Seduciendo de día (III): Usa

Seducir. Para mí seducir es equivalente a comunicar. Pero, revisando mis aventuras y anécdotas varias, he caído en la cuenta de que no ha sido ni una ni dos veces en las que he seducido sin compartir idioma con la otra persona. ¿Como seducir en situaciones en las que no controlas el medio de comunicación? Os voy a contar mi historia con llamémosla Chan Hoo Wing.

 

 

Era Julio del 2010. Pasaba probablemente el mejor mes de mi vida en Orlando, trabajando para la Universidad de Florida y disfrutando de la compañía de gente de alrededor de todo el mundo. Para conseguir esa oportunidad exageré en la entrevista un poco mi nivel de inglés. Exagerar es un verbo más bonito que otros que podría utilizar.

 

La cuestión, lo había conseguido. Estaba en USA, la cuna del rock, del baseball, viviendo en un apartamentito propiedad de la Universidad y disfrutando como nunca. La seducción era parte de mi día a día, mujeres de todos los países estaban en el mismo programa que yo; compartía tiempo y disimulaba mi carencia del idioma ante nacionalidades diversas. Os contaré muchas historias de ese mes, pero hoy me centraré en mi amiga Chan.

 

Llevaba dos semanas en USA y poco sabía de ella. Sólo que era taiwanesa y que allí tenía un novio taiwanes. Su edad, veintisiete años no correspondía con su físico, que aún guardaba un aire adolescente. Su profesión era la de administrativa. Habíamos cruzado un par de palabras tímidas y sinceramente, ella ya había cautivado mi atención, por exotismo, por sensualidad y por un físico que llamaba mi atención.

 

Estábamos de excursión en algún parque temático de esos que tanto gustan a los estadounidenses y una rusa ya estaba echándome broncas como si de mi pareja se tratase. Así que necesitaba un cigarro (horripilante hábito que tengo que dejar). La vi sola, sentada en un banco y con mi pauperrimo inglés la invité a acompañarme. “I don´t smoke” “I know, but I want to talk with you about something” (Lo sé, pero quiero hablar contigo sobre algo). Mi reacción no le dejaba opción a no venir.

 

Anduvimos hasta el rincón que tenían para fumadores. Allí ella se me quedó mirando con apatía. Y allí intente explicarme como pude. “Well, the last days I was looking at you and…” Su expresión era parecida a “Tío, no entiendo nada de lo que me dices”

 

Segundo intento. “So, I´m a boy, and you are a girl, a very special girl…” Su cara ni se inmutaba. Si quería conseguir algo no sería con mi famosa habilidad verbal. Así que vencí todas las barreras que mi cuerpo y cerebro podían tener y la besé en la boca. Eso demostró mi interés en ella de una forma directa. Fue un beso corto. Ella se quedó paralizada. Volvió la tranquilidad a mí. Lo había hecho. Sonreí y le dije que ya podíamos volver. En silencio caminamos hasta donde se encontraba el grupo.

 

Durante el resto del día nos cruzábamos miradas y yo le sonreía. Le hice un par de comentarios graciosos sin referirme a lo que había pasado horas antes. La diversión conmigo la tenía asegurada. Me sentía cómodo con la tensión, eso muestra seguridad y resulta atractivo.

 

Al final del día un autobús nos dejó en los apartamentos donde yo vivía. Ella se acercó a su coche para dirigirse a otra zona donde ella dormía. Cuando me aseguré de que la gente ya no estaba delante, me fuí hacía ella. “¿Por qué no te quedas un rato en la piscina?” “¿Por qué me has besado antes?”

 

 

“Porque era lo que realmente quería hacer” . Ella dudó y se metió en su coche. Yo seguía sonriéndole, con actitud comprensiva, sin inmutarme, sin reactividad, sabía que iba a ser difícil. Mi sonrisa se amplió cuando antes de irse me dijo “Voy a por el bañador y vengo”.

 

Cuando ella llegó, yo estaba en la piscina. Estaba preciosa. Se metió en el agua. La gente jugaba y reía alrededor, pero yo y ella estábamos hablando de nuestras emociones en USA; dedicamos media hora a conocernos. Yo hablaba de todo lo que estaba sintiendo, de la magia del rock, de la increible energía que sentía. Ella sobre la oportunidad de conocer un mundo tan distinto como el occidental. La invité a mi cuarto para enseñarle las fotos de mi ciudad y demás. Estaba justificadísimo, por el hecho de que estábamos mostrándonos quienes éramos y de donde veníamos.

 

 

Ella accedió. Una vez en mi cuarto volví a besarla. “Álvaro, no creo que debamos hacer esto”. “Es una pena, porqué desde que te he dado el beso yo creo todo lo contrario”. El resto podeís imaginaroslo.

 

Las siguientes semanas ella me ayudó mucho con mi inglés. Compartimos nuestras culturas y muchas más cosas. Chan Hoo Wing. ayudó y mucho a que mi experiencia en USA sea inolvidable y espero algún día poder volver a verla.

Mi primera cita con Helio…(por Nirvana)

No se me ocurre mejor forma de empezar esta sección que con A. La finalidad de esta sección es concierciarnos de que lo que nosotros hacemos y decimos tiene repercusión en la imagen que la persona que esta delante de nosotros tiene de ti como hombre y como seductor.

Chicas nos contaran que sintieron y como reaccionaban a mi conducta en su primera cita conmigo. Interesante ¿no?

 

El estreno de esta sección lo hacemos por la puerta grande. Con una mujer aventurera, inteligente, artista, valiente y un largo etcétera que se podría resumir en “chica de las que dejan a Helio un par de días pensando sólo en ella

 

Durante su texto iré añadiendo cosas que puedan resultar de ayuda en morado. Disfrutadlo

 

 

» MI PRIMERA CITA CON HELIO»

Comenzaré diciendo que yo no esperaba tener una cita y por supuesto no buscaba (o al menos no en ese sentido) todo lo que ocurrió ese viernes noche… aunque lo cierto es que fue sorprendentemente divertido.

Era un extraño viernes por la noche en Valencia en el que no tenía ningún plan más que quedarme en casa a trabajar en mis proyectos.. todos mis amigos habían decidido que salíamos sábado a ver un concierto. Estaba intentando inspirarme un rato así que me conecté a facebook… a ver que hacía la gente por ahí.. y entre otras personas encontré a Helio conectado.

Así que hablando le pregunté que plan tenía para esa noche y me dijo que se quedaba en casa trabajando en la web… “anda mira como yo” Los dos en casa el viernes por la noche trabajando…

Él me dijo que “estaría muy tarado si no aprovechaba una de las pocas oportunidades de encontrarte en Valencia y sin plan”, ya que yo trabajo en otra ciudad. No me pareció mala idea y me vendría bien para refrescarme. (Darle un aire teatral, divertido y fresco ayuda a no mostrar necesidad y mostrar que tú tambien te estas diviertiendo con lo que pasa)

Estamos quedando? “Me dijo él.. así medio en broma y medio en serio.. “¡ pues a las 12 menos 6 nos vemos! Me pareció perfecto.. no nos conocíamos, más que de una noche que nos habíamos visto y haber hablado por facebook pero me parecía ingenioso y divertido este chico! Así que pensé en reirme un rato con este chico. !Qué bien! (Nadie rechaza divertirse, nadie rechaza pasar un buen rato. Si lo que ofreces es de calidad, la demanda se multiplicará)

Mi primera impresión al verle fue pensar… Que mono este chico, que pena no tener 10 años menos.. pero a lo largo de la cita me di cuenta de que esa es una ventaja con la que él juega y una vez estas conversando con él no lo tienes en cuenta. (Cuando exista algo que para ella sea una barrera, lo mejor es obviarlo, no darme demasiado peso a la objección y seguir disfrutando del proceso de comunicación. La objección, simplemente desaparecerá)
“En realidad quiero ver como es y como se desenvuelve” Su espontaneidad me había causado curiosidad. Tenía muy claro que íbamos a estar muy cómodos pues yo soy bastante sociable y me encanta aprender de la gente y me interesa todo el mundo, pero lo cierto es que Helio me sorprendió mucho más de lo que esperaba.
Lo primero que percibí fue una seguridad en sí mismo poco común para un chico de su edad.. y que no dejaba de sonreír lo cual transmitía muy buen rollo y hacía que yo sonriera también.(Ofrecer una sonrisa es una de las maneras mas faciles de conseguir una sonrisa de tu acompañante. Y si no, allá cada cual. Recordad ser generosos con vuestras emociones)

Estuvimos en un bar hablando primero un buen rato sobre MI ( he de reconocer que sabe escuchar muy bien y es muy observador) y cuando ya le había aburrido con mis locuras de vida decidió contarme algo interesante sobre él. (En este caso era tremendamente fácil escucharla y valorar lo que me estaba contando. Sus aventuras alrededor del mundo…conocía personalmente a uno de mis idolos musicales de la infancia!)

Así que me contó que estaban montando una empresa de SEDUCCIÓN. Y que él enseñaba a la gente a ligar…Mi impresión fue algo así como VENGA YA QUE FUERTEEEEE!

Eso explicaba esa seguridad en sí mismo y esa forma tan natural de desenvolverse, nada cortado.. todo fluía, era como conocernos de toda la vida. Él me comentaba con completa naturalidad en que se basaba su trabajo y que sentía haciéndolo, no se como pero me hizo sentirme participe todo lo que me contaba. (Comunicación emocional. Hablar desde mis emociones y sentimientos sobre como vivo lo que me rodea y qué me hace sentir—En el Podcast de este mes abordo este tema en concreto, pronto podreís descargarlo)

¡Pero claro si el enseña estas cosas imagino que está utilizando sus conocimientos para hacer que yo me sienta así de cómoda! Y bueno tenía tanta curiosidad por aprender que le pedí que me enseñara cosas…y le escuché mientras me explicaba de que se trata lo que hacen y cómo intentan utilizar la naturalidad para dar confianza a la gente que realmente quiere aprender a conectar con otra gente.

Lo cierto es que si él hace lo que enseña REALMENTE FUNCIONA!! Me explicó tantas cosas de los pequeños detalles y magia que envuelven el arte de seducir, y sobre todo la importancia de ser natural…(Estaba siendo generoso y compartiendo mis emociones con ella. Eso lógicamente crea una conexión entre nosotros)

Y así fueron pasando las horas, y seguimos tomando cervezas.. me parecía tan interesante y se expresaba de una forma tan divertida qué a pesar de saber que tenía diez años menos que yo quería estar ahí en ese momento con él.. me lo estaba pasando muchísimo mejor de lo que esperaba y ¡quería pasar más tiempo con este chico tan interesante y divertido! Me salió natural entrar en su juego y mostrar también mi parte seductora. (Durante la conversación fuí mostrando mi interés de forma gradual en ella y justificando mi atracción)
Así que bueno.. la noche se convirtió en un pequeño juego de seducción… por supuesto ya los dos sabíamos como iba a acabar.. y así acabó… con ganas de volver a vernos pronto imagino y pasar otro rato divertido…


¡Un abrazo a la gente del blog!
Nirvana

El espectador de la pelicula subtitulada (II): La exnovia

Estoy en una terraza de verano.Saboreo un té al limón helado escribiendo para mi revista. Unas ocho personas comparten mi escenario. Mi objetivo era bajarme escribir sobre los celos y voy utilizar mi presente para acabar haciéndolo sobre el espectador de la pelÌcula subtitulada de nuevo.

Hace veinte minutos, al pedir la consumición ha pasado por la acera. Teresa. Y digo Teresa porque es un nombre propio completamente distinto al nombre real. Teresa, es una exnovia de feliz vida emparejada, que desde hace dos años ignora mi existencia de una forma, creo, que demasiado exagerada. Nunca he entendido esa necesidad que tienen algunas de romper cualquier vínculo con exparejas, e incluso de reescribir la historia para no tener ninguna justificación que permita charlar algún día, llamarse para preguntarse cómo va todo, o incluso recordar viejos tiempos en la cama si no hay nuevas parejas de por medio.

Para un profesional de la psicología como yo, acostumbrado a analizar conductas, el espectador de la película subtitulada es la VÍA para poder sacar conclusiones.

¿Qué pinta una persona que me ha dicho sucesivas veces que me ama ignorando mi existencia hasta niveles ridÌculos?

-Hola Teresa.

-Vaya. ¡Qué sorpresa! Luis. ¿Qué tal?

Estaba algo más delgada que la última vez que la vi. Nerviosa y sonriente. El encuentro parecía haberle roto los planes fueran los que fueran.La he invitado a sentarse conmigo. Primero tenía mucha prisa, luego la estaban esperando hasta que finalmente y por mi insistencia ha accedido compartir mi mesa.

-¿Qué es de tu vida?

-Bla bla bla bal…. Estoy viviendo con mi novio… bla bla bla…

-Estupendo Teresa. Yo estoy soltero.. bla bla bla bla… mi trabajo bla bla bla…

La conversación giraba en torno a nuestras vidas desde una exposición objetiva radical de hechos y acontecimientos. Y por eso, tras unos minutos después he querido romper la dinámica llevándola al abismo de las emociones vinculantes. ¡Era Teresa! La misma chica con la que he planificado épocas, coqueteado con diseños de casas y saboreado sus recovecos.

-Teresa. Te mandé dos emails y dos sms. Y no me contestaste a nada.

-Sí. Es que no pude. Estaba liada y tal y bla bla bla bla

-¿Sigues pensando en mi?

-¿Yo?  Pero qué dices, Luis? Soy muy feliz. Oscar me da todo lo que necesito.. bla bla bla…

No pude evitar utilizar el espectador de la película subtitulada: Si tenía todo lo que necesitaba, ¿por qué huía de mí? ¿Por qué no era capaz de contestar mis mensajes como alguien que se alegra de las buenas noticias de una persona de la que sabes sus inquietudes?

 

¿Por qué si el texto dice LO TENGO TODO, la escena dice HUYO DE VERTE?

Una vez más, el texto y la escena no eran congruentes. Ella intentaba rehacer su vida con el lastre de un reproche por nuestra ruptura. En el pasado yo no accedí dar un paso más vinculante, y ella no estuvo dispuesta a asumir que nuestro nivel de implicación en la pareja era asimétrico.

-¿Me tienes miedo, Teresa? ¿Me echas de menos?

-Luis. ¿cómo puedes decir esa memez? Tengo a un hombre que me hace feliz, que me demuestra† diariamente que soy la mujer de su vida. No tengo tiempo ni para echarte de menos ni para tenerte miedo.

-Me alegro de verdad por ti. Pero, ¿sabes? que no contestes un mensaje tan cordial o poco amenazante para tu relación como ¿Cómo estás?», parece que me percibas como una amenaza o que pretendas castigarme.

-Eso es una tontería.

-Yo solo quiero saber si quieres recibir mis mensajes de cuando en cuando o prefieres que me olvide de que existes.

-Luis. No quiero recibir tus mensajes. Aunque sean cordiales.

– Entiendo.

El espectador de la pelÌcula subtitulada me lo decÌa claramente. Su expresión, esta vez, mucho á·s sincera, relajada y transparente transmitía su verdadero mensaje: No te he olvidado» «Necesito más tiempo para poder ser tu amiga porque mi relación no ha conseguido fulminar mis reproches hacia ti.»Antes de levantarse, me ha mirado con los ojos humedecidos, apretado la mano y me ha dicho «cuídate«.He soltado sus dedos aceptando los designios del destino y la he visto marcharse sin poder evitar un suspiro en mi pecho.

Teresa…

Una cita con una chica con novio

(un cita posteada hace un añito y medio en un foro de seducción)

Llego a casa agotado por los quehaceres del dÌa.Enciendo el msn y me encuentro con ella.B.Una chica que se habÌa puesto en contacto conmigo por el facebook ya que tenÌamos una amiga com˙n y decÌa haberme visto en escena.La recordaba como una mujer alta, voluptuosa, mirada desafiante y como a mÌ me gusta decir, bastante «flamenca».Tras saludarnos nos contamos lo cansados que estamos, porque pata tÌn y pata t·n… y se me ocurre romper el ritmo y din·mica de la conversaciÛn:

-øDonde vives?

-En la calle X.

-Eso no parece estar muy lejos. Quedamos a tomar una cerveza?

-Es que no estoy en mi casa. Estoy en casa de mi novio.

Y es aquÌ donde se testea vuestro juego y convicciÛn!!!!

-Donde est· la casa de tu novio?

-En tal calle.

-Estamos al lado!!! Definitivamente quedamos en media hora.

-Pero es que me pillas por sopresa.

-No te preocupes. Seguro que te encuentro atractiva.

-A mÌ eso me d· igual.

-Pero a mÌ no. Vente atractiva.

Utilizando el espectador de la pelÌcula subtitulada tenÌamos los siguiente: Una chica que salÌa de casa de su novio un lunes por la noche, preocupada por estar guapa que al final accedÌa a mi cita. Esa la escena de la pelÌcula. øCu·l podrÌa ser el previsible texto subtitulado cuando yo empezara a avanzar? Es que tengo novio, es que vas muy r·pido, es que no te conozco, es que ha subido el precio del barril de petrÛleo, etc..Media hora despuÈs me la encontraba en persona fumando un cigarro.°Vaya tela! °CÛmo estaba la chica!.. Absolutamente todo el que pasaba por su lado se quedaba mir·ndola…Era alta, grande, provocativa, con un escote salvaje y mirada de era mujer fatal.Tras las primeras frases entendÌ que estaba algo nerviosa. Era normal. HabÌa quedado con el chico que ella habÌa buscado del facebook y se citaba, a escondidas de su novio, tras la primera propuesta.Llegamos a un pub c·lido y tranquilo.Pedimos dos cervezas y hablamos de nuestras inquietudes artÌsticas.Lo cierto es que la chica era un encanto. Un verdadero encanto y muy inteligente. Sus proyectos, los mÌos, su vida y la mÌa. Se reÌa y conseguÌa que yo me riera.Fue al levantarse para ir al servicio cuando me di cuenta de la bestial que era. Y si no supiera que esto lo van a leer mis padres dirÌa claramente que al mirarla pensÈ que si me la conseguÌa llevar a la cama, iba a disfrutar como un mono en una supermercado vegetariano.Estaba para comÈrsela a bocados pero no acabar para poder tener un poco m·s de ella†cinco minutos despuÈs…A su vuelta me dijo que querÌa un ron con cola. Y aquello corroborÛ mis intuiciones.Volv̆ al espectador de la†pelÌcula subtitulada.QuerÌa beber algo serio para olvidarse definitivamente de su factor fulana.La cosa iba bien y yo estaba encantado.Me preguntÛ entonces por mi vida sentimental.Es un tema que se me da bien porque he hablado tantas veces en profundidad y a la vez riÈndome de mi mismo que a la chica se le caÌa la baba.LÛgicamente hice un narrador clamoroso del momento y le pedÌ un beso. Me dijo que no estaba preparada. Se puso a argumentarme y la interrumpÌ con un morreo precioso.El espectador de la pelÌcula subtitulada me lo decÌa.Estos dos se gustan y se desean.°D· igual lo que salga de sus bocas!Entonces profundizamos en temas polÌticos para interrumpirla de cuando en cuando con comentarios sobre su cuerpo.La estaba poniendo m·s cachonda que una orangutana y ver como su carne se inflaba de deseo conseguÌa en mi un estado de desenfreno animal que me hacia temblar.El segundo ron con cola y el whisky nos llevaron a escasos centÌmetros de boca a boca.Fue ella entonces la que se acercÛ a besarme y yo quien la puso la mano en la ingle.Esto era una historia preciosa de lunes noche.Le dije que todo esto no tenÌa sentido si no†escuchaba las canciones que habÌa compuesto en mi piano.Ella asintiÛ advirtiÈndome que no iba a hacer nada m·s porque tenÌa novio y no era el momento.El espectador de la pelicula subtitulada me corroborÛ otra vez que era absurdo seguirle el texto. Le contestÈ que los momentos no dependen de los novios. Pero que harÌamos solo lo que ella quisiera.Una vez en casa fumamos, puse boleros antiguos , bailamos, nos besamos y utilicÈ los piropos creÌbles para justificar que querÌa verla bailar sola.AsÌ, tumbado en mi sof· sujetando mi cigarro, le vi hacerme un streeptease inolvidable.°QuÈ maravilla de mujer y quÈ maravilla que exista el facebook!Recuerdo sentirme un hombre afortunado por poder vivir momentos con mujeres tan especiales.Nos lo pasamos como enanos. Y ahora dispongo de una amiga maravillosa con la que no solo nos bailaremos y morderemos de cuando en cuando sino, alguien con la que deseo hacer cosas juntos.

De rana a principe sin esperar su beso…y que Dios te salve reina.

Nací en Madrid y a la edad de 21 años, crucé imprudentemente por el campo de entrenamiento de Cupido, accidente afortunado que cambió mi vida.

øQuÈ es lo sagrado?

øDe quÈ est· hecho el espÌritu?

øPara quÈ vale la pena vivir?

øPara quÈ vale la pena morir?

Las cuestiones importantes de Don Juan tambiÈn son las mÌas. No tengo más aspiración real en la vida que vivir en el reino de la respuesta. *

Ya sabemos que †conocer y comprender a las mujeres es posible pero, y el amor?. Ese sentimiento de protección que te sale por las venas por la primera desconocida con la que te cruzas y que, m·gicamente, voltea tu vida lo dominas o te domina?

Enamorarme por primera vez, a la edad de 21 aÒos, supuso el cambio m·s radical e importante en mi vida. Mi objetivo desde entonces: autogenerarme una descarga permanente de dopamina y oxitocina con la mujer que yo elija y asÌ vivir plenamente enamorado, yonki perdido de amor y en armonÌa con la vida… …ambicioso øno?… … øquiz· imposible y utÛpico?† Yo tambiÈn lo creÌa pero a˙n asÌ, empecÈ el camino en solitario.

En 2007 conocÌ a Mario Luna, Egoland, N˙cleo, Cachondo Mental, Wallace y poco despuÈs, en talleres y conferencias, al resto de instructores e miembros de la comunidad a los que leÌa dÌa tras dÌa muy ilusionado: eran mis embajadores del amor y por los que siento gran admiraciÛn y respeto por su calidad humana: Fire, Alfie, Atreiu, Torio, Witzbold, mi Max, Chema, IÒaki y muchos m·s.

Aquello era para creerlo øTÌos reunidos conspirativamente para hablar de mujeres, experiencias y† emociones propiamente masculinas?. Siempre agradecerÈ cÛmo me abrieron sus puertas, como compartieron conocimientos y momentos conmigo y, sobre todo, me hicieran partÌcipe de tan maravillosa comunidad.† QuÈ bonito es disfrutar del viaje en compaÒÌa.

Cuando Egoland me hablÛ de su nuevo proyecto, la direcciÛn que querÌa tomar y quÈ querÌa hacer para cambiar el mundo, no pude m·s que emocionarme y comprometerme, como Èl, en daros lo mejor que tengo para que, entre todos, nos hagamos hombres del siglo XXI y defendamos una masculinidad protectora y ante una feminidad actualizada.

Porque amigo, si t˙ luchas por convertirte en el hombre que quieres ser, yo tambiÈn lo serÈ un poquito.

Porque amigo, si t˙ le das magia a esa chica la magia que necesita, se la est·s dando al mundo.

Soy una esponja coralina que absorbe ocÈanos de conocimiento de dos milÌmetros de profundidad. Tengo la suerte, adem·s, de enseÒar con mis conocimientos y experiencias profesionales a alumnos universitarios a desenvolverse en las ·reas m·s creativas del marketing y la comunicaciÛn empresarial. Observ·ndoles me doy cuenta que hacemos difÌciles procesos de comunicaciÛn muy simples.

Al estar influenciados por emociones, expectativas y miedos infundados hacemos difÌcil lo que, en teorÌa, puede ser f·cil. Yo el primero, por eso creo que entre todos tenemos mucho que aportarnos aquÌ, en Egolandia.

Achaco a defectos en la comunicaciÛn la mayorÌa de los problemas que existen entre hombres y mujeres. Por eso, y ante todo creo, que lo m·s elemental para conocer y seducir a una mujer es saber comunicarte con ella: No es lo que decimos, es lo que ellas creen que decimos y por quÈ.

Soy Santi, publicista y diseÒador, creativo de corazÛn y de razÛn, emprendedor. Quiero mucho a mi pap· y a mi mam·. Bienvenido amigo a la que espero sea tu nueva vida tambiÈn, abrazos gordos.

Y para ti coletita», si sigues mirando con esos ojitos tan tiernos y a la vez, con tanta indiferencia, te vas a meter en un lÌo gordo del que no vas a querer salir. Est·s avisada reina.