musculos pelvicos ejercicios kegel mujeres

Kegel, Los músculos del sexo (II): Ejercicios para chicas

Ejercicios de kegel para chicas

Fortalecer los músculos pélvicos no sólo va a mejorar vuestra vida sexual, también puede contribuir a aumentar la lubricación vaginal, prevenir la incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de la orina)  y el prolapso uterino. Estos ejercicios también ayudan a recuperar el tono muscular vaginal después de dar a luz. Al tener un buen tono en los músculos pélvicos ayuda a aumentar la afluencia de sangre en la zona pélvica y incrementa la sensibilidad de vuestro punto G. Los ejercicios de Kegel también hacen que sea más fácil alcanzar el orgasmo u orgasmos múltiples.

La vagina de una mujer sin experiencia sexual o que no tenga fortalecida los músculos pélvicos es tensa porque aún no ha aprendido a relajar los músculos pélvicos. Si estos músculos no se fortalecen al ser estirados, puede que no desarrolle la capacidad de apretar el pene u otras cosas insertadas. El no fortalecerlos hace que disminuya el roce entre las paredes vaginales, con lo que una penetración vaginal puede no molar tanto como cuando tienes unos músculos pélvicos fuertes.

Hay algunos hombres que se quejan de que Fulanita, Menganita o Pepita tiene la vagina muy grande y practica sexo con ella no siente placer porque dicen que no roza con sus paredes vaginales y estos mismos hombres dicen que prefieren chicas con la vagina más pequeña porque piensan que sentirán más placer. Cuando para nada chicos, hay mujeres que le puedes hacer un fisting (introducir una mano en la vagina o en el ano, en este caso en la vagina) y después al introducir el pene, darte mucho más placer que una chica con la vagina mucho más pequeña. Todo depende de sus músculos pélvicos.

Aquí puedes leer la primera parte del artículo sobre los ejercicios de Kegel y sus beneficios

 musculos pelvicos ejercicios kegel mujeres

Pasos para realizar los ejercicios de kegel y fortalecer los músculos pélvicos (chicas):

Los ejercicios pueden realizarse en cualquier momento y lugar, no obstante si nunca los habéis realizado empezad poco a poco. Al realizar los ejercicios es preferible que los hagáis acostadas o sentadas en una silla.

  1. Aseguraos de tener la vejiga vacía
  2. Contraed ligeramente los músculos pélvicos durante unos segundos y relajándolos a continuación.
  3. Repetid el paso 2 entre cuatro y diez veces.

Cuando sepáis hacer esto bien, aumentad progresivamente el número de contracciones y de segundos hasta que podáis mantener el apretón al menos durante diez segundos y hacerlo entre diez y veinte veces seguidas.

  1. Contraer y relajar lo más rápido que se pueda. Repetir 20-25 veces.
  2. Combinad apretones largos con contracciones rápidas (cuatro o cinco contracciones rápidas después de una larga).

Es importante que durante la ejecución de estos ejercicios no sintáis molestias ni en el abdomen ni en la espalda. Si sentís molestias es porque estáis realizando los ejercicios de manera incorrecta.

Intentad sincronizar la respiración con los movimientos, inspirando cuando contraéis, aguantando la respiración mientras los mantenéis contraídos y soltando el aire mientras los relajáis, o respirando hondo cuando contraéis rápidamente. Estos ejercicios se pueden realizar dos o tres veces al día.

Una vez que dominéis estos ejercicios podéis hacer los siguientes, hacerlos todos o algunos de ellos:

  1. Imaginad que sujetáis algo con la vagina, mantener esta posición unos segundos y relajar. Repetir entre cinco y diez veces
  2. Imaginar mentalmente las paredes interiores de la vagina e intentar acercarlas contrayendo los músculos
  3. Intentad empujar como si intentarais expulsar de vuestra vagina algo insertada en ella, por ejemplo un dedo. Repetir entre cinco y diez veces.
  4. Si queréis podéis comprar en los sex shops una barra de ejercicios para la vagina, son básicamente como consoladores, a lo que vuestra vagina puede agarrarse para realizar los ejercicios, las bolas chinas también son muy útiles. O también podéis utilizar otros remedios caseros, siempre que estén limpios o envueltos con un condón para evitar infecciones.

 

(Barra de ejercicios Kegel)

Así que chicas ya sabéis, la próxima vez que os tengáis sexo, aprovechad para abrazársela, ya que a la mayoría de chicos les encanta. También podéis relajar la musculatura pélvica cuando vuestra pareja este a punto de eyacular y así retrasar un poco más su eyaculación (a excepción de los hombres multiorgásmicos que pueden tener un orgasmo sin eyacular, o aquellos que pueden eyacular varias veces seguidas sin entrar en el periodo refractario)

AQUI Ejercicios de Kegel para chicos.

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *