Mensajes bilaterales 2

Hace ya un tiempo que os hablamos aquí de los MENSAJES BILATERALES como una herramienta de comunicación para persuadir, convencer, y razonar con alguien que no acaba de tener claro eso de que hagamos lo que queremos que haga. Os acordáis de frases como…
-¡Vete a la cama que ésta película no es bueno que la veas y mañana tienes que ir al colegio!
¡Cuanto nos molestaba, ¿verdad? Vamos a pensar en por qué.

EJEMPLO DE MENSAJES BILATERALES

Queríamos quedarnos en la salita viendo la programación para adultos, es decir teníamos un deseo basado en una idea sobre nosotros (autoconcepto) y cuando teníamos que obedecer nos afectaba en nuestra autoestima, nos enfadábamos con nuestros padres, nos hacían sentirnos pequeños y por tanto sentíamos a unos padres por encima de forma impuesta, y precisamente, en ese momento, no nos caían muy bien.

Yo quiero ser mayor, yo no quiero hacer cosas de pequeño y a mí me interesan las películas de desnudos que no me dejan ver. «Yo soy Raquel, Una chica independiente, libre que no acepta exigencias de nadie y Rubén quiere algo de mí que yo considero improcedente por lo que creo que soy y detesto que me digan o me impongan condiciones.»

Yo soy Ricardo, Esther quiere algo de mí que yo considero improcedente, no quiero esperar tanto a que cumpla mis deseos, o no quiero ser su novio todavía.

La diferencia es que a nuestros padres había que obedecerlos. Pero Raquel y Ricardo… ¿tienen la posibilidad de hacer lo que les dé la gana?

-Vete a la cama! Es un mensaje unilateral.

Recordamos en que estos mensajes consisten en expresar sólo las ventajas y aspectos positivos de la propia posición. El grupo de investigación de la Universidad de Yale se planteó la conveniencia de utilizar mensajes unilaterales o bilaterales.

 -Ya sé que te apetece quedarte y que ya estás hecho un hombrecito, pero has estado un rato viendo la tele, has visto tus programas preferidos y ahora para que mañana puedas estar bien para ir al cole y luego ver tus programas preferidos tienes que descansar. Y así mañana serás un día más mayor y te quedarás un poquito más

Diferencia ¿verdad? Esto son los mensajes bilaterales.

En éstos se incluyen además los aspectos débiles o negativos de la posición defendida (intentando justificarlos, minimizarlos o rebatirlos), o los aspectos positivos de las posiciones alternativas (minimizándolos o refutándolos).

 Pensemos en la persona que nos atrae y de la que queremos conseguir conductas concretas:

¿Vete a la cama porque eres pequeño/a y tienes que ir al colegio o la segunda opción?

En el mundo de la seducción se ha vendido una necesidad de demostrar autoridad como un rasgo seductor. Y lo cierto es que un alguien seductor, desde mi punto de vista no necesita utilizar un lenguaje autoritario. Realmente, no quiere parecer que tiene autoridad, la tiene porque seduce a la persona que tiene delante consiguiendo lo que quiere respetando la autoestima y el autoconcepto de los demás. Es sencillamente un acto de inteligencia y una comunicación útil, positiva y seductora. Pensemos que este discurso de la imposición de condiciones tiene su origen en las escuelas americanas de seducción donde parecer un hombre acostumbrado a no ceder a sus deseos, y visto con VALOR resulta ser más atractivo. La cultura de la popularidad y el western.

Pues bien, según la Universidad de Yale, los mensajes unilaterales son útiles cuando se trata de audiencias poco instruidas y de receptores que están inicialmente a favor del contenido del mensaje. O dicho de otro modo, si la persona que nos atrae no es muy avispada o ya está predispuesta a hacer lo que queramos, pueden funcionar (Petty & Cacioppo)

Aplicando, por ejemplo, esta evidencia a la publicidad de un producto o una empresa, las consecuencias serían que indicar sólo sus ventajas e ignorar sus inconvenientes o las ventajas de productos cuando el público tiene cree a pies juntillas en el producto y tiene pocos competidores. Sin embargo, si nos topamos con personas instruidas, inteligentes y con experiencia nos encontramos con que generalmente este tipo de mensajes son rechazados. Siendo mucho más eficaces los bilaterales, aquellos en los que se exponen los pros de su conducta y sus deseos pero se finaliza con los pros de los nuestros.

¿Qué tipo de personas nos atraen? ¿Inteligentes e instruidas o simples y poco inteligentes? ¿Somos más seductores aparentando tener una autoridad que se va discutida por una carencia de empatía y de efectividad de comunicación?

Puede que de cuando en cuando nos topemos con éxitos en los conflictos de intereses si somos autoritarios pero… como todo en la vida… Mejor saber ser versátil o poder lidiar con personas más inteligentes que nosotros… O eso me parece a mí.

Por otra parte, la ventaja que de emplear este tipo de mensajes es la potenciación de la empatía. Algo que nos abre caminos en lugar de cerrarnos puertas.

Si soy una persona empática puedo comunicarme de tal forma que la gente, que al escuchar mis propuestas incluyendo las ventajas de las suyas, les resulte verdaderamente convincente. La escuela americana del Valor tiene muchas positivas, ¿pero no es posible mejorarlas?

Raquel se iría con Rubén de una forma más segura si sintiera que él se ha puesto en su pellejo previamente a la hora de ofrecerle un plan.  Sin duda Ester tendría a Ricardo más contento si, antes de actuar como una femme fatale o una mujer algo insegura, le hiciera ver a Ricardo que entiende su necesidad de indepencia y lo bien que se lo pasa quedando con sus amigos los viernes, pero que probar a compartirlo con ella sólo le puede traer ventajas para conocer qué tipo de cosas pueden hacer juntos.

Por mi parte, desde que he abierto la mente y me estoy formando, me he dado cuenta de que algunos principios de seducción sólo se sacaron por las experiencias concretas de hombres concretos en sitios concretos y en contextos puntuales. Aunque, dicho sea de pasa, sin ellos nos estaríamos aquí.

Las mujeres de hoy en día creo que se merecen que seamos mejores comunicadores…

Siempre vuestro EGOH.+

7 comentarios
  1. jupiter1200
    jupiter1200 Dice:

    Un tema realmente interesante, me gustaría que pusieses más ejemplos para poder realizar unos patrones y así aprender a ser más persuasivo. Lo que expones es un diamante en bruto que se puede pulir y así utilizar de forma efectiva.

    Responder
  2. Dominus-Brasil
    Dominus-Brasil Dice:

    Pos me da las ganas de en un futuro cercano mirar algunos «Tips en video» de los cursos y entre ellos con absoluta certeza el «conversación brillante» lo quale pretendo hacer.

    Gracias Egoh por tantos estímulos intelectuales y creativos que nos ofrece a todos.

    Responder
  3. Pumuki
    Pumuki Dice:

    Egoh, no paras de dejarnos perlas tuyas, y no dejas de ponernos los dientes largos, en serio ya me llegan por el suelo, prodría ararte la huerta, ¡¡¡¡¡¿cuándo sale ya tu libro?!!!!!!!!
    Un fuerte abrazo sigue así.

    Responder
  4. Jorgetr
    Jorgetr Dice:

    Absolutamente de acuerdo contigo Egoh. Estoy haciendo ahora mismo un curso de inteligencia emocional y justo estamos tratando el tema de la empatía. Mañana nos hablarán de la inteligencia emocional en las relaciones de pareja…Enhorabuena por la web y por hacer de esto algo muchísimo más científico.

    Responder
  5. medicocarlos
    medicocarlos Dice:

    En pocas palabras lo que nos quieres decir es que negociemos nuestros intereses juntando con los de ella… ofreciendo las expectativas que ella tiene, los puntos débiles pero haciendo mas referencias a los puntos fuertes que se pueden sacar si esta con nosotros?

    Es mi conclusión acerca del post pero la termine en pregunta para que nos puedas orientar sobre los mensajes bilaterales.

    Responder
  6. Eliel
    Eliel Dice:

    ¿Como haces para que no se te gasten las balas? Tremendo articulo!!!! El aprender a comunicarnos efectivamente nos ayuda en la vida diaria y no solo en la seduccion.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *