Un San Valentín sin pareja ¿y qué?

Aunque personalmente tiendo a ignorar este día que me resulta la cumbre del antiromanticismo real, me detengo a hacer una pequeña reflexión para las que os haya cogido en un momento bajo de ánimos y pasar un san valentín sin pareja os esté poniendo de morros.

Mañana es el día del amor, o de los enamorados, o de lo que sea que diga el corteinglés. Pues bien, ¡Ámate a ti misma! Nadie ha dicho de quien tengas que estar enamorada, ¿No? Y no me cansaré de repetirlo, no nos mimamos lo suficiente. Si tus obligaciones no te permiten marcharte a pasar el día a un spa o hacer una pequeña escapada lejos del estrés y la rutina diaria seguro que sí puedes hacer otras cosas para demostrarte que tú lo vales.

Por ejemplo, ¿Cuánto hace que no te regalas un baño largo con espuma, música y aromaterapia en casa? Pues es un buen momento para hacerlo, ¿Sabías que el estrés y el cansancio es uno de los factores que más influye en nuestro organismo y se refleja en la piel, el pelo, las uñas…? Estar descansada y relajada es uno de los trucos más infalibles para tener un aspecto radiante.

Y bien, ahora ya me he dedicado un par de horas a mí misma, a darme un baño, a irme a la peluquería, a que me den un masaje descontracturante… ¿Qué hago? ¿Me vuelvo sola a casa a escuchar canciones de amor y beber vino? ¡No, nena! ¿No es san valentín? ¡Pues sal a celebrarlo! Seguro que no eres la única soltera de tu círculo que existe, queda con tu(s) amiga(s) e iros a cenar a un sitio que os guste, para reíros a gusto y compartir la velada. Ponte bien guapa, súbete a los tacones, y saca a pasear tu sonrisa.

Pero lo más importante, ya que estás luciéndote y con amigas, ¿Vais a terminar ahí la noche? No seas sosa. Iros a bailar o a tomar algo, ¡Mandanga is in the air! Es la noche de los enamorados y no es un mal momento para salir a cazar alguno. Sacad las zarpas, felinas, porque mañana la noche promete. Y sobretodo promete una cosa: Tú.

4 comentarios
  1. Malkav
    Malkav Dice:

    ¿Día de los enamorados?
    Cosa que aprenderá la futura señora que haga pareja conmigo: no creo en ese día, pues es como el que no estudia todo el cuatrimestre y te lo ves el día final en la biblioteca con una nevera llena de red bulls y que dice: de aquí salgo con esto sabido.
    El amor es algo que se trabaja día a día, y no voy a pagar un regalo «que no quiero hacer» (es decir, puede que encuentre algo para ese día, pero igual que le aparezco el 4 de octubre con un regalo de esos que quitan el hipo por lo adecuado que es (no por lo caro, que soy pobre como todo estudiante)).

    Así que hoy, como todos los días de esta índole, me encerraré a reflexionar qué va tan mal con la sociedad como para que no madure y a convencerme de que el viernes no sere un año más viejo, si no más maduro.

    Responder
  2. Esence
    Esence Dice:

    Cierto, en primer lugar tenemos que aprender a amarnos, mimarnos y seducirnos a nosotros mismos, y estar a gusto y sentirnos a gusto con nosotros mismos.

    A mí me ocurría, no por San Valentín al que siempre he considerado una anglasajonada :))), pero sí me pasaba por Sant Jordi, y es que me tocaba más la fibra emocional.

    Con el tiempo, una aprende, madura, y se da cuenta que para amar, todos los días del año son igual de válidos, y que, ya sea que tengas pareja, estés casado, tengas algún que otro lío, etc etc., el amor es diario. No vale una pelea el día anterior, y luego arreglarlo (o intentarlo) con algo que hayas encontrado en cualquier tienda.

    Y es que se ha escrito mucho sobre el amor, pero se ha vivido mucho menos

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *