Lo que recordarás para siempre: Día mundial del Alzheimer

dia-mundial-alzheimer-residencia-ancianosComo cada semana, llegué a la residencia de ancianos. Aun siendo parte de mi rutina habitual, siempre me entretengo mirando alrededor mientras espero a que la recepcionista me atienda. Algunos ancianos se asoman con curiosidad mientras ojeo el calendario que indica a qué residentes hay que felicitar por su cumpleaños ese mes. La mayoría superan ampliamente los ochenta años.

En esos momentos caigo en la cuenta de lo cíclico de la vida: nacemos y morimos dependientes de los demás. Con todo, quizá suele haber más alegría al atender al bebé que al anciano, entre otras cosas porque en un bebé vemos a quien hemos sido, y en un anciano… a quien seremos. Mientras le doy vueltas a este asunto, reparo en que hay una novedad en la entrada de la residencia. Un mural.

El mural de recuerdos del día mundial del alzheimer

Un mural a propósito del día mundial del alzheimer. Les han propuesto a los residentes que peguen post-its donde reflejen recuerdos felices o importantes. Y este es el motivo del presente artículo. Quiero exponerte a ti, inestimable lector, a lo que allí se podía leer. Compartiré mis conclusiones pero quiero que tú también saques las tuyas, por lo que no voy a filtrar recuerdos. Los pondré todos, incluso los que describen situaciones idénticas:

 dia-mundial-alzheimer-recuerdos

“Uno de mis recuerdos fue cuando mi hijo caminó a los 9 meses”.

“Me acuerdo cuando mi madre vendía pescado por la calle del pueblo”.

“Recuerdo muchos días como el de hoy, donde sólo he recibido buenas noticias”.

“Recuerdo todos los buenos momentos que tengo y me alegro de poder recordarlos”.

“Me sentí muy feliz cuando nacieron tanto mis hijos como mis nietos Marta, Pablo, Alba y Marcos”.

“Los días en que mi mujer sonríe”.

“El día en que nacieron mis hijos Encarna y Pedro”.

“Los ratos que pasaba en el jardín con las plantas, regando, cuidando los geranios…”.

“La sonrisa de mi padre, la más bonita y sincera”.

“Cuando nació mi sobrino Aarón”.

“El día que mi suegro me autorizó a ser novio de su hija, el 4 de octubre de 1947”.

“Recuerdo cuando nació nuestra primera hija”.

“Todos los momentos de risas con toda mi familia”.

“Cuando eramos pequeñas mi hermana y mi prima íbamos a una casita de campo con los abuelos Luisa y Ramón. A pasar los fines de semana y los veranos. Nos bañábamos en la piscina.”

“Cuando jugaba en el patio del colegio con los amigos”.

“Recuerdo cuando mis padres no me dejaban salir de noche con el novio”.

“Hace 31 y 26 años que nacieron mis hijas y es lo más bonito que me pasó”.

“El día que supe que estaba embarazada”.

“El día que nacieron mis hijos”.

“El día que tuve a mi hijo”.

“El primer día que vi a mi marido”.

“Cuando iba al colegio y jugaba al baloncesto con mis amigos”.

“Los 5 años que llevo aquí en la residencia”.

“El día de hoy, ya que al buscar recuerdos felices me he dado cuenta que en todos estaba mi mujer”.

“Las vacaciones en casa de los abuelos con todos mis primos”.

“La fiesta que me hicieron mis compañeras el día de mi jubilación”.

“Los momentos que paso abrazada a mi hija”.

“Con todo mi cariño te dedico este post-it para hacerte saber que siempre estaré contigo y cuidaré de nuestros recuerdos aunque no me reconozcas”.

“El día que me nombraron Fallera Mayor”.

“Cuando nació mi hijo y me lo pusieron encima es el momento más bonito de mi vida”.

“Todos los momentos vividos junto a la familia y amigos”.

“Recuerdo cuando era pequeña”.

“Recuerdo cuando conocí a mi marido, recuerdo que era en Pascua”.

“Los momentos que pasaba con mis amigas en la fábrica donde yo trabajaba”.

“Los momentos con mis amigas cuando éramos jovencitas. íbamos al baile, al cine… y nos dimos cuenta que algunos chicos se fijaban en nosotras, todo era muy inocente”.

“Cuando estuvimos en América, después de la guerra, con mi marido y mis hijos. Lo pasamos muy bien, ya que aquí habíamos pasado mucha hambre”.

“Cuando estuve en la vendimia estábamos todos de juerga y risa, y me pusieron una serpiente en el saco”.

“Cuando se casó mi hijo, yo era la madrina, así que mi hijo fue cogido de mi brazo hasta el altar. Fue un momento bonito y emocionante”.

“Los días que solía entrenar con mi amigo Abelardo en bicicleta. Nos preparábamos para las carreras de los pueblos”.

“Los 38 años en Londres junto a mis amigos y familia”.

¿Qué os parece? En la segunda parte os daré mis impresiones. De momento, podéis ir comentando las vuestras, así como escribir vuestros recuerdos felices.

 

The following two tabs change content below.

Javier Santoro

De Valencia pero viajero, licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Mis palabras favoritas son: extravagante, amable, paradójico, curioso y retozar.
3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] »Lo que recordarás para siempre: Día mundial del Alzheimer […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *