optimismo o pesimismo

El poder del pensamiento (II) Optimismo vs Pesimismo

En el texto anterior explicábamos qué son y cómo funcionan nuestras creencias.  Hoy, en Egolandseducción, nos disponemos a desmitificar la afirmación que reza que el pesimismo tiene sus ventajas, y los vamos a hacer a través de 3 fenómenos psicológicos que cuentan con un sólido respaldo empírico. Pero antes, aclaremos la siguiente cuestión:

¿Qué es optimismo y qué es pesimismo?

Cuando las creencias se enfocan hacia retos concretos, toman la forma de expectativas, de éxito o fracaso, en función de cuán competentes nos percibamos en relación a la tarea.

Dependiendo de la tendencia que tengamos a elaborar nuestras expectativas de manera favorable o desfavorable, tenderemos a ser consideradas personas optimistas o pesimistas respetivamente. 

optimismo o pesimismo

¿Por qué optar por el optimismo?

1 | El locus de control 

“somos los artífices de nuestras victorias y nuestras derrotas”

Si no tienes muy claro en qué consiste este concepto, te recomiendo que releas el texto de María: “Ser responsables de nuestra vida: Locus de control”. ¿Has terminado? Pues sigamos!

Muchas personas, en un brote de pesimismo, recurren a la tesis que asegura que el hecho de anticipar unos resultados negativos es una buena técnica para no frustrarse cuando realmente los obtienes.  Sin embargo, en los estudios realizados sobre fracaso en personas pesimistas y optimistas nos damos cuenta de que, mientras que los pesimistas que fracasan se hunden al ver confirmadas sus sospechas de incompetencia, los optimistas comienzan a reinterpretar la realidad, de manera que tratan de buscar factores concretos que puedan haber intervenido en su fracaso. De este modo, una persona optimista se centra en subsanar el problema (locus de control interno), mientras que alguien pesimista tiende a lamentarse por no haber tenido la suerte de triunfar (locus de control externo).

Optimismo: Locus de control interno + fracaso = reestructuración cognitiva*
Pesimismo: Locus de control externo + fracaso = indefensión aprendida *

En este sentido, parece que cada uno ve confirmadas sus sospechas independientemente del resultado obtenido. A esto en psicología se le llama sesgo confirmatorio*, y es que las personas tendemos a interpretar la información de acuerdo a las creencias que ya tenemos para evitar la disonancia cognitiva*. De hecho, a veces vamos un paso más allá con lo que se denomina el efecto Pygmalion.

 

2 | Efecto Pygmalion o profecía autocumplida

 “Lo que crees, creas”

profecia autocumplidaConocido por la Psicología Social como “Profecía Autocumplida”, este principio viene a demostrar el/ siguiente dicho: “Tanto si crees que puedes hacerlo como si no, en los dos casos, tienes razón”.

El Efecto Pygmalion consiste en un proceso a partir del cual una expectativa activa una serie de acciones inconscientes en el sujeto que incrementan la probabilidad de que la predicción se materialice. Es decir, no solo interpretamos la realidad para que se ciña a nuestras expectativas (sesgo confirmatorio), sino que además llevamos a cabo acciones inconscientes que facilitan que las cosas salgan como esperábamos.

 RosenthalJacobson (1966) fueron los investigadores que demostraron por primera vez este fenómeno al probar que las expectativas de un profesor con respecto a sus alumnos, determinan el desarrollo intelectual de los mismos. De esta manera, se informó a un grupo de docentes sobre la excepcionalidad de 3 de los estudiantes que componían su nueva clase. Se les hizo pensar que eran alumnos brillantes cuando, en realidad, se trataba de 3 escolares escogidos al azar. Lo interesante del experimento es que al cabo del curso lectivo, efectivamente,  estos estudiantes pasaron a obtener las mejores calificaciones gracias a las pequeñas acciones (inconscientes) que los profesores llevaban a cabo (estimular el reto, atender la duda…).    

Ni que decir tiene las implicaciones que este fenómeno psicológico posee sobre la capacidad de una persona para alcanzar sus propias metas. Y es que, si no nos creemos capaces de algo, jamás pondremos toda la carne en el asador y, de manera involuntaria, nos estaremos alejando de aquello que anhelamos. Muchas veces es necesario quemar las naves para conseguir nuestros objetivos;  no valen medias tintas.

 

3 | El efecto placebo*

“Las expectativas como fuente de bienestar”

En mi opinión, la máxima expresión de una predicción que es en sí misma la causa de que ésta se convierta en realidad, la personifica el efecto placebo. Un placebo es un remedio ficticio para una dolencia real que tiene efectos terapéuticos a pesar de su inocuidad a la hora de curarla.

Si nos administran un medicamento sin que seamos conscientes de ello, éste tendrá un efecto mucho menor en nuestro organismo que si nos lo advierten. Por ejemplo, en el caso de la morfina, su efecto se ve reducido en un 50%, lo que demuestra que el efecto placebo se encarga de la otra mitad.

Las responsables del inicio del efecto placebo son las endorfinas, neurotransmisores opioides que son liberados cada vez que elaboramos una expectativa positiva realista. Es importante recalcar que no solo generamos expectativas cuando tomamos un medicamento. Estamos generando expectativas sobre nuestro entorno y nuestras acciones constantemente y, en la medida en que hemos descubierto el papel de las expectativas positivas a la hora de liberar endorfinas, es vital que nos concienciemos de la importancia de ser optimista a la hora de encarar tanto retos como enfermedades.  Y es que, otra ventaja del optimismo es el hecho de que una persona que espera un futuro feliz reduce sus niveles de estrés y ansiedad, mejorando su salud y calidad de vida.

 

¿Todo es mejor de color rosa?

chica de rosaComo único perjuicio a señalar, diremos que el optimismo nos puede conducir a llevar a cabo acciones temerarias que obedecen a un exceso de confianza: no llevar casco o cinturón, no tener un seguro, no hacerse un número de chequeos médicos mínimo, no hacer un testamento o estudiar un examen en dos días… Sin embargo, el hecho de ser consciente de que uno es optimista no anula el optimismo, lo cual nos brinda la posibilidad de ser precavidos a la vez que confiados. 

En definitiva, podríamos decir que en la medida en que llevemos a cabo conductas de prevención para evitar desgracias, la perspectiva positiva de la vida es la que más beneficios trae al ser humano. Y es que, aunque parezca una visión muy subjetiva y muy poco científica del mundo, jamás hubiéramos llegado hasta dónde estamos hoy si no hubieran existido ilusos que un día pensaron que la tierra es redonda, que se puede crear luz sin fuego o que se puede viajar al espacio.

*Una vez más, os animo a que si queréis más información sobre términos como los que yo he señalado (*) o cualquier otro que hayáis leído y os resulte de interés, me lo hagáis saber a través de los comentarios. De este modo, me encargaré de explicar los conceptos que más curiosidad os susciten en próximas publicaciones. 

 

The following two tabs change content below.

Hugo Pérez

Graduado en Psicología y Máster en Inteligencia Emocional e Intervención en Emociones y Salud. Amante de la prestidigitación y el deporte, desde siempre intrigado por la psique humana. Explorador de la Atracción Interpersonal y el cortejo humano.
2 comentarios
  1. Amaya
    Amaya Dice:

    Q tal amigo, me encantaria poder indagar y aprender mas acerca de las crencias, especificamente en como cambiarlas para que en el momento de presentarnos ante una disonancia siempre tomemos el camino positivo, q libro o texto me recomendarias?

    Responder
    • Hugo Whohow
      Hugo Whohow Dice:

      Hola Amaya,

      Siento haber tardado tanto en contestar. Agradezco tu interés en el tema de las creencias y te animo a que sigas la serie de textos sobre este tema que iremos colgando en Egoland. En el 4º texto se hablará sobre como llevar a cabo un cambio de creencias, algo que nunca es fácil pero siempre es posible. Te recomendaría un texto o libro, pero la verdad es que los conocimientos que poseo sobre el tema son un mix de lo que he ido estudiando a lo largo de la carrera y no hay ningún texto que resuma lo que explicaré en los posts que siguen a éste. Espero que dichos escritos disipen tus dudas y que, de nos ser así, compartas tus cuestiones una vez más.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *