debate tension sexual no resuelta amigos

Debate: La tensión sexual con amigos

¿Desaparece la tensión sexual cuando tienes una amistad prolongada con alguien del otro sexo? Todos hemos tenido un@ amig@ de toda la vida o nuev@ con quien al principio notábamos e incluso generábamos tensión sexual, sabíamos que un poco de ji ji ja jaja siempre ha habido, pero nunca ha llegado a pasar nada.

Ahora pasan los meses e incluso los años y cada vez somos más amigos…pero, ¿desaparece la tensión sexual? ¿Desaparece el deseo? ¿Ya no la/lo ves con ojos hambientos? ¿Es diferente en chicos que en chicas?

Hay está la pregunta…¿desparece la tensión sexual tras una relación de amistad prolongada?

debate tension sexual no resuelta amigos

8 comentarios
  1. Jorgemagix
    Jorgemagix Dice:

    La tensión sexual cuando tienes una amistad prolongada con alguien del otro sexo, al menos en mi caso, NO desaparece para nada, a pesar de que mis circunstancias personales varíen. Me explicare con mi propio caso real:
    Desde hace casi dos años conozco a una chica guapísima y muy atractiva. Cuando la conocí ella tenía un novio que iba conmigo a clase (aunque no nos llevábamos mucho). A pesar de ello, desde esa misma noche empezamos a tontear y el contacto físico fue algo natural en nuestra relación de amigos (ya sabéis, las típicas tonterías de subirla a caballito sin conocerla apenas de una hora y esas cosas jeje). Ella y su novio lo dejaron y un par de semanas después, en una fiesta en la que dormíamos en tiendas de cabañas nos besamos. Pero desde entonces, nunca más ha vuelto a haber nada más.
    Yo ahora llevo un año y medio prácticamente con mo novia (de la cual estoy muy enamorado, todo hay que decirlo), pero a pesar de ello si que siento atracción sexual entre esta amiga y yo, de hecho incluso mucha más que al principio.
    Mi novia es muy celosa, con esta chica en especial porque la conoce y sabe que es preciosa, y eso ha hecho que coincidamos poco, pero a pesar de ello, cuando hablamos por cualquier red social o coincidimos en alguna fiesta de amigos en común me atrevería a decir que la tensión sexual (de la cual ninguno habla) es un ingrediente base de nuestras conversaciones.

    Me cuesta mucho controlarme cuando hablo con ella puesto que tengo una misteriosa y poderosa tendencia a hablarla como si intentara seducirla (a veces de modos que no debería teniendo pareja, y más tan celosa como es mi novia). Obviamente mi novia no sabe nada de esto, creo que le daría un paro cardiaco o algo por el estilo :S

    Así que mi respuesta claramente es: No. Rotundamente no. Lo que me gustó de ella desde el principio sigue ahí, y el hecho de que cada vez que la vea esté más «mujer» hace que la tensión sexual crezca. No importa los meses que haga que no nos vemos, esa tensión siempre está ahí y siempre me tienta…

    Un abrazo a tod@s y felicidades por el tema, me parece interesantísimo 😉
    Nos vemos por aquí
    Jorge

    Responder
  2. Naco
    Naco Dice:

    Bueno… No leo todos los coments… Me ciño a opinar acerca del título en cuestión.
    Yo pienso que depende de muchísimas cosas. Es algo que no es tan simple… Y el por que reside en el momento en el que decidiste verla como amiga y no como una victima a tus ataques de tigre y, sí, me refiero a una presa. A veces no está tan claro que sea una presa al fin y al cabo…

    Pueden ser varios casos:

    a) La conociste y decidiste que sólo querías amistad.

    b) La conociste pero no tenías claro si querías sexo con ella o no.

    c) La conociste, intentaste tener sexo con ella, no hubo nada y se quedo en una amistad.

    d) La conociste, tuviste sexo con ella y luego tan amigos.

    Bueno hay mas caso pero no quiero que os durmáis mientras leéis.
    Para esos casos las posibilidades son las siguientes:

    a) Ahí puede haber o no, depende de ti o de ella… Pero normalmente depende mucho más de ti.

    b) En este caso, eres tu el que decidía puesto que veías predisposición por su parte pero algo hizo que no quisieras sexo… O sea, algún tipo de inseguridad… Ahí, depende del hambre que tengas el hecho de que haya o no haya tensión sexual o flirteo. Si careces de opciones habrá tensión sexual, si te matas a p…. en tu cuarto harás cosas raras, si tienes muchas opciones a veces te apetecerá por deporte y otras no, si alcanzas un grado de seguridad alto no, puesto que sabes que siempre tendrás opciones, y si no las generarás y al final solo estarás con chicas que realmente te gusten o te atraigan. Para mí la tensión sexual es un medio no un fin, así que la uso si la chica me gusta bastante o si quiero conseguir algo de esa persona (sin fines maléficos ni manipuladores claro)

    c) Bueno, yo creo que aquí si o sí va a haber puesto que te sigue gustando, o, sin gustarte, te parece un reto y vas a intentar conseguirla… Los seres humanos solemos movernos por retos… Tanto hombres como mujeres. En el tema sexual ellas más, porque el que una mujer encuentre un reto en un hombre es más difícil que a la inversa, por norma general. Hablo de hombre común y mujer común de hoy en día.

    d) Ahí siempre habrá tensión y es muy divertido, más divertido para ti. Porque después del sexo es cierto que el hombre suele tener más control emocional sobre la mujer… Si has sido capaz de tener sexo con ella y luego ser su amigo… A no ser que ella tenga novio o tenga alguna cosa rara vas a tener sexo con ella cuando quieras… <>
    ¿Os suena a algo? A mi a lógica retroactiva con posibilidad de preselección. Y esta versión es un hecho!

    Un saludo a todos. Firmado! Naco!

    Responder
    • Mondejar23
      Mondejar23 Dice:

      Estoy muy deacuerdo. Yo creo que me he visto involucrado en las cuatro clasificaciones que nos presentas amigo Nico. Lo que hay que cambiar en este caso es la variable de decisión. Me explico, puede ser que, aún habiendo tensión sexual, no haya sexo por decisión tuya o por decisión de ella. Aunque también estoy deacuerdo en que se trata de un medio y no un fin me he visto en situaciones en las que, quizá estaba muy cachondo, pero no he podido controlar la tensión e incluso he tenido sexo. Por mi parte nunca habrá situaciones raras, porque mi forma de actuar con ella será la misma. También comparto que a un nivel subconsciente pasas a la posición de ventaja una vez que lo tienes. Cuando yo he tenido la última palabra me he reprimido por factores sociales (podía repercutir en el entorno) o por su personalidad (sé que tiene cosas que no me excitan).
      No hace mucho escuché a alguien decir que el 95% de los hombres fantasean con sus amigas cuando hablaza de la caida estrepitosa en la franja de amigos.

      Responder
    • AMOROSO
      AMOROSO Dice:

      Egoland, yo sé que eres nombrado por una gran comunidad como un gran seductor, sé que eres muy habilidoso en la cualificación y en la sexualización. Sin embargo, me gustaría mas si te animaras a profundizar mas en la sexualización, que es un tema que escasa en la Internet.Y que mejor que lo haga un experimentado como tu, seria una gran aportación para todos..
      Un gran abrazo Ego, éxitos. 😉

      Responder
      • Andá a saber
        Andá a saber Dice:

        Se supone que la tensión sexual entre dos personas se debe, más que nada, a que a una le atrae físicamente la otra o que ambas se atraen mutuamente, por ende, no creo que desaparezca sólo por una amistad prolongada, a no ser que esa amistad, de una forma u otra, haga que se disminuya o pierda esa atracción. Pero, si nos atrae físicamente una persona, aunque no queramos, interpretaremos nuestro contacto desde nuestro deseo sexual. En todo caso, cambia con el tiempo, dependiendo de la conciencia de ambxs al respecto y de cómo lo conciban en ese momento. Yo tengo una amiga con la que nos conocemos desde hace años. Siempre fuimos sólo amigxs, mas la única posible «señal» que siempre nos dimos fue un contacto físico muy marcado. Nos abrazábamos siempre, nos «peleábamos», nos tocábamos las manos, las piernas, los muslos, la cintura. Cuando estábamos sentadxs en el suelo, ella se recostaba sobre mi costado y su cabeza sobre mi hombro. A veces, cuando yo estaba sentado en una silla, ella se ponía a un lado y, parada, me abrazaba contra su cadera y sus piernas y, como en varias ocasiones usanba shorts, estaban desnudas. Más le toqué la cintura desnuda, bailando o saludándola, y, lejos de alejarse, se sentía cómoda. Un amigo en común nos criticaba de que «andábamos de toquetones». Otra amiga nos dijo que «era un contacto que no tenía ni con su hermano» y yo podía ver que sí era algo distinto. Pero eso fue disminuyendo. Le dije que me gustaba. Me dijo que no era correspondido. Hubo momentos incómodos para ambxs.
        Sin embargo, algo que nunca disminuyó fue el «contacto ocasional». Ella, desde el principio, se acercaba tanto que nos tocábamos indirectamente. Se ponía a mi lado cuando hablaba con otro y se tocaba su hombro con mi hombro. Sus muslos se tocaban con los míos cuando estaba sentado. Una vez, estando en un círculo con otrxs amigxs, se acercó a mi lado y su estómago y uno de sus pechos tocaban contra mi hombro y costado y no sólo se quedó así por un tiempo, sino que en un momento se acercó y se apoyó más contra mí. Puede ser que realmente le atraiga físicamente (aunque no quiera decirlo ni concretar) o que simplemente tenga esa confianza conmigo por simple cariño y amistad y no tenga tanto pudor de ese contacto.
        Lo que sí, creo que, si nos atrae alguien, nos atrae hasta que nuestros gustos cambien o hasta que pase algo que haga que nos genere desprecio (a veces, incluso, hasta nos atrae físicamente gente que nos genera desprecio). Por eso, si nos volvemos amigxs con esa persona y no ocurre nada de ello, creo que pueden pasar tres cosas: o que nos acostumbremos a esa tensión y la sigamos reproduciendo inconcientemente, o que nos percatemos y queramos ocultarla, o que, conciente o inconcientemente, nos aprovechemos de la confianza y el aprecio cada vez mayor para acercarnos más.

        Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *