el teléfono? ¿Nos ha llamado ella para quedar? ¿Hubo sexo aquella misma noche? ¿Ha surgido a través de una web de contactos? ¿Hemos tenido que currárnoslo mucho para quedar con ella? Según el caso, deberemos plantear la cita y nuestros objetivos de una forma u otra.

 

Pero CUIDADO CON PLANIFICAR DEMASIADO. La mayoría de los hombres tienden a pensar en las primeras citas como una serie de pasos que hay que dar hasta conseguir besarla. Creemos que lo hacemos porque ellas lo quieren así pero en el fondo lo estamos haciendo por nosotros, para sentirnos más seguros y creernos que estamos reduciendo las posibilidades de rechazo. Y también porque el protocolo social nos lo ha enseñado de esta forma.

 

En las ocasiones en las que ya haya cierta atracción y tensión sexual, lo único que conseguiremos con esa actitud es marear la perdiz. En esas situaciones ellas no necesitan que sigamos el típico protocolo de cita. Les puede llegar a aburrir. Entonces, nada resulta más divertido y productivo que ponerle una dosis extra de picante, cachondeo y dirección sexual a la cita. Nos ahorraremos mucho tiempo y nos desmarcaremos del resto de hombres con las que haya tenido citas. Eso sí, calibrad siempre primero sus necesidades y si os da más seguridad ir paso a paso, adelante.

 PASOS PARA PREPARAR UN PRIMERA CITA (3 al 6)

Volviendo al tema, en éste y en los próximos posts vamos a desarrollar uno a uno y de forma secuencial aquellos aspectos a tener en cuenta para preparar una primera cita a conciencia.

  1. Cómo evitar plantones de última hora. Poneos en su piel. Generalmente os conocerá poco o muy poco y aunque pudiera sentirse atraída por vosotros, lo normal es que le surja alguna duda. ¿Me plantará y me sentiré ridícula? ¿Será un loco? ¿O un tío muy aburrido? ¿Iba yo bebida esa noche? En estos casos puede ser que nos dé plantón.

Para minimizar las posibilidades de que nos deje colgados, yo os recomiendo que cuando acordéis la fecha le digáis que la llamaréis el mismo día de la cita. El pretexto puede ser terminar de concretar la hora, por ejemplo. Llamándola el mismo día de la cita lograréis que os oiga la voz, que se tranquilice y que le parezcáis una persona más próxima y conocida. Es difícil plantar a alguien con quien acabas de hablar hace sólo unas horas. Intercambiar los facebooks antes de la cita también ayuda, ya que así nos vuelve a ver y dejamos de ser un recuerdo lejano.

 

  1. ¿Y qué me pongo? Sobre la ropa que debéis elegir no hay mucho que decir. Poneos algo que os guste y que os siente bien (no lo que vuestra madre dice que os sienta bien). Lo único que hay que tener en cuenta es que no se debe cambiar radicalmente de estilo frente la manera en que os conoció. Si ibais muy pijos no aparezcáis de ángeles del infierno. La idea es que si le gustasteis vestidos de una forma, en la primera cita llevéis una indumentaria parecida siempre que sea posible. No se llevará sorpresas y se sentirá más relajada. Y le seguiréis gustando.
Seguiremos hablando en próximos artículos sobre las primeras citas.
 

Sígueme en Facebook y Twitter para más consejos y experiencias sobre comunicación, persuasión y seducción.

https://www.twitter.com/@pauegoland

http://www.facebook.com/pauegoland

9 comentarios
  1. Antoni Martinez
    Antoni Martinez Dice:

    Interesantes los consejos y con mucho sentido común, que a veces se nos olvida tener en la seducción. ¡Felicidades por el artículo!

    Responder
  2. Pau
    Pau Dice:

    Gracias Antoni. Continuaremos con la planificación de la primera cita en los próximos posts. Pero como bien dices, al final es cuestión de sentido común.

    Responder
  3. nesfas
    nesfas Dice:

    ¡¡Genial las tres partes del articulo Pau!!

    pero si me lo permites…la intromisión y añadir una pequeña cosa «que puede parecer insignificante» (pero que para algun@s son importantes) en una primera cita, es un buen momento de ponerse un buen perfume.
    Pues es de bien sabido que un buen perfume bien escogido puede sumar puntos, pues la memoria olfativa puede marcar alguna diferencia ¿no crees?

    //* ya que se hablaba de escoger la ropa, la música en el coche etc… me parecia interesante.

    Responder
    • Kike Tejedor (CManager)
      Kike Tejedor (CManager) Dice:

      Estoy totalmente de acuerdo con nesfas, pero cuidado…un perfume muy duro en un coche puede ser una experiencia terrorifica…que haya pasado algo de tiempo entre la puesta de colonia y la quedada con la chica…
      Yo aún recuerdo mujeres solo con el olor, y me cruzo con otras que me hacen pensar, «así olía C.»

      Responder
  4. nesfas
    nesfas Dice:

    Kike si me permites el consejo (disculpa nuevamente Pau) este truco llevo haciéndolo desde hace más de una decada y es… (atención) cuando terminas de planchar una camisa, camiseta «en el momento que este aun caliente por el vapor» «rociala con un poco de perfume y guardala en el armario, antes de la cita.

    Luego pontela y verás como no tendrás que «bañarte» en perfume otra vez (sin llevar a axifiar el coche con tu aroma) 🙂

    Responder
    • Pau
      Pau Dice:

      Gracias por el truco Nesfas, habrá que probarlo. Coincido totalmente en que el perfume también ayuda a marcar la diferencia. Eso sí, lo ideal es que nos lo escoja una mujer. No tenemos los mismos gustos que ellas.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *