Cómo recuperar a tu ex – Guía esencial para reconquistarla/e

¡Hola mandangueras y mandangueros!

En este artículo vamos a aprender y a inspirar en la árdua tarea de cómo recuperar a tu ex, ya sea hombre o mujer, y tenga la orientación sexual que tenga. Vamos a comprender las principales razones por las que las parejas se rompen y plantearemos las distintas alternativas que tenemos antes de tomar una decisión tan desgastante como intentarlo. ¿Cómo recuperar a mi ex?

Es por eso que el artículo está planteado en dos partes. Una primera donde se aporta información para que reflexiones si no sabes si quieres volver con tu pareja y una segunda parte, si al leer le primera has lo tienes decidido “Quiero volver con mi expareja”.

Solemos tener en mente la sensación de fracaso y culpabilidad ante la ruptura de una relación y no siempre somos justos respecto al porcentaje de responsabilidad que asumimos o que le atribuimos al otro.

Así que antes de reforzar esta decisión, vamos a informarnos de distintos estudios que nos pueden ayudar a tener una visión realista de la ruptura en pareja.

1 | ¿Quiero recuperar a mi ex?

 

1 | Estudios y estadísticas sobre el por qué de las rupturas no dadas por una infidelidad

Evidentemente las principales razones de las rupturas que no sean por una infidelidad son tan sumamente diversas que es imposible generalizar:

A continuación vamos a exponer diversos estudios que nos ayuden a poner un poco de luz sobre las principales causas.

1 | Estudio sobre las causas de las ruptura:

     Según un estudio difundido por el diario Sydney Morning Herald por el cual entrevistaron a unos 30.900 australianos y unas 30.900 australianas, los investigadores concluyeron que:

1. Las razones mayores radican en causas estructurales, exteriores, pero que estas se degradan en cuestiones menores, fastidiosas e irritantemente cotidianas.  Por ejemplo : 1º Que uno fume y otro no,  2º que uno -sobre todo una- sea mayor que el otro, 3º que se marquen las diferencias de educación oficial, institucional, diplomada – si ella es universitaria y él «apenas» si terminó el bachillerato nocturno-, etc.

2. Los hombres quieren separarse cuando la relación alcanza los 15 años mientras que las mujeres lo hacen a los 10.

3. Los hombres quieren separarse entre los 40 y 49 y las mujeres entre los 50 y 59.

4. Las causas que se consideran menores o superficiales son igual de decisivas a la hora de medir la (in)felicidad, que no infidelidad de una pareja. «Los riesgos de divorcio aumentan luego del nacimiento de un hijo, o cuando la mujer es más mayor  (en edad desde luego) que el hombre.

5. Otra sorpresa: “los hombres están más contentos cuando su mujer no trabaja».

2 | Estudio sobre la vuelta y la relación con tu ex:

Un estudio de Sarah Halpern-Meekin y sus colaboradores publicado en la revista científica “Journal of Adolescent Research” del 2012 se propuso examinar dos formas de relaciones inestables sobre la literatura emergente sobre adultez, las reconciliaciones y el sexo con una ex.  Participaron 792 personas en la muestra y se encontraron que cerca de la mitad reconocen una reconciliación (una ruptura seguida de una reunión o encuentro) y que más de la mitad de los que rompen continúan una relación sexual (sexo con una ex).  A este tipo de relaciones le denominan “relaciones agitadas”.

Este tipo de relaciones se da cuando la ruptura no se ha dado por motivos extremos o demasiado dolorosos y por eso las circuntancias favorecen una posible reconciliación.

Conclusiones:

  1. La inestabilidad de la relación podría venir de las propias características de la relación romántica, de   deseabilidad social y el ambiente sexual en este periodo de su vida.
  2. La agitación o inestabilidad se relaciona con grandes conflictos, poca validación y valoración de la relación y bajos niveles de compromiso.
  3. Este tipo de comportamiento podría derivar más por las características de la relación que de las características individuales de cada uno de los miembros de la pareja.
  4. Las parejas podrían sentirse atraídas a pesar de las cualidades negativas de las relaciones, porque aquellos que experimentan esa agitación manifiestan tener más frecuencia en cuanto a intimidad en sus relaciones. Es decir que se sienten atraídos por las reconciliaciones y los momentos de intimidad que surgen en ellas.
  5. Además este tipo de relaciones no se dan de forma gradual en el ciclo de la vida, sino que más bien surgen rápidamente y de forma espontánea.
  6. Casi siempre se da más de un episodio de sexo y reconciliación. Casi nunca se da uno aislado.
  7. El 87 por ciento de los que tienen sexo con ex pareja reconocieron haber roto y haberse reconciliado.

3 | Estudio sobre las diferencias entre los sexos tras una ruptura:

Una investigación de la universidad neoyorquina de Binghamton y la londinense University College London publicada en la revista científica Evolutionary Behavioural Sciences en la que se analizaron las diferencias entre los sexos tras una ruptura tras encuestar 5.705 personas de distintos países. Su conclusión fue:

  1. Las mujeres experimentan un mayor dolor emocional y físico justo tras la ruptura pero se recuperan emocionalmente antes que ellos, se recuperan antes y se vuelven emocionalmente más fuertes.
  2. Los hombres no lo sufren tanto pero quizás nunca se reponen.
  3. Los hombres reaccionan de forma más autodestructiva.

Según Craig Morris, investigador de antropología en Binghamton University y líder del estudio, las diferencias tienen un fundamento biológico.

«En términos simples, las mujeres evolucionaron para invertir mucho más que un hombre en una relación», explicó.

Según Morris, la mayoría de nosotros experimenta una media de tres rupturas amorosas antes de alcanzar los 30 años.

«Es este ‘riesgo’ de una mayor inversión biológica es el que, en términos evolutivos, hizo que las mujeres sean más exigentes sobre la selección de una pareja de calidad. Por eso la pérdida de una relación con una pareja de calidad le ‘duele’ más a una mujer»,

«El hombre probablemente sienta la pérdida profundamente y durante un período de tiempo muy largo a medida que comprende que debe volver a empezar a competir de nuevo para reemplazar lo que ha perdido»,

2 | Motivos por infidelidad 

Hablábamos que las rupturas por infidelidad las quiero considerar una categoría aparte. No es lo mismo querer conseguir cómo recuperar a tu ex si no ha habido infidelidad o si ha habido infidelidad, el autoconcepto, la autoestima y la sensación de ofensa de traición o culpabilidad suelen estar presentes y afectan de una forma decisiva en la relación de dos personas que han roto.

Una vez más, depende de cómo interprete o como viva la infidelidad la persona que lo ha sufrido.

Y esto responde a las diferencias interindividuales: No todos somos iguales ni reaccionamos igual ante una infidelidad.

Y voy más allá, tampoco va a reaccionar igual si la infidelidad es con una persona o con otra:

A algunas personas les costará más de aceptar o perdonar una infidelidad con ex que con una persona desconocida.

y a las Diferencias intraindividuales: No todas las personas sienten lo mismo siempre, ni opinan ni reaccionan igual. La misma persona puede opinar o sentir distinto ante un mismo acto de infidelidad por parte de su pareja.

No es lo mismo la infidelidad emocional que la sexual. No nos afecta a todos por igual.

Estudio científico sobre la infidelidad:

El mayor estudio realizado hasta la fecha sobre la infidelidad entre hombres y mujeres ha sido desarrollado por un equipo de investigadores de la Universidad de Chapman en California (EEUU) y ha sido publicado en la revista Archives of Sexual Behavior.

63.894 participantes de entre 18 y 65 años y con una media de edad de 30 años que tras ser encuestados para saber las diferencias de género y orientación sexual frente a la infidelidad manifiesta,  sexual y emocional. La pregunta consistía en responder qué les molestaba más: que su pareja tuviera relaciones sexuales con otra persona sin que hubiera sentimientos de por medio (solo sexo) o que sus parejas se enamoraran de otra persona si sin haber tenido sexo.

Conclusiones:

  1. Que la infelidad sexual molestaba más a los hombres heterosexuales (un 54% en los hombres y un 35% en las mujeres) y en cambio a  las mujeres les molestaba más la infidelidad emocional (46% en los hombres y un 65% en las mujeres).  Apenas había diferencias significativas respecto a los bisexuales de ambos sexos y las lesbianas y gays.
  2. Los más jóvenes resultaban más molestos que los mayores con la infidelidad.
  3. Que los ingresos, hijos, antiguas infidelidades o tipo de relación no influían hacia uno u otro tipo de infidelidad.

2 | Razones y soluciones: Los tres cables

En Egoland seducción nos planteamos la atracción como una sinergia entre tres cables de corriente de atracción (eléctrica), el sexual, el emocional y el racional, que funcionan de una forma simultánea pero independiente. O dicho de otro modo, cuando eres capaz de entender qué intensidad recibe tu pareja o la persona que te atrae en cada uno de los tres cables, eres capaz de modificar alguna deficiencia en cada uno y por ello compensar aquello que puede ser susceptible de ser mejorado.

Cable sexual
cable-sexual-volver-con-mi-pareja

Responde a la expectativa de calidad de sexo. Es decir, a las ganas de tener sexo con dicha persona por que se intuye si no se ha llegado hasta él ahora, o se recuerda, si sí se ha tenido, que se esa persona nos va a hacer  pasar una noche memorable. Algo que tristemente en muchas parejas acaba fallando.  Monotonía, hartazgo, falta de imaginación, etc.

Es por ello que tenemos que cultivar una comunicación sexual estimulante y dotarnos de una capacidad de inspirar erotismo que va hacer que nuestro cable sexual llegue a los niveles de intensidad que queremos o a recuperarlos para volver a poner a nuestra pareja.

Cable emocional

cable-emocional-volver-con-mi-pareja

Responde a las emociones que generamos, y que desde nuestro punto de vista, responden a la diversión, a la complicidad, sentirse admirado, y a la proyección de futuro o romanticismo que se genera en la pareja . Y el principal problema que se genera es la monotonía el aburrimiento, la falta de iniciativa que hace que la persona se sienta abandonada por el otro. Es por ello que podremos cultivar nuestro ingenio para proporcionar ideas y planes que generen diversión y novedad en la pareja.

Facilitar la comprensión de nuestras emociones y poder empatizar con las suyas para generar la complicidad y conexión que puede haberse perdido y, sobre todo, utilizar la comunicación emocional de forma que se pueda recuperar la sensación de romanticismo y de proyección de futuro. Que en nuestros planes está esa persona y que precisamente eso lo que queremos recuperar.

Cable Racional 

cable-racional-volver-con-mi-pareja

Que responde a la utilidad que ve la otra persona en nosotros y las disonancias negativas que generamos.

Grandes cambios de vida, hobbies o vicios, falta de dinero, incompatibilidad de planes, por supuesto infidelidades, hacen generen dudas respecto al PARA QUÉ seguir con él o con ella. Y a veces esas dudas nos llevan a decidir cosas que nos llevan a romper con la pareja.

Esto ayuda bastante a entender qué ha podido fallar en la relación y qué puede haber ocasionado la ruptura.

¿Que necesita la otra persona? Entender los 3 cables

Intentar aislar un cable de otro resulta bastante complicado. Ya que cualquier falta o carencia de intensidad de corriente eléctrica en uno repercute negativamente en cualquier de los otros dos o en ambos.

Por ejemplo, en una relación en la que el cable racional funciona, es decir, la pareja se complemente racionalmente, emocionalmente se tienen afecto, hay cariño, pero luego en el cable sexual, el cable de la pasión sexual, empieza a flojear, es normal que se vaya perdiendo intensidad en cualquiera de los otros dos cables.

Puede que en cable sexual las cosas sean maravillosas, y haya mucho complemento sexual, pero la falta de romanticismo, cero complicidad o cero comunicación emocional, va a ser suponer, por ejemplo que repercuta en el cable racional. ¿Para qué me sirve este hombre? ¿Solo para sexo? ¿Sólo para follar? ¿Y mi ilusión?

[bctt tweet=»Planteamos la atracción como una sinergia entre tres cables de corriente de atracción (eléctrica), el sexual, el emocional y el racional. «]

Y luego la falta de cable racional. La temida disonancia: Sexualmente nos lo pasamos en grande. Nos reímos bastante, pero su plan de vida, su estatus económico, su estatus social sus valores y creencias chocan con los míos. En incluso su historia personal o sexual puede generar intranquilidad.  ¿Para qué entonces seguir con él?

Disonancias clamorosas son las discusiones o el concepto que nuestra pareja tiene sobre nuestra familia provocando choques cognitivos difícilmente digeribles.

La infidelidad desde los tres cables de Corriente de atracción de Egoland

Evidentemente una infidelidad, tanto las efectivas como las supuestas y los celos que surgen, suponen una gran perturbación de corriente en los tres cables: a nivel emocional nos sentimos heridos y se corta la complicidad que creíamos tener, surgen las disfunciones sexuales tanto en hombres como mujeres y, por supuesto, a nivel racional ¡nos genera una disonancia de caballo!

Si ha estado con otro o con otra significa que ya no le gusto sexualmente, además ha perdido mi confianza ya que si lo ha hecho una vez lo puede volver a hacer. No quiero a mi lado una persona con esas valores y me ha faltado el respeto.

Es por ésto, que la infidelidad sería la madre de todas las rupturas en cualquiera de sus vertientes.

3 | No sé si volver con mi ex

Y esta pregunta es la clave del asunto. Tú sabes lo que sientes. Echas de menos a esa persona. Pero “No sé si volver con mi ex” o “creo que quiero volver con mi ex”. Hay razones para no intentarlo y hay emociones para ir a por ello de cabeza. ¿Hasta qué punto tienes la certeza de que quieres recuperarla?

Antes de tomar una decisión intenta identificar si hay alguna de estas razones en tu necesidad:

  1. Impulsividad. Esto es muy comprensible cuando es muy reciente la ruptura: Y es que cuando algo está tan caliente somos incapaces de pensar con frialdad y sentimos que todavía estamos en una relación que ya no existe. Es decir, sufrimos una distorsión de la realidad y nuestra percepción no es muy fiable. En cualquier caso, eso estaría dentro de lo normal, pero quizá deberías asegurarte de que no tienes una personalidad impulsiva. Aquí tienes un test de impulsividad de una web colega que te puede ayudar a saber si eres impulsivo:
  2. Es una dependencia emocional exagerada. Díficil de reconocer en nosotros mismos pero que tiene síntomas claros:
    • La necesidad de tener localizada constantemente a la persona y sentirse en contacto con ella: Estamos hablando de esas incontrolables miradas al whatsapp a ver si está “online” y esas llamadas o mensajes frecuentes que casi nunca son devueltos o al menos no como quisiéramos o necesitamos.
    • Estamos obsesionados con la persona: Necesitamos su atención constante y buscamos su aprobación, le transmitimos directamente nuestras hazañas o indirectamente mediante las redes sociales esperando que las vea o se entere.
    • Sin esa persona no podemos ser felices: Que escuchar a Soudgarden sin ella no tiene sentido, que nuestra cama no es una cama como Dios manda sin el añorado binomio o que nuestros planes no tienen futuro y están vacíos sin no nos acompaña en ellos. Es el epicentro de nuestras metas vitales, sexuales y emocionales.
    • Sentimos que la relación con esa persona nos perjudica y a pesar de eso somos incapaces a renunciar a ella: Sabemos que, incluso aunque hay afecto u os queréis, pero el respeto o la forma de tratarse se ha convertido en algo objetivamente dañino. Y a pesar de eso, se tiene la necesidad de no cortar de raíz. Se va y se viene sin tomar decisiones firmes y definitivas. Y es cuando nuestras amistades nos aplican refranes como “Sois como el perro del hortelano. Ni coméis ni dejar comer”.
    • No tener independencia económica: Y esto es bastante razonable. Tristemente todavía nuestra sociedad mantiene una desigualdad insultante respecto a las diferencias de género respecto a población activa en lo laboral así como diferencias de salarios, y por tanto hay muchísimas mujeres que dependen económicamente de sus maridos para poder sobrevivir y muchas de ellas, además no han recibido formación para ser autosuficientes en un mercado laboral que no se caracteriza precisamente por velar por la igualdad.
  3. Es orgullo.

Y con toda la humildad del mundo, incluso con más humildad que un caracol cojo, quisiera anotar 5 posibles síntomas para sospechar de la presencia de tu orgullo en este tipo de situaciones o decisiones al haber perdido a la pareja. Y es que escribir este artículo me está haciendo reflexionar y recordar.

  • Si vives pendiente de las apariencias y te aterra lo que piensen los demás sobre ti y tu ruptura.
  • Si crees que tienes preferencia en su vida y que no va a encontrar a nadie mejor que tú.
  • Si crees que nunca te equivocas y los demás sí o si aunque sabes te has equivocado crees que te fortalece mantenerte firme en tu posición.
  • Si no eres capaz de reconocer el fracaso.
  • Si haces cosas contrarias a las que te dictan tus sentimientos aún dañando y dañándote.

Y ahora quisiera ofrecerte un par de metáforas que suelo utilizar con mis pacientes y alumnos respecto a este tema:

 

Paralelismo del conductor maleducado

Estás conduciendo y de pronto un coche con un tipo con cara de cerdo vietnamita te pita, te insulta poniéndose a tu lado te dice que conduces peor que un ciervo borracho al volante. Te desprecia. Y luego ignora tus sentimientos, acelera y se va…

Sube nuestro nivel de adrenalina y nuestro cortisol y tendemos a querer adelantarlo para vengarnos de esa afrenta. Pero si te contienes, dejas pasar los minutos, la adrenalina va bajando y sencillamente el recuerdo y el impacto emocional va bajando poco a poco hasta que si nos preguntasen en ese momento si nos arrepentimos de no haber acelerado a devolverle los insultos a ese conductor maleducado y habernos dejado dominar por un primer impulso diríamos que hemos obrado bien.

Hemos dominado el ataque a nuestro orgullo además en una situación de estrés.

 

Yo te recomiendo una cierta perspectiva a la hora de tomar la decisión de saber cómo recuperar a tu ex. Una ruptura supone un fuerte impacto emocional, una situación de estrés en incluso a veces un trauma que nos introduce en un estado de shock. Y mi consejo es que no es el mejor momento para tomar una decisión tan  importante. Deja pasar unos días, quizá unas semanas.

Y si sigues sintiendo la misma intensidad entonces  dilo: “ QUIERO VOLVER CON MI EX”.

Por tanto, aunque haya un componente de orgullo, de dependencia emocional o de impulso irracional… ¿Eres capaz de sobreponerte a ello y decir tres razones sexuales, emocionales, y racionales de por qué volver con tu ex?

El mundo está lleno de posibilidades

Sí. Ya sé que en este momento todas esas frases que nos dicen amigos, compañeros “hay más tíos que longanizas” “No te merece, pasa de ella”. “Un clavo quita otro clavo”, ni te convencen ni te alivian. Y es normal. Cuando sentimos algo tan fuerte como el “mono” de una persona a la que todavía queremos, algunas frases tan sumamente racionales que no incluyen como nos sentimos, más bien nos molestan porque no nos sentimos entendidos.

Pero, a veces vale la pena echar un vistazo a como está el patio en el mundo. No sé en qué continente vives, querida lectora o estimado lector, pero parece que allá donde te encuentres… resulta que no estás solo:

como recuperar a tu ex

Y si te preocupa tu edad, verás que siempre tienes a bastante gente alrededor que ha visto los mismos dibujos animados que tú.

volver con mi ex

Y es que eso de “las longanizas”, a veces requiere de mapas con datos para creérnoslo un poco más…

Pero lo cierto es que te voy a recordar 4 cosas que te vendría bien tener tatuarte en este momento:

  1. Tú ya has pasado por una ruptura en mayor o menor grado.
  2. Ya has pasado por un estado de shock.
  3. Ya has conocido a otras personas que te han gustado en mayor o menor medida. E incluso, en la mayoría de ocasiones cuando llegamos a emparejarnos con otra persona tenemos la sensación de que la nueva persona es más apropiada que la anterior. O era mejor. Y si no has pasado por ese último estado, es casi seguro que vas a pasar.
  4. Y ésta última no la puedo evitar poner respecto a volver con tu ex: ¿Has estado en Polonia? ¿No? Pues ya tardas. Vé y luego me cuentas.

Por tanto, esta sensación de que has perdido al hombre de tu vida o a la mujer de tu vida no es tan real como parece.

 

La metáfora de la fiebre

Por muy sana que te plantees la vida has tenido fiebre alguna vez en tu vida y sabes de lo que te hablo. Cuando tienes fiebre sientes más frío del que realmente hace. Utilizas un termómetro que te permite medir la temperatura corporal y te tranquiliza saber que ese frío que los demás no sienten es fruto de una alteración comprensible. “Tienes fiebre”.  Pero  la fiebre pasará y volverás a percibir la temperatura de una forma real. Tu necesidad de volver con tu ex es fruto de una alteración comprensible.

Y sólo si perdura más de lo normal podrás saber que lo tienes claro. “Quiero volver con mi ex”.

Puede que necesites una temporada de luto y eso debas respetarlo. No intentar no obligarte a conocer gente nueva ya si no te lo pide el cuerpo, por mucho que insistan tus amistades con “sexo terapéutico” y otras frivolidades. Tú no eres ellas o ellos y tú sabes lo que estás sintiendo. 

 

4 | No todo depende de ti

Lo cierto es que en muchos manuales de seducción, superación y autoayuda, muchos “aconsejadores” o como se autodenominan “coach”, nos dan a entender que si no consigues recuperarla/le  es por dos motivos:

  1. O porque no eres el prototipo de hombre o mujer que ellos te venden y no dominas su método (por tanto tienes que comprarles más productos).
  2. O porque la otra persona no te merece y por tanto no vale la pena.

A veces lo llaman “monitis”. Y te hablan de éstos problemas sin más formación en terapia de parejas que haber leído a otros gurús o haber hecho algún cursillo de pnl.

Evidentmente las consecuencias suelen ser muchos fracasos que al final minan la autoestima y que distorsionan la realidad sobre cómo funcionan las interacciones y las relaciones heterosociales.

En Egoland, desde el primer momento os dijimos y os decimos que las relaciones son bilaterales y que no hay uno que “escala” unilaterlamente, sino que se “avanza” desde dos posiciones activas hacia un punto de encuentro sexual, emocional y racional, porque las relaciones dependen de dos personas.

banner-volver-con-ex

Por tanto, el momento vital, emocional e incluso sexual de la persona a la que pretendes recuperar importa tanto como tus virtudes. Las mismas ganas que tienes tú en en aprender cómo recuperar a tu ex puede tener esa persona en perderte de vista. Habrá que aceptarlo. Es por ello, que aunque te dejes la piel, puede que no haya nada que hacer.

Es importante tener esto clara a la hora de planificar tu intento de cómo recuperar a tu ex. No te enfrentas a tu capacidad como seductor o seductora sin más, aunque es cierto que es importante tu capacidad de estimulación, reactividad y cómo gestionas tus movimientos, insisto, no todo depende de ti.

Así que lo mejor que puedes hacer es decidir que tu objetivo sea” haberlo intentado todo respetando su decisión final”.

5 | Tu expareja ha estado con otras personas

1 | Tu expareja ha estado con otras personas:

Más te vale que tu amor por esa persona contemple asumir y aceptar que ha estado o se ha acostado con otras personas. Es algo duro de tragar. Es masticar cristales. Es tragarse una mierda de perro caliente. Pero es una prueba de amor y de convicción por tu parte.

Tu ex ha hecho vida desde entonces ¿y eso significa que no te quiere? ¿Que te ha faltado el respeto? Pues si te puedo ayudar en algo, te informo que lo puedes interpretar de otra forma: Es algo que ha sucedido y puede responder a distintos factores:

  1. A una necesidad suya por sentirse querida o deseada tras el vacío de tu ausencia.
  2. A una forma de intentar olvidarte y por tanto podrías interpretarlo como un síntoma de poder sobre ella.
  3. Y por supuesto puede ser porque sencillamente tenía unas ganas terribles de perderte de vista y de darle alegría a su cuerpo, ¡Macarena!

Pero lo importante, es que este tema es una prueba que tienes para demostrarte si realmente pronuncias “Quiero volver con mi ex”

El orgullo pesa, sobre todo en los hombres, ya que hay un estudio que concluye que  los hombres suelen ser más sensibles a una “infidelidad sexual” y las mujeres más sensibles a una infidelidad “emocional”.

volver-con-mi-pareja

2 | Tu expareja ya está con otra persona:

Pues evidentemente la cosa se complica. Tu paciencia y tu estrategia cuenta con más factores y más dificultades. Será importante tantear e informarse de el grado de compromiso e intensidad que tiene su nueva relación.

Evidentemente que tenemos que comunicar nuestras intenciones honestas y nuestros deseos de volver. Pero una de las cosas que van a jugar a nuestro favor es el respeto en palabra y en hechos sobre su nuevo estado. Y más si esa persona nos lo demanda.

En ese caso, podemos proponerle mantener una relación más amistosa, (si es que estamos preparados y dispuestos afrontarla). Desde esa nueva posición es probable que tengamos nuevas situaciones y ocasiones para ganarnos su confianza y estar en sus momentos de duda respecto a su nueva relación. Insisto, sin ocultar que nuestras intenciones finales son recuperarla. Es vital que practiquemos las 3 Hs de la actitud que os proponemos desde Egoland: HUMOR, HUMILDAD asertiva y sobre todo en este caso HONESTIDAD.

Eso sí, muy muy muy convencidos tendremos que estar de esta opción pues a más de una y de uno le va a resultar algo sangrante.

Personalmente me parece de vital importancia que tengáis en cuenta este par de consejos:

  1. No podemos hablar mal ni decir nada negativo de su  actual pareja: Esto puede que sea una de las cosas más horribles del mundo y menos leales a ella.
    • Si nuestra o nuestro ex lo ha elegido, será por algo. Estaríamos tratándole como una persona poco inteligente y le estaremos faltando el respeto si le hablamos en negativo de su nueva pareja o la intentamos convencer de que no se lo merece.
    • Evidentemente, estamos cayendo muy bajo.
    • No es algo que vaya a funcionar. Y Además se va a poner a la defensiva.
  2. Tenemos que darle a entender que estamos ahí DE MOMENTO. Y que nuestras intenciones son lucharlo con paciencia pero con honestidad. Habrá que informarle que esto no está siendo agradable y que estaremos hasta donde aguantemos. De esta forma:
    • Le estamos transmitiendo que la o le queremos, que estamos dispuestos a lucharlo pero que tampoco nos cerramos la puerta a que nuestras emociones y sentimientos cambien.
    • De alguna manera debe entender que estamos dispuestos a esperar pero con un tiempo limitado.

2 | Sí. Quiero recuperar a mi ex.

Una vez has reflexionado y estudiado la primera parte del articulo, vamos a centrarnos en lo que tenemos que hacer a partir de este momento.

1 | Cómo recuperar a tu ex. El primer contacto

La vía de contacto

Todo lo que se pueda decir en persona o por voz es mucho mejor que decirlo escrito o por mensaje. Por ello si tu vía habitual es el teléfono, hazle una llamada o coincide con ella en persona.

La propuesta

La propuesta es vernos en persona, ya que algo tan importante como lo que le vamos a decir requiere de una cita. No podemos comunicarle nuestra intención de volver con por teléfono, whatsupp o email.

Una vez más os invitamos a utilizar la fórmula de la propuesta que aparece en mi libro seductor en el 2009, que clarifica y elimina sospechas y que inspiran nuestros talleres sobre seducción:

+ Qué quiero: Quedar con ella.

+ Por qué: Porque al pensar en ella nos han entrado ganas de volver a verla.

+ Para qué: Para ponernos al día y poder hablar de cosas de las que te has dado cuenta durante este tiempo.

+ Qué te hace sentir la propuesta: Te haría muy feliz y te haría mucho bien que aceptara.

2 | Cómo recuperar a tu ex. El encuentro

Una vez han aceptado nuestra propuesta es importante que te asegures de que en el encuentre se cumplen una serie de condiciones. Si no se cumplen más te vale cancelarla y proponer un encuentro donde sí se cumplan.

Condiciones:

  1. Tiempo: que ninguno de los dos tenga prisa.
  2. Ambiente: que el ambiente sea relajado, que no hayan ruidos excesivos y una temperatura agradable.
  3. Lugar :Que no sea ni muy público: Estar a la vista de todo el mundo como puede ser en plena calle o una gran plaza puede cohibir su comunicación y sentirse menos libre. Ni muy íntimo: Un lugar demasiado íntimo puede poner a la persona a la defensiva antes de tiempo y sospechar que quieres algo inadecuado para el momento en que vivís.
  4. La ropa: Elige una indumentaria que no sea excesivamente distinta de como ella te conoce. A no ser que te haya dejado precisamente por tu fondo de armario.
    • Ponte guapo o guapa  sin que parezca que quieres impresionarle.
    • Si puedes elegir una prenda que sepas que ella le gustaba, no dudes en ponértela.
  5. Conversación:  Empieza por “cualificarle” o hacerle un cumplido de cómo lo ves si es honesto y realmente te lo crees.

Tras hablar sobre temas cotidianos, poneos al día y relajar el ambiente: llega la hora de tu exposición.

Utiliza un tono calmado y sosegado. Si estás nervioso o nerviosa no dudes en exponerlo:

Me va a costar decirte esto porque estoy nervioso/a, pero si no te lo digo no me quedo tranquila/o.

Cómo enfocar el mensaje, tu exposición debe tener los siguientes puntos:

  1. Cómo te has sentido desde la ruptura: No intentes vender que tu vida es una catástrofe ni dar pena: Tu vida desde la vuestra ruptura ha tenido momentos buenos y otros malos. Pero los buenos no compensan.
  2. Te has dado cuenta de tus errores: unos errores que tienen que tener unas causas personales, no sólo tuyas, pero que desde luego no pueden focalizarse en tu ex.  No le /la culpabilices de tus errores. En todo caso, algunas actitudes suyas no te ayudaron.
  3. Qué podías haber hecho mejor: Enumera las cosas que podías haber hecho mejor y por qué.
  4. Has entendido cómo se ha sentido contigo: Describe las sensaciones que crees que ha sentido contigo. Ponte en su piel de verdad y hazle entender que has entendido por lo que tu ex ha pasado emocional, sexual y racionalmente.
  5. Declara tu amor: Qué sientes.
  6. Confiesa tus planes con ella y él: ¿Qué quieres hacer a corto plazo a medio plazo y a largo plazo? Sé realista, ofrécele la posibilidad de ir quedando poco a poco, de respetar sus tiempos y espacios. De ir de nuevo contemplando en tus planos inmediatos respetar su posible nueva vida. Y confesarle que en medio plazo quisieras ampliar la relación que tenías con ella.
  7. Qué quieres, por qué lo quieres, para qué lo quieres y qué te hace sentir: Quieres escuchar que está dispuesta a planteárselo y a pensar sobre tu propuesta.

Porqué: Porque es la única persona en el mundo que te quita el sueño por sus virtudes

Para qué: Para empezar a cumplir los primeros pasos hacia la reconcilicación.

Qué te hace sentir: Es de las pocas cosas que te hacen ilusión en el mundo y saber que puedes perderle para siempre te angustia y te entristece como una amputación de una parte de ti que no sabrias si alguna vez te perdonarás.

3 | Cómo recuperar a tu ex. Su reacción

  1. Prepárate para que no te confirme tus planes a la primera. Comprenderlo además es una demostración de que empatizas con tu ex y puedes empezar a demostrar cambios en tu actitud si es que eso era una de las cosas que le alejaban de ti.
  2. Estáte preparado para poder entender su reacción y contrástale su argumentación:

Es probable que te argumente en contra de tu propuesta. Es lo más lógico y normal. Eres tú la persona que está intentando volver no ella. Por tanto no te puede sorprender que se resista a cambiar su vida de nuevo .

Te aconsejo que utilices la herramienta de comunicación empática y asertiva Mensajes bilaterales.

comprar libro seductor

3. Prepárate para negociar: Te recomiendo la herramienta Ganar/ganar, que encontrarás en el libro «Seductor Egoland». El acuerdo de lo que vais a hacer será ni todo lo que quieres tú ni lo poco que quiere ella/él.

Es probable que tu ex, si quisiéramos medir la intención de distanciarse de ti de un 9. Y en cambio tú quisieras una intensidad de distancia de un 3. Pues tendrás que aceptar que quizá un nivel de distancia de 6 sería un buen acuerdo dada la condición de la que partes.

¿Y en qué se traduce eso? Pues que quizá tú quisieras quedar todas las semanas y hablarle todos los días por teléfono pero hablar cada tres días y quedar cada dos semanas puede resultar un buen acuerdo y un buen punto de inflexión tras tu propuesta y un buen punto de partida para empezar a retomar las relaciones.

Ten paciencia: Te encontarás actitudes incongruentes por su parte. Idas y venidas, acercamientos y alejamientos por su parte. Es normal. Recuerda que lo tuyo es una carrera a largo plazo, casi nunca a corto plazo.

4 | Cómo recuperar a tu ex. Los encuentros sexuales

Es probable que empiecen a haber encuentros sexuales. Disfrútalos y que ella los disfrute. La experiencia tiene que ser ultrapositiva. No pueden haber recriminaciones del pasado ni exagerados cambios de vuestras habilidades.

Imagina por un momento que la ruptura ha sido por una infidelidad tuya y en vuestro primer reencuentro sexual tú apareces con látigos y aparatos radicalmente distintos a los que utilizabas con tu ex. Es probable que le generes una disonancia y que crea que durante este tiempo de ruptura has estado haciendo de todo menos llorar por su ausencia.

[bctt tweet=»El amor mueve el mundo y el sexo es su combustible.»]

Si hay alguna disfunción sexual, vívela o comunícala con naturalidad y sin ningún complejo.

No esperes que por haberos acostado ya quiera volver a compromiso. Déjale libertad para que pueda ir acostumbrándose a ti y a disfrutarte sin la presión de tener que elegir ya.

Una herramienta de persuasión y para convencer más importantes es la sensación de libertad y de la no presión, por tanto, prohibido los ultimatums.

Conclusión

Con esto espero que muchas de vosotras y vosotros recuperéis a la persona que amáis.

Y para acabar como consejos más íntimos y luisescos os diría que:

  1. Esta es una experiencia más de la que podéis aprender.
  2. Que lo que hagas sirva para poder recordarte con una sonrisa a ti mismo/a.
  3. A veces creemos que si no obtenemos los resultados esperados es que no hemos hecho las cosas bien. Pero creedme, a veces hacemos las cosas bien aunque no consigamos lo esperado..

 

Siempre vuestro, Egoh.

The following two tabs change content below.

egoland

Psicólogo y sexólogo clínico. Escritor. Instructor más experimentado de seducción de España, Coodirector compañía de teatro Alacrà, Compositor de B.S.O. para cine y teatro. Luis Tejedor
7 comentarios
  1. Francisco López
    Francisco López Dice:

    Citando el trocito del artículo: «…Esta es una experiencia más de la que podéis aprender…»

    No puedo estar más de acuerdo contigo Luis, gracias a mi primer ruptura, la que más me dolió (… y la que me hizo masticar cristales previamente digeridos por un perro en forma de mierda caliente) intenté reconquistarla, no tuve éxito y fue la primer oportunidad que recuerdo en mi vida de poner a prueba mi optimismo y la esperanza en la ciencia para recuperar mi autoestima. Gradualmente, sin prisa pero sin pausa, y con la fortuna que la vida me brindó de conocerte a ti y a tu maravilloso equipo en Valencia, ahora me conozco mejor, me responsabilizo mejor de mi mismo, disfruto del proceso y me siento muy estable y sereno, a diferencia de mi yo anterior de esa ruptura, en donde vagaba por la vida con menos conocimiento y amor a mi persona. En resumen, por intentar reconquistarla y fracasar ahora molo más porque la experiencia me empujó a molar.

    Por último, es una delicia leerte Luis, sin tratar de evitar brincarme por el youtube para ambientar la lectura, ¿o acaso hay alguien que no le gustaría darle alegría y cosa buena al cuerpo de Macarena? Muchos saludos y muchos besos!

    Responder
    • Egoland
      Egoland Dice:

      Muchas gracias por tus palabras, Francisco.
      La verdad es que las rupturas, los reencuentros y las reconciliaciones nos unen a todos, nos hacen aprender y nos hacen humanos.
      Da gusto leerte a ti también por lo honesto y sentido de tus texto.
      Viva al amor con sus miserias y viva la mandanga!

      Responder
  2. Alejandro
    Alejandro Dice:

    Hola, me encanto el texto pues me identifique con muchas cosas. Yo viví una ruptura por infidelidad de parte de ella, nos casamos hace un año y la descubri tres meses después de casarnos, la relación que tenia comenzó meses antes de casarnos (cosa que hasta el momento no entiendo) el punto es que decidi separarme de ella pero nunca pude olvidarla, yo anduve con otra persona quien me ayudo a ocultar el dolor pero siempre estaba la sobre de mi ex. Afortunadamente ella consiguio un trabajo y se fue. El problema es que ya regreso y comienzo a tener dudas sobre lo mejor para mi. Que me puedes recomendar? Muchas gracias!!

    Responder
  3. Fran
    Fran Dice:

    Hola Egoland. Soy un fiel seguidor de tus enseñanzas, ya que me gustan como lo expones y me parecen muy lógicas y sensatas para aplicarlas a la vida real. Pero, quiero exponer un problema con una chica que conocí hace dos semanas de la cual ya habíamos hablado hace tiempo ella y yo.

    Ella y yo, estuvimos hablando hace unos meses atrás de nuestros gustos, aficiones, sobre lo que nos apasionaba… en fin de todo. Y nos dimos cuenta de que teníamos muchas cosas en común, muha conexión, mucha atracción, sexualidad, cariño y de todo. Todo fue bien los primeros dias que estuvimos quedando. Pero tras pasar una semana, me dijo que no tenía ilusión, que por su parte ella su ilusión no iba en aumento y tenía claro de que si por su parte algo no va en aumento no quiere intentarlo, porque lo tiene claro (son de la clase de chicas que saben muy bien lo que quieren), en definitiva me dejo roto, y me dijo que podríamos ser amigos y que hablariamos cuando pudiesemos. Llevo unas cuantas semanas sin hablar con ella, para darle un tiempo y ver que pasa. A pesar de decirle de darle un tiempo ella me dijo que no cambiaía de opinión. Y no se que hacer.

    Por otra parte, creo que mi fallo fue que le agobié hablando mucho de las cosas que podríamos hacer juntos como pareja, de viajar, de hacer alguna escapada…. en general del fúturo y eso creo que fue la gota que colmó el vaso. Pero ella me dijo que eso no era el problema… simplemente ella no tenía esa ilusión que fuera en aumento (aunque en una semana no sabía como podía dar esa ilusión ya que yo la veía que estaba super agusto conmigo y me lo demostraba con cariño y con todo como yo a ella)

    Mi pregunta es: ¿Cómo podría recuperar esa ilusión de la que habla ella, desde la amistad y sin agobiarla? ¿Cómo podría ver que no soy tan dependiente de ella a pesar de estar este tiempo sin hablar con ella?

    Gracias y espero tú respuesta cuanto antes.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] el artículo de: como recuperar a tu ex de Luis Tejedor con la metáfora de la fiebre, para comprender que cuando las cosas se acaban, la visión debe ser […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *