deseo sexual

¿Por qué no me apetece sexo?

Antes de meternos de pleno en el problema descartaremos algunos casos de inapetencia sexual sencilla y sin mucho trasfondo.

Algunos casos sin importancia de inapetencia sexual

– Eres virgen: No tienes inapetencia, tienes miedo. Y es normal. No te preocupes, cuando te sientas segura con la persona que quieras compartir esa primera experiencia trata de respirar profundamente y controlar los nervios. Seguro que todo sale bien (mentira, la primera vez excepcionalmente sale bien, pero al menos no será una debacle).

– Estás medicándote: Algunos tratamientos como los antidepresivos, anticonceptivos, y otras substancias pueden disminuir la líbido notablemente. Léete el prospecto y en caso de duda consulta a tu médico y pídele en caso de que sea por ello, que te modifique la medicación.

– Eres religiosa/ tu moral te lo impide: Lo que necesitas es superar tabúes y un poco de tiempo. Vente conmigo un par de noches de fiesta que te dejo apañada.

– Tienes un trauma/una secuela psicológica: Hay casos en que situaciones que hemos vivido nos dejan una marca (abusos, malas experiencias, represiones autoritarias), en este caso lo más aconsejable es ponerse en manos de un especialista que te ayudará a superar tu problema. Lo digo por experiencia.

deseo sexual

En todos estos casos y en los próximos, lo primero que hay que dejar claro es que la COMUNICACIÓN es básica. Si tu deseo sexual está inusualmente afectado, antes que utilizar excusas y salidas por la tangente, expónselo a tu pareja. Con esto evitarás que él se frustre y caiga en errores, como pensar que no te atrae. Capearás muchos problemas que podrían afectar luego a vuestra relación si él sabe que tienes un problema Y QUE QUIERES SOLUCIONARLO.

Y si no tienes pareja, ¿Lo dejas pasar? No. Aunque no tengas pareja el hecho de tener una líbido disminuida (no solo se trata a relaciones sexuales, sino también al deseo y la masturbación) es una señal de aque algo no va bien en las altas esferas de tu cabeza y tienes que intentar buscar la causa.

Dicho esto, al toro.

¿Por qué no me apetece sexo?

Si nunca has sido una persona sexualmente muy activa una disminución de tu líbido puede no ser traumática, pero si eres una mujer que ha tenido siempre un deseo sexual alto, verte de pronto sin ganas de nada puede ser realmente un problema emocional para ti. Lo primero que debes hacer frente a esta situación es tratar de no estresarte más todavía por ello, ya que hará un efecto contraproducente y será un circulo vicioso.

Ahora, diferenciemos, no tienes líbido, pero, ¿Tienes pareja?

No tengo pareja y no tengo deseo

Si tienes pareja la cosa resulta más puntillosa, ya que no solo te preocupas por tu problema sino por lo que tu problema pueda repercutir en tu relación. Y en caso de que esto sea así lo primero que quiero que te plantees es: Obviamente no te apetece tener sexo con tu pareja, pero, ¿Tienes fantasías con otras personas?

Si la respuesta es , lo más probable es que:

[dropcap color=»#000000″ font=»arial»]A[/dropcap] Ya no quieras a tu pareja: Asúmelo, y ten el valor de abandonar la comodidad de tu relación.

[dropcap color=»#000000″ font=»arial»]B[/dropcap]  Quieras a tu pareja pero se ha descuidado: A veces nuestra pareja se deja perder y con su aseo perdemos la líbido, esto se arregla fácilmente con unos sutiles comentarios, si es que él tiene ganas de arreglarlo (déjalo sin sexo varias semanas, verás si empieza a hacer deporte…).

[dropcap color=»#000000″ font=»arial»]C[/dropcap] Teneis problemas de pareja: Aunque a los hombres no les afecta sexualmente la esfera emocional de la relación (casi siempre) a nosotras sí. Y si estáis discutiendo mucho por cosas ajenas al sexo o hay tensiones, puede ser que esto te inhiba las ganas de acostarte con él aunque no tengas problemas de cama concretos.

[dropcap color=»#000000″ font=»arial»]D[/dropcap]  La rutina: Cuando llevas mucho tiempo con la misma persona y no innovas en el terreno sexual podemos fantasear con otras personas en busca del sentimiento de aventura y de novedad, llegando a sentir rechazo por la idea del aburrimiento con tu pareja.

Otros problemas que pueden afectarte son los mismos que voy a exponer a continuación.

No tengo pareja y no tengo deseo

Pero, ¿Y si te pasa en general? No tienes ganas con tu pareja y tampoco tienes fantasías con gente ajena? Este es el mismo caso que si no tienes pareja y no tienes deseo.

Lo más probable es que estés estresada y que las presiones diarias estén robándote tiempo para concentrarte en tu intimidad. Intenta reservar un pequeño espacio para ti y dedicate a mimarte. Si tu mente suprime el tiempo para dedicar a ti misma es normal que acabe suprimiendo el interés sexual en órden de «preferencia», equivocadamente.

Otro caso habitual es que te encuentres deprimida, si tienes sintomas de ello (uno de los primeros es la inapetencia sexual) deberías buscar ayuda profesional. Tratando la causa conseguirás tratar la consecuencia.

Problemas físicos. Si tienes dificultad para alcanzar el orgasmo, relaciones sexuales dolorosas, sequedad vaginal u otras complicaciones puedes crear un rechazo automático ante la idea dolorosa del sexo, que se irá cronificando y poco a poco tu líbido desaparecerá. No dejes que el tiempo pase y si notas este tipo de inconveniente visita un ginecólogo. Hay miles de cremas y opciones que pueden ayudarte a solucionar esto. A veces, los problemas físicos derivan de un estrés psicológico ante la idea del sexo, por lo que una ayuda terapéutica psicológica complementa el tratamiento ginecológico, erradicando a la larga el problema mejor que el uso de soluciones tópicas.

La gata negra

 

The following two tabs change content below.

gatanegra

Ni dónde nací ni cuando tiene mucha importancia. Lo importante es que vivo, es más Vivo... ¿Te atreves a ponerle mayúscula a tu vida?
16 comentarios
  1. Esence
    Esence Dice:

    Traumas, medicación, enfermedades, psique, su padre, su madre, su confesor, el que le causó el trauma, y también quizá nuestra falta de ternura, todos ellos, compartiendo cama…

    Responder
  2. Adrianne
    Adrianne Dice:

    Expones el tema como si hubiera un estandar de normalidad en lo que a niveles de deseo se refiere. Ese ha sido uno de los motivos de que rompiera recientemente con mi pareja: que mi «normalidad» a él le pareciera «anormal». Me considero una mujer sexualmente sana con unos niveles de deseo «normales», es decir, la mayoría de las veces sí (y lo demuestro empezando yo el juego, por ejemplo, o siguiendo el ritmo gustosa cuando lo propone él) y algunas veces no, por cosas diversas, entre las que se cuenta, simplemente, que en la vida hay otras cosas aparte de follar. Que me guste mucho el sexo con mi pareja no quiere decir que me guste no poder ver una película entera, ni leer un rato tranquilamente en la cama, ni que me asalten de madrugada. Reitero: tal y como lo expones, sugieres que la pauta a seguir tendría que ser estar siempre de piernas abiertas, cuando yo creo que no desear sexo de vez en cuando es algo de lo más natural, y de hecho diría que de lo más sano. Si estoy equivocada, me gustaría que me dijeses en qué. Gracias.

    Responder
    • Indira
      Indira Dice:

      A mi me parece que lo único que parece proponer es que nos planteemos nosotras a veces porque no nos apetece, en mi caso, siempre ha respondido a alguna de estas cosas, y lo más peligroso es q mi chico (el de cada momento) siempre lo ha notado. A mi siempre me ha parecido normal tener ganas o no tenerlas, pero cuando pasa mucho tiempo entre ganas y ganas es cuando este artículo es útil Adrianne. Yo creo que no propone que solo pensemos en el sexo sino que nos preguntemos lo que nuestro chico se pregunta.

      Responder
    • gatanegra
      gatanegra Dice:

      Hola, Adrianne, primero gracias por tu tiempo por escribirme para aclarar tu duda. Nada más lejos de la realidad. Una mujer, tú, yo, sobretodo somos seres indivuales y únicos. Y cada cual tiene un ritmo y una norma personal. La cosa está, en que te sientas bien contigo misma, y haya un equilibrio con tu pareja. El cuanto, es algo que tendrás que averiguar tú misma según tus necesidades. Ahora bien, privarse de la sexualidad por ignorancia o por tabúes no asumidos, es algo innecesario que debería abordarse. Aunque no sea tu caso, a veces no caemos en la cuenta de que algo nos pasa, hasta que nos hacen mirarlo.

      Muchos besos.

      La gata negra

      Responder
  3. Escalera
    Escalera Dice:

    «B Quieras a tu pareja pero se ha descuidado: A veces nuestra pareja se deja perder y con su aseo perdemos la líbido, esto se arregla fácilmente con unos sutiles comentarios, si es que él tiene ganas de arreglarlo (déjalo sin sexo varias semanas, verás si empieza a hacer deporte…).»

    Pues vaya mierda de consejo. Claro, la solución no es hablarlo civilizadamente la solución es castigarlo a él y a ti (recordemos que a las mujeres también les gusta follar) bajándole el valor y haciendolo sentir mal y poco atractivo…

    Responder
    • Susana Palau
      Susana Palau Dice:

      Escalera… ¿Qué es el el valor?
      Por otra parte, a mi el consejo me parece muy útil como mujer. Él debe sentir que las mujeres necesitamos estimulos. Y dicho poco a poco y sin crueldad debe ser captado. Dicho de forma directa a muchos hombres les crearía mucha falta de autoestima o un enfado complicado de gestionar.
      Él se cuida: a mi me excita.
      Él no se cuida: a mi no me excita.

      Responder
  4. Dai xDxP
    Dai xDxP Dice:

    Waw,enserio?? Xq la verdad a mi no me importa tener sexo ni nada carnal…a mi me basta con que mi familia me de todo lo que yo pida,esque soy mas materialista y frivola jejeje no tengo nada contra el sexo pero nada mas que no le veo nada de interesante…es mas…cuando mi novio me pide sexo o relaciones yo me doy la vuelata,alzo ls manos cm rezando y murmuro.. . LA PUTAA MADREE… 🙁 !

    Responder
  5. Wilma Angelica Ayala
    Wilma Angelica Ayala Dice:

    Hola ..tengo problema de q no m apetec tener reciones sexuales por etapa..no se porq ..pero ahora q lei l articulo stoy pensando q puede ser por los medicamntos con l cual m stoy tratando q son mdicambtos controlados..hoy hac 15 dias q stoy asi y la verdad tngo verguenza d mi pareja ya q l explico q no tngo ganas y el si o si a toda costa quiere pero yo ni siquiera quiero q m toque.m dic q es raro lo q m sta pasando ..y si l digo q ni yo ntiendo q es lo q m pasa. El m dic q ya no l gusto y no se q responder.porq en realidad ya m pon nerviosa esta situacion.y no se q hacer al respecto. Hoy probe con el pero estuve como una estatua hecha d hielo no ligro nada conmigo lo unico q paso fue dejarm tensa y sin querer hablarle mas.

    Responder
  6. Marcos
    Marcos Dice:

    Yo creo ser un hombre asexual, ya que no tengo memoria de ningún trauma y la verdad es que el sexo jamás me ha interesado. A sido así desde siempre, en mis días de adolescencia, me importaba más que iba a pasar en el próximo capitulo de Dragon Ball Z, que experimentar tener sexo con alguna de las chicas guapas del colegio.

    Más tarde en la universidad, cuando yo salía de noche a conocer mujeres (porque me gustan al fin y al cabo) siempre pensaba no llegar más allá que ligarmela e intercambiar algunos besos, pero jamás se me ocurría la idea de llevármelas a la cama, de hecho nisiquiera pensaba en eso. En esos días yo pensaba que las ganas de tener sexo de las demás personas eran iguales a las mías, o sea casi nulas (más allá de una leve curiosidad que jamás tuvo mucho impacto en mí) y que quienes alardeaban o hablaban mucho de sexo, no era más que una manera de dar una imagen de mujeriego que va a todas. Pero la verdad es que jamás se me ocurrió ni me preocupó la idea que me llevaría alguna chica a la cama.

    Hasta que un día una chica que conocí en una fiesta no solo me siguió a mi casa sino que me comió a besos y me llevó a la cama, pero yo nunca me quité los pantalones solo le respondía con besos, caricias a lo más le lamía sus pechos. Al otro día mientras tomábamos desayuno , ella me dijo que yo soy un chico bastante especial y misterioso. En ese tiempo yo pensé que se refería a mi forma de ser, pero ahora creo que se debe más que a pesar de tenerla en bandeja para follarla preferí no hacerlo y ella pensó que tengo mucho aguante cuando en verdad es una falta de deseo.

    Más tarde conocí a otra chica con quien no solo tuvimos una especie de relación de «amor a primera vista» sino que nos acostamos 3 veces en 3 días seguidos sin nunca tener sexo, al principio todo iba genial, hasta que cuando llegó el cuarto día ella me lo propuso. E intentamos tenerlo pero salió todo mal, mi excitación duraba bastante poco tiempo y mi pasión por follar era prácticamente nula. Días después ella aveces llegaba de sorpresa a mi casa con unas ganas locas por tener sexo conmigo pero siempre la relación fracasaba y un par de semanas después rompimos. Ella me dijo que la magia entre nosotros se había perdido, pero yo para ser sincero creo que la verdadera razón fue que nuestras relaciones sexuales eran malisimas, ella no quiso decirme eso, pero yo estoy 99% seguro que esa fue la razón del porque no pudimos seguir.

    A día de hoy, sigo sin tener ganas de tener sexo, aveces pago para follar con prostitutas con el fin de aprender más de esto, dudo que algún día me guste, pero por lo menos me interesa poder darlo a un nivel que pueda satisfacer a una pareja.

    Mi necesidad por tener sexo no es instintiva sino que social. Y no es social por un tema que me mortifique que me digan que soy malo para el sexo, sino que en el tema de tener pareja. Tan así es la cosa que aveces prefiero no conocer a nadie para no tener que vivir esas experiencias de nuevo, pero eh intentado no caer en ese pensamiento depresivo, aunque no voy a dudar que me acosa de ves en cuando.

    Responder
    • Karla
      Karla Dice:

      Me hubiera encantado conocer un hombre asi. Yo soy una mujer con muy poco o casi nulo deseo sexual, y puedo decir que vivo bien asi pero mi pareja no lo pienss asi. Hay muchas cosas en la vida que se pueden disfrutar en pareja, se puede encontrar un amor grande sin necesidad del sexo con un beso y un abrazo se demuestra tanto. No te preocupes por tener una experiencia sexual fascinante si en tu vida no esta. mejor hax de tu vida algo fascinante habrá algyuen quien quiers compartirla. Y consejo no desperdicies tu tiempo con prostis ellas pagadas tampoco lo disfrutan y lo que si vss a conseguir es una enfermedad sexual y eso si será frustrante.

      Responder
    • Carola
      Carola Dice:

      Me ha dejado atónita tu comentario.
      Es decir, el sexo no te interesa y tampoco eres homosexual.
      Qué puedo decirte? Si no te dan ganas, pues no te da y punto. Hay gente asexuada y vive lo más bien.

      Ahora, yo tengo ganas de tener sexo y fantaseo con gente diversa conocida (la mayoría comprometida) y no tengo pareja. Y lo más insólito es que soy atractiva, buen cuerpo, pero algo me impide tener relaciones de pareja profundas.
      También disfruto del hecho de sentirme deseada por determinada persona, pero si llego a concretar la relación íntima, suceden 2 cosas: o no es lo que esperaba o me termina gustando más y ahí empieza la cadena de sufrimiento porque me engancho y me hago dependiente y eso no me gusta.
      En fin, creo que no nací para el tema de amor de pareja, si para solo vivir pasiones.
      Y ya tengo 40. Y soy soltera. Y la verdad es que no creo que la situación cambie.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] dos artículos, no sé si lo recordáis, sobre porqué él no podía querer sexo con nosotras, y porqué nosotras podíamos estar inapetentes. Entonces os prometí daros algunos trucos (que no milagros) para recuperar la chispa de una […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *