La cita no funciona ¿Qué puedo hacer?

El  Blues del autobús es mi especialidad culinaria, un plato inventado que es pastel de carne con bacón, cebolla, champiñones y nata. No hay nada peor que estar cocinando durante una hora un “blues del autobús” y que al acabar de cocinarlo por una lindeza del destino se te caiga la bandeja al suelo.  Pues bien, hay veces en la vida que eso pasa.

Has quedado con una chica que te gusta, habéis aparecido los dos a la hora, pero algo no cuadra. No estáis a gusto. Los silencios no son de mientras os miráis con ojos amorosos.  Un lémur con resaca se lo estaría pasando mejor que tú en la cita.

 Ella mira la hora y tu piensas “ Si sólo han pasado tres minutos desde la última vez que la has mirado”. Hasta la visita que hiciste al oftalmólogo fue más vibrante que esto…Bien, ¿se puede solucionar?

Problemas que se pueden estar dando:

-No os estáis conociendo. Los temas que habéis tocado no os vinculan ni divierten en absoluto.

-No estáis siendo vosotros  mismos. Incomoda o impone alguna actitud. Eso provocará tensión y rigidez.

-No os recordabais así. ¿A quien no le ha pasado haber quedado con una mulata con el pelo largo y que aparezca una rubia de pelo corto?

-Uno de los dos tiene ganas de ir al servicio pero le da vergüenza decirlo.

Particularidades de la situación:

Si, Habéis quedado. Es decir, en algún momento le ha gustado a esa persona algo que tienes tú. Y algo de ganas de poner un poco de mandanga en su vida seguro que tiene.

-Seas hombre o mujer, el sexo opuesto no es el enemigo si esta exento de inseguridades o miedos. Es decir…puede estar igual de nervioso e incomodo que tú. No imagines que siempre está examinando lo que haces.

-Vale, sí, esta siendo un desastre, pero el Barcelona le remonto un 0-4 al Atletico de Madrid en el Camp Nou. Los pasteles de carne, los partidos de futbol y las citas no son como empiezan sino como acaban.

Consejos:

1 | Pararte dos segundos a pensar qué persona le resulto atractiva a quien tienes enfrente. Exacto, tú mismo. Toma aire y acuérdate de qué le mostraste y simplemente vuélvelo a compartir.

2 | Admítele que está siendo un desastre de cita y abre la puerta a que pueda mejorar, “Vanessa no se si es que me impones o el cambio climático pero he empezado un poco frío, ahora pienso estar mucho más cómodo y hacer que tú también lo estés” Afirma la evidencia, siempre mejor con humor.

3 | Utiliza los temas que se nombró constantemente en la comunicación emocional, son los más vinculantes (revisa los artículos).

Ya me contarás cómo fue la cita ¡y nunca abráis la puerta a desconocidos!

6 comentarios
  1. Alex Venus
    Alex Venus Dice:

    Joder Alvaro que gran articulo. Como siempre con la naturalidad como máximo exponente. Y muy argumentado todo.

    Gracias por un buen rato tomando nota. Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *