El calibraje en seducción (I)

Calibrar es la habilidad para captar las sutilezas del lenguaje corporal.

Es conocer en forma muy precisa el estado de otra persona, leyendo señales no orales. Aprender a calibrar es desarrollar la capacidad de captar el mundo de otro: sus pensamientos y sus sentimientos, para poder predecir su futura conducta y poder así influir en ella. Así, calibrar es la habilidad para captar las sutilezas del lenguaje corporal y los mensajes que éste nos transmite para poder tener un feedback que nos oriente a la hora de actuar. Conocer a la persona que tienes enfrente es esencial para saber qué piensa, qué pretende y poder modificar la imagen que tiene sobre ti, sus actos, prever rechazos, excusas o inducir ideas y comportamientos deseables en ella.


CALIBRAR PARA SEDUCIR MEJOR

La calibración es la forma que tiene un seductor de saber cuál es el momento y persona oportunos para iniciar una interacción exitosa. Alguien calibrado será el que haga las cosas en el momento oportuno, y alguien que esté descalibrado acabará haciendo cosas que no debe en momentos inoportunos.

Lo cual quiere decir que por mucho que el contenido de tu discurso sea de 10 y hayas interiorizado a la perfección todas las herramientas, si no calibras bien terminarás metiendo la pata.

También el calibraje, es decir, que el análisis del entorno y de la persona que tienes enfrente, te puede sacar de muchas situaciones embarazosas si tienes un poco de fluidez e improvisación ya que te dará pistas de lo que ella está pensando, por dónde debes ir y por donde no, si está receptiva, ya está a punto o no hay nada que hacer. Es decir un buen calibraje constituye el 90% del éxito en una interacción.

Es frecuente que atraemos a otros y en ocasiones no nos damos cuenta. Seguro que todos tenemos algún conocido que liga prácticamente sin hacer nada. Probablemente esta persona tiene muy potenciada esta habilidad y sabe distinguir qué chica está receptiva por lo que va “a tiro hecho”. Sin embargo no perderá tiempo ni se ofuscará con interacciones que no vana ningún lado. Esta es la esencia del buen seductor.

Como es lógico, lo más esencial en el calibraje es la práctica, ya que cada conversación es diferente en un contexto distinto y con una chica distinta y es por esto que el material enlatado no sirve. No obstante no puedes lanzarte a la práctica sin tener unas nociones básicas que en este caso nos llegan desde la ciencia de la comunicación no verbal: Suponiendo que el contenido de tu mensaje sea perfecto, si tus gestos no son congruentes con él, si invades el espacio personal de la chica… inevitablemente la harás sentir incómoda.

OBSERVACIÓN PARA CALIBRAR MEJOR

Por ello pon tus 5 sentidos en el análisis de su conducta para intentar recabar toda la información posible, recuerda la OBSERVACIÓN EN EL TRIÁNGULO DE HELIO.

Podrás evitar que te deje tirado, dar giros a la conversación y agradar mucho más. En realidad no es difícil, de hecho antes de adquirir el lenguaje tú también te comunicabas con gestos al igual que todos nos comunicamos emocionalmente con nuestras mascotas. Aun así las mujeres somos un pelín más complicadas. Es esencial que tengas unas bases sobre psicología femenina y entiendas que las mujeres no son iguales que los hombres. Su cerebro es distinto, su educación es distinta y por lo tanto su modo de pensar y de comportarse es completamente distinto.

Independientementede ello, puede que existan algunos analfabetos emocionales, pero la gran mayoría de  nosotros poseemos la habilidad de reconocer los estados de ánimo de otras personas y la empleamos en nuestra vida diaria de forma inconsciente y cotidiana. Pero desarrollar la maestría de ser capaces de distinguir con precisión la correlación entre las palabras y las sutiles señales de nuestro cuerpo nos resultará de mucha utilidad no solamente en seducción sino también en negociaciones, entrevistas de trabajo, etc y por ello constituye para algunos todo un arte. Un maestro en el estudio de las emociones y su relación con la expresión corporal es Paul Ekman.

¿Qué logramos con el calibraje?

•    Conocer como nuestro interlocutor estructura su pensamiento. Entender al otro significa sintonizar mejor, logrando así una comunicación plena.
•    Darnos cuenta si nos presta o no atención.
•    Detectar incongruencias entre lo que piensa y los gestos que realiza.
•    Si nos miente.
•    Cual es su estado físico.
•    Entenderlo sin necesidad de que nos hable.

En la segunda parte de este artículo, ¿Cómo se calibra?

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/el-calibraje-en-seduccion-ii-como-se-calibra/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]El calibraje en seducción (II): ¿Cómo se calibra?[/button]

ANA

para egolandseducción

 

The following two tabs change content below.
Ana y Selu son un tándem, la experiencia de un hombre que ha demostrado superar las adversidades y utilizar sus recursos, y la profesionalidad de una mujer con dilatada experiencia en psicología.
3 comentarios
  1. David
    David Dice:

    Ana, tu arículo da en el clavo. Estoy de acuerdo contigo y añadiría que es la madre del cordero para seguir avanzando ya que una observación mal hecha te echa al traste con todo. El problema es que mucho hombres se lanzan a tumba abierta sin tener en cuenta este aspecto y al final pasa lo que pasa.
    Estoy esperando la segunda parte con mucho interés.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *