Sexo y Ajedrez

Sin querer o queriendo, el podcast de este mes sí es el del sexo. Vaya tela. Y claro, cómo vosotros comprenderéis tengo que escribir un par de artículos sobre el tema. Según tengo entendido el sexo es una cosa que a la gente en general parece que le gusta.

 

Cómo estoy muy científico desde hace un par de semanas he investigado mucho. He encontrado un artículo sobre sexo del célebre científico que me acabo de inventar llamado Franklin Frankson Frankiston en el que compara el sexo con el ajedrez. Todas sus hipótesis alternativas se confirmaron sacando del estudio, realizado con trece ranas irlandesas y dos famosos jugadores de golf que pasaban por ahí, las siguientes conclusiones:

 

 

Tanto el sexo cómo el ajedrez pueden realizarse en compañía o en soledad. Un alto porcentaje prefiere practicarlo en compañía de una persona. Otros juegan solos. Los mas expertos suelen quedar adrede con mucha gente para echar unas partidítas y se televisan los grandes campeonatos.

 

En ambas especialidades nunca se llega a un consenso sobre qué mola más. Jugar con las blancas o con las negras. En ambos casos, los más afortunados eligen con quien prefieren jugar.

 

-En ambas especialidades la gente dice que es mejor de lo que es.

 

Después de 35 años de casado juegas muy poco al ajedrez. Lo otro ya ni te cuento.

 

Si se acaba la partida en tablas, ambos pueden sentirse unos campeones…

 

Las reglas del ajedrez y las del sexo se parecen mucho. No me hagáis hacer una broma sobre esto…

 

Siempre hay un rey y una reina. Torres suelen verse más en el ajedrez. Tampoco esperéis una broma sobre caballos.

 

Hasta un ochenta por ciento de los estudiados preferían el ajedrez que el sexo. ¿Sorprendidos? Recordad que eran en su mayoría ranas irlandesas.

 

Vosotros decidís, además tenemos la suerte de que son compatibles. Os ánimo a ofrecer una cita en vuestra casa para jugar al ajedrez y luego disfrutar quizá un poco del sexo.

 

Disfrutad del sexo cómo a vosotros os estimule, no todos necesitamos las mismas cosas ni nos satisface la misma calidad ni cantidad. Buscad aquello que os haga felices.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *