La observación creativa

Una vez mas Morfeo me sorprende con una de las suya, os invito a que echéis un vistazo a este articulo creedme, no tiene desperdicio. Y pensar que chico tiene tan solo tiene 17 años, ¿Quién lo diría?. Ya decía mi compadre y compañero de batallas, que este niño viene pisando fuerte. Os paso con el….

 La observación creativa

Hola, amigos. Yo es que soy muy pequeño todavía, y tengo días muy emocionales. Y escribiendo esto debo deciros que me siento muy afortunado de que lo que escribo se cuelgue en esta página. Y sé que a Egoh, que sabe que no molo tanto como aparento, también le va a gustar lo que os voy a contar ahora.

Resulta que soy actor. Hubo un tal Brecht en el s.XX que propuso mirar desde fuera al personaje que debemos representar en una obra de teatro y, leyendo el texto con una concentración y análisis obstinados, crear un personaje, no basado en las teorías internas de “sentirnos como el personaje en cada momento”, sino, de decir sinceramente: “Por lo que pone este texto, ¿Qué forma de moverse, de mirar, de ir al baño y de cocinar huevos con patatas tiene este personaje?”.

Como veis, una observación intensa, con todos los sentidos. Y resulta que a mí tanto teatro épico me ha inspirado. Creo que no es baladí cuando hablamos de observar y de captar lo que necesita la otra persona, para llegar a lo que deseamos, tanto esa persona como nosotros.

Y es que a mí me encanta poner ejemplos….

Pongamos que tenemos diecisiete años y, aunque nos llamemos como un famosísimo poeta español, a nosotros lo que nos gusta es Guns’n’roses y Miles Davis, hacernos pendientes y meternos en historias que ninguna madre nos recomendaría meternos. Un sábado, nuestro amigo F, en la botellona, se mete en la foto de unas chicas que no conocemos de nada, porque el es así y le gusta relacionarse y reírse con toda la gente que le rodea. Pero la chica que hace la foto, que es la que más nos gusta a nosotros, le responde una cosa muy fea en un tono muy borde a nuestro amigo.

 

Vamos a observarla por un momento…

 

Parece un poco mayor que nosotros, tendrá unos 20, y es de esas chicas concientes de la explosividad de su cuerpo, y la aprovecha eligiendo ese vestido negro escotado. Desde luego no es una tonta y, por lo visto, para ella es un pecado mortal meterse en fotos sin permiso.

¿Cómo vamos a ser atractivos con esa nena que nos gusta, y con nosotros  mismos? ¿Compórtandonos como críos y pensando que esa tía es una borde?

O entendiendo que no nos conozca, y diciéndole: “Hoy he salido pensando en casarme con la persona más simpática y acogedora de esta botellona. Y te acabo de encontrar. Como te atrevas a sonreírme ahora, te pido matrimonio.”

Yo de vosotros, cogería la segunda opción.

Sobre todo si después de un rato nos cuenta esta amiga nueva que estudia Derecho, y que no es normal que un niño tan pequeño le proponga volver a verse dentro de dos días para tomarse una cerveza por la tarde y así despejarse un rato de este curso que está empezando tan aburrido.

Y si pensamos que no es lo más normal del mundo que una chica de 20 años vaya a quedar con un chico de 17 que claramente le mira la boca de una forma tan sugerente, quizá entendamos cuando la volvamos a ver dentro de dos días, que esté un poco nerviosa y no demasiado participativa, aunque se haya puesto una ropa, ciertamente demasiado sexy para irse a tomar una cerveza… Porque, ¿Quién sabe lo bien que nos lo podemos terminar pasando juntos?

Lo que os vengo a decir, es que el ambiente y la gente que vemos a menudo, nos transmiten muchísima más información de la que podemos ver a simple vista, y esa información podemos elegir ponerla a nuestra contra, o a nuestro favor, si sabemos entender que algunas chicas en ciertas ocasiones no participen cuando vamos con la simple intención de conocernos.

Y si lo reflexionáis un momento, ¿Con cuántas cosas de vuestra vida, incluso totalmente ajenas a las chicas, podemos darle utilidad a esta forma de observar con atención lo que pasa a nuestro alrededor?  Así que intentemos no despistarnos muy a menudo ni imaginar gigantes donde solo hay molinos de viento, y cuando seamos concientes de lo que de verdad pasa en alguna situación que nos parece complicada, vamos a CREAR LA SITUACIÓN QUE DESEAMOS.

Sonreír sin hacer caso a una mala cara, ayuda una barbaridad. Y si además, actuamos movidos por la gran pregunta: «¿Qué pasaría si hago esto o lo otro…?» y nos empieza a parecer cómica la imagen mental de una chica rechazándonos… los resultados pueden ser muy, pero que muy inesperados… Pero ésa es otra historia de la que hablaré próximamente.

 

Abrazos! Morfeo.

The following two tabs change content below.
Ana y Selu son un tándem, la experiencia de un hombre que ha demostrado superar las adversidades y utilizar sus recursos, y la profesionalidad de una mujer con dilatada experiencia en psicología.
12 comentarios
  1. Yago Bader
    Yago Bader Dice:

    Juanra, ya sabes que después del viaje tu y yo tenemos que hacernos millonarios y vivir en Hollywood de lo guapos que somos, el articulo una pasada.

    ¡Sigo aprendiendo muchisimo de ti tio!

    Un abrazo 🙂

    Responder
  2. mercurylove
    mercurylove Dice:

    egoland seducción. la seducción de intelectuales; me he leído todo lo publicado hasta la fecha.
    una seducción sofisticada, con elegancia y principios para cada movimiento.

    llegaréis lejos

    Responder
  3. lancelot
    lancelot Dice:

    genial, enserio que es un excelente articulo ademas me siento un poco identificado con morfeo pero tengo un año mas…excelente.
    espero mas articulos como este…

    Responder
  4. Alex
    Alex Dice:

    Me ha encantado el artículo. La capacidad de observación es una virtud que estoy intentando desarrollar, ya que hasta hace poco, no prestaba demasiada atención a mi alrededor…Me has dado una gran idea en relación al teatro, ya que yo también soy actor, aunque muy amateur.
    «Mira desde fuera al personaje que debes representar» .¿Porqué nunca me ha dicho ésto un profesor?. 🙂

    Responder
  5. pedro
    pedro Dice:

    Está genial el artículo.
    Pero para desarrollar esa capacidad de observación..
    ¿cuales creeis que son las preguntas claves que debemos hacernos en el momento presente de la interacción?
    Y no me refiero a las obvias de ¿qué tiene de especial esta chica? o ¿qué estará sintiendo esta chica en este momento? que aunque imprescindibles a veces es complicado cuando no es tan obvia su emoción.
    Quería ir un poco más allá en el tema de la observación que propone este artículo.
    Gracias por todo a todos chicos!! : D

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *