Felicidad en perspectiva (I): 3 definiciones de felicidad

Inestimables lectores, nunca dejará de sorprenderme lo poco que se habla de felicidad de forma manifiesta, cuando de forma latente nunca hablamos de otra cosa.

Como ya comenté al comienzo del artículo sobre El Hecho Social y la Extravagancia, una pregunta del tipo “qué te hace feliz” o “qué es lo más bonito que te ha sucedido esta semana” resulta más extraño que “por dónde saliste anoche”.

Con la venia de nuestro psicólogo positivo, el gran Antoni, en estas entregas voy a extravagar como sociólogo y hablaré sobre felicidad. Me resulta inevitable. Si en La extravagancia Proponía un modo de enfrentarnos a la resistencia social y en El Ser y el Deber Ser  un método para estar en guardia contra las ideas que hemos heredado, esta entrega busca un sentido último, un para qué. Y es que una de las cuestiones que innegablemente comparten todos los seres humanos, es que quieren ser felices.

Teniendo en cuenta esta característica humana común: ¿Por qué plantearnos de manera tan prioritaria la felicidad?

Lo primero que define la urgencia de la felicidad es la brevedad de la vida, su fragilidad manifiesta y la escasa probabilidad de que las buenas oportunidades se repitan. Detengámonos un momento a pensar y digámoslo en alta voz: LA VIDA ES FINITA, y nuestra primera responsabilidad para con ella es vivirla y disfrutarla al máximo. El resto de “deberes” añadidos dependen en gran medida del entorno social y de la lectura que de él hagamos.

felicidad-urgencia

Ahora bien, de la misma manera que existe un código que divide el “ser” del “deber ser”, hay una clara división entre lo que deseamos realmente y aquello que (por presión social, miedo o autoengaño) creemos que deseamos. Dicho esto, la pregunta es inminente:

¿Qué es ser feliz?[1]

En esta serie abordaremos tres definiciones.

1a. EDUARD PUNSET – AUSENCIA DE MIEDO

La primera se la escuché a uno de los santos laicos de nuestra sociedad: Eduard Punset. Él afirma: felicidad es ausencia de miedo. En relación calidad/síntesis es la mejor definición que nunca he encontrado. Porque efectivamente, detrás de cada desdicha podemos encontrar un miedo: miedo a que la persona amada deje de quererme, miedo a perder mi trabajo, a perder el tiempo o dinero invertido en una decisión, a quedarme calvo, a no volver a sentir lo que uno ya ha sentido, a no ser libre, a resultar herido, a no estar a la altura, a quedar en ridículo, a la soledad, o a la nueva canción del verano.

El miedo merece un enfoque particular y extenso y seguramente lo abordaremos en otra oportunidad. Baste decir desde el punto de vista social que el miedo (a lo que van a decir, pensar o hacer los demás) puede llevarnos a alejarnos definitivamente de nuestros deseos e impedirnos ver claramente lo que nos rodea. Esto define nuestra percepción distorsionada de la felicidad. La lista de miedos puede llegar a coincidir peligrosamente con la lista de obligaciones impuestas y heredadas, nos planteamos con frecuencia que tenemos que ser buenos padres, buenos trabajadores, buenos novios, antes que plantearnos la búsqueda del bienestar. Nuestra necesidad de cumplir con las normas sociales  puede llegar a suprimir nuestros deseos y eso requiere una reflexión crítica.

2a.CARMELO VÁZQUEZ – FELICIDAD COMO PROYECTO

La segunda definición, la escuché de uno de los grandes referentes en el campo de la psicología positiva en España: Carmelo Vázquez. Dada la dificultad de medir la felicidad a través de cuestionarios, él usa una aproximación realmente útil: ¿cuál es tu nivel de satisfacción general con la vida?

Esta pregunta entiende que la apreciación de la felicidad necesita de cierta perspectiva. Es cierto que existe una apreciación de lo feliz en lo cotidiano, en saber identificar qué sensaciones y experiencias me producen bienestar, pero a mi parecer la gran virtud de esta definición es entender la felicidad como proyecto. Así pues, tener días malos es perfectamente compatible con una vida feliz. Sobre esta perspectiva de la felicidad ahondaremos en la tercera entrega de estos artículos.

3a. JAVIER SANTORO – LO QUE HAGO Y LO QUE QUIERO HACER

La tercera definición, no es tan genial como las anteriores pero es de la que más orgulloso estoy. Esto se debe sin duda a que se trata de mi definición particular (de hecho animo a todo lector a buscar su propia definición). Considero que felicidad es sentir que se acorta la distancia entre lo que hago y lo que quiero hacer. O desde el punto de vista del Ser: sentir que se acorta la distancia entre quien soy y quien quiero ser.

Analizaremos con ejemplos en la próxima entrega las 4 partes de las que está compuesta dicha definición.

¡Hasta pronto!

PD: recuerda que tus comentarios enriquecen este artículo, y que todo comentario o pregunta la responderé aquí o en nuestro canal de Youtube Egolandswers. Y si decides compartirlo, gracias de antemano por hacer algo tan halagador como es difundir mi trabajo.


[1] Como no puede ser de otro modo, mi aproximación es subjetiva. Para un acercamiento a la literatura científica relacionada con la felicidad recomiendo a Martin Seligman, padre de la psicología positiva, así como uno de los principales impulsores de este enfoque psicológico en nuestro país: Carmelo Vázquez. Particularmente también profeso admiración por Luis Rojas Marcos.

The following two tabs change content below.

Javier Santoro

De Valencia pero viajero, licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Mis palabras favoritas son: extravagante, amable, paradójico, curioso y retozar.
24 comentarios
  1. Joan
    Joan Dice:

    me ha gustado mucho.
    y tu deficiion tambien es muy buena no te kites meritos.
    esperando esos ejemplos.
    yo soy feliz en general pero no tengo tiempo para disfrutarlo, hay alguna rutina para poder saborear esa sensacion? xq si pienso si k soy feliz, xo tengo que pensarlo

    Responder
  2. Begoña
    Begoña Dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con Joan, tu definición es fantástica!Sin quitarle mérito a las otras dos ;). Lo que yo opino sobre la felicidad es que es algo cambiante, de hecho, lo que hace unos años nos hacía inmensamente felices, ahora probablemente ya no sea así, porque las experiencias y el tiempo cambian nuestro su concepto sobre ella.
    Pero si tuviera que dar una definición más concreta, me acercaría más al hecho de sentirte tranquilo y satisfecho con el camino recorrido hasta ahora, que es el que te ha llevado a ser la persona que eres en este preciso momento, asumiendo tus éxitos y tus equivocaciones como algo natural, sin que ello te frene a seguir viviendo con pasión cada momento y a disfrutar de las pequeñas cosas, al final se trata de sentirte bien contigo mismo, rodearte de gente que enriquezca tu vida y sonreír y reír mucho.

    Y lo que sí tengo muy claro es que la felicidad sólo depende de uno mismo 🙂

    Gracias Javi, siempre nos dejas con ganas de más!Y eso es bueno.

    Responder
    • Javier Santoro
      Javier Santoro Dice:

      Gracias como siempre Begoña por tus elaborados comentarios.

      Estoy de acuerdo, en parte madurar significa cambiar nuestro concepto de felicidad. También lo estoy en cuanto a la importancia de entender que somos los máximos responsables de nuestra felicidad. En este sentido, creo que recordar que nadie nos debe nada me ha servido mucho (a mi particularmente).

      Responder
  3. Alejo
    Alejo Dice:

    Palabras muy nutritivas, me gusta tu definición Javi. Por mi parte,creo, la felicidad es la evolución constante de nuestra identidad, de hacer y ser aquello que nos gusta, de sentir que lo que haces y eres es importante. Y algo que yo considero esencial: fluir con suavidad en lo que hagas y seas. Desde aquí, un abrazo grupal…

    Responder
    • Javier Santoro
      Javier Santoro Dice:

      Un abrazo Alejo, y gracias por tu fluida definición. Me ha recordado a la aproximación que hace Csikszentmihalyi (he tardado más en escribir ese nombre que en escribir el resto del comentario).

      Responder
    • Javier Santoro
      Javier Santoro Dice:

      De hecho son muchos los alumnos que vienen a talleres buscando ese propósito: el mayor control. Personas que tienen éxito en general pero que sienten que este éxito es azaroso. La falta de control, la incertidumbre y los cambios no los llevamos especialmente bien, lo cual siempre me ha llamado la atención, dado que lo único seguro es el cambio. Un saludo Artur!

      Responder
        • Javier Santoro
          Javier Santoro Dice:

          Me refiero a que lo único seguro en la vida es que todo va a cambiar en algún momento. Y sin embargo no solo pocas personas tienen esto en cuenta, sino que además la mayoría prefieren no verlo.

          Responder
  4. Chema
    Chema Dice:

    Muy buenos los articulos Javi, haceis un trabajo excelente seguir así.
    Mi visión subjetiva de la felicidad es la siguiente:

    La felicidad se encuentra en uno mismo, en lo que hace y en lo que le rodea. Cuanto mas satisfecho estes con estas tres cosas mas feliz seras.

    PD: Podeis estar felices por el trabajo que haceis, porque nosotros lo estamos al leerlo.

    Un saludo.

    Responder
  5. Ana
    Ana Dice:

    Hola Javi,
    Al final me he decidido a comentarte, para que nazca un gatito más y por esos pobres niños con esguinces…
    Hace tiempo me hice esa pregunta: que me hace feliz? y después de darle vuelvas y vueltas, ordenar todos mis pensamientos y vivencias. Caí en la cuenta que lo que me hace feliz es hacer las cosas sin esperar nada a cambio, sin esperar nada de nadie. Hacer lo q me nace en ese momento de dentro y disfrutar de ello.
    Puedes ser feliz en cualquier parte del mundo si eres capaz de disfrutar de la soledad. Cuando consigues eso y encuentras el equilibrio, creo q todo lo demás viene solo.

    un saludo.

    Responder
    • Javier Santoro
      Javier Santoro Dice:

      Hola Ana! en primer lugar te doy mi enhorabuena por hacer algo tan excepcional y a la vez tan sencillo como preguntarte «¿qué te hace feliz?».

      En segundo me parece que tu planteamiento te hace muy libre. Tratar de disfrutar y encontrar satisfacción en aquello que haces independientemente de lo que suceda es un modo de ser muy libre, que te puede aportar mucha felicidad, y que les puede aportar felicidad a aquellas personas con las que decidas dedicar tu energía.

      Sí creo que la soledad no escogida puede deprimir, por lo que hay que cuidar las relaciones. Pero si eres capaz de estar a gusto contigo misma, luego eres capaz de formar relaciones de más calidad.

      Encantado de leerte, un saludo!

      Responder
  6. Alejandra
    Alejandra Dice:

    Soy mexicana y estudio sociología, tengo que decir que admiro tu trabajo y la manera en que «extravagas» en la sociología siempre de una manera positiva. Saludos.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] El Abecedario de la seducción (II) Tweet Share (function() { var li = document.createElement('script'); li.type = 'text/javascript'; li.async = true; li.src = 'https://platform.stumbleupon.com/1/widgets.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(li, s); })(); (function() { var s = document.createElement('SCRIPT'), s1 = document.getElementsByTagName('SCRIPT')[0]; s.type = 'text/javascript'; s.async = true; s.src = 'http://widgets.digg.com/buttons.js'; s1.parentNode.insertBefore(s, s1); })(); reddit_url = "https://www.egolandseduccion.com/12-claves-el-abecedario-de-la-seduccion-i/"; reddit_title = "12 claves: El abecedario de la seducción (I)!"; ‹ Previous Next › […]

  2. […] Felicidad en perspectiva (I) Felicidad en perspectiva (II) Felicidad en perspectiva – Ejercicios(III) Felicidad en perspectiva – Ejercicio(IV) […]

  3. […] »Felicidad en perspectiva (I): 3 definiciones de felicidad […]

  4. […] »Felicidad en perspectiva (I): 3 definiciones de felicidad […]

  5. […] »Felicidad en perspectiva (I): 3 definiciones de felicidad […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *