Jugando a conocernos (II): El Juego de las preguntas

Juego de preguntas

Ya hablamos en el artículo anterior de este juego de preguntas. Para qué nos puede servir, de que trata, y el porqué mismo de este juego. Pero de lo que no hablamos fue de como ponerlo en práctica. Es como si os hubiese invitado a jugar a mi casa pero sin sacar el tablero y las fichas. Así que como no podría ser de otro modo. A jugar!

Lo primero de todo es plantearse cuando jugar. Sea una primera cita, una vigésimo quinta cita o una tarde de tapas, lo importante es disfrutarlo. Y para ello necesitamos tiempo. La segunda cosa a tener en cuenta será como empezar con el juego de preguntas.

No es que esto suponga un problema en sí mismo, pero un poco de comunicación emocional puede introducir muy bien el juego:

“Lo estamos pasando genial, y se me ocurre algo para darle un toque extra de diversión a esta tarde y que a la vez también nos ayudará a conocernos mejor. Yo te hago una pregunta a ti…..”

GESTIÓN DE LAS PREGUNTAS

Empieza el juego! Y aquí es donde la gestión de las preguntas y el contenido de las mismas cobran vital importancia. ¿Por qué? Porque no es lo mismo preguntar “perros o gatos” que preguntar el porque de haber escogido una determinada profesión.

Si queremos conocer a alguien más a fondo (y que nos conozcan a nosotros/as) es muy importante indagar en estos tres aspectos:

  • Emocional (preguntas sobre sentimientos, ilusiones, pasiones,…)
  • Racional (preguntas sobre la utilidad, es decir, los gustos, valores, creencias, …)
  • Sexual (preguntas sobre gustos, preferencias, situaciones sexuales)

juego de preguntasExisten miles de categorías, miles de preguntas diferentes, pero si tenemos en cuenta estos tres aspectos podremos avanzar sin problema en la interacción, y el proceso de conocernos mútuamente irá fluyendo lenta y naturalmente. Si empezamos por una pregunta muy sexual corremos el riesgo de “espantar” a la otra persona. Si no aportamos contenido emocional quizás no creemos vínculos emocionales, etc.

Entonces, nos asalta una pregunta: ¿Cómo hacemos para que esto no ocurra? Pues como todo en esta vida: observando, comunicando y cualificando ¿os suena? Dicho de otro modo, si la persona que tenemos en frente está muy excitada, quizás será adecuado subir el nivel de sexualización. Observar que esa persona está excitada, comunicarlo y hacerle saber lo mucho que eso nos gusta. Veamos algunos ejemplos de interacción:

 EJEMPLO DEL JUEGO 1

Ejemplo 1: Un chico y una chica en un bar. Llevan hablando un rato sobre sus gustos, a que se dedican, etc. Se están conociendo pero no existen aún fuertes vínculos emocionales. Será un buen momento para las preguntas EMOCIONALES.

Él: ¿Qué fue lo que sentiste cuando nos vimos al llegar?

Ella: jajaja….mmm…pues la verdad es que tenía ganas de estar aquí contigo, me apetecía quedar.

Él: a mi también me alegro verte, y ahora mismo estoy disfrutando mucho contigo.

Ella: la verdad es que lo estamos pasando genial. Me toca preguntar.

 EJEMPLO DEL JUEGO 2

Ejemplo 2: Una chica y un chico están en el parque. Llevan un poco hablando y empiezan a saber cosas el uno del otro. Sería un buen momento para preguntas RACIONALES.

Él: ¿Qué es lo que te hace levantarte por la mañanas?

Ella: Mmmm….sentir el sol alumbrando en la ventana y pensar en que tengo que empezar otro día trabajando con los animales. Me encantan los animales. Disfruto curándolos, cuidándolos, … y hablando de animales. ¿Qué opinas sobre las corridas de toros?

 EJEMPLO DEL JUEGO 3

Ejemplo 3: Un chico y una chica están tomando algo en casa de ella. Llevan un rato hablando de lo que les gusta, de sentimientos, etc. Están en un ambiente relajado, solos y divirtiéndose juntos. Quizás sea un buen momento para preguntas SEXUALES.

Ella: Una pregunta un poco más interesante. ¿Cuál es el sitio más raro en que has tenido sexo?

Él: jajaja…Pues la verdad es que un ascensor.

Ella: En serio? Jajajaja Yo el sitio más raro fue en una feria, en una atracción.

Él: jajaja..Menudo sitio. ¿Alguna vez te vio alguien?

EJEMPLOS DE PREGUNTAS

Estos son momentos concretos de algunas interacciones. En la realidad lo idóneo sería avanzar tratando de intercalar los tres tipos de preguntas y a medida que pasa el tiempo ir profundizando en la implicación personal de las mismas, haciéndolas cada vez más personales. Toda pregunta puede dar lugar a una conversación, a un beso, a sexo, puede ser una excusa perfecta para cualificar o incluso un momento perfecto para narrar lo que está sucediendo. En este caso pondré un ejemplo sólo con las preguntas para ilustrar como intercalar y como avanzar en la interacción:

¿A qué te dedicas?

¿Qué opinas sobre el maltrato a los animales?

¿Qué es lo que más te gusta de viajar?

¿Qué es lo que más te apasiona en la vida?

¿Qué sueles hacer para divertirte?

¿Qué sentiste cuando nos vimos por primera vez?

¿Qué es lo que más te gusta de ti misma/o?

¿Cuál es tu estilo de música favorito?

¿Qué deportes prácticas?

¿Si fuéramos a tu casa, que me prepararías para comer?

¿Cuál es tu plan perfecto para una tarde de viernes?

¿Te gustaría vivir en pareja?

¿Te consideras una persona celosa?

¿Qué es lo que más te gusta de un chico/a?

¿Tres cosas que más te gustan de mi?

¿Con cuantos chicos/as has estado?

¿El sitio más raro en el que has tenido sexo?

¿A cuantas personas le pusiste los cuernos?

¿Alguna vez tuviste sexo con algún amigo/a?

¿Tu secreto inconfesable?

¿Tu fantasía sexual más increíble?

¿Qué pensaste que pasaría esta noche entre nosotros?

¿Te esperabas que nos fuéramos a divertir tanto?

¿Qué pasaría si nos besáramos?

¿Prefieres el juego o ir directo/a al grano?

¿Tu postura sexual favorita?

Este es un ejemplo de los miles de millones de ejemplos posibles que existen. Cada uno/a tendréis que adecuar las preguntas a vuestros gustos, intereses, necesidades, … Lo que si que está claro es que os lo pasaréis en grande descubriendo a la persona que tenéis delante si hacéis las preguntas adecuadas. A jugar!

Jorge

 

9 comentarios
  1. Jorge
    Jorge Dice:

    Dodger!!! Me gusta mucho esa pregunta!! Pues claro que mola cuando quieren saber más sobre nosotros. Desde mi punto de vista, ese es el momento en el que el juego está funcionando a la perfección, porque la otra persona está metida de lleno. Además, muestra un gran interés en saber más de nosotros y eso es positivo. Es más, quizás sea un gran momento para aumentar la sexualización. Por otro lado, yo os planteo esta pregunta: ¿qué hacer cuando la otra persona no sabe que preguntar o dice que no se le ocurre nada? Ideas chic@s

    Responder
  2. Sergio rueda
    Sergio rueda Dice:

    Hola buenas ….queria salir de una duda ..es un poco incomoda …estube con Chico y mientras me masturbaba me pasaba aire por la boca y visceversa ..nunca habia escuchado ni practicado eso pero se sentia Bn …queria saber si tiene algun nombre esa practica o q causa al hacer lo

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] el artículo “El Juego de las preguntas” para inspirarte y entender la importancia de hacer de nuestras preguntas una forma de […]

  2. […] El juego de las preguntas: Ejercicios Etiquetas: conocer, gente, juegos, jugar, relacionarnos […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *