infiel marido relato erotico

Relato Erótico: Le fui infiel a mi esposo

Hola, me llamo Mary y tengo 40 años, estoy casada hace 10 años y confieso que hace poco viví la experiencia más loca de mi vida; le fui infiel a mi esposo.

Él y yo tenemos un matrimonio normal, tiene 46 años, formamos una familia con dos hijos: un varón y una mujer. Las cosas en los últimos meses no iban bien conmigo, estaba un poco aburrida por la rutina de la vida y de la relación con mi pareja. Él había dejado de ser cariñoso, estaba muy metido en su empleo y sus cosas, la intimidad había desaparecido casi por completo entre nosotros. Así siguieron las cosas por aproximadamente tres meses.

Después de esos tres meses la familia organizó un paseo a la finca que nos pertenece. Está en un pueblo cercano a la ciudad donde vivo, fueron las tres hermanas de mi marido, su hermano y obviamente, nosotros. Cada quien con su respectiva familia. Para no extenderme demasiado en la explicación, el protagonista de mi historia es hijo de una de las hermanas de mi esposo, algo así como mi sobrino político. Su nombre es Carlos, lo conocí cuando era un pequeño de 2 años. Natalia (la madre de Carlos) vivía con su marido en otro país hasta hace apenas 3 años, entonces no lo veía más que en fiestas de fin de año. La relación con él era de lo más normal, me dice tía, me saludaba con mucho respeto y todo era muy corriente.

Ese día todos llegamos a la finca, desempacamos y escogimos las habitaciones. Para cada pareja una habitación y en otras todos los chicos de la familia. Todo trascurrió muy normal en el día. En la noche todos nos fuimos a descansar.

También te puede interesar:

En la madrugada sentí muchas ganas de ir al baño así que me paré y fui. Entré y como estaba medio dormida no encendí la luz y dejé medio cerrada la puerta. Cuando estaba sentada en el sanitario entró él, y sin darme tiempo de reaccionar se sacó el pene, se acercó mucho a mi cara y antes que pudiera tocarme pegué un grito, él se fijó que estaba allí y salió disparado del baño. Salí del baño muy confundida, pude reconocer su silueta en las sombras y supe que era él, Carlos. Me acosté muy agitada, el corazón se me quería salir del pecho, no sabía aún qué era lo que había pasado exactamente, la imagen no se me borraba de la cabeza. Al otro día me levanté con la esperanza de no tener que mencionar lo ocurrido.

infiel en el baño

Lo vi desde que todos salimos al desayuno, al parecer nadie había oído mi grito ni nada, mi sobrino apenas me miraba a la cara, lo vi un poco apenado, no me dirigía la palabra. Decidí tratar eso con la mayor seriedad, así que me le acerqué más tarde y fijándome que no hubiera nadie le dije que no se preocupara, que había sido un simple incidente y ya, él me dijo que tenía vergüenza, yo le dije que no había visto nada, pero era mentira, sí lo había hecho y me tenía algo desconcertada. Ese día, antes de almorzar todos íbamos a salir a la piscina, yo estaba poniéndome el traje de baño en mi cuarto, luego salí y estaba él en el pasillo, se me quedó viendo fijamente, yo intenté salir rápido, se me atravesó y en el ajetreo tropezamos y nos fuimos de frente contra una pared, me quedé unos momentos mirándolo y él a mí, pero inmediatamente después me fui rápido con la cabeza hecha un nudo: había visto a Carlos con deseo de besarle.

Gisella

 

26 comentarios
  1. Carolina
    Carolina Dice:

    Hola tengo un enorme drama soy una mujer de 18 años, hace poco tiempo atras contraje matrimonio, les contare que nada sabia de sexo pues incluso llegue virgen al matrimonio
    mi padres nos dieron una excelente educacion al igaul que en mi colegio, claro que no dire
    que me ayudaba con la masturbacion desde creo yo que tenia 7 u 8 años.
    Con Carlos Eugenio fuimos a Paris de luna de miel, a la semana de haber llegado a Francia
    estabamos en un hotel en paris y una mañana amaci con una fuerte torticolis Carlos Eugenio
    busco masajistas y vino un señor de unos 60 años tengo entendido de que era un quinoterepauta
    Carlos Eugenio le pidio que fura un tratamiento de 5 horas cada dia le explico que estabaomos
    en luna de miel y que el necesitaba que yo estubiera en optimas condiciones para que yo estu_
    biera con el por las noches, fue asi mi esposo me dijo que iria a conocer Paris mientras me hacian mi tratamiento, bueno el caballero instalo una camilla que nos habian facilitado en el mismo hotel, me di una ducha luego fui a la suite donde nos estabamos alojando me puse des_
    nuda sobre la camilla y el señor comenzo al comienzo me relaje y me dormi, luego de no se unas 2 horas desperte exitadisima era que me estaba haciendo masajes entre mis piernas y
    me rozaba naturalmente mi vagina, el señor estaba vestido con algo asi como una tunica, al bajar uno de mis brazos le toque sin querer su pene tan solo pensando en lo ocurrido mas los
    masajes me fui una tras otra vez, el se dio cuenta de que estaba muy exitada y me pidio que
    me volcara hacia arriba,nuevamente sin querer le toque su pene el me cogio en sus fuerte brazos me llevo a la cama me habrio de piernas y comenzo a masajiar me vagina con su lengua, como comentaba anterior mente recien habia contraido matrimonio con Carlos Eugenio
    siendo absolutamente virgen, luego de pasar y hacerme caricias con su lengua en donde me
    imagino que la gente bien sabe se saco su tunica quedando desnudo aunque no tenia un hermoso cuerpo pues era un hombre mas bien gordo quedo a la vista su pene era grueso y larguisimo, lo encontre como pene enorme y a la vez pence para mi como seria su mujer para
    poder resistir algo asi, estaba pensado aquello cuando comence a sentir como me entraba el pene de aquel hombre, al comienzo pence que me partiria en dos aquel pene sin embargo entraba y entraba y mas y mas sentia yo que me exitaba, nada ocurrio solamente senti un fuerte placer, estabamos en lo mejor con aquel masajista cuando escucho el telefono de mi
    habitacion era mi marido que me llamaba que estaba en el museo de cera y que llegaria en 4
    horas mas y obvio que este señor aprovecho de continuar teniendo sexo conmigo, yo finalmente estaba preocupadisima ya que estabaseca de tanto acabar como me hiba a acostar
    esa noche con Carlos Eugenio sin embargo tuve que entregarle mi cuerpo para cumplir como su esposa. bueno los dias siguientes a aquella experiencia Carlos Eugenio no me obligo pero
    por mi bien tuvo interes en que el seños masajista y todos aquellos dias no se si fui obligada o
    fue el temor a que el le pudiera decir que el y to habiamos estado teniendo sexo, bueno de ahi
    viajamos a Madrid me olvide de el masajistas y al parecer o me mejore sola o mas bien la tranquilidad de que Carlos Eugenia se enterara de que habia tenido sexo en Paris.
    No lo se pero quede con un peso al no comentarle la verdad a mi marido, pienso yo que el ser humano puede entregarce a otro sexualmente, sin entregarce su corazon yo desde que tuve
    con mi marido y con aquel caballero me di cuenta que nada tiene que ver el sexo con el amar
    pienso yo que podria tener sexo con muchas parejas y jamas voy a dejar de amar a mi esposo.
    Carolina.

    Responder
    • royer
      royer Dice:

      creo que tiene toda la razon carolina por el simple echo de tener sexo con otras personas no quiere decir que no ames atu pareja …

      Responder
    • Mony
      Mony Dice:

      No tienes para nada que reprocharte, una cosa es el amor y otra cosa es el sexo. No por haber tenido sexo con otro hombre has dejado de amar a tu marido. Lo ocurrido te sirve para comparar como mejor gozar el sexo. Tal vez de esta experiencia adviertas que puedes gozar mucho con otra persona sin dejar tu amor por tu marido. El mejor sexo se consigue probando.
      Mony

      Responder
    • Mony
      Mony Dice:

      Acuérdate siempre de esta máxima: «LA LUJURIA NO ES UN PECADO, ES UN PLACER» y de esta otra «ENGAÑAR ES DESCUBRIR NUEVOS HORIZONTES»

      Responder
  2. j Guadalupe zacarias
    j Guadalupe zacarias Dice:

    To creo que LA mujer De hoy en dia Esta muy mal ya que ellas piensan que tener sexo con uno y con otro es normal no eso es no saver lo que quiere xq una cosa es amor y otra prostitucion ya que Sea como Sea los hombre’s las utilisan como ofgeto sexual y no como lo que son mujeres pero cada quien para Mi asi les llamo cuerpos De placer y mujersuelas y no todas las mujeres son igual ay unas que si crecieron ydesrrollaron su cerebro y saven lo que quiere y no se confunden lo que es ex….

    Responder
    • orangel
      orangel Dice:

      eso es normal somos seres humanos y sentimos igualmente hombres y mujeres hay que dejar esos tabues de que el hombre es el unico que puede tener sexo extramatrimonial y en cuanto al sexo con otro.. lo que pasa es que la pasion es diferente al amor verdadero tu puedes estar con un hombre por que en la cama te hace vibrar y sentir sin necesidad de amarlo.

      Responder
  3. Andrea Mujica
    Andrea Mujica Dice:

    Ni te preocupes del ladrido del resto, si ambos quisieron y tu gozaste cojiendo con el otro chico mientras seguiste con tu marido pues genial.. yo aun no tuve esa suerte de saborear a alguien mas aparte de mi hombre cuando aun estaba casada, pero ahora con 5 años separada por suerte si pude llegue hace 1 y medio a cojerme y chuparle todo a un chico de mi barrio que andaba mal con la novia, el chico estaba en sus 14 iba por el 2 año de iniciar el secundario y no era bueno en temas de amor, le saque pues su buena leche un dia en mi casa hasta que se sintio mucho mejor, cojer relaja bastante es una gran medicina,, ademas pues que al rato de vaciarse en mi hablamos de varias cosas y le aconseje mucho x esa chava al punto que luego se arreglo y hasta me dio gracias por quitarle el enojo y todo jejeje.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *