El Amor y el Sexo, un enfoque diferente (III): Misterio y personalidad


El Misterio

Aunque creo que cada persona es un mundo y no hay que intentar ser algo que no somos, un poco de misterio alrededor siempre es un punto a favor a la hora de seducir, sobretodo a los hombres, que les encanta descifrar misterios y escalar montañas escarpadas. Voy a dar algunas directrices para asemejarnos a esa Marlene Dietrich o esa Greta Garbo que mira entre las profundidades de sus largas pestañas. La máxima sería: «Insinua más que enseña».

Lo primero es que no tienes porque contarle la historia de tu vida al pobre infeliz al que acabas de conocer. Primero, porque le aburrirás, y segundo, porque ya me contarás que le vas a contar cuando lleveis viendoos cinco semanas. Además, muchas veces las personas se asustan ante una interacción excesivamente abierta, ya que piensan que quizá ellos tengan que hacer lo mismo a cambio, y no todo el mundo tiene facilidad para compartirse. Resumiendo: Deja más a la imaginación. Si te preguntan directamente, resume y no des demasiados detalles. Nunca mientas, pero tampoco te explayes.

A veces el silencio es mejor que las palabras, utilizalo en las conversaciones para dar énfasis a las cosas que dices, remarcar tu postura y tu ademán y juega con tus miradas y expresiones faciales. Esto también aplica que no es necesario que fuerces la conversación si se ha quedado en un punto muerto. No saques temas personales para retomar el hilo, al contrario, pregunta a los demás y escucha con avidez.

En cuanto a tu actitud, mantente siempre serena y controla tus reacciones. También puedes jugar a cambios muy marcados de carácter, ora muy aniñada, ora muy madura. Sobretodo maneja con destreza los contactos visuales. Cuando se toque un tema que consideres personal, desvía la mirada, sin ser huraña, más bien delicada y preocupada (la mujer con un pasado oscuro siempre saca ese espíritu de protección y curiosidad). Cuando por el contrario, se suceda una situación de acercamiento, expláyate en sus ojos con naturalidad.

Una buena forma de evadir profundizar en tu mundo es hacer uso de la sonrisa o el humor. Puedes utilizar bromas o ironías para ocultar tus verdaderos sentimientos o salirte por la tangente. Eso además de misterioso, es útil ; P

Y sobretodo, ten en cuenta que es importante, tanto para el misterio, como para la personalidad, tener una educación impecable. Un respeto cortés y correcto. Dan un aire de distancia y refinamiento que complemente el look «rompecabezas andante».

La Personalidad

¿Cómo se dice? ¡Carisma! Aunque no es algo que se pueda adquirir leyendo un artículo sino conversando e interaccionando para adquirir soltura y ese brillo personal, si hay algunas actitudes base que una persona segura de si misma y envolvente suele demostrar.

Muéstrate relajada, es importante no dar la sensación de que estás tensa o incómoda. La gente rechaza esto de entrada. Es importante que transmitas buenas vibraciones y que él esté a gusto y cómodo a tu lado.

Aunque la seguridad y el carisma no es lo mismo, demostrar tener autoestima ayuda a crear un halo carismático a tu alrededor. Esto se consigue por ejemplo con una correcta comunicación corporal: Manteniendo una postura erguida pero sin estar rígida, manteniendo el contacto visual cuando nos presentan a alguien, evita tics nerviosos… Una comunicación que implica un correcto lenguaje corporal es un punto básico en una persona carismática. Crea un feedback con tu interlocutor, alimentándote de sus gestos para saber como se está sintiendo contigo y con lo que estás diciendo. A veces es útil, si no tienes alguien que te ayude a mejorar, practicar frente a un espejo.

La seguridad también radica en tratar a todo el mundo por igual, ni menos, ni más. Esto implica no sentirte menospreciado pero tampoco superior a nadie. No seas una diva, pero tampoco te sientas una hormiga.

Cuando te comuniques, evade las frases vacías, las muletillas y la conversación superflua. Si todo lo que comunicas tiene relevancia la gente te escuchará cuando hables. Es mejor callar que decir una chorrada, nada es menos deseable que una persona nerviosa que dice todo lo que se le pasa por la cabeza por no dejar un silencio tenso (y nada es menos atractivo en una primera impresión que una chica que habla y habla sin parar de menudéncias).

El tono de voz también es importante, al mismo nivel que la comunicación corporal. Ser asertiva es una asignatura básica que todas deberíamos sacar con nota. Ojo, que no es lo mismo ser asertiva, que agresiva. Y es una diferencia que no muchos conocen. Una persona carismática será asertiva, pero nunca agresiva, ya que esto segundo hace huir a los demás, y alguien carismático tiene el efecto contrario. Controla la modulación de tu voz. Saber jugar con los tonos es algo básico.

Para que alguien se sienta envuelto en ti es útil que le hagas sentir especial. Escucha de forma activa lo que te cuentan, da respuestas que demuestren que no estás en tu mundo de Yuppy o que no te importa lo que te transmiten. Pregunta por detalles de los demás, regálales sonrisas cuando te den información relevante sobre ellos. Tienes que tratar a los demás como te gustaría que te tratasen a ti, parece simple, pero es una norma incuestionable.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *