chica y chico

Ella y yo, el centro del mundo, por Morfeo

Con tantas novedades y alegrías en estos últimos días, y que aún no he conseguido asimilar todo. Hoy mi amigo Morfeo se ha presentado con una de sus genialidades, y que como siempre es muy merecedor de ser compartido con todos vosotros.

En anteriores artículos ya os dije, que lo considero mi mano derecha y que pese a ser muucho más joven que yo, siempre ha sabido llevarme y sobre todo hacer que no me sienta agobiado. Si os soy sincero difícilmente llevaría todo esto sin el. ¿Y como agradecérselo?. Os daré una pista.
No me diréis que no es un regalo un tanto oportuno, y a todos ustedes si aún no tenéis vuestro ejemplar…..¡animaros!. Ahora os dejo disfrutar de este artista y pequeño granuja.

SELU

Ella y yo, el centro del mundo, por MORFEO

Una de las cosas de las que he aprendido es la cantidad de pensamientos con los que solemos cargar nuestras mentes. Estudios, trabajos, hobbies, amigos, familia, sexo opuesto… Y cuando estamos con el sexo opuesto, nos ocupamos de molarles, de hacerlas reír, llevarlas a sitios molones para molarles… ¿Qué lío y qué trabajazo, ¿no?.

Desde luego, está claro que nadie puede hacer nada a gusto, atento a tantas cosas a la vez. O será que yo soy muy torpe…

Pero ha sido haciendo teatro (¿os he dicho alguna vez que mi vida consiste en hacer teatro y un par de cosas más que no diré por si mi madre lee esto?) donde he encontrado algo realmente inspirador para relacionarme con ellas.

La ley es simple:

No Dar, Sino Recibir.

chica y chico

Para mí, estar con chicas es la consecuencia de un todoconsecuencia de lo que yo le pueda interesar por mi apariencia, mi forma de hablarle y las cosas que le diga o haga con ella, de mi deseo sexual, de lo molona que sea esa chica, de lo bien que me haga sentir a su lado, de los momentos que me dedique…

¿Y qué significa esto? Que hay que abrir los ojos, amigos y amigas.

Cuando yo subo a un escenario, ¿Creéis que es fácil dejar de pensar en que he discutido con un amigo el día anterior, que una chica me ha dicho que no piensa quedar más conmigo si no nos hacemos novios, que mis padres me han dicho que no hay dinero para poder irme a Madrid a estudiar teatro…?

Pero esos pensamientos, aunque incrustados y dolorosos, no le importan a mi público… ni a mí tampoco. Porque creo que las cosas en el mundo ya van suficientemente mal, ¿no?.

¿Para qué, entonces, hacer del hecho de estar con chicas una competición, o una obsesión rollo americana de autosuperación?

¿Y si en nuestro ratito libre para tomarnos algo con una chica nos volcamos en ella, por ella y para ella, disfrutando de sus virtudes y demostrando las nuestras? Esto por supuesto, no es ningún milagro.

Creo que si queremos gustar y gustarnos a nosotros mismos, debemos HACER COSAS PARA MOLARNOS. O sea, que en la tele ponen cosas que molan mucho, pero sin levantarnos del sofá en todo el día, poco vamos a gustar… y poco me gustaría yo a mí mismo en ese caso. Creo que darnos el gustazo de hacer algo que nos guste, ya sea nuestro trabajo, o algunos hobbies que nos flipen, y sobre todo el gustazo de sentirnos atractivos para los demás, es derecho y obligación si queremos nutrir un poquito nuestras relaciones sociales.

Pero esto no sirve de nada si cuando vemos a una chica preciosa, no sabemos discernir exactamente QUÉ nos gusta de ella, POR QUÉ y PARA QUÉ voy a hablarle y conocerla.

Observad activamente, no os canséis de observarlas y participad en el juego… ¿Qué me transmite el escote de esta chica que yo no conozco de nada pero pienso hablarle ahora mismo? ¿Qué me transmite Alba cuando me mira la boca mientras observamos las estrellas en el campo y fumamos unos cigarros?

Y todo esto, COMUNICADLO… Volquemos nuestros sentidos en ella, ¿Cómo huele?, ¿Su respiración aumenta cuando me acerco a ella?, ¿Tal vez se humedece los labios, se toca el pelito?, ¿Ahora necesita un tío cañero que se proponga hacerla gritar de placer, o tal vez a un hombre comprensivo con sus complejos y sus miedos?.

Hay miles de cosas que observar en ella (y en todo el mundo que nos rodea, mucho ojo), así que yo voy a dejar de escribir, pero tú prométeme que a partir de ahora, estarás más atento a todo cuanto ocurre a tu alrededor…

Besos a todos y todas!

MORFEO

The following two tabs change content below.
Ana y Selu son un tándem, la experiencia de un hombre que ha demostrado superar las adversidades y utilizar sus recursos, y la profesionalidad de una mujer con dilatada experiencia en psicología.
5 comentarios
  1. egoland
    egoland Dice:

    Menuda exhibición de madurez. Yo diría que este chico tiene 40 años… Perfectamente sintetizada la ensencia…
    Abrazos, amigo.

    Responder
  2. almagesto
    almagesto Dice:

    muy bueno la verdad !!!…hay que tener muy en cuenta esto al intentar empezar una conversacion con una chica.POR QUE nuestro cuerpo y nuestro cerebro lo desea y QUE algo queremos de ella ;y vamos averiguar por que nos gusta ELLA.enamorarnos un poquito de ella con lo que nos a dado,y despues de todo eso ,al comunicar lo mucho que nos gusta le damos razones que justifiquen el PARA QUE(mas que razones ,emociones) ,de lo que vallamos a hacer juntos si terminamos gustandonos.

    Responder
  3. José Tum
    José Tum Dice:

    Muy buen consejo man, y tienes razón, como dijo Lennon : «Muchos están dispuestos a cualquier cosa excepto vivir aquí y ahora»

    Y no sabes lo difícil que es para mi aveces poder soltar todas esas cosas de mi mente, sobre todo el «que dirán», y eso que he leído mucho libros de filosofía, y eso me esta ayudando bastante, pero a la hora de poner las cosas en practica es cuando de verdad te pones a prueba.

    A veces dejamos pasar las cosas, por ejemplo, hoy fui a averiguar que materias tenia que llevar a reparación, y me encontré con una chica que siempre me a gustado, pero ahora somos una especie de confidentes o algo así, el hecho es que por estar pendiente de estupideces que volaban por mi mente no preste atención a ella, ni siquiera le dije lo sexi que se veía jaja.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *