consejos para mejorar la empatía

Mejorar tu empatía + ejemplos de empatía

Bien, este artículo va dirigido a todas aquellas personas que se sienten incomprendidas. ¿Te sientes incomprendido? Pues probablemente sea porque te cuesta comprender a los demás. Si no te has asustado después de leer la última frase podemos seguir con el artículo. ¿Qué por qué lo he dicho? Porque hay una cosita llamada empatía que es la que permite que comprendamos a las personas y cuando lo conseguimos, descubrimos que por una “mágica causa” ellas deciden ser más comprensivas ahora con nosotros.

[box type=»info» color=»#ffffff» bg=»green» font=»play» border=»#ccc» head=»OTROS ARTÍCULOS DE EMPATÍA» headbg=»#FFFFFF» headcolor=»#34534″]COMO SER MÁS EMPÁTICOS: EJERCICIOS (leer)

LAS BASES DE LA EMPATÍA (leer)

APLICANDO LA EMPATÍA A LA SEDUCCIÓN (leer)[/box]

Ahora, recuerda un suceso en tu vida, el que sea. ¿Verdad que ese suceso en particular te está generando experiencias? Pues bien, una experiencia no es más que lo siguiente:

EXPERIENCIA = SITUACIÓN + EMOCIÓN

La situación puede ser la misma para dos personas y sin embargo las experiencias pueden ser radicalmente distintas ¿Por qué? Es simple, es porque las emociones que cada uno siente en una determinada situación son distintas y eso hace que el global de la experiencia sea diferente

Respecto a la emoción, sin embargo, estamos todos de acuerdo en que el ser humano es capaz de identificar una serie de emociones que nos van a resultar muy parecidas a todos en cuanto al efecto que nos producen, no respecto a la intensidad. Cuando imaginas tristeza, probablemente tu vecino la sienta de una manera parecida: se le encoge el pecho, sus pensamientos se alteran, los lacrimales se activan… A nivel físico respondemos de maneras similares ante las emociones.

Entonces, cuando queremos entender a una persona, el porqué de lo que hace y el porqué de lo que dice y piensa, ¿Porqué inconscientemente intentamos directamente ponernos en su situación? La situación que él o ella esté pasando le generará ciertas emociones y a nosotros otras totalmente distintas. ¿No parece más razonable intentar averiguar qué emociones siente y entonces recrear una situación en la que nosotros sintamos unas emociones parecidas para comprenderle mejor?

 consejos para mejorar la empatíaUn ejemplo de empatía sería:

 “El padre de Pedro está en bancarrota, Pedro estaba muy acostumbrado a vivir de manera acomodada: tenía sirvienta en casa y no le hacía falta recoger, no sabía cómo funcionaba una lavadora y tampoco sabía, ni siquiera, cocinar. Pedro ahora está confundido y no sabe por dónde empezar, tiene mucho que hacer para ponerse al día en todas las tareas de las que no tuvo que preocuparse con anterioridad. Pedro se siente impotente y eso le genera ansiedad y tristeza, además también siente rabia por que la vida le parece injusta y está enfadado con el mundo mientras acumula ira.”

SITUACIÓN DE PEDRO: Pedro ya no tiene el nivel económico que tenía antes.

EMOCIONES DE PEDRO: rabia, tristeza, confusión, ansiedad, enfado.

“María, sin embargo, estaba ya acostumbrada a vivir en condiciones un poco más austeras que las de Pedro y eran íntimos amigos. Cuando María se enteró de lo del padre de Pedro intentó consolarle pero Pedro respondía negativamente. Entonces María empezó a pensar que cómo podía ser Pedro tan injusto con ella. María no lograba entender que a Pedro le resultara tan angustioso el hecho de tener que vivir con menos dinero y no entendía que él estuviera tan irritable, después de todo María había tenido que vivir así toda la vida y nunca se había quejado. María pensaba que Pedro era débil.”

 En este ejemplo, María se está centrando en la situación de Pedro, no entiende como puede ser que Pedro no pueda tolerar lo mismo que ella a aguantado siempre. Si María dejara de centrarse en la situación (“nivel económico de Pedro”) y decidiera empezar a pensar en cómo se siente Pedro, es decir en qué emociones está experimentando su amigo en ese momento, su grado de comprensión sería más amplio y podría lograr entender a Pedro.

 “María decidió pensar que quizás no entendía a Pedro y leyó este artículo. Cuando se dio cuenta de que se estaba enfocando en la parte errónea del problema decidió recrear una situación en su vida que le hubiera provocado las mismas emociones que ahora, probablemente, estaría sintiendo Pedro. María recordó cuando un conductor ebrio arroyó la motocicleta que se compró trabajando un verano cuando estaba aparcada enfrente de su casa, tenía el seguro a terceros y fue un siniestro total por el que no le pagaron nada.

SITUACIÓN DE MARÍA: moto perdida debido a un conductor ebrio.

EMOCIONES DE MARÍA: rabia, tristeza, ansiedad, enfado.

María entonces consiguió sentir casi todas las emociones que Pedro estaba sintiendo en ese momento y en seguida pudo empatizar con él. Fue directo a su casa y le pidió perdón por haber sido tan injusta, le dijo que ahora entendía mejor cómo se sentía.”

 

Así que cuando no logres entender a una persona intenta adivinar y sentir con él/ella esas emociones que esté sintiendo, no te preocupes tanto por su situación, si no por como le está afectando a nivel emocional. Al fin y al cabo las emociones son el motor de las acciones. No olvides que el hecho de aumentar tu empatía con ejercicios tan sencillos como éste logrará un efecto mucho mayor, la capacidad de conmover a la persona que tienes delante por el simple hecho de entenderla y la capacidad de conmoverte a ti mismo o a ti misma por actuar en consecuencia a sus emociones y no a su situación.

 

Espero haber contribuido a mejorar tu vida. Un saludo.

Joaquín Vega.  

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *