fijar lograr objetivos metas

Lograr los objetivos (I), enfocado o disperso

En la guerra, como en el amor, para llegar al objetivo es preciso aproximarse.
 Napoleón Bonaparte

Hoy voy a ilustraros con otra de mis teorías/herramientas que he usado conmigo mismo y con alumnos para empezar a dirigir nuestra energía al presente, actuar más y pensar menos. Yo la llamo…

¡El Objetivo!

Pero antes de entrar en materia vamos a preguntarle a la señora R.A.E.

Yago: Sra. R.A.E, ¿qué diablos es eso del objetivo?
Sra. R.A.E: Es el fin o intento a que se dirige o encamina una acción u operación.
Yago: Genial, gracias señora R.A.E.

fijar lograr objetivos metas

El OBJETIVO:

Como veis, el objetivo es la razón por la que hacemos las cosas generalmente. Si trabajamos es con el objetivo de ganar dinero, si ligamos con una chica es con el objetivo de acostarnos con ella y si rezamos a Dios, Alá, Buda o Pokemon es con el objetivo de reencarnarnos, alcanzar un nuevo nivel espiritual o no morirnos de calor en el infierno. (Religiosos que me odien luego de leer esto, por favor dejen sus comentarios.) Como veis no me refiero a objetivos de vida y a largo plazo, como montar una familia o conseguir ser el Papa de Roma, no, mas bien lo que quiero tratar son los objetivos que buscan un satisfacer una placer o una necesidad en el momento.

Mi idea es que los objetivos pueden transformar nuestra conducta y actitud.

Cuando los objetivos son de necesidad extrema y nuestro cerebro asimila que necesitamos completar esa acción inmediatamente es cuando nos ponemos las pilas y actuamos.
Es cuando nos enfocamos. Os pongo un ejemplo:

Situación 1: Tienes que abrir una puerta, pero no tienes prisa, te pones a buscar la llave, revuelves todo un poco, te crees que ya has mirado por todos los sitios y resulta que estaba delante tuyo todo el rato, lo más probable es que al final no cumplamos el objetivo.
Situación 2: Tienes que abrir la misma puerta, pero muy al estilo Saw, te comunican que si no la abres en menos de 60 segundos te explota la cabeza. En ese momento el objetivo (abrir la puerta) adquiere mucha más importancia, y pondremos más atención y energía en ello, ¿no creeis? Probablemente encontraremos la llave rápido y si no, tiramos la puerta abajo, pero cumpliremos el objetivo.

En la primera situación nuestra atención y energía está completamente dispersa, mientras que en la segunda situación estamos completamente enfocados.

Estados de atención: Enfocado o Disperso

1.- Enfocado

Enfocar es centrar nuestra energía en una cuestión concreta. Pero concretamente en el uso de esta herramienta tenemos que ir un paso más allá, tenemos que enfocarnos al 578%, todos nuestros sentidos tienen que estar puestos en nuestro objetivo y en cómo resolverlo a corto plazo, eso es lo que realmente nos ayudará a tomar las riendas de la situación. Lo que hoy en día se conoce comúnmente en seducción como “estar en estado” no es más que estar enfocado en lo que te rodea.

El estado creativo necesario para ligar con una chica es el mismo que se necesita en un directo musical, en teatro, en un monólogo, etc.

Imaginaos si teneis que tocar la guitarra delante de 10.000 personas y en vez de pensar en cómo hacerlo bien y dejarlos flipando os poneis a pensar; ¿les gustará? ¿lo estaré haciendo mal? ¿me he dejado el pollo en el horno?. Es imposible, para ejecutar una actividad con eficiencia necesitamos estar enfocados en ella y en la manera de hacerla más y mejor.

– Estar enfocado y las relaciones sociales.

  Para enfocarnos primero necesitamos descubrir cuál es nuestro objetivo, si vemos una  chica o un chico que nos encanta y queremos ir a hablar ya tenemos nuestro objetivo primario.
  El objetivo inicial simplemente es ir y hablar, no hay más misterio. Para hacerlo lo mejor es enfocarse 100% en eso, repítetelo, no te lo saque de la cabeza.

– Mi objetivo es ir y hablar, ahora.
                (Repítetelo)
  – Mi objetivo es ir y hablar, ahora.
  – Tengo que acercarme y hablar, ya.

Si pensáis en si os rechaza, en si tiene novio, en si está esperando a una amiga, lo que sea, estáis dispersos, no estáis enfocados en el objetivo primario. No os enfoquéis en objetivos próximos (demostrarle nuestro interés, conseguir su número, etc.), enfocaos en el primero  y luego id avanzando paso a paso. Si lo conseguís entenderéis que no hay riesgo alguno en ir y hablar y que es un objetivo muy fácil de completar. Luego de eso ya se puede pasar al siguiente objetivo de la escala. Antes de dejar el tema del enfoque voy a repetirlo una vez más:

Es muy importante que para que tenga efectividad esta herramienta os centréis solo y exclusivamente en vuestro objetivo primario al 100%, las únicas cosas que pueden pasar por vuestra cabeza es como cumplir ese objetivo de la manera más eficaz y rápida, nada de “que pasaría si…”, si pasa eso no estáis enfocados.

2.- Disperso

Estar dispersos implica distraer la atención o la actividad en múltiples direcciones. Es nuestro estado por defecto y el que usamos en el día a día.  El estado de dispersión se caracteriza por estar muy pendientes del pasado y del futuro: Al estar con mil cosas en la cabeza nos centramos en lo que tendremos que hacer, en lo que puede pasar si no hacemos o en lo que no hemos hecho. No estamos pendientes de lo tenemos que hacer aquí y ahora.

Este estado es más útil en un trabajo de oficina, por ejemplo, donde tenemos que encargarnos de tres informes, manejar el ordenador y hablar por teléfono al mismo tiempo, pero para las relaciones sociales es completamente contraproducente. La razón es que nos resta espontaneidad y nos complica a la hora de expresarnos como queremos.

Si estamos todo el tiempo en el pasado o en el futuro lo único que se nos va a ocurrir son excusas para no acercarnos (y si me rechaza…) o vamos a rememorar ocasiones en las que ya nos rechazaron.

Debemos entender que no es un estado negativo, en absoluto, como os digo es muy útil en ciertas ocasiones pero a la hora de hablar con mujeres hace las cosas más difíciles. La seducción y el flirteo, como otras artes, requieren creatividad, espontaneidad y vivir el momento, cualidades más fáciles de obtener cuando estamos enfocados.

Esta semana segunda parte del artículo, con las fases necesarias para fijar tu objetivo y ejercicios prácticos para lograrlos.

YAGO BADER

7 comentarios
  1. Stich
    Stich Dice:

    Que buen post. y que buena herramienta Yago, me encanta la idea de enfocarse en un objetivo y no ponerse excusas para hacerlo. Es algo tan fácil, que a algunos (me incluyo aveces) os cuesta tanto. Ademas que es algo muy practico y que nos va a dar muchos resultados, buenos o malos pero en fin resultados que os van a servir para seguir mejorando y cada vez sean mas de los buenos. Lo pondré en practica 🙂

    Un abraso grande ! Sigue así… ENFOCADO

    Responder
  2. mamto
    mamto Dice:

    Muy buen post Yago!

    Es mas yo añadiria, como tu dices, que para mejorar de una manera mas continua es util enfocarse en pequeños objetivos que sean alcanzables hasta que los domines y pasar a uno mas complicado o mas dificil, eso es Kaizen, mejorarse uno mismo a traves de pequeños pensamientos, pequeñas acciones, pequeñas preguntas que nos llevan mientras nos divertimos a nuestro objetivo mas grande. Psicologia Kaizen. Juan Carlos

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *