Actitud de un seductor: Naturalidad II


 

El Martes fue el primer concierto de un grupo en el que acabo de meterme. La aventura que hace mil que emprendo este mes. La cosa fue bien. Un espontáneo le quitó el micro a uno de los cantantes, el generador se apagó a mitad actuación y un largo número de anécdotas que sin duda me apetecerá contar a la próxima chica con la que este disfrutando del airecito del verano. Y le contaré lo que pasó desde la mas absoluta naturalidad. No forzaré ni tendré calculados los pasos que voy a seguir. Eso es lo que me convierte en un seductor; para mí es la mejor de darme a conocer a una persona.

 

Tengo muchos defectos. Si hiciesemos una encuesta sobre mis defectos, la pregunta debería ser “¿Contabilizaría usted los defectos de Helio en centenares o en miles?” Pero no me preocupa. Intento mejorar día a día. Ese es mi punto fuerte. Por eso desde la comunicación emocional, puedo contar mis puntos fuertes, mis puntos débiles, siendo consciente de lo que la otra persona quiere escuchar, siendo un buen observador, cualificándola y disfrutando del proceso. Soy Helio. Comunico, Observo, Cualifico y Disfruto.

 

La misma persona para decir a qué me dedico, cual es mi helado favorito o que quiero pasar la noche con ella. Por qué he aprendido a saber que necesita la gente con mi observación activa y a comunicarme de forma que resulte atractivo escucharme y conocerme. Eso es lo que yo quiero enseñaros. Eso es lo que a mi me hace sentir que tengo legimitidad para hacerme llamar profesor de seducción. Creo que la mejor forma de seducir es hacer que la otra persona sienta que te esta conociendo y que lo que le muestres, le guste.

 

Perdonadme si notáis emoción en mis palabras cuando hablo de a lo que me dedico y de los resultados que nuestros alumnos experimentan. Esta es la forma de hacer las cosas que a mi me llena. No voy a enseñaros a ser Helio. No tengo ningún interés en mostraros qué frases decir o que caras poner. Voy a enseñaros a ser vuestro “yo” más seductor, a que creéis vuestras propias herramientas, a daros lo mejor de las mías y a qué así, todo lo que hagáis, os salga de manera natural.

 

 

3 comentarios
  1. Antoni
    Antoni Dice:

    Que gran post, no lo había leído aún. Ojalá muchas escuelas de seducción aplicaran y enseñara este principio, más allá de poses y frases hechas. Un abrazo, compañero.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *