Seducir con naturalidad y encanto (III): Lenguaje no verbal

Ya habrás leído las dos primeras partes de esta serie  Seducir con naturalidad y encanto, primeras ideas y actitud, aquí tienes los enlaces.

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/seducir-con-naturalidad-y-encanto-i-primeras-ideas/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Seducir con encanto (I)[/button]

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/seducir-con-naturalidad-y-encanto-ii-actitud-y-contraste/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Seducir con encanto (II): actitud[/button]

Pero hoy vamos con el lenguaje no verbal.

Lenguaje no verbal

Tu lenguaje no verbal tiene que ser congruente con lo que dices o quieres hacer llegar a la otra persona. Recuerda que siempre estamos comunicando. Puedes morderte el labio conscientemente, o poner cara de hipnotizado mientras te habla, jugar con tu pelo, etc…

Nuestro lenguaje corporal, para transmitir encanto y cierta actitud seductora, debe componerse de movimientos lentos y  con gracia. Para que os hagáis una idea, debe ser como si estuvieseis sumergidos debajo del agua, no manifestando estrés ni ningún tipo de ansiedad. Recordemos lo que decíamos antes: atrae más una actitud optimista y positiva antes que una negativa, conflictiva o incluso neutral. Por ello, si nuestro lenguaje corporal va a ser congruente con nuestra actitud, debe ser armonioso  y reflejar nuestras mejores cualidades.

Básicamente y a grandes rasgos, podemos dividir el lenguaje corporal en tres elementos: Mirada, voz y gestos.

  1. Mirada. Sin lugar a dudas, la mirada es uno de los mayores poderes de seducción. Mantener un contacto visual prolongado, sobre todo en los silencios mientras sonríes genera una tensión sexual muy potente. Fíjate en cómo se miran dos enamorados e intenta interiorizar este tipo de mirada. Una mirada que mezcle el romanticismo con tensión sexual. Un tipo de mirada penetrante y acariciante, que le haga ver reflejado en tus ojos sus más profundas pasiones y anhelos.
  2. Voz. Una voz profunda, sexual y cálida. Insinuando deseo de forma sutil, calmada y reposada pero no impostada que pueda resultar falsa. Debe ser el tipo de voz que te sale del alma, aquella que posees de manera natural pero contagiada de un tono que insinúe pasión y placer sexual.
  3. Gestos: Inocentes y eróticos. Un contacto acariciante y sensual puede desatar los instintos más animales si se hace con suavidad. Siempre mezclando contrastes: tocando primero suavemente y luego algo más fuerte. Siendo dominante e inocente por momentos.

A la combinación de todos estos elementos nos gusta llamarla “Embelesamiento”, porque produce un efecto de total concentración por parte de la otra persona. Es la típica combinación que se daba en todos los seductores de la antigüedad, que provocaban estragos en las personas. También se puede observar en seductores actuales, lo hagan consciente o inconscientemente, de esta forma consiguen provocar un efecto hipnótico en la otra persona.

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/seducir-con-naturalidad-y-encanto-iv-confianza/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Seducir con encanto (IV): Confianza[/button]

Nuestros amigos

DAVID Y JORGE de Goodlifeseduccion

para Egolandseducción

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *