El sexo falla ¿Que va mal?

Awwwww yeah, señoras, si el sexo no funciona es que algún engranaje falla en nuestro bonito cuento de hadas (porque si no es un cuento de hadas y el sexo falla, portazo y listo, amigas mías, que no está la cosa para bromas y hay muchos hombres en el mundo).

So… ¿Qué motivos puede haber para que una relación falle en uno de los pilares que la sustentan? Porque, claro, algunos dirán: «El amor lo puede todo», y yo diré: «A los cien años todos calvos, pero queda mucho para los cien».

Científicamente hablando, se supone que el primer empujón para que dos personas empiecen una relación afectiva es el enamoramiento y subidón hormonal del momento, pero a la larga, son otro tipo de componentes los que generan un vínculo a largo plazo. Estos están basados en el apego emocional (el roce hace el cariño), uno de ellos es la oxitocina. Y, curiosamente, la oxitocina, sobretodo en la mujer, se genera a raudales en el orgasmo sexual. En el caso de los hombres es la vasopresina. Hay un estudio que demuestra que los hombres afectados por una mutación del gen de la vasopresina tienden a la infidelidad (Aunque no vayan a usarlo como excusa: «Es que yo tengo el gen, nena», aunque parece que algunos sean genéticamente cabrones).

Pero bueno, a lo que vamos. Hay una notable diferencia si el inapetente es él o ella. En el caso de que sea él, que es lo que vamos a tratar hoy, las causas son bastante más simples pero también más peligrosas.

Hay tres causas claras de porque tu pareja no quiere tener sexo contigo:

1. Es homosexual (y tienes un PROBLEMA… o dos, si tienes hijos).

2. No se siente atraido física o emocionalmente por ti. Generalmente es por la vertiente física pero a veces, si te aprecia como amiga o persona y ya no se siente atraído emocionalmente por ti, sus remordimientos le impedirán ponerse al tema (¿Imposible? ¿Un hombre con deferencia sentimental? Conozco casos, conozco… Escasos, también cabe decirlo).

3. Se acuesta con otra/s o tiene intención de hacerlo.

Y luego hay una cuarta causa menos frecuente (casi inexistente) que es que esté deprimido o afectado en su esfera psíquica (esto incluye también cabreos, estrés y todo tipo de pequeños problemas). Pero esto es profundamente infrecuente por dos cosas. Para empezar, la disociación psíquico-sexual en el hombre es mucho más frecuente que en la mujer, es decir, un hombre no suele perder el deseo porque esté mal anímicamente y mucho menos porque esté cabreado. De hecho hay un pico de testosterona y adrenalina con el cabreo que le aumenta la líbido: Sexo de reconciliación.

Cabreadlos, pero con moderación. No me seais perras malas.

Sigamos. La otra razón por la que esto no suele suceder es que un hombre anímicamente afectado suele tener deseo pero incapacidad de terminar el acto sexual: gatillazos, falta de orgasmo… etc. Pero aún así, sigue siendo MUY infrecuente que un hombre no tenga apetito sexual por razones de la esfera psicológica.

¿A que nos conduce todo esto?

A que si tu pareja te dice: «Cariño, hoy no»… Estás jodida tienes un problema.

SOLUCIONES PARA RECUPERAR SEXO CON TU PAREJA

¿Soluciones? Alguna hay para reavivar la chispa, everything is possible, pero eso lo trataré en otro artículo, no en este. Simplemente os diré que os vayais preparando, porque el apocalipsis está al caer.

Aunque bueno, mirándo el lado positivo del asunto, los polvos de despedida son míticos.

La gata negra

PD: Aviso, no tiene nada que ver. Os dejo este artículo, simplemente, porque me he reído mucho.

http://www.aciprensa.com/sida/preservativos.htm

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *