Jugando a conocernos (I): El Juego de las preguntas

Nuestros padres, madres, abuelos y abuelas ya lo hacían. Dedicaban parte de su tiempo a los juegos. Al igual que ellos, la mayoría de nosotros/as nos criamos jugando en la calle, en el patio del colegio, en casa… Jugábamos a la oca, al parchís, a las cartas, a la pelota, a la comba, a las canicas, etc. Y pesar de que entre nuestros abuelos y nosotros existen grandes diferencias, hay ciertas cosas que con el paso de los años no han cambiado: una es la moda hipster y la otra es que todos usamos los juegos para relacionarnos y disfrutar con otras personas. Tanto si querías acercarte a otros niños en la playa durante el verano como si querías hacerte amiga de las chicas que tenían dibujados cuadros con números en el suelo, la clave estaba en los juegos. Bien! Esto nos lleva a una reflexión: si siempre nos hemos relacionado jugando, ¿por qué no hacerlo ahora también?

Vamos a ponerlo sencillo. Acabamos de quedar con un chico o una chica que nos gusta y una de las cosas con las que nos topamos es con los temidos y odiados momentos en blanco, con la falta de temas de conversación o incluso con que la otra persona apenas nos pregunta por nosotros/as. Solución: proponer un juego. ¿Que persona molona, divertida y en su sano juicio rechazaría una invitación a un juego? Sólo dos tipos de personas: los jugadores de fútbol de la 4ª división ucraniana y las señoras que compran tortilla precocinada en Mercadona. El resto de personas no son tan temerarias y muy probablemente aceptarán.

El primero de los juegos que me gustaría proponeros, tanto a chicos como a chicas es el “Juego de las Preguntas”. Es algo sencillo y tiene muy buenos resultados. Os lo explico:

EL JUEGO DE LAS PREGUNTAS

El juego consiste principalmente en hacer preguntas. ¿Fácil no? Uno de los dos hace una pregunta y el otro debe contestarlo de forma sincera. A continuación, el otro hace la pregunta y es el primero quien debe contestar. Este es el fundamento básico del juego y a parte de poder conocer mejor a la otra persona nos va a permitir que esa persona también nos conozca a nosotros/as, añadiendo un toque de diversión como podréis comprobar si lo ponéis en práctica.

juego-preguntas

JUEGO EMOCIONAL, RACIONAL, SEXUAL

Sin embargo, este juego nos dará muchas más posibilidades de las que se pueden apreciar a primera vista. Nos va a permitir sacar nuestro lado emocional, racional y sexual. Porque fundamentalmente el juego se resume en preguntar por estos tres aspectos. Lógicamente conlleva una progresión y no sería productivo empezar por preguntas con mucho contenido sexual, pero lo cierto es que es perfecto para esto que solemos llamar “avanzar en la interacción”. Por otro lado también nos va a permitir explorar ciertos aspectos que nos interesen de la otra persona, es decir, no tenemos porque centrarnos sólo en las preguntas, el contenido o la explicación de cada respuesta puede alargar mucho la conversación. A mayores, y para darle un toque más interesante, podemos añadir una regla más. Si la otra persona no quiere responder o la pregunta le resulta muy embarazosa, puede pagar prenda, la ronda, un peluche, o lo que os apetezca, con lo que el juego invita a responder o a pagar por no hacerlo, y eso chicos y chicas es lo que hace que la vida sea divertida.

Es decir, que nos va a permitir sexualizar la conversación de una manera lógica y progresiva. Cada vez podemos añadir más contenido sexual en las preguntas y además será bien recibido. Nos va a ayudar a conocer aspectos de la otra persona que en condiciones normales no conoceríamos permitiéndonos explotar la conversación al máximo. También nos ayudará a introducir comunicación emocional y por tanto ser más conmovedores/as, teniendo nuestro momento para expresarnos con sinceridad. Nos dará la posibilidad de disfrutar, reírnos y pasar un rato agradable. Del mismo modo, dará pie a cualificar a la otra persona si la respuesta que da nos mola, al igual que dará pie a narrar lo que ocurre. Y por último, nos permitirá divertirnos con algo que a priori suele producir mucha ansiedad y nervios.

La verdad es que este juego tiene muchas más posibilidades, pero dejaré que seáis vosotros/as quienes las descubráis, porque lo divertido de un juego es atreverse a disfrutarlo. Y no olvidéis que la frase “afortunado en el juego, desafortunado en amores” no siempre tiene porque ser cierta. Sed felices y ¡a jugar!

SEGUNDA PARTE CON EJERCICIOS PRÁCTICOS

11 comentarios
  1. Oscar
    Oscar Dice:

    holaaaaa, me encanto el articulo (como todo lo que en esta web) 🙂 pero bueno seria genial si pusieran unos ejemplos de preguntas para ayudar un poco.

    Responder
  2. Dodger
    Dodger Dice:

    Yo lo uso mucho en la primera cita. Lo meto muy fácil, tras una pregunta de cualquiera digo «ahora es mi/tu turno». Como muchas veces me encuentro con preguntas boomerang meto un cambio, el primero pregunta una y después dos cada uno (1, 2, 2, 2…), así me puede copiar una pero la otra no y participa más.

    Responder
  3. Jorge
    Jorge Dice:

    Oscar y Dominus, como veo que estáis muy interesados en la parte práctica del juego, me habéis motivado a escribir una segunda parte práctica en la que proponer una situación de dialogo en la que un chico y una chica se pregunten. En breves tendréis algo y espero que de solución a vuestras cuestiones, aunque está claro que en esto de las preguntas la gracia no es tener preguntas concretas, sino más bien dejarse llevar por el momento. Un saludo a todos.

    Responder
  4. rafa
    rafa Dice:

    Yo también lo uso muchísimo en las primeras citas. Lo más interesante es que, si la pregunta es profunda, cada respuesta puede conllevar una conversación en sí misma.

    Responder
  5. Dodger
    Dodger Dice:

    Cualquier pregunta un poquito original y que os apetezca saber vale. Ni todo preguntas chorras y típicas porque nos aburriremos ni todo preguntas alucinantes y profundas porque igual la espantamos. Todo positivo señores y nada de ex novios evidentemente.
    Personalmente pido una respuesta con sustancia (con por qué y qué le hace sentir)

    Algunos ejemplos ordenados de menos a más:

    ¿Qué grupo de música te gusta más?
    ¿Cuál es tu película favorita?
    ¿Cuál es tu serie favorita?
    Si pudieras pasar unos días en otra época ¿En cuál sería?
    ¿Qué te apasiona?
    ¿A quién admiras?
    ¿De qué te sientes orgullosa?
    ¿Cómo sería el viaje de tus sueños?
    Si pudieras vivir en cualquier país, sin contar el tuyo ¿cuál sería?
    ¿Qué es lo mejor que te ha pasado en la última semana?
    ¿Cuál ha sido el mejor día de tu vida?
    ¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más?
    ¿Qué es lo más atrevido que has hecho?
    Si pudieras hacer cualquier cosa sabiendo que te va a salir bien ¿qué harías?
    ¿Qué nota te pondrías besando?

    ¡No os quejaréis!

    Responder
  6. Christian
    Christian Dice:

    Juego puesto en practica, una variación que le puse ya en la carrera es, que la persona que pregunta debe de responder antes ejemplo:
    Me encanta la comida china, una de las cosas por la que mas me gusta es por su rapidez, llegas a un restauran de comida china y en 5 minutos ya estas comiendo es mágico, cual es tu comida favorita y por que??

    Me di cuenta de que al responder primero el que pregunta, nos da la oportunidad de poder vincularnos cuando ella pregunta, porque sabemos su respuesta a esa pregunta.
    Ejemplo:
    Claro tienes razón la comida express es genial, ademas la salsa de soya me fascina y el pollo con brocoli es delicioso pero si tuviera que elegir entre comida china y la italiana realmente me quedo con la italiana, me comería un restauran completo de espagueti carbonara…

    Saludossssssssssssssssssssssss

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *