Sexo…¿Para suplir carencias afectivas?

El cariño para los seres humanos es cómo  el pulpo en una ensalada de pulpo; imprescindible. Para el correcto desarrollo de nuestras habilidades motoras y sociales necesitamos el contacto afectuoso de nuestros padres de los que dependemos para sobrevivir los tres primeros años de vida, y posteriormente precisamos del afecto de nuestros iguales durante la niñez y la adolescencia.  Os aconsejo ver este video sobre el experimento de Harlow.

La falta de afecto provoca trastornos somáticos, afectivos y conductuales. La privación de calor afectuoso o la sensación del mismo provoca un mal llamado carencia afectiva.  El comportamiento de esas personas se verá bastante influido por ese hecho y presentara conductas propias durante distintas etapas de su vida, lloros exagerados durante los primeros años de vida, inhibición y retraimiento durante la edad escolar, actitudes impulsivas en la adolescencia e hiperactividad.

Después de todo el desarrollo arrastrando dicho problema, cuando llegan a la juventud y a la madurez pueden convertirse en personas sin capacidad de amar tanto a los demás cómo a si mismos,  llevando a conductas adictivas en un gran número de casos. Este tipo de personas encuentra placer en pocas actividades y una de ellas puede ser el SEXO. Sexo en una cantidad desproporcionada y asimétrica ya que utilizan a la otra persona cómo instrumento y en la mayoría de los casos no le concede posibilidad de recibir cariño. Consiguen sentirse seguros de si mismos con la conquista.

Durante la madurez, la pérdida de la juventud les provoca un deterioro de su autoconcepto y cómo buscan constantemente sentirse queridos y deseados suelen ser personas infieles. 

¿En que parte del proceso podía haberse detenido esta conducta de búsqueda de aceptación de los demás? Por supuesto lo mejor para todos los casos sería proporcionar afecto necesario a los más pequeños, pero tanto en la adolescencia y la madurez podemos trabajar esa inseguridad que se ha creado. Lo difícil es ser consciente de donde proviene esa inseguridad que nos hace actuar así.

Por qué en definitiva una de las cosas más estimulantes del sexo es proporcionar placer físico y mental a la persona que esta compartiendo ese tiempo con nosotros y la mejor herramienta para hacerlo es el cariño.

6 comentarios
  1. trastevere
    trastevere Dice:

    A mi antes me pasaba un poco eso. Desde que fuí a tu taller soy mas selectivo con a quien me llevo a la cama y soy mas feliz. Un abrazo

    Responder
  2. Esence
    Esence Dice:

    El cariño, componente fundamental para ambos miembros de la pareja. Si falla, la relación no es plena. Gracias, Helio, por abrir ojos, mentes y corazones !

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *