yago+seducción+musical

Seducción músical (I) por Yago Bader

La luz de la luna me baña.  Ella esta ahí, rodeada de sudor y de locura. Me espera, aunque todavía no lo sepa.
Aprieto el botón y empieza a sonar la música, me tiemblan las manos, se me seca la boca, noto la brisa en la cara, tengo miedo…
Estoy listo.
Me acerco…

La canción es perfecta.

yago+seducción+musical

La música es la seducción definitiva, es un conjunto de sonidos y silencios que, en base a la melodía que conforman y a la armonía que posee desprende belleza.  

La música es un arte. Sabemos que toda buena obra de arte requiere de un artista y este a su vez requiere un instrumento para poder expresar su creatividad.  

Pueden ser pinceles, lápiz y cuaderno, una cámara, un micrófono, una guitarra, etc.
El instrumento es indispensable y un elemento previo a toda creación y expresión artística.

-Pero Yago, cuando queremos mejorar nuestras habilidades sociales no usamos nada con las demás personas.

No exactamente, nos usamos a nosotros. Nosotros somos el instrumento.
Concretamente; nuestra voz, nuestro lenguaje corporal, nuestro olor, nuestro estado emocional, nuestra estética y demás.

Si queremos mejorar la efectividad de nuestro mensaje mejorar al mensajero ayuda. La mejora de todos nuestros aspectos y al hecho de potenciar nuestros elementos positivos lo llamaremos afinación.

Por otro lado, en nuestro entorno no solo jugamos el papel de instrumento, sino que al mismo tiempo también ejecutamos el de artista, por tanto desarrollamos otro rol.

Así que ya tenemos el instrumento afinado, solo hay una pega, nos damos cuenta de que no sabemos leer una partitura, ni donde van los dedos para tocarlo e incluso notamos que no es lo nuestro, no terminamos de conectar con el instrumento. Además nos damos cuenta de que tocar en publico nos aterra.

Y es que por mucho que tengamos el instrumento afinado, si el artista no tiene los conocimientos y liberación mental (mente), las habilidades físicas (cuerpo) y la conexión (espíritu) necesaria la cosa no va a terminar de fluir.  

Así que para que el artista sea tan bueno como Ray Charles, Groucho Marx o Dalí tenemos que eliminar los impedimentos mentales, físicos y espirituales que nos habitan.  A este proceso lo denominaremos transformación.

Por tanto como veremos en el siguiente post (los tres pilares donde aplicaremos la transformación y la afinación):

Tenemos que preparar el instrumento para que suene mas y mejor. (Afinación)
Tenemos que preparar al artista para que pueda expresarse por medio de su instrumento con belleza, disminuyendo sus bloqueos e impedimentos mentales, corporales y espirituales. (Transformación)

YAGO BADER

16 comentarios
  1. Kike Tejedor (CManager)
    Kike Tejedor (CManager) Dice:

    A mi esto me ha parecido música…en cuanto veais la segunda parte vais a alucinar con la herramienta que propone Yago. La verdad, uno de mis artículos favoritos desde que esto existe, enhorabuena Yago.

    Responder
  2. Yago Bader
    Yago Bader Dice:

    Muchas gracias chicos, con un apoyo asi da gusto escribir.
    Y es que la música es algo tan bonito que no podia faltar en un sitio como este.

    Me encanta que os guste.

    ¡Un abrazo!

    Responder
  3. Juan Gabriel
    Juan Gabriel Dice:

    Yago, desde Bahia Blanca te mando un abrazo y unas felicitaciones enormes por este post. Hermoso, muy cierto y exacto. Genio

    Responder
  4. El artista...
    El artista... Dice:

    No lo pudieron describir mejor. La seducción es como la música (o cualquier otro tipo de arte). Primero lo imaginas, lo sientes. Despues, con un instrumento instrumento lo expresas…
    Pero claro, como en cualquier arte el talento cuenta, y mucho.

    Responder
  5. nesfas
    nesfas Dice:

    ¡Que buenooo Yago! Estoy deseando leer la segunda parte de este articulo. Hay mucha gente que si fuera un instrumento musical sería una «pandereta» aspirando a convertirse en toda una «bateria» 😀

    Responder
  6. Stich
    Stich Dice:

    Yago que articulazo ! La forma de relacionar la musica con la seduccion nunca lo habia visto y menos pensado, encaja perfecto. Me gusto mucho la forma en que lo redactaste, asi da gusto leerlo varias veces, se hace mas facil entender. Y que foto mas guay :). Solo me queda decir que es un orgullo ser tu primo. Abraso grande y segui asi !

    Responder
  7. Cristina
    Cristina Dice:

    Precioso el articulo!!!
    Sigo pensando que la partitura, su armonía y su cadencia, en fin, la música es la esencia.

    Ya estoy esperando tu próximo articulo. Beso.

    Responder
  8. Austin
    Austin Dice:

    Oye Yago, después de leer tus posts, me pregunto….

    ¿Dónde has estado durante todo este tiempo!!!?

    Esto se está conviertiendo en mandanguería de alta clase!! fina, sencilla, genial!

    Austin

    Responder
  9. fredmetal
    fredmetal Dice:

    Excelente forma de explicar la seducción, en la medida de que fluya creatividad en la comunidad, el dinamismo enriquecerá cada vez más la base teórica de la seducción y al existir tantos ejemplos prácticos como éste, será más sencillo fijar los principios…saludos desde Venezuela…

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Esta es la segunda parte del artículo sobre Seducción Musical, para leer la primera parte haz clic… […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *