El rechazo II: ejemplos y consejos (una visión de Ana y Selu)

Nos quedamos en la primera parte del rechazo, revisa la entrada para seguir esta con mejor conocimiento de causa

¿Cómo se rompe el círculo del rechazo?

 

Si volvemos al primer paso de nuestro mapa causal, entonces:

El sujeto experimenta rechazo (proceso totalmente natural a lo largo de la vida) y en lugar de vivenciarlo como una experiencia negativa lo reformula mediante positivismo.

 Ejemplo:

– Nuestro sujeto acaba de ser despedido, lo cual interpreta como un fracaso que le produce frustración, decepción, miedo y termina sumido en una profunda depresión.

– Este mismo sujeto, interpreta ese mismo despido como una oportunidad de hacer cosas nuevas. Con la indemnización del despido monta su propia empresa y gracias a su gran actitud y tesón es feliz trabajando para él mismo y consigue la autorealización personal y una gran satisfacción.

 

Aplicado a la seducción, si en una relación o interacción nos sentimos rechazados, en lugar de frustrarnos, aferrarnos y recrearnos en el dolor (actitud poco o nada práctica y desde luego nada molona, seductora o atractiva, altamente cortarollo y bastante antierótica), debemos focalizar nuestras energías hacia nuevas interacciones o relaciones susceptibles de ser exitosas y que nos aporten experiencias positivas para nuestro desarrollo y crecimiento personal.

 

Es decir, si te rechazan no te ofusques, ni te sientas inferior. Es normal, no podemos gustar a tod@s, pero hay muchos peces en el mar, así que a otra cosa mariposa, céntrate en nuevas ilusiones, proyectos, metas, objetivos, relaciones… serás más feliz, molarás más, seducirás más, y en consecuencia te rechazaran menos.

 

Cinco Consejos para gestionar el rechazo

 

1. Normalizar el rechazo. Todos hemos de pasar por él, solo hay que estar preparado. Dependerá de las herramientas con las que contemos y cómo estén desarrolladas el poder superarlo con más o menos éxito. Lo importante es quitarle importancia y sobre todo, y como apuntaba Selu NO SER REACTIVO. En esto él es un gran maestro y si el aprendió y entrenó esta capacidad hasta alcanzar el Nirvana. ¡¡Tú también puedes!! (tienes que poner de tu parte, aprender a reírte de todo y seguir estas pautas, claro).

2. Conocer tus propias capacidades y confiar en que ellas te llevarán al éxito a pesar de los tropiezos. Esto se logra con conocimiento acerca de ti mismo (introspección y análisis) y teniendo claro que a superar el fracaso se aprende fracasando y aumentando la capacidad de tu poder interior de adaptación al cambio (resilencia) y tu tolerancia a la frustración. Darnos cuenta de qué emociones predominan en nosotros y qué pensamientos retroalimentan a dichas emociones nos puede hacer tomar conciencia del papel activo que tenemos en nuestra felicidad, y de cómo podemos elegir pensar de un determinado modo, para sentir y actuar en consecuencia.

3. Es muy importante no ser muy exigente contigo mismo. Está demostrado que la autoexigencia está relacionada de manera directamente proporcional con el miedo al fracaso, así que don´t worry, be happy ¡relájate y disfruta!

 

4. Relativizar: A veces vivenciamos como rechazo cosas que realmente no lo son.

5. Actitud positiva: ¿Has fracasado? ¡¡Enhorabuena!! Sonríe. Esta experiencia sin duda te va a fortalecer y te hará crecer como persona.Tendrás algo para contar, aprender y recordar y sin duda una oportunidad para el cambio, que siempre viene bien para romper la aburrida rutina. 

Ejemplo de gestión del rechazo:

 

Pido el teléfono a una chica. Me lo da, pero al llamarla no contesta. Inmediatamente pienso que esta chica pasa de mi, no le gusto porque soy “lo peor” y lo vivencio como un rechazo, cuando realmente, y teniendo en cuenta que a veces las personas tienen una vida que no implica estar pegado a un teléfono, caben infinitas posibilidades de que la chica esté ocupada, arrestada, o en el gimnasio, hayas apuntado mal el número, se esté haciendo la interesante, o la permanente, le hayan robado el móvil, practique la pesca submarina, se haya mudado a Moldavia, esté trabajando en un bunker, o tiene las manos ocupadas dando la vuelta a tortillón de papas, a lo mejor está en el “no más vello” con esos láseres horribles que te ponen y tenga quemaduras de tercer grado, probablemente esté estudiando, o incluso exponiendo una tesis doctoral, en coma, o de resaca, haciendo puenting, en un avión sobre el triángulo de las bermudas, en la ducha, en rayos uva, en el cine, tendiendo la ropa o le estén haciendo un TAC, tiene la fiebre porcina, se la comieron las pirañas, fue a pasear al perro, la hayan abducido unos paramezios mutantes o se le murió el periquito y no le apetece hablar ahora, con lo que tú tranqui, NO PASA NADA, probablemente te llamará luego.

 

Por eso es muy importante evitar la ansiedad anticipatoria de sucesos que aún no han ocurrido. Cree solamente en lo que veas oigas o experimentes. Si tienes dudas, inseguridades o miedos no pasa nada ¡¡PREGUNTA, investiga, experimenta!! No desconfíes y NO INVENTES, cosas que no se pueden demostrar porque solo están un tu cabeza.

 

Me refiero a ideas irracionales como “no le gusto”, “le molesto”, “está enfadada” o “tiene novio”. ¡INSISTE! Si no te devuelve la llamada igual pensaba hacerlo pero lo olvidó. NO PRESUPONGAS nada a la ligera, la vida es imprevisible, además de sorprendente y maravillosa, a no ser que no hagas nada así que, como yo siempre digo ¡¡Don´t Rallating Explorating!!

¡Con una actitud positiva y molona verás que este cambio será a mejor y atraerás hacia ti cosas buenas! Y recuerda que el poder de cambiar tu conducta y obtener todo lo que te propongas está en tí. Explótalo!!

 

 

4 comentarios
  1. Rick
    Rick Dice:

    ¡Joder! ¿Qué estáis montando, aquí? Mario Luna debe estar flipando.con vosotros. Soy de Córdoba. ¿Esto va por zonas? ¿A mi me tocáis vosotros?

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *