sexo pareja gimiendo al oido

Estimulando sus sentidos: El sexo y sus sonidos

Dicen por ahí que los seres humanos sentimos una cosa llamada placer. Podemos llegar a sentirlo por varios motivos, unos más psíquicos o espirituales y otros, los mas inmediatos, que nacen de estimular nuestros órganos de los sentidos.

sexo pareja gimiendo al oido

Sexo: Estimular los sentidos, el sonido

Cinco son los sentidos que podemos reconocer en cualquier persona. Pero creo que a estas alturas ya hemos conocido todos a bastante gente que a su intuición hace falta ponerle otro la etiqueta de sexto sentido. Sin embargo, hace falta primero analizar bien la situación, ya que, por ejemplo, mi profesora de primero de bachiller no tenía una intuición supradesarrollada, pero su olfato le facilitaba tener claro que había estado fumando en el baño. Tardé mucho en caer en tal cosa.

El sexo es contacto físico, es olores, es sonidos, es sabores y por supuesto es imágenes. En este post nos vamos a centrar en los sonidos. Los sonidos que una pareja emite tienen varias funciones, entre ellas una función erótica ya que a la mayoría de personas les excita saber que están dándole placer a su pareja. La excitación que se recibe al escuchar los gritos, suspiros o aullidos de placer pueden estímular tanto como el contacto genital.  Las mujeres son en porcentaje las que más sonidos emiten. Un porcentaje muy alto de los hombres esperan a emitir ruidos cuando están cercanos al clímax.  Así no chicos, así no, ellas también necesitan que trabajemos un poco en su orgasmo.

Otra de las funciones de los sonidos durante el sexo es aumentar el vínculo de confianza con la pareja. Daros pistas de por donde sí y por donde ni fu ni fa, ayudar a desinhibirse a la otra persona, etc…Si una mujer o un hombre están encerrados en sus miedos y no se sienten libres lo tienen muy difícil para llegar al orgasmo.

 

Y probablemente a estas alturas del post ya estaréis deseando que alguien hable de monos, ¿verdad? Pues bien, un 86% de las hembras de simios gimen durante el acto sexual para ayudar al macho a eyacular.

 

La gente que no gime en la cama suele ser por miedo al ridículo o vergüenza, aunque en esos casos la mayoría de gente “no se corta” cuando están a solas. Os invito a que gimáis, aulléis y gritéis, tanto cómo si la pareja que tenéis delante lleva veinte años casada contigo cómo si la acabas de conocer. Ayudarás y mucho a que ella o él se desinhiba y disfrute más contigo.

 

4 comentarios
  1. Esence
    Esence Dice:

    Hay demasiadas mentalidades aún que piensan que hay que aminorarlos. A ver, no se trata de que se entere el bloque entero, pero si los vecinos de al lado ;))

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *