Los mejores artículos sobre juego interno, cómo mejorar tu autoestima y tu autoconcepto con el fin de convertirte en una persona mas segura de ti misma y más seductora.

El poder del pensamiento (II) Optimismo vs Pesimismo

En el texto anterior explicábamos qué son y cómo funcionan nuestras creencias.  Hoy, en Egolandseducción, nos disponemos a desmitificar la afirmación que reza que el pesimismo tiene sus ventajas, y los vamos a hacer a través de 3 fenómenos psicológicos que cuentan con un sólido respaldo empírico. Pero antes, aclaremos la siguiente cuestión:

¿Qué es optimismo y qué es pesimismo?

Cuando las creencias se enfocan hacia retos concretos, toman la forma de expectativas, de éxito o fracaso, en función de cuán competentes nos percibamos en relación a la tarea.

Dependiendo de la tendencia que tengamos a elaborar nuestras expectativas de manera favorable o desfavorable, tenderemos a ser consideradas personas optimistas o pesimistas respetivamente. 

optimismo o pesimismo

¿Por qué optar por el optimismo?

1 | El locus de control 

“somos los artífices de nuestras victorias y nuestras derrotas”

Si no tienes muy claro en qué consiste este concepto, te recomiendo que releas el texto de María: “Ser responsables de nuestra vida: Locus de control”. ¿Has terminado? Pues sigamos!

Muchas personas, en un brote de pesimismo, recurren a la tesis que asegura que el hecho de anticipar unos resultados negativos es una buena técnica para no frustrarse cuando realmente los obtienes.  Sin embargo, en los estudios realizados sobre fracaso en personas pesimistas y optimistas nos damos cuenta de que, mientras que los pesimistas que fracasan se hunden al ver confirmadas sus sospechas de incompetencia, los optimistas comienzan a reinterpretar la realidad, de manera que tratan de buscar factores concretos que puedan haber intervenido en su fracaso. De este modo, una persona optimista se centra en subsanar el problema (locus de control interno), mientras que alguien pesimista tiende a lamentarse por no haber tenido la suerte de triunfar (locus de control externo).

Optimismo: Locus de control interno + fracaso = reestructuración cognitiva*
Pesimismo: Locus de control externo + fracaso = indefensión aprendida *

En este sentido, parece que cada uno ve confirmadas sus sospechas independientemente del resultado obtenido. A esto en psicología se le llama sesgo confirmatorio*, y es que las personas tendemos a interpretar la información de acuerdo a las creencias que ya tenemos para evitar la disonancia cognitiva*. De hecho, a veces vamos un paso más allá con lo que se denomina el efecto Pygmalion.

 

2 | Efecto Pygmalion o profecía autocumplida

 “Lo que crees, creas”

profecia autocumplidaConocido por la Psicología Social como “Profecía Autocumplida”, este principio viene a demostrar el/ siguiente dicho: “Tanto si crees que puedes hacerlo como si no, en los dos casos, tienes razón”.

El Efecto Pygmalion consiste en un proceso a partir del cual una expectativa activa una serie de acciones inconscientes en el sujeto que incrementan la probabilidad de que la predicción se materialice. Es decir, no solo interpretamos la realidad para que se ciña a nuestras expectativas (sesgo confirmatorio), sino que además llevamos a cabo acciones inconscientes que facilitan que las cosas salgan como esperábamos.

 RosenthalJacobson (1966) fueron los investigadores que demostraron por primera vez este fenómeno al probar que las expectativas de un profesor con respecto a sus alumnos, determinan el desarrollo intelectual de los mismos. De esta manera, se informó a un grupo de docentes sobre la excepcionalidad de 3 de los estudiantes que componían su nueva clase. Se les hizo pensar que eran alumnos brillantes cuando, en realidad, se trataba de 3 escolares escogidos al azar. Lo interesante del experimento es que al cabo del curso lectivo, efectivamente,  estos estudiantes pasaron a obtener las mejores calificaciones gracias a las pequeñas acciones (inconscientes) que los profesores llevaban a cabo (estimular el reto, atender la duda…).    

Ni que decir tiene las implicaciones que este fenómeno psicológico posee sobre la capacidad de una persona para alcanzar sus propias metas. Y es que, si no nos creemos capaces de algo, jamás pondremos toda la carne en el asador y, de manera involuntaria, nos estaremos alejando de aquello que anhelamos. Muchas veces es necesario quemar las naves para conseguir nuestros objetivos;  no valen medias tintas.

 

3 | El efecto placebo*

“Las expectativas como fuente de bienestar”

En mi opinión, la máxima expresión de una predicción que es en sí misma la causa de que ésta se convierta en realidad, la personifica el efecto placebo. Un placebo es un remedio ficticio para una dolencia real que tiene efectos terapéuticos a pesar de su inocuidad a la hora de curarla.

Si nos administran un medicamento sin que seamos conscientes de ello, éste tendrá un efecto mucho menor en nuestro organismo que si nos lo advierten. Por ejemplo, en el caso de la morfina, su efecto se ve reducido en un 50%, lo que demuestra que el efecto placebo se encarga de la otra mitad.

Las responsables del inicio del efecto placebo son las endorfinas, neurotransmisores opioides que son liberados cada vez que elaboramos una expectativa positiva realista. Es importante recalcar que no solo generamos expectativas cuando tomamos un medicamento. Estamos generando expectativas sobre nuestro entorno y nuestras acciones constantemente y, en la medida en que hemos descubierto el papel de las expectativas positivas a la hora de liberar endorfinas, es vital que nos concienciemos de la importancia de ser optimista a la hora de encarar tanto retos como enfermedades.  Y es que, otra ventaja del optimismo es el hecho de que una persona que espera un futuro feliz reduce sus niveles de estrés y ansiedad, mejorando su salud y calidad de vida.

 

¿Todo es mejor de color rosa?

chica de rosaComo único perjuicio a señalar, diremos que el optimismo nos puede conducir a llevar a cabo acciones temerarias que obedecen a un exceso de confianza: no llevar casco o cinturón, no tener un seguro, no hacerse un número de chequeos médicos mínimo, no hacer un testamento o estudiar un examen en dos días… Sin embargo, el hecho de ser consciente de que uno es optimista no anula el optimismo, lo cual nos brinda la posibilidad de ser precavidos a la vez que confiados. 

En definitiva, podríamos decir que en la medida en que llevemos a cabo conductas de prevención para evitar desgracias, la perspectiva positiva de la vida es la que más beneficios trae al ser humano. Y es que, aunque parezca una visión muy subjetiva y muy poco científica del mundo, jamás hubiéramos llegado hasta dónde estamos hoy si no hubieran existido ilusos que un día pensaron que la tierra es redonda, que se puede crear luz sin fuego o que se puede viajar al espacio.

*Una vez más, os animo a que si queréis más información sobre términos como los que yo he señalado (*) o cualquier otro que hayáis leído y os resulte de interés, me lo hagáis saber a través de los comentarios. De este modo, me encargaré de explicar los conceptos que más curiosidad os susciten en próximas publicaciones. 

 

El poder del pensamiento (I) Las creencias

Hola a todos y todas, seductores y seductoras. Siendo éste mi debut como redactor para Egolandseducción, considero que lo primero que debo hacer es presentarme. Mi nombre es Hugo y mi intención es continuar la batalla que ha iniciado el equipo de Egoland en su cruzada por hacer de la seducción algo basado en principios de la psicología, sociología… Para ello, trataré de vincular el cortejo humano con los hallazgos psicológicos recopilados hasta la fecha.

En este sentido, soy un graduado en psicología que ahora mismo se está especializando en la intervención sobre la inteligencia emocional,  tema  sobre el que voy a hablar en la mayoría de mis posts. Y es que nuestra habilidad para percibir, comprender y gestionar nuestras emociones es en última instancia la que nos confiere la capacidad de disfrutar de la vida, de gustarnos a nosotros mismos y, por ende, seducir a los demás.  Pero mis aspiraciones no se quedan en lo informativo, espero que mis textos den pie a la interacción y me consultéis cualquier asunto que os interesaría conocer con más profundidad sobre lo que voy escribiendo. Sin más dilación, comencemos!

el poder del pensamiento

Con este primer post da comienzo una serie de textos que van a tratar de transmitirte

  1. Qué son las creencias y cómo funcionan
  2. La importancia de adueñarse de un sistema de creencias optimista
  3. Qué creencias te van a aportar un mayor bienestar
  4. Cómo llevar a cabo la modificación de creencias

Para comenzar a trabajar sobre nuestra manera de pensar, es necesario que comprendamos qué es una creencia y cómo ésta puede condicionar el cristal a través del cual observamos la realidad.

¿Qué son las creencias?

Siempre me ha fascinado el comportamiento humano, concretamente las diferencias entre unas personas y otras a la hora de encarar las dificultades del día a día. Pongamos, por ejemplo, una situación de seducción. Cuando nos encontramos ante una persona atractiva (no confundir atractivo con atractivo físico*) podemos acercarnos a expresar nuestra atracción, acercarnos a iniciar una conversación, lanzar un piropo, lanzar miradas, quedarnos paralizados, ruborizarnos, acicalarnos o incluso salir corriendo.

Pero ¿a qué obedecen estas diferencias interpersonales a la hora de abordar a una potencial pareja? Efectivamente, como ya se ha visto en otros textos, esto se debe a la cognición, es decir, a nuestra manera de dotar de significado a la experiencia.  La cognición puede ser entendida como las creencias que tenemos sobre 3 áreas:

a) Nosotros mismos (Autoconcepto*)
b) Los demás (Estilo de apego*)
c) El mundo (Mapa del territorio)

Nos referimos aquí a las creencias, como aquellas convicciones que tenemos sobre las susodichas áreas y que son permutables, eliminables  y, con los conocimientos adecuados, propensas a elección.

¿Cómo funcionan las creencias?

Nuestro sistema de creencias, es decir, nuestra manera de dar sentido a la realidad, va a ser la que determine la intensidad, duración y frecuencia, además de la tipología, de nuestros comportamientos y emociones.  Es tan fácil como esto:

Estímulo —-> Cognición (activación de creencias) —-> Respuesta

La Cognición condiciona cómo entendemos lo que ocurre a nuestro alrededor (Estímulos) y, por tanto, determina la Respuesta emocional y conductual que pondremos en marcha ante una situación X.

De esta manera, ante un estímulo como puede ser la aparición de una persona atractiva en nuestro campo de visión, cada uno realizará una interpretación de la situación en función de las convicciones que albergue con respecto a si mismo, a los demás y al funcionamiento del mundo. Esta interpretación, y no la situación en sí, será la que determine el tipo de respuesta emitida: de aproximación o de evitación.

modificar nuestras creencias

¿Por qué trabajar sobre las creencias?

Las creencias marcan nuestra vida, nos dicen lo que es o no es cierto para nosotros, establecen nuestras limitaciones y guían nuestro comportamiento. Hagámonos dueños de nuestra existencia  y escojamos en qué creer, pues no tenemos nada que perder, más allá de nuestras cadenas.

Iremos poniendo a vuestra disposición nuevos escritos relacionados con este tema para que, paso a paso, creéis vuestra singular manera de interpretar la experiencia, adueñándoos así de los resultados que obtenéis. Para terminar este primer texto, os dejo una bonita fábula de Jorge Bucay que representa a la perfección el peso de las creencias en nuestro día a día; no tiene desperdicio.

*Os animo a que si queréis más información sobre términos como los que yo he señalado (*) o cualquier otro que hayáis leído y os resulte de interés, me lo hagáis saber a través de los comentarios. De este modo, me encargaré de explicarlos en próximas publicaciones. 

HUGO

Personalidad seductora (III) Vive el presente.

¿Te preguntaste alguna vez cómo definirías a la seducción?

Piénsalo por un momento. (AQUÍ ESPACIO PARA PENSAR). Para mi, la seducción va sobre quienes somos y sobre cómo nos relacionamos con los demás. Sobre conocernos bien, en un proceso de desarrollo personal vital, y sobre la manera en que nos movemos sobre el mundo y con las personas que lo pululan. Así, la clave es ambos casos es la integridad. Ser honestos y coherentes, empezando por nosotros mismos para pasar a aplicar esto a nuestra relación con los otros.

amigos complices del momento

COHERENCIA CONTIGO MISMO/A

No somos coherentes con nosotros mismos si no nos acercamos a hablar con esa persona que nos gusta. ¡Es lo que realmente deseamos hacer en ese momento, viendo a esa chica a la que también le queda ese vestido veraniego, acompañado de una mirada dulce! O a ese chico que se muestra tan desinhibido y divertido y que además tiene un porte genial.

HONESTIDAD CON LOS DEMÁS

Somos honestos con los demás si nos acercamos con un que, porque, para que y qué me haces sentir. “Verás Carlos, la verdad es que sí me gustaría que quedásemos más veces, porque me apetece saber más de ti. Podemos seguir compartiendo aficiones, me siento cómoda quedando contigo”.

Una muy buena manera de ejercitar este quienes somos y cómo nos relacionamos es el estar presentes.

ESTAR PRESENTE, AQUÍ Y AHORA 

personalidad seductoraSimplemente ser, ser junto a quien tenemos delante. Estar presente en ese momento junto a esa persona. Que el encuentro no se altere ni deforme por las cosas que nos influyen de nuestro pasado o lo que esperamos que pueda suceder. Que la mente no revolotee pensando si va bien o menos bien nuestro encuentro y cuál va a ser nuestro próximo movimiento. Tender a fluir, a ser naturales y no a desarrollar estrategias que al final convierten la interacción en «check points». ¿Ves la relación de esto con la honestidad y la coherencia? No somos coherentes si no facilitamos el  proyectarnos al futuro (por ejemplo conseguir una cita con esa chica que nos ilusiona) o si estamos pensando en aquello que nos dijo nuestro amigo por la mañana y nos molestó, rompiendo el momento.

Además, porque cuando estamos pensando en qué hacer y en qué decir, estamos perdiendo una de nuestras cualidades más seductoras: permanecer presentes junto a quien tenemos delante. Seamos cómplices del momento y de quien tenemos enfrente.

¿Cómo podemos practicar nuestra presencia en la relación?

vivir-momento-seducir–> Abre tu atención y reconoce en una interacción cuando tu pensamiento se aleja demasiado de lo que está pasando con quien tienes delante, lejos del momento que estás viviendo.

–> Comprométete hoy mismo a estar más presente con la gente que conozcas. Sea con tus compañeros de trabajo, amigos, familia o pareja. Les harás, además, sentirse escuchados e importantes.

–> Di aquello que estás pensando en ese momento, compártelo con tu cita. Si hay algo positivo en que estés pensando en otras cosas (lo cual es muy común) es que ello te proporciona un inacabable suministro de temas de conversación. Puedes utilizarlo a modo de herramienta, “vive el presente”. Lo que sucede cuando hacemos esto, es que volvemos a estar presentes y de nuevo retomamos la interacción. Volvemos a ese momento con esa persona.

Paralelamente, no dejes de lado el conocerte mejor. Sin máscaras, consiguiendo una visión más clara de quien eres y de cómo lo comunicas, Seduciéndote a ti misma/o. Practica la presencia con quien tienes delante y esa persona lo hará contigo. ¿Utilizas esta manera de comunicarte habitualmente? ¿Piensas que haciéndolo te convertirás en alguien más atractivo/a? Espero tus preguntas, dudas, piropos o chascarrillos más abajo ¡Un positivo abrazo!

PD.- recuerda que tienes dos artículos anteriores de esta misma serie,  La clave para ser tu misma/o y  Descubre que seduce de ti

El talento: La experiencia

Nada se sabe bien sino por medio de la experiencia.

Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y estadista británico. 

 

Hola amig@s egolandianos. En el primer artículo sobre el talento os hable de las tres cosas que son necesarias para desarrollar algún talento:

[box type=»info» bg=»green» font=»trebuchet» fontsize=»15″]1) Experimentar                      2) Trabajar                        3) Mostrar[/box]

Y os puse un ejercicio, que era responder a una serie de preguntas cómo, ¿Qué realmente te apasiona? ¿Qué te hace sentir a gusto con tus valores y principios? ¿En qué podrías estar horas y horas esforzándote pero te valdría la pena independientemente del resultado? 

Yo sé que a algunos os puede haber costado responder a esas preguntas. ¿Significa eso que son seres no apasionados? ¿Que no tenéis los órganos vitales que hacen que los seres humanos  vibremos? Lo dudo mucho… 

talento y experiencia citas

Hoy hablaremos más sobre experimentar como método para identificar y desarrollar talentos

¿EN QUÉ AYUDA AL TALENTO EXPERIMENTAR?

1 | Experimentar es salud.

Nuestras neuronas cambian con cada experiencia que les damos y se adaptan a la realidad que les toca vivir. A eso se le llama neuroplasticidad. Si dejamos que nuestras neuronas se enfríen y dejen de “tener” que adaptarse a nuevas experiencias y nuevas ideas estaremos haciendo envejecer a nuestro cerebro. Un cerebro joven es un cerebro estímulado.

2 | Experimentar es vivir

Si no te nutres de nuevas sensaciones, estarás dejando una gran parte de tu vida por vivir. Tenemos un tiempo limitado en la tierra y podemos aprovecharlo de mil maneras, una de ellas es buscar experimentar aquellas cosas que nos puedan hacer sentir sensaciones positivas y agradables. Vivir es gratis para todos, pero con un poco de esfuerzo puedes hacer que tu vida valga tooooodo lo que tu quieras.

3 | Experimentar es conocerte

(AQUÍ VIENE LA CLAVE  DEL TALENTO)

Te conoces solo en las cosas que has hecho. No te conoces en lo que no has hecho. Yo no me conozco jugando a futbol americano, ni viviendo en Lituania, ni siendo un afamado carpintero, ni hablando alemán,  ni teniendo una mansión, ni siendo vegano… Todo lo que me pierdo sin conocerme en esas tesituras estará basado en dos fuentes de conocimiento:

A | El potencial que tengo

Al probar algo puedo saber si tengo las habilidades a desarrollar oportunas para tener éxito en ese campo. Eso lógicamente va de la mano de la realidad de que si quiero evolucionar en cualquier campo tengo que trabajar y esforzarme para desarrollar esas habilidades.

B | Cómo me siento haciéndolo

Al probar algo voy a conocer mis sensaciones, lo a gusto o a disgusto que me hace estar e incluso la recompensa emocional, física o mental que me puede producir. Puede darse la situación de que en principio no tenga un talento potencial muy fuerte pero cómo me hace sentir realizar esa actividad me provoque tener más motivación y empuje que la mayoría del resto de la gente.

EJERCICIO BÁSICO Y RELACIONADO!!! 

El ejercicio de esta semana es que probéis a hacer algo que no habíais hecho y que nos contéis por aquí, o en mi Facebook ( Helio Egoland)  cómo os habéis sentido.

El talento: Mentiras y pistas

Empiezo a escribir estas líneas con la certeza de que podría ser un mejor escritor (sorpendentemente, algunos de vosotros me decís que os gustan mis artículos o que me disfrutasteis en mi ebook)  y con la certidumbre de que también lo podía haber sido peor.  Es uno de los temas más controvertidos desde que el hombre es hombre.

“Las cosas se hacen bien o se hacen mal” o “Las cosas pueden gustar a unos sí y a otros no”

obra-pollockJackson Pollock ,referente del expresionismo abstracto estadounidense, nunca aprendió a dibujar.  No era un talentoso dibujante. Pero tenía talento para trasmitir sensaciones a su público. Y de eso vamos a hablar hoy y en futuros artículos: de talento.

En mis talleres algunas veces he escuchado a hombres y mujeres dudar sobre si tenía talento e incluso negarse a sí mismos la posibilidad de desarrollarlo. Y todas de esas personas se han ido del taller sabiendo exactamente cuál es su verdadero talento o donde se encuentra su potencial para desarrollar nuevos talentos.

 

LAS 2  GRANDES MENTIRAS DEL TALENTO

A | El talento es ser buen en lo que YO TE DIGA

Vivimos en la sociedad del ranking. Lo importante es ser el mejor. Todo lo demás son minucias. Nos inculcan que hay cosas que molan y que hay cosas que no molan. Casualmente nos educan en que lo que mola es exactamente lo que ellos te pueden vender. ¿Casualidad? No lo creo.

«Eres un ganador si haces lo que yo te digo que tienes que hacer». «Eres un ganador si compras este producto que tengo preparado para ti». Es tan absurdo cómo escuchar  alguien que eres musculoso sólo si desarrollas el deltoides, los gemelos y el tríceps pero obvia el resto de músculos.

Pollock nunca habría ganado un concurso de dibujo pero vivió (y muy bien por cierto) del arte. Tú debes elegir libremente en qué quieres ser bueno. Qué te apasiona realmente. Qué te hace sentir a gusto con tus valores y principios. Y lo más importante y relacionado con el segundo punto: En qué podrías estar horas y horas esforzándote pero te valdría la pena.

B | El talento se tiene o no se tiene

Sí, todos conocemos a gente que parece que sea imposible que tenga talento. Algún amigo, político o presentador de la televisión que hace dudar que tenga una mínima chispa de talento dentro de su cuerpo. Pero, ¿que ha estado haciendo esa persona los últimos años? ¿Podría desarrollar alguien el talento musical si en su tiempo libre se dedica a ver la televisión sin parar y comer donuts?  El talento es un potencial que sólo evolucionará con horas y horas de trabajo.

Pablo Picasso dijo  “ La inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando”

picasso y el talento

Cuando alguien siente que no tiene talento puede ser por 3 motivos

 A | Está escondiendo su talento

A veces nuestro talento nos hace diferentes a lo que la gente considera normal. Quizá pueda hacernos parecer demasiado originales, a veces choca con la primera gran mentira…”Mi talento no mola” y la gente tiende a esconder lo que le hace único. Increíble pero cierto.

B | Ha dejado que su talento se duerma

Los talentos se trabajan o poco a poco van entumeciéndose. Si yo dejase de hacer conferencias durante los próximos 10 años, seguramente mi nivel sería el mismo de alguien que nunca ha hecho conferencias. Hay que darle constantemente estímulos a mi talento.

C | No ha encontrado su talento

No se ha dado la oportunidad de experimentar lo suficiente cómo para saber que le apasiona. Si sólo he jugado a futbol y no me gusta, quizá me este perdiendo la oportunidad de encontrar un deporte que me fascine. Por eso es tan vital el experimentar.

PRIMERAS PISTAS PARA DESARROLLAR TU TALENTO

Todos tenemos un talento potencial que nos puede brindar la oportunidad de destacar, pero para encontrarlo necesitaremos

1) Experimentar

2) Trabajarlo

3) Mostrarlo

Hasta los siguientes artículos sobre el talento os dejo con un ejercicio muy facilito. Responded a estas tres preguntas:

¿Qué realmente te apasiona?

¿Qué te hace sentir a gusto con tus valores y principios?

¿En qué podrías estar horas y horas esforzándote pero te valdría la pena independientemente del resultado?

 

Aquí tienes la segunda parte: El talento y la experiencia

Personalidad seductora (II). Descubre qué seduce de ti

Te proponía dar un paso más para ser tu misma/o en el pasado artículo; aquí seguimos con la trilogía de artículos sobre como localizar y desarrollar tu personalidad seductora. Te empezaré contando que el término persona proviene del latín persōna; el concepto de persona era un concepto principalmente filosófico, que expresaba la singularidad de cada individuo de la especie humana. Aquí se incluía el estado de ánimo, el carácter y la forma de actuar de cada ser humano. Ello además de las cualidades y facultades de cada uno de nosotros, como la razón, los sentimientos y los valores que nos distingue de los demás seres. Fíjate que se repite dos veces lo que distingue, lo que diferencia.

LO QUE TE DISTINGUE TE HACE ÚNICO

Conforme a tu persona vas a sentir, pensar y actuar. En relación  a lo que te distingue de los demás en determinadas situaciones vas a moverte por el mundo de una forma única, que compartirá semejanzas con los demás, pero que es única y exclusivamente tuya, con matices que te convierten en alguien irrepetible. Obviamente de ahí proviene la palabra personalidad, que hemos adoptado como término que nos define esa forma de ser que tiende a constante y define nuestra forma de ser.

Por supuesto que el que sigue es un listado subjetivo mio, pero creo que bastante acertado. Citando a los compañeros de Egoland Seducción por orden en que los fui conociendo, destacaría de cada cual una parte de su persona seductora:

 algunos del equipo egoland

Luis (Egoh) su atractivo verbal y su capacidad comunicativa fuera de toda duda.

Álvaro (Helio) su ingenio y sentido del humor enormemente ágil.

Kike: creativo, diferente a su manera (marca personal).

Javi: aventurero, su gran curiosidad y ganas de aprender.

Pau: el hombre completo y todoterreno, 360º.

Yago: apasionado y positivo, capaz de contagiarte sus pasiones.

Jorge: libertad personal (ser uno mismo y defenderlo a muerte)

Diego: muy risueño y adaptable.

Paula: espontánea y muy libre.

Atenea: toma la valentía por bandera, atrevida.

Antoni: crea confort en quien le rodea, sabe escuchar y hacer sentir seguros a los demás (sé que la mía es más larga, pero que queréis, ¡el artículo lo escribí yo!)

Por supuesto que una personalidad atractiva será también una personalidad equilibrada. Sería raro que alguien atrayente no tuviera algún tipo de sentido del humor desarrollado, o que no comunicase mínimamente bien, entre otros rasgos importantes. Pero aquí estoy hablando de aquello que nos define mejor, de eso en que sobresalimos, de aquello que nos condensa, como cuando de un aroma extraemos una gota de perfume concentrado.

descubre tu persona seductora

¿Cuál es tu persona seductora?

¿Alguna vez te dijeron cuál era tu cualidad o rasgo más atractivo? ¿Te sorprendió escucharlo? Si le preguntas a cinco personas que tengas cerca sobre tus mejores rasgos podrás empezar a depurar a tu persona seductora. Preguntar a quienes tienes alrededor será un buen punto de comienzo para definir a tu persona seductora.

Aquí también te ofreceré una manera extra de conocerte mejor y definir con más exactitud tus puntos fuertes, que conformarán tu persona. Te animo a conocer tus fortalezas personales según la Psicología Positiva Pregúntame en los comentarios  acerca de cómo definir mejor tu personalidad, que ayudará a conformar tu personalidad seductora.

Quizás seas una persona que sabe hacer piña entre su grupo: explótalo. O eres fuente de inspiración hacia los demás por tu capacidad de proponer planes atrevidos y retadores: no te lo guardes para ti. Puede que seas alguien que le encanta aprender cosas nuevas y cultivar su mundo interior: los demás están esperando saberlo.

Y recuerda unos de nuestros lemas: que todo lo que hagas seduzca. Que tu persona seductora inunde todo lo que hagas; comienza por conocerte mejor como paso insustituible y ¡sedúcete a ti misma, a ti mismo!

Personalidad seductora (I). La clave para ser tu misma/o

Se tu mismo/a. Una frase que habrás escuchado muchas veces referida a mejorar tu relación con los demás. La seducción es tan sencilla como eso, tan difícil como eso; para llegar a ese punto, necesitarás tener cierto compromiso contigo  para llegar hasta allí. Demos un primer paso con este artículo de una serie de tres en este trío (que bella palabra) de artículos sobre tu personalidad seductora.

Claves personalidad seductoraAdemás de porque los demás ya están cogidos, debes ser tu mismo/a porque las personas alrededor de ti ya te admiran por cualidades de las que puedes ser más o menos consciente. Este es uno de los objetivos de nuestro taller Sedúcete a ti misma/o. Así, es mucho más sencillo e inteligente que te quieran por quien eres realmente que por cualquier personalidad adoptada, con un riesgo muy alto de que la treta te acabe saliendo mal. Al crítico de cine de El País Carlos Boyero, en una entrevista digital, recuerdo que le preguntaron acerca de frases de cine para seducir, y su respuesta fue clara “Como intentes ligar con las frases de otro la llevas clara”.

 

Si decides centrarte en desarrollar las cualidades que piensas que resultan atractivas o que los coaches te dicen que son buenas te estarás limitando. Es maravilloso descubrir aquello que otras personas encuentran naturalmente atractivo en ti. ¿Por qué deberías ocultar aquellos rasgos que resultan naturalmente atractivos en ti misma/o? Puedes pedir feedback a los demás, a tu familia, amigos, a aquellas personas que te atraen o que sabes que atraes… Y si te da un poco de miedo esto de preguntar, te puedo asegurar que te sorprenderán las respuestas. Además ya estarás demostrando un rasgo muy valioso y que los otros apreciarán mucho: valentía.

ERES UNA PERSONA CON RECURSOS

Te invito a moverte sobre este terreno: ya eres una persona con recursos, capacidad creativa y de aprendizaje. Ya tienes las cualidades para ser realmente querido por los demás y por aquella persona a la que aspiras o por aquellas personas a las que te gustaría tener alrededor. Puedes encontrar lo bueno que tienes y aprender a potenciarlo: esta sería la verdadera clave.

 claves para personalidad seductora

Ni alfa, ni valor, ni chulo gracioso, ni otros términos o adjetivos que limitan. Tu personalidad seductora va a venir de otro lado. Y lo que seas y cómo decidas vivirte, que se convierta en una luz que ilumine a los demás. Aquí quiero hacer dos dedicatorias especiales: 

Estimada personalidad introvertida: la extraversión no es necesariamente mejor. No necesitas tener la capacidad de hacer un monólogo en un café teatro para encontrar y atraer a quien te guste. La flexibilidad te ayudará en todas las facetas de la vida, pero no tienes porqué estar hablando a las cuatro de la mañana con cien personas seguidas en un pub si lo que el cuerpo te pide es una noche en casa, leyendo o escribiendo con una bebida caliente. Tu labor es seguir tus instintos y elegir bien, acercarte a conocer a esa persona que tanto te llama la atención (cierto que seguramente tengas que ir conociendo a alguna más en ese proceso) y atraerla y deslumbrarla con tu mundo interior.

Estimada personalidad extravertida: ya tienes una característica de personalidad que resulta admirada y deseada en la sociedad actual. Vas a tener fácil conectar con los demás, tienes el 3 en 1 para las relaciones sociales. Ahora bien, aquí lo que te recomendaré es que no te limites a ello; si añades madurez a este atributo tuyo ya serás imparable. Las personalidades abiertas y maduras resultan muy atrayentes.

Tu personalidad seductora seguramente empezará a sacar la cabecita cuando no estés tan atento a ella, es decir, cuando te permitas fluir. Tu labor es sacar a la luz lo que ya está, desarrollarlo, quitar lo innecesario, los patrones aprendidos que ya no te sirven. Además de aprender, desaprender lo que ya no te sirve ¿Te decides a tomar las riendas para ser tu misma/o y acabar forjando una personalidad más atrayente?

 

Superar el miedo a seducir durante el día

Intentar conocer a una persona durante el día para algunos parece ser el equivalente a pasear por una cuerda marinera enganchada entre dos edificios mientras salta y fuma pipa desnudo. Toda una temeridad de alto riesgo. ¿Pero está realmente justificado este miedo?

Como sabemos, y si no lo sabes para eso estamos aquí, el miedo surge del deseo. Imaginemos por un momento que nos encontramos ante una chica, o un chico, paseando a su perrito en un parque. Además vemos que le dice algún comentario juguetón a su cánido y eso nos enternece… o si lo preferís, nos tensa ciertas zonas corporales que suelen estar escondidas. Intentemos contener el visor del submarino.

ligar-calle-atardecer

La atracción que nos genera esta persona nos provoca un deseo de conocerla, y si sois como yo que antes de iniciar una conversación me imagino cómo sería pasar momentos con esa persona, este deseo futuro se llena de poder. Por tanto, empezamos a ponernos nerviosos, o lo que es lo mismo, nos surge el miedo a no poder cumplir ese deseo. Un miedo que aquí lo bautizaremos como nuestro “fiel y amable amigo rechazo”.

Por tanto hagamos un resumen: nos gusta una persona, queremos conocerla, esto nos despierta un deseo, y ese deseo nos genera un miedo a que no lo podamos cumplir. Puestos en situación, lo que vamos a hacer ahora es ver unos pequeños consejos que nos harán disfrutar más de este tipo de situaciones tan halagüeñas.

Vive el presente

Si supuestamente el miedo surge del deseo, y cualquier deseo sólo puede convivir en el futuro, ¿qué pasaría si consigo vivir plenamente en el presente? ¿Qué podría pasar si en lugar de pensar que me pueden rechazar simplemente no pensara en ello?

gustar-chica-dia-ligarVeámoslo de la siguiente forma. Los problemas psicológicos pueden provenir o bien de nuestro pasado, o bien generarlos a través de nuestros pensamientos sobre el futuro. Quédate plenamente en el presente y pregúntate: ¿Qué es lo peor que podría pasar si no hago nada? La respuesta es bastante obvia: NADA. Y si no vives el presente peor todavía, porque te puedes sentir frustrado por no haber intentado hacer lo que deseabas, que era conocer a esa persona.
Y ahora preguntémonos de nuevo: ¿Qué es lo mejor que va a pasar si me decido a hablar con esa persona? Para algunos aquí podría ser conocer a su media naranja, o para otros podría ser exprimir la naranja y si no le gusta demasiado el sabor volver al naranjo a buscar otras.
Viviendo el presente en el caso de que esa persona nos rechazara, ese rechazo pasaría enseguida a formar parte del pasado. No puede afectarte más que a incentivarte a probar suerte con otra naranjita.

La clave está en darse cuenta de que viviendo plenamente el presente, el pasado y el futuro no pueden manipular nuestras acciones. Esto no es fácil, pero si después de esta lluvia de preguntas me permites formularte una última, te propongo que hagas lo siguiente. La próxima vez que estés delante de una persona que crees que te puede gustar, pregúntate: ¿Qué haría yo ahora mismo si disfrutara plenamente del presente?

La inseguridad puede ser pura magia de atracción

En el verano del 2012, llegué cargado de ilusión y con mis 22 añitos recién cumplidos al Mandanga Summer Camp que ofrece Egoland Seducción. Yo ya traía un largo periodo de estudio sobre seducción desde que alcancé mi primer librito con tan sólo 13 años de vida, y por consiguiente de práctica y relaciones. No obstante, junto con uno de mis grandes amigos de Good Life, queríamos vivir esta experiencia y codearnos de aquellos que considerábamos eran los mejores.  Es cierto eso de que el ser humano sigue aprendiendo por mucho que sepa. Nadie debería dárselas nunca de erudito, pues eso le hace estar menos receptivo a nuevo conocimiento, lo cual quedó patente en este taller, y ahora yo te lo transmito a ti.

seducir-dia-tarde-calleUna de las cosas que aprendimos era a mostrar nuestro nerviosismo de una forma sincera, con humor y encanto. Algo así cómo decirle a la dueña y señora de ese perrito lo siguiente:

-Perdona, discúlpame si estoy un poco nervioso, pero es la primera vez que me acerco a una chica a preguntarle de qué raza es su perro, cuando en realidad sé perfectamente que es un Yorkshire, y lo que de verdad me interesa es saber si podemos llegar a gustarnos lo suficiente como para casarnos y si va a ser él (señalando al perro) quien nos traiga los anillos al altar.

Esa persona que queremos conocer sufre de los mismos nervios que nosotros. Muchas veces tenemos la actitud de querer ser súper seguros para gustar, situando a la otra persona en esa perspectiva de súper seguridad, cuando compartir ese nerviosismo es puro romanticismo. ¿Os acordáis de esas escenas de las películas románticas en las que chico y chica se conocen y están tan nerviositos que se vuelven tremendamente torpes? Yo siempre las he visto muy mágicas. Muchos se las dan de seguros para seducir ocultando su verdadera inseguridad, a veces con actitudes chulescas que les llevan a ser rechazados fácilmente y sin dar ninguna pena, pero si aprendes a ser tú mismo con tu inseguridad al mismo tiempo que le sacas partido, te aseguro que seducirás más y mejor que el más seguro de los hombres del sistema solar.

Esto es principalmente útil para seducir durante el día, ya que durante la noche una actitud más segura y lanzada suele dar mejores resultados. La razón se debe a que en ambientes nocturnos las chicas están mucho más preparadas a ser abordadas y perdemos el factor sorpresa, además de que están menos receptivas a la comunicación emocional. Su actitud es más la pensar que eres otro chico que intenta ligársela, cosa que durante el día el chip es totalmente diferente pues surge del momento y no de “el salir a ligar”. Iniciar una conversación durante el día no lo suele hacen muchas personas, implica “más huevos”, pues se supone que para eso sale la gente ya predispuesta a las discotecas. Aprovecha este factor sorpresa, y tú mismo te darás cuenta de la gran diferencia que presenta la actitud de las chicas durante el día que durante la noche.
También hay que tener en cuenta que durante la noche la chica está más acostumbrada a rechazar a chicos que intentan seducirla, cosa que le será mucho más difícil (a ninguna persona nos gusta rechazar ni joder a los demás) hacer durante el día ante una persona que se acerca son sinceridad y buen humor.

chica-calle-ligarLa inseguridad es uno de los mayores poderes de atracción. Es ese no saber qué va a pasar. Si aprendes a disfrutarla, y a conseguir que la otra persona la sienta y la disfrute también, tus interacciones serán tan especiales que te doy poco tiempo para que acabes enamorándote.

Obviamente aprender a gestionar la inseguridad no es un factor que juegue solo, en la seducción interfieren una gran cantidad de factores, y uno de ellos es lo que en Egoland llaman conversación brillante, o en Good Life llamamos elocuencia y creatividad comunicativa. Que tu forma de comunicar sea atractiva es clave para que jugar con tus inseguridades se convierta en algo mágico y que la otra persona nos perciba inteligentes y atractivos. Pero bueno, de este tema encontrarás mucho y muy buen material en esta Web y no voy a expandirme.  Únicamente te animo a que empieces cuanto antes.

Por hoy me despido, espero que os haya gustado este artículo y que lo comentéis, preguntéis vuestras dudas o me digáis cosas bonitas. Como prefiráis.

¡Mucha mandanga, mucha buena vida, y hasta la próxima!

DAVID JUNGLE

 

Good Life Seducción

 

 

Observación de uno mismo: Comunicarte contigo

En EgolandSeducción basamos toda la seducción en una teoría que cree sobre macrohabilidades llamada “El triángulo de Helio” Seguro que a muchos ya os suena. Hoy quiero daros unas pinceladas sobre la Observación a uno mismo durante la seducción.

LOS TRES FOCOS DEL TRÍANGULO DE HELIO

Recordad que tanto la Comunicación, cómo la Cualificación o la Observación tienen 3 focos:

1.- CON UNO MISMO

2.- CON LA INTERACCIÓN

3.- CON LA OTRA PERSONA (Tema del artículo de hoy)

Hoy nos centraremos en la observación hacia ti mismo cuando estas comunicándote con la otra persona y resolveré la pregunta de qué elementos tengo que observar para saber si estoy actuando de forma coherente.

Comunicarte contigo mismo

¿QUÉ ELEMENTOS OBSERVO PARA SABER SI SOY COHERENTE?

CUÁL ES MI TEXTO: (lo que dices)

¿Estoy contando cosas que realmente me definen o estoy cumpliendo el expediente?. Recordad que según el triángulo de Helio lo más importan es utilizar mi texto para que la otra persona me conozca y sepa quién soy y que siento.

Una forma de observar si realmente estoy haciéndolo bien es preguntarme ¿Estoy disfrutando de la conversación? Si no es así, cambia de tema hacia donde realmente te interese.

quien soy y que sientoCUÁL ES MI CONDUCTA:

¿Estoy actuando de forma que la otra persona sabe que pretendo de esta relación o que pretendo de esta cita o encuentro concreto o estoy actuando dejándome llevar por la otra persona o personas?. Mi conducta también me define.

Una forma de observar que estoy haciendo es preguntarme si estoy actuando de forma diferente a mis expectativas antes de empezar la conversación. Si es así, corrígelo, siempre estas a tiempo.

CÚAL ES MI LENGUAJE NO VERBAL

¿Es coherente lo que quiero con lo que estoy mostrando con mi lenguaje no verbal? Tengo que intentar expresar la máxima coherencia o en su defecto seguridad a la hora de comunicarme con los demás.

Sobre esto habría mucho que trabajar sobre coherencia, pero observa tu posición. ¿Estas cómodo?¿Estás ocupando el lugar que te mereces? Sitúate de forma que estés cómodo y sea fácil para los demás escucharte.

 

Cómo ya tenéis deberes, os adelanto sobre que tratará el próximo artículo del Triángulo de Helio sobre la Observación a uno mismo. No olvidéis observaros!

CÚAL ES MI CONTEXTO:

A QUIEN TENGO DELANTE:

¿Te relacionas para obtener, para compartir o para ofrecer?

Querido amigo mandanguero, estimada amiga mandanguera, este artículo va a comenzar con unas preguntas que te animo a responder de manera sincera. Las respuestas son para ti, y antes de entrar en materia en el artículo, quiero pillarte fresc@. Te dejo con ellas:

¿Tiendes a criticar a las personas que tienes cerca, te muestras a la defensiva con ellas, o tienes la voluntad clara de escucharlas y entenderlas? ¿Cultivas la empatía?

¿Das tu punto de vista incluso cuando no eres invitado a ello, porque crees que puedes aportar valor añadido a una conversación, compartiendo y respetando lo que los demás también tienen que aportar?

¿Sientes que tienes una necesidad que cubrir, sea la que sea, y sales por la noche pensando “A ver esta noche que pillo” o hablando con el resto de personas como un simple medio para mejorar tus habilidades… y no para también mejorar su noche?

¿Tienes muy claro que puedes aportar en pareja, en grupo, en tu trabajo y sabes definirlo en palabras y además proyectarlo adecuadamente?

¿Has etiquetado lo que llevas leído de artículo como de “me gusta”, “no me gusta”, “es aburrido”, “me encanta”… o piensas que además te puede despertar equis cuestiones para compartir con otras personas?

 ——

Fíjate que estas preguntas van abordando una cuestión, de diferentes maneras; cómo encaramos las relaciones con las demás personas. De manera sintética, podemos relacionarnos para obtener, para compartir o para ofrecer. Es verdad que no son incompatibles: lo has adivinado, sé que  estabas pensando en que escuchar a ABBA y a Radiohead tampoco es incompatible, me has quitado el ejemplo, pajarit@. Veamos las tres:

relaciones interes o generosidad

Obtener.

Está claro que nos relacionamos con los demás porque somos seres sociales y porque así obtenemos cosas. Compañía, validación social, sexo, apoyo, información, en fin, mil cosas que cubren diferentes necesidades. La cuestión es dónde ponemos el acento. Si sólo me centro en obtener, mi experiencia relacional quedará muy corta, enormemente limitada.

Y además, la verdad es que relacionarse únicamente para sacar cosas es más aburrido que ser un pulpo y estar encerrado en un garaje…

Compartir.

Algunos filósofos y pensadores nos hablan de la naturaleza humana de manera bastante pesimista. Sin embargo la psicología más reciente (¡bingo! me refiero a la Psicología Positiva) nos muestra claramente que el compartir, ser solidarios, generosos etc. es uno de los pilares del bienestar y de la felicidad.

Compartir historias y anécdotas en una conversación, proponer hacer una actividad y proyectos juntos, decir un piropo y sugerir que nos encantaría que nos lo devolvieran… En todos los casos estamos creando algo juntos, la palabra mágica: estamos compartiendo.

Ofrecer.

Sin esperar nada a cambio. Por el simple placer de dar, de mostrar, te regalar, de ofrecer nuestro ejemplo. Y pienso que este es el punto que de manera implícita siempre trabajamos en este proyecto; el pasar del obtener al compartir, y esto complementarlo con el ofrecer.

Atrévete a querer, atrévete a cuidar y a dejarte cuidar… atrévete a ser curios@ y a encontrar lo que hace único a los demás.

No te lo quedes para ti ya que estarás haciendo mejores a las personas que te rodean y a ti mismo. Ahora, te animo a releer las preguntas del inicio y compartir con nosotros tus respuestas… y aquello que te ilusionaría cambiar en las mismas. Sé feliz.