3 claves para evitar el rechazo siendo directo y natural (1/2)

¿Es bueno empezar a hablar con un/a desconocido/a de forma directa? ¿Vale la pena empezar exponiendo abiertamente nuestro interés?
Mi respuesta, sin lugar a dudas y por muchos motivos, es.

Sin embargo, el verdadero reto de la seducción empieza una vez hemos iniciado una conversación con la persona que nos atrae. Ahí es cuando empezaremos a conocernos y, quizás, a seducirnos. Por ello, cualquier forma que nos ayude a minimizar el rechazo inicial para que podamos empezar a mostrarnos y a pedir que esa persona se muestre, resultará muy útil.

¿Pero existe alguna manera de ser directos y naturales que incremente nuestras posibilidades de empezar conversaciones?

La respuesta también es sí. Tan sólo hay que entender como funciona nuestra mente y las expectativas que nos conformamos (¡como si fuera poco!) para descubrir 3 puntos clave. Aquí los tienes:

evitar-rechazo

1.  Rellena los huecos de información

Todo el mundo se imagina historias, y lo hacemos a una velocidad pasmosa. En centésimas de segundo. Pero por nuestra naturaleza creativa, tendemos a hacerlo con la información que tenemos disponible en ese momento. Y si no hay información suficiente entonces recurrimos a nuestras experiencias y conocimientos previos. Por lo tanto es clave que proporciones un qué, un porqué y un para qué en tu comunicación ya que si no lo haces, la persona con la que vayas a hablar se los inventará por ti. Y puede ser que la historia que se imagine no sea de tu agrado.

Por ese motivo, para no dar rienda suelta a su fantasía y dirigir de inicio sus pensamientos hacia tus intereses, es crucial que rellenes los huecos de información.

Pondré un ejemplo sencillo. Supón que una noche de copas te acercas a tu amigo o amiga y le dices lo siguiente:

 “Oye, ¿me dejas 20 euros?”

Como sólo le estás dando el qué (quiero dinero), él (o ella) se imaginará el por qué y el para qué de inmediato. Puede pensar que tienes serias dificultades económicas y que tu cuenta está a cero, o que eres un vago porque que en el fondo no te apetece ir al cajero, o que quieres invitar a la persona que acabas de conocer y te falta dinero para su copa. Hay miles de posibilidades que dejas fuera de tu control. Para controlarlas, rellena la información que falta.

“Oye, ¿me dejas 20 euros porque me he quedado sin dinero para una última copa y salir a estas horas al cajero me parece algo peligroso? Te los devolveré la semana que viene.”

Estás dando motivos y razones y eso es enormemente persuasivo. Muy de sentido común, pero ya conoces el refrán.

Decenas de veces he visto alumnos de nuestros talleres conseguir sentarse con grupos de chicas que estaban tomando algo simplemente rellenando los huecos de información. Fíjate en la diferencia:

Lo que hacían inicialmente (sin completar la información): “Hola, ¿podemos sentarnos con vosotras?”

Rellenando los huecos de información: “Hola, estamos esperando nuestros amigos pero os hemos visto tan sonrientes que nos ha parecido una buena idea venir a hablar con vosotras, a ver si juntos nos reímos más que por separado”

Difícilmente rechazable, ¿no crees?

Aquí te dejo el video en el que hablo de esto, y esta semana tendrás bien explicadas las otras dos claves de la segunda parte de este artículo

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/3-claves-para-evitar-el-rechazo-siendo-directo-y-natural-22/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]3 Claves para no ser rechazado (II)[/button]

14 comentarios
      • Marco
        Marco Dice:

        Creo que sería muy interesante (ya que todos nos hemos encontrado en una situación así), un ejemplo de un abordaje en el metro lleno de gente!

        Responder
        • Pau
          Pau Dice:

          Hola Marco, lo importante en un metro lleno de gente es 1. que a ti no te intimide acercarte a ella rodeado de gente (entiendo que no te pasa), 2.que ella se sienta cómoda a pesar de lo raro de la situación (seguramente será nueva para ella), y 3. ir al grano porque no sabes en qué momento se va a tener que bajar del metro.

          En mi experiencia también es útil que ella sea consciente de que algunas personas están viendo que estás intentando ligar con ella. Se va a sentir muy bien si vas con cuidado de no excederte (imagínate que te ocurriera a ti) y le costará más rechazar compartir su contacto contigo.

          Por lo tanto, justifica de nuevo tu conducta y sobretodo, hazle ver que eres consciente de que eso no es normal pero que te has atrevido a hacerlo. Juega tus nervios a tu favor. Al coger su teléfono sé congruente: ¿si ves una chica que te gusta tanto en el metro no intentarías quedar un rato más con ella? Por lo tanto inténtalo, y si no puede ser ya tienes excusa para quedar en otro momento.

          «Hola, sólo quería decirte que hace tiempo que no veía una mirada tan profunda como la tuya. Sé que no es normal decir esto a una chica en el metro pero no me podía quedar callado sin decírtelo. Notarás que estoy nervioso y todo. Yo soy Marco, ¿tú quién eres?».

          A partir de ahí tienes que conseguir más información de a dónde va y porqué: «A lo mejor estoy de suerte y bajas en la misma parada que yo. Si tienes 10 minutos me encantaría tomarme un café contigo.»

          Un abrazo

          Responder
          • Marco
            Marco Dice:

            Muy bueno Pau! Claro, lo que no puedas ocultarlo, juégalo, ya sea la gente o tus nervios. Me encanta lo de «notarás que estoy nervioso y q esto no es muy normal, pero no me podía callar»
            Bueno y lo de «yo soy marco» también. Jaja.

            Moltes gràcies Pau per la resposta y pel teu temps en respondrela! M’ha ajudat molt.

            Gracias y hasta la próxima! Otro abrazo.

  1. haxy
    haxy Dice:

    me perece muy bueno el post, una manera honesta y genuina de justificar el acercamiento. pero solo quiero hacer una pregunta pau!…tiene que llevarse este orden de decir primero el que, luego el por qué y por ultimo el para qué? saludos desde Chihuahua México!

    Responder
    • Pau Navarro
      Pau Navarro Dice:

      Hola Haxy, como bien dices rellenar los huecos de información es una forma muy honesta de acercarse a la gente exponiendo todos nuestros motivos. El orden realmente no importa. Podrías decirle a alguien que como te ha llamado la atención su buen gusto a la hora de combinar los colores (porqué) te han entrado ganas de acercarte a conocerla (qué) a ver si resulta tan interesante como atractiva (para qué).

      Lo dicho, el orden no importa.

      ¡Un abrazo!

      Responder
  2. Victor
    Victor Dice:

    Entiendo que el post esta un poco antiguo y quizas no es el lugar mas indicado para preguntar esto, pero espero tener respuesta. Digamos que nos atrevemos a instalar un buena conversacion con un grupo de chicas porque en un momento nos dimos cuenta de que teniamos luz verde para aproximarnos. Todo va muy bien nos estamos divirtiendo muchisimo, las muchachas ya hasta se repartieron al muchacho, pero joder te das cuenta de que en su repartición la que se te está aproximando con ganas tremendas de arroyarte no es la caña con la que fantaseabas a la que estabas lansandole con toda tu artilleria pesada o sea no es la tia riquisima con la que ya me imaginaba formando locuras. Como alguien muy seguro de lo que quiere, haces hincapié en la chica que quieres, tu decides con quien te vas a enrollar, no ellas, pero joder ella se ha apartado completamente para dar la luz verde a su amiga y aunque te queda toda una historia con la que te escogió, no es la que querias, lo mas que obtuviste de tu caña en un instante a solas fue » Tambien me encantas pero mi amiga te escogio antes y eso lo respeto». La pregunta es ¿como trabajarian ustedes esta situacion?. Saludos

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] »3 claves para evitar el rechazo siendo directo y natural (1/2) […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *