Conversaciones de ascensor: Cambiando el mundo

Yo vengo de una ciudad al este de España. Allí me crié. En un sitio muy turístico y con gran clima. Pero no todo el monte es orégano.  Existe la milenaria tradición de que cuando estas en el ascensor y llega un nuevo usuario o usuaria, en función de quien haya llegado antes uno de los dos recibe sexo oral, normalmente el que ya estaba en el ascensor cuando el otro se montó. Es una ley no escrita de la ciudadanía valenciana.

conversacion-ascensorImaginaos la cantidad de momentos incómodos que se crean diariamente en nuestra urbe famosa por la paella y las fallas, pero que esconde algunos secretos. Para acabar con esta situación ya lo he probado todo, desde mirar al suelo cómo si ignorase dicha tradición o hablar del tiempo. Pero cómo comprenderéis la gente hace caso omiso y se dedican a tan disparatada tarea.

¿DE QUÉ HABLAR EN EL ASCENSOR?

Para que nuestros trayectos en ascensor sean más ámenos podemos hacer dos cosas:

1 | Ofrecer algo distinto y positivo.

La gente se sube a un ascensor y espera aburrida a que transcurra el viaje o habla del tiempo. Pero nosotros podemos hacer que ese rato signifique una sonrisa nueva en su vida con la que no contaba. Lo más fácil es premiar algo de su aspecto que nos guste.

“Bonita camisa” “Original peinado”, «Dónde te has comprado esas zapatillas tan chulas», etc…

2 | Crear cercanía y familiaridad

En ese momento sois dos desconocidos, pero puedes crear un vínculo y un momento agradable con una pregunta más allá de “Que frío, ¿no?” Sólo preguntar un “Que tal esta yendo el día?” Estará creando cercanía entre tu y esa persona nueva con la compartiras más o menos un minuto.

Ambas opciones son mucho mejor que el sexo oral, ¿no?

The following two tabs change content below.
Estudió Psicología en la Universidad de Valencia, Desde los 18 años se dedica profesionalmente a la instrucción en habilidades sociales, convirtiéndose en un referente en el mundo de la comunicación, motivación y mejora personal. Álvaro Tejedor
5 comentarios
  1. JM
    JM Dice:

    Ayer mismo subí junto con una vecina.
    Después de un Hola y un momento de silencio dije en voz alta:
    -Silencio incómodo de ascensor en 3,2,1…
    Ha sido la vez que más me he reído en un ascensor con una desconocida jaja.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *