¿Te relacionas para obtener, para compartir o para ofrecer?

Querido amigo mandanguero, estimada amiga mandanguera, este artículo va a comenzar con unas preguntas que te animo a responder de manera sincera. Las respuestas son para ti, y antes de entrar en materia en el artículo, quiero pillarte fresc@. Te dejo con ellas:

¿Tiendes a criticar a las personas que tienes cerca, te muestras a la defensiva con ellas, o tienes la voluntad clara de escucharlas y entenderlas? ¿Cultivas la empatía?

¿Das tu punto de vista incluso cuando no eres invitado a ello, porque crees que puedes aportar valor añadido a una conversación, compartiendo y respetando lo que los demás también tienen que aportar?

¿Sientes que tienes una necesidad que cubrir, sea la que sea, y sales por la noche pensando “A ver esta noche que pillo” o hablando con el resto de personas como un simple medio para mejorar tus habilidades… y no para también mejorar su noche?

¿Tienes muy claro que puedes aportar en pareja, en grupo, en tu trabajo y sabes definirlo en palabras y además proyectarlo adecuadamente?

¿Has etiquetado lo que llevas leído de artículo como de “me gusta”, “no me gusta”, “es aburrido”, “me encanta”… o piensas que además te puede despertar equis cuestiones para compartir con otras personas?

 ——

Fíjate que estas preguntas van abordando una cuestión, de diferentes maneras; cómo encaramos las relaciones con las demás personas. De manera sintética, podemos relacionarnos para obtener, para compartir o para ofrecer. Es verdad que no son incompatibles: lo has adivinado, sé que  estabas pensando en que escuchar a ABBA y a Radiohead tampoco es incompatible, me has quitado el ejemplo, pajarit@. Veamos las tres:

relaciones interes o generosidad

Obtener.

Está claro que nos relacionamos con los demás porque somos seres sociales y porque así obtenemos cosas. Compañía, validación social, sexo, apoyo, información, en fin, mil cosas que cubren diferentes necesidades. La cuestión es dónde ponemos el acento. Si sólo me centro en obtener, mi experiencia relacional quedará muy corta, enormemente limitada.

Y además, la verdad es que relacionarse únicamente para sacar cosas es más aburrido que ser un pulpo y estar encerrado en un garaje…

Compartir.

Algunos filósofos y pensadores nos hablan de la naturaleza humana de manera bastante pesimista. Sin embargo la psicología más reciente (¡bingo! me refiero a la Psicología Positiva) nos muestra claramente que el compartir, ser solidarios, generosos etc. es uno de los pilares del bienestar y de la felicidad.

Compartir historias y anécdotas en una conversación, proponer hacer una actividad y proyectos juntos, decir un piropo y sugerir que nos encantaría que nos lo devolvieran… En todos los casos estamos creando algo juntos, la palabra mágica: estamos compartiendo.

Ofrecer.

Sin esperar nada a cambio. Por el simple placer de dar, de mostrar, te regalar, de ofrecer nuestro ejemplo. Y pienso que este es el punto que de manera implícita siempre trabajamos en este proyecto; el pasar del obtener al compartir, y esto complementarlo con el ofrecer.

Atrévete a querer, atrévete a cuidar y a dejarte cuidar… atrévete a ser curios@ y a encontrar lo que hace único a los demás.

No te lo quedes para ti ya que estarás haciendo mejores a las personas que te rodean y a ti mismo. Ahora, te animo a releer las preguntas del inicio y compartir con nosotros tus respuestas… y aquello que te ilusionaría cambiar en las mismas. Sé feliz.

Cómo mantener el sexo cómo algo estimulante, (I)

Los britanicos prefieren jugar al Ipad antes que tener sexo. Es verdad, que las británicas, no son mis favoritas (yo me quedo atontado con los matices y brillos de las pieles más oscuras), pero aquí pueden pasar dos cosas, o hemos mejorado demasiado en tecnología, o tenemos que aprender a sacarle más jugo a lo anatómico.

http://www.abc.es/sociedad/20131126/abci-britanicos-ipad-sexo-201311261148.html

Los Ipads, el futbol, las revistas de decoración, la programación elegante e intelectual de Telecinco, el porno de internet…el sexo cada vez tiene más amenazas. Y más cuando la pareja sexual no es eventual. Así que ante tantas amenazas, conviene tomar precauciones, para que la rutina no devore nuestra libido. Voy a hacer una serie de artículos sobre:

“Cómo mantener el sexo cómo algo estimulante”

 

A) No quitarle importancia a tener sexo con nuestra pareja.

pareja aburrida sin sexoPara los que tengáis pareja, os suena la situación de estar en vuestro salón, en pijama, con tu chic@ sin duchar, mirando la tele, haciendo zapping y que uno de los se gire y pregunte con tono aburrido.

-¿Follamos?

Sí. La respuesta es sí. Pero la decimotercera vez que alguien lo pregunte, se puede llegar a escuchar un “no, espérate a que acabe Cuarto Milenio”. Lógicamente esa respuesta no es lo más estimulante.

Debemos tener en cuenta que en la pareja, el sexo se convierte en algo presente en el día a día, pero no por ello debemos dejar de intentar ser estimulantes en nuestras proposiciones.

Si estamos viendo la tele, (y tras el zapping vemos que no hacen nada bueno) comenzar a masajear, besar la espalda y cuello de nuestro acompañante de sillón, hará que se mantenga mejor la llama que una invitación directa a tener sexo.

 

B) Propones  tú, propongo yo. Cedes tú, cedo yo.

Yo un día conseguí tener sexo. Y resultó que tiene infinitas variantes en cuanto a posturas, actitudes, incluso en duración. ¡Hay gente que logra llegar a durar 10 minutos! Así que si queremos mantener atenta la libido, podemos plantear juegos a nuestra pareja.

Este mes elijo yo una cosa que no hayamos hecho, y el mes que viene la eliges tú. “

En algunas ocasiones, el chico o chica con el que estas tiene bloqueos a la hora de hacer algo en concreto. Puede ser miedo, puede ser reparo…en cualquier caso, tú quieres compartir tu vida sexual con esa persona, así que tú eres paciente y él o ella, poco a poco cederán a compartir experiencias nuevas contigo. (En próximos artículos extenderé más este tema)

 

Este es el primer artículo de la serie. Nos vemos en el siguiente. Y sí, portaos mal!!!!

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/como-mantener-el-sexo-como-algo-estimulante-ii/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Cómo mantener el sexo cómo algo estimulante (II)[/button]

 

 

 

Relato erótico: ¡Vaya Trío!, por León

Había llegado de viaje, en la mañana, en razón de mi trabajo como abogado, a un municipio de la montañera y quebrada geografía antioqueña. Asistí a mis diligencias en el juzgado municipal normalmente, como hacía siempre; todo lo hice muy rápidamente a fin de volver a tomar camino rumbo a la ciudad de la eterna primavera…

Cuando llegué a eso de las tres de la tarde al punto de venta de los tiquets, la mujer que los expendía me dio la noticia que había derrumbe en la carretera como consecuencia de las fuertes lluvias del día y que los despachos de buses con pasajeros estaban suspendidos hasta el día siguiente y eso si las máquinas lograban despejar en el resto de tarde y en la noche, el inmenso alud de tierra que había caído sobre la calzada en tres puntos diferentes.

No me desesperé ya que siempre ha sido costumbre en mí, desde mis años de seminario, no preocuparme por aquellas situaciones que estaban por fuera de mi esfera de acción, aquellas que se salían de mis manos…

-Doctor… pues aprovecha y nos damos una bailadita en la noche –  me dijo la expendedora de tiquetes.

Yo la miré detenidamente por primera vez; nunca la había mirado así anteriormente. Ahora me fijé en los detalles; tenía unos ojos color miel, muy lindos y brillantes, unos labios delgados pero muy bien delineados, carita redondita, un poquito cachetoncita, el cabello corto y asido con una cintilla de algodón en la parte de atrás.

Me tomé el atrevimiento y le dije:

Ponte de pie para mirar si me das la estatura para lo de la bailadita… Como ves soy un poco alto y quedaríamos como disparejos.

Me miró pícaramente y me dijo:

-De pie podemos quedar como dices pero horizontalmente lo único que importa es que cuadren y encajen los centros…

-Pues sí, tienes razón pero… ¿es que quieres bailar de pie o acostada?

Alzó su mirada, posó sus ojos fijamente en mí como para darse seguridad; luego se puso de pie, salió de la taquilla y se acercó a mí, me tomó de la mano, se elevó un poco y me dio un beso pequeño y mordelón en los labios y musitó:

-Con usted, mi doctor, bailo como quiera y si es en la cama, mucho mejor… usted no imagina las calenturas que me han dado cuando lo veo que viene a comprar sus pasajes. Me hago agua en la entrepierna.

«¡Qué lanzada!», pensé… pero la verdad está como linda y debe ser un polvorín en plena erupción; aguanta hacerle vueltica esta noche…

libro-egoland-comprar-descargar-ligarLa tomé de la cintura y la acerqué a mí, la levanté un poco, sus pies quedaron en el aire, ya que sí era de baja estatura como presumía, y le asesté un beso de esos que son con lengua y todo, le examiné su apéndice lingual, su paladar, sus amígdalas, su dentadura y casi llego hasta el esófago; ella me mordía con picardía y con pasión, su respiración se iba haciendo más agitada y su cuerpo temblaba ya que así lo sentía en mis brazos.

Con ella levantada del suelo sentía su pecho agitado; notaba como sus pequeñas tetas se iban endureciendo al roce de mi cuerpo; temblaba y un escalofrío la recorría por el cuerpo. La sostuve con mi mano derecha y con la izquierda comencé a vagar por su pecho; metí mi mano por entre la blusa de seda y ¡Oh sorpresa!, la muy guarra no tenía sostén y mis manos llegaron justamente a sus pezones los cuales comencé a masajear…

De un momento a otro ella me dijo:

-Cierra la puerta que puede llegar alguien a comprar tiquetes y no quiero que nos vean en estas.

La solté y presuroso corrí a cerrar la puerta de acceso a la oficina. Sin perder tiempo le quité la blusa y sus tetas maravillosas quedaron a mi disposición. La recosté en el escritorio y comencé a mamarle los pequeños senos; me aferré de sus pezones llevándolos a mi boca que ya hacía más agua que barco en naufragio; sus pezones comenzaron a crecer y crecer y crecer, se iban poniendo duros, erectos y erguidos. Los miré y tenían cada uno una longitud de unos cuatro o cinco centímetros; parecían pequeños penes que salían de sus tetas…

Mientras tanto, ella había terminado de desabrocharme la camisa y comenzaba a husmear con sus manos en la bragueta de mi pantalón… Mi cerebro volaba, había que apresurarse, el tiempo corría incesante y esto iba a ser un polvito de afán pero muy placentero…

Como ella no tenía bluyín sino una faldita tipo sastre de color marrón, simplemente se la levanté y de un soplo tajo le quité sus diminutas tangas. Sentía como ella había bajado mi cremallera y había tomado mi arcabuz que estaba a punto de reventar; le pasaba sus manos por el glande haciéndolo crecer más y más; gemía suavemente mientras que su pequeño cuerpo se agitaba en leves convulsiones.

-Tantas veces deseé esto cuando venías a comprar tu tiquete… todo creído y antipático que ni siquiera me mirabas.

-Nunca dijiste nada…

-Ustedes los hombres son una partida de tontos… todo hay que dárselos picadito para que no se ahoguen.

Ya la conversación se estaba haciendo larga y lo que había que hacer era continuar; ya habría tiempo para elucubraciones y reclamos; ahora lo importante era terminar lo que había empezado…

Como ella estaba recostada, casi acostada en el escritorio, simplemente me corrí hacia su rostro para que me diera una buena mamada mientras que con mis dedos le hurgaba las entrañas.

Su crica era pequeña como todo lo de ella, excepto sus pezones… pero de su gruta emergía un clítoris parecido a las puntas de sus senos… ¡Vaya trío!, pensé. Mis manos comenzaron la danza por su vientre, mis dedos se metieron, irrefrenables, en su agujero que estaba más húmedo que roca a bordo de charco y al pie de una cascada; ella se retorcía de varias maneras mientras con su boca seguía chupando y chupando de mi bombón, quería sacarle su centro de fruta líquida con la boca…

Yo sentía que estaba a nada de venirme y ella se movía de tal forma que su orgasmo estaba a una millonésima de segundo de hacer su llegada triunfal.

Llegamos a tal punto de compenetración que lo que seguía sería la penetración. La tome entre mis brazos y la puse de frente con las piernas abiertas. No sé donde recostó su cabeza ni me importaba. Alcé sus pies con mis manos abriéndola mucho más. Su chocha hizo como un pez al abrir su boca y mi pene que estaba justo al frente se arrimó. Abrí sus pies y su pecera se abrió simultánea, entonces le introduje suavemente la punta del tolete que ya lo tenía en su máxima etapa de crecimiento y goteando.

-Ahhhhhhh, justo como me lo imaginé muchas veces aquí sentada en mi escritorio cada vez que venías…

Solo atiné a mirarla; era tanta y tan densa la emoción que había en el ambiente que podía partirse en rodajas, con un cuchillo, sentía que la oficina de tiquetes ardía como zarza en el desierto… Mientras que mi pene penetraba victorioso y erguido en su vagina, con mis dedos, índice y medio, comencé a masturbar su clítoris. Digo masturbar porque lo hacía como si fuera un pequeño pene al cual despojaba de su capuchón con mis dedos los cuales subía y bajaba por su pequeño pero erecto tallo. Era como si esta mujer tuviera dos órganos sexuales. ¡Hasta podría metérmelo en el culo si yo quisiera, lo tiene duro!… Aparté ese pensamiento de mí y seguí concentrado en clavarla a gusto…

Yo había comenzado con un bombeo suave que fue tomando velocidad al paso que las caderas de mi gordita se batían como licuadora a la máxima velocidad… ¡Creo que no aguantaré mucho este ritmo endemoniado!, pensé.  ¡Qué vieja pa´moverlo rico! 

-Dale mi doctor… dale, dale, dale… Ay, que rico

Yo ni abría los ojos tratando de aguantar un poco más. Agarraba mi pene de la raíz y lo apretaba; intentaba frenarla un poco pero tiene más frenos un avión en picada. Cada vez se hacía más cercano el momento del estallido, un  nuevo big bang se avecinaba y ya era imposible impedirlo… A esta mujer le entraba más que a una vaca de para abajo… Chiquita pero profunda ya que mi pene se iba hasta la cacha…

-Mételo, mételo, mételo…

El mío no es el más grande pero tampoco es pequeño… me han dicho que es un poco más que el promedio y esta vieja quería más y más y ¡De donde por Dios! si ya lo tenía acomodado hasta la empuñadura…

De todas maneras seguía golpeando con mi vientre, su cripta; le acomodé dos dedos más al lado de mi verdugo y así, tanto las sensaciones de ella como las mías, aumentaban, mientras que con la otra mano le seguía masturbando ardorosamente el clítoris. De pronto…

-Me vengo, me vengo, me vengo, me vengo, me vengooooooooooooo…

Y junto con ella, yo me vine… el chorro era interminable, eyaculé todo el semen acumulado en meses de abstinencia sexual en los cuales ni una pajita me había hecho siquiera… miré su pequeño clítoris y lo observaba completamente húmedo y mojado… Había tenido orgasmo vaginal y clitoridal… Vaya sensación la que sentía…

relato erotico trio doctorDe un momento a otro y sin sacarlo porque ella me tenía abarcada la cintura con sus piernas, sentí que ella se orinaba; su líquido amarillento mojaba mi pene, mis testículos, mis piernas, mi bóxer negro que estaba en los tobillos; ¡Qué bueno que preví quitarme el pantalón!, pensé. Dejé que el orín corriera libremente haciendo un charco en el piso de concreto.

-Se hizo realidad mi sueño con usted mi doctor, dijo ella mientras comenzaba a aflojar sus piernas de mi cintura – Nunca me había mojado tanto, pero es que quien no, con esa maravilla de bastón que tienes…

– Gracias, atiné a decir con voz aún agitada.

Terminé de separarme de ella, me dirigí al pequeño baño, como no había ducha me di una enjuagada en el lavabo, me quité el bóxer que estaba empapado y me puse el pantalón. ¡Tocó montar a pelo el resto del día!… salí y me despedí de ella con la promesa que en la noche bailaríamos un poco pero mi intención era otra muy distinta… esta vez la bailadita sería en una habitación inventando juegos para ese clítoris y esos pezones maravillosos.

Pero eso ya es parte de otra historia que puede que cuente o puede que no…

 
[divide]

[one_half]

¿Conoces nuestros cursos de seducción y habilidades sociales?

[/one_half]

[one_half_last]

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/cursos/nuevos-talleres/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Próximos Cursos[/button]

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/cursos/tiposdecursos/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Tipos de Talleres[/button]

[/one_half_last]

[divide]

Gestión del rechazo #5: En el gimnasio

Como todo lunes que se precie traemos un capítulo más de nuestra sección semanal. Luis se las ingeniará para avanzar lo posible con una chica que debe plantearle rechazos. Todo ello a partir de la situación que Javi proponga, y usando el tipo de conocimientos que enseñamos en nuestros talleres.

¿Es el gimnasio un buen sitio para ligar? ¿Se debe ser directo? ¿indirecto? ¿oblicuo? ¿transversal? Luis se fijará en una compañera levantando pesas y procurará conocerla… dale al play y escucha cómo se lo pasan!

ESCÚCHALO AQUÍ

[powerpress url=»https://www.egolandseduccion.com/wp-content/uploads/podcast/rechazo/rechazos5.mp3″]

O EN YOUTUBE

¿Cómo manejar el fracaso en una interacción?

El fracaso: A todos nos ha pasado y el que diga que no, es simplemente porque no ha empezado suficientes interacciones.

Un fracasado es un hombre que ha cometido un error y no es capaz de convertirlo en experiencia

Elbert Hubbard

Te compras un helado y se te cae la bola de vainilla al suelo. O estrenas unos zapatos y durante el primer paseo chafas un charco de barro marrón. Tu equipo cae eliminado en el último minuto en semifinales de la Europa League o la Copa Libertadores. (amigos latinoamericanos siempres os tengo en la cabeza). O la chica con la que parecía que todo iba bien pone “En una relación” en su estado de Facebook.

En esta web tenéis cantidad de artículos  y audios relacionados con cómo gestionar el rechazo para convertirlo en un SÍ rotundo. Egoh es el mayor especialista en esas lindes de todo el territorio de habla hispana. Pero aun así, habrá ocasiones en las que el fracaso, o el dolor llame a vuestra puerta.

 

 ¿Qué hacer para mejorar mi estado de ánimo tras el fracaso?

Primero: Locus de control

Si hubiese salido bien, no todo el merito habría sido nuestro modo de actuar,  ya que la chica podía estar con ganas de mandanga, o le hayas parecido atractivo físicamente desde un principio. Así que si la cosa fracasa también podemos pensar en que quizá no sepamos que se haya comprometido hace poco, que este MUY enamorada de su novia, que ahora no este interesado en el sexo.

No tiene por que ser nuestra responsabilidad al 100%. A lo mejor lo has hecho mejor que en tu vida y no ha salido. NO TE CASTIGUES

gestion-rechazo-fracaso

Segundo: Háblate en positivo.

No sólo te hables para recriminarte lo que te ha salido mal. Aprovecha  ese momento para recordar momentos tuyos de éxito en el campo de la seducción o en cualquier otro campo. Mímate un poco y se generoso contigo. Esa inyección de energía al recordar momentos buenos te puede servir para resultar más atractivo en la siguiente interacción que comiences. SÉ GENEROSO Contigo

 

Tercero: Plantéatelo cómo un reto.

¿Qué somos leones o huevones? Permitidme meter esta frase para reírme de esa imposibilidad que ven algunos en hombres en convivir con frustaciones momentáneos fingiendo que todo les tiene que salir bien. Esa pequeña frustración puede significar un punto de partida para superarme y saber que no siempre saldrá todo bien, la vida es así, pero un hombre/mujer 360 grados tiene que poder convivir con la derrota momentánea y ser resiliente y volver a sonreír después de una emoción negativa. PLANTÉATELO CÓMO UN PUNTO DE PARTIDA NUEVO

 

Desgraciadamente nos haremos mayores, veremos a gente que queremos partir lejos y pasarán cosas en nuestro entorno que de verdad serán tristes. Hay que practicar una buena comunicación con nosotros mismos para estar listos para lo mejor y también para lo peor. Haced que vosotros estéis orgullos de vosotros mismos queridos amigos y amigas.

¡Que el triángulo os acompañe!

[divide]

[one_half]

¿Conoces nuestros cursos de comunicación contigo mismo?

[/one_half]

[one_half_last]

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/cursos/tiposdecursos/seducete-a-ti-mismo-rompe-con-tu-timidez-y-explota-tu-carisma/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Sedúcete a ti mismo[/button]

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/cursos/nuevos-talleres/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Próximos Cursos[/button]

[/one_half_last]

[divide]

Gestión del rechazo #4: Cena de clase

 ¡Por fin es lunes!

 Un capítulo más de nuestra sección semanal donde Luis se las ingeniará para avanzar lo posible con una chica que debe plantearle rechazos. Todo ello a partir de la situación que Javi proponga, y usando el tipo de conocimientos que enseñamos en nuestros talleres.

 En este capítulo Luis debe usar su ingenio para conocer a Amanda tras una cena de clase. Los dos ríen y se ponen tontitos pero ella tiene novio. ¿Qué pasará? ¿Qué temas de conversación usarán? ¿Se besarán? ¿Se gustarán? ¿Hará Luis que Amanda se olvide de rechazar? ¿Hara Amanda que Luis se olvide de… de… ? ¿Me inventaré preguntas para que esto parezca más intrigante?

Dale al play y comienza la semana riéndote del rechazo!

ESCÚCHALO AQUÍ

[powerpress url=»https://www.egolandseduccion.com/wp-content/uploads/podcast/rechazo/rechazos4.mp3″]

O EN YOUTUBE

Lanzarse al vacío (I): El principio de la noche

A Coruña – Abril 2013 – 20:00 h

La noche prometía. Unas semanas después del primer taller de seducción de Egoland en Galicia, habíamos quedado en Mato Grande a eso de las ocho para salir de fiesta por Coruña. Éramos tres: Adrián, Jorge y yo. Tomamos algo y tras mantener una conversación distendida y con abundantes risas en una cervecería de la zona, nos dirigimos al centro para estar más cerca de la zona de marcha. La intención era ir al “Dux”, el local más “fashion” de Coruña, y es que, ¿a quién no le gustan las mujeres elegantes y coquetas? Pero como todo buen plan que se precie, acabaría por no tener lugar. Al fin y al cabo, cuando uno más se divierte es cuando improvisa y se deja llevar.

No nos costó encontrar sitio donde aparcar y menos todavía encontrar un bar un tanto Soso donde cenar, pero se ve que o somos de paladar poco exigente o sencillamente otros menesteres ocupaban nuestros esfuerzos intelectuales (lo más probable) como para preocuparnos por llevarnos al estómago algo más que un simple bocadillo. Por supuesto allí empezó el calentamiento. Jorge empezó con su sana y habitual costumbre de retarnos a “observar”, en este caso a un grupo de unas 20 chicas que estaban cenando allí. Rondarían todas ellas los 18 o 19 años y tanto Adrián como yo supusimos que o era una cena de clase o un cumpleaños. Craso error como bien nos ilustró Jorge, pues este juego se le da fenomenal. Lo normal sería que también hubiera chicos en el grupo, ya fuera una cosa o la otra las chicas no estarían solas, así que nuestras respuestas no encajaban; y al parecer, ni Adrián ni yo nos habíamos percatado de que estaban acompañadas por dos hombres, un treintañero y un cincuentón. Y era poco probable que fueran un padre y un hermano mayor. ¿La respuesta correcta? Eran integrantes de un equipo de fútbol femenino junto con su entrenador y quizá un preparador físico, como bien comprobamos por lo que llegamos a oír de sus conversaciones. Estos juegos pueden ser muy instructivos, y es que como se plantea en el Triángulo de Helio, la observación es fundamental. pero se ve que nos falta bastante práctica a Adrián y a mí. O eso, o Jorge lee las mentes.

Siguiente parada: “Sham Rock”. La conversación se ponía trascendente. Hablamos del comportamiento femenino en general, de tipos de mujeres, de sus tan temidas disonancias, también intentamos averiguar que opinaban dos desconocidas sobre el tema “9 Citas” y acabaron por demostrarnos que eran las dos mujeres más aburridas de Coruña… (Les mando un sonriente saludo desde aquí)- A base de reflexionar, llegamos a una conclusión que en el fondo ya conocíamos, pero que no estábamos teniendo en cuenta: el motivo por el cual en muchos casos una mujer no quiere volver a quedar contigo días después de haberte conocido, es sencillamente porque no le has transmitido ese «algo» que la haga verte como alguien diferente y especial. Y es que por muy a gusto que se sintiese contigo, ese estado emocional acaba enfriándose si no consigues que se implique lo suficiente. De modo que la orden (digo bien: “orden”) de Jorge fue clara: “Hay que ir a muerte, hay que sexualizar desde el principio y sin miedo, hay que cautivarlas desde el momento en que las conoces. Transmitirles tu carisma.”.

Supongo que esas palabras calaron hondo en mi subconsciente sin darme cuenta, pues en aquel momento no me imaginaba que en menos de dos horas las estaría llevando a cabo.

Así que tras hacer otra parada en un bar muy concurrido e intentar nuevamente “encuestar” a dos hermosas veinteañeras sobre las 9 Citas (y darme cuenta de que eran algo tímidas pero muy risueñas) pasamos finalmente al meollo de la cuestión. Llegamos al centro comercial del puerto y decidimos tomarnos algo en el Rocco antes de subir al Dux. Y allí fue donde pasó……………….

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/lanzarse-al-vacio-ii-volviendo-a-conocer-gente» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]Volviendo a conocer gente(II)[/button]

La sustancia de la comunicación

Hoy voy a hablar de La esencia de la comunicación, de ser elegante a la hora de comunicarnos porque hemos tendido unos cimientos sólidos. Vamos a ello!!!!

Los tres ámbitos sobre los que se construye una comunicación efectiva son:

1- El ser uno mismo.

¡Se tú mismo!: es el mejor y a la vez el peor consejo que se le puede dar a alguien. En realidad siempre ìsomos nosotros mismos, pero lo que no somos es «nosotros mismos» en su totalidad. El mejor consejo es, en realidad «averigua que más eres».

Somos seres con enorme potencial. Podemos intentar ser lo que queramos. Hay un enorme rosario de comportamientos que quizá no hayas intentado todavía. Pero ¿quién te dice que no puedes intentarlos?

Algunos dicen: «me gusta la idea de dirigir pero es que eso no es ser yo mismo» o «me gusta la idea de seducir de una forma natural y relajarme pero eso no es ser yo mismo». Eso no tiene sentido:

No has experimentado esa parte de ti mismo todavía. Seguro que habrá algunas cosas que no van a ser «tú mismo» pero mi consejo es intentar eso varias veces y averiguar donde te lleva. En mi mente lo primero que habrás de tener para comenzar a ser un/a seductor/a natural es «presencia» y «ser consciente de la realidad». Eso es lo primero que hay que aprender.

Si estás pensando por adelantado las tres o cuatro cosas que vas a decir nunca vas a notar todas las cosas importantes. Porque la forma en la que seduzco es dejar que el sexo opuesto me enseñe a hacerlo. Cada persona es diferente y única. Esa es la razón de porqué un modelo lineal para seducir nunca va funcionar. Solo va a funcionar con un tipo particular de persona. Por eso siempre me han interesado los principios de lo que funciona de una forma consistente. A fin de cuentas, aunque no debemos concentrarnos en los resultados, lo que se busca es un ideal de consistencia en esos resultados.

2- La legitimidad de lo que hacemos.

sustancia-comunicacionLos problemas de algunos hombres para manifestar sus intenciones surgen cuando no se sienten propietarios del hecho de que tienen un pene. Si se sienten algo avergonzados de esto es cuando vamos por mal camino. Los hombres tienen una enorme variedad de recursos para ocultar el hecho de que son poseedores de una sexualidad.

A su vez, las mujeres tienen un rosario de recursos con el mismo objetivo; no expresar una sexualidad abierta. Un amigo mío se planteaba qué hacer cuando tenía una erección mientras estaba bailando con una mujer con la que estaba tonteando. Él pensaba que tenía que retirarse como si fuera el jorobado de Notre Dame. Yo le decía que, incluso en esta situación, tenías que arrastrarla hacia ti y que sintiera que te alegrabas de verla. «Entonces crees que ella tiene que saber que….»decía mi colega. Fue toda una revelación para él. Ser dueño de tu sexualidad es uno de los pilares que te van a dar la llave del éxito. Tanto los hombres como las mujeres que no ocultan su sexualidad y que, como consecuencia, saben jugar sus cartas, obtienen buenos resultados inmejorables.

3- El significado de la situación.

Lo que quiero es que seas consciente de tu culo en el asiento. La razón de por qué las personas generan ansiedad cuando se acercan a otras personas es porque otorgan un significado particular a la situación. Eso si lo analizas no tiene mucho sentido:

Cuando ves a la persona que te gusta tienes un estímulo externo que entra en ti y eso genera una reacción inmediata. Primero puede ser una atracción y después esa sensación de que tenemos que actuar o tenemos que hacer algo, sobre todo en muchos casos tiene que ser inmediato. A continuación una amalgama de ideas basadas en el supuesto de si hiciéramos eso. Comienza así todas esas películas en nuestra cabeza imaginando la peor situación que se nos puede presentar. Libérate de esto y te convertirás en un ser humano que está en el presente y como consecuencia mejor comunicador.

En el momento que hayas dominado estos tres aspectos, dar·s el siguiente paso, comenzando a articular una buena comunicación. Te podrás concentrar en aspectos más avanzados a la hora de relacionarte.

Un Saludo

 J.Mondejar

Jugando a conocernos (II): El Juego de las preguntas

Juego de preguntas

Ya hablamos en el artículo anterior de este juego de preguntas. Para qué nos puede servir, de que trata, y el porqué mismo de este juego. Pero de lo que no hablamos fue de como ponerlo en práctica. Es como si os hubiese invitado a jugar a mi casa pero sin sacar el tablero y las fichas. Así que como no podría ser de otro modo. A jugar!

Lo primero de todo es plantearse cuando jugar. Sea una primera cita, una vigésimo quinta cita o una tarde de tapas, lo importante es disfrutarlo. Y para ello necesitamos tiempo. La segunda cosa a tener en cuenta será como empezar con el juego de preguntas.

No es que esto suponga un problema en sí mismo, pero un poco de comunicación emocional puede introducir muy bien el juego:

“Lo estamos pasando genial, y se me ocurre algo para darle un toque extra de diversión a esta tarde y que a la vez también nos ayudará a conocernos mejor. Yo te hago una pregunta a ti…..”

GESTIÓN DE LAS PREGUNTAS

Empieza el juego! Y aquí es donde la gestión de las preguntas y el contenido de las mismas cobran vital importancia. ¿Por qué? Porque no es lo mismo preguntar “perros o gatos” que preguntar el porque de haber escogido una determinada profesión.

Si queremos conocer a alguien más a fondo (y que nos conozcan a nosotros/as) es muy importante indagar en estos tres aspectos:

  • Emocional (preguntas sobre sentimientos, ilusiones, pasiones,…)
  • Racional (preguntas sobre la utilidad, es decir, los gustos, valores, creencias, …)
  • Sexual (preguntas sobre gustos, preferencias, situaciones sexuales)

juego de preguntasExisten miles de categorías, miles de preguntas diferentes, pero si tenemos en cuenta estos tres aspectos podremos avanzar sin problema en la interacción, y el proceso de conocernos mútuamente irá fluyendo lenta y naturalmente. Si empezamos por una pregunta muy sexual corremos el riesgo de “espantar” a la otra persona. Si no aportamos contenido emocional quizás no creemos vínculos emocionales, etc.

Entonces, nos asalta una pregunta: ¿Cómo hacemos para que esto no ocurra? Pues como todo en esta vida: observando, comunicando y cualificando ¿os suena? Dicho de otro modo, si la persona que tenemos en frente está muy excitada, quizás será adecuado subir el nivel de sexualización. Observar que esa persona está excitada, comunicarlo y hacerle saber lo mucho que eso nos gusta. Veamos algunos ejemplos de interacción:

 EJEMPLO DEL JUEGO 1

Ejemplo 1: Un chico y una chica en un bar. Llevan hablando un rato sobre sus gustos, a que se dedican, etc. Se están conociendo pero no existen aún fuertes vínculos emocionales. Será un buen momento para las preguntas EMOCIONALES.

Él: ¿Qué fue lo que sentiste cuando nos vimos al llegar?

Ella: jajaja….mmm…pues la verdad es que tenía ganas de estar aquí contigo, me apetecía quedar.

Él: a mi también me alegro verte, y ahora mismo estoy disfrutando mucho contigo.

Ella: la verdad es que lo estamos pasando genial. Me toca preguntar.

 EJEMPLO DEL JUEGO 2

Ejemplo 2: Una chica y un chico están en el parque. Llevan un poco hablando y empiezan a saber cosas el uno del otro. Sería un buen momento para preguntas RACIONALES.

Él: ¿Qué es lo que te hace levantarte por la mañanas?

Ella: Mmmm….sentir el sol alumbrando en la ventana y pensar en que tengo que empezar otro día trabajando con los animales. Me encantan los animales. Disfruto curándolos, cuidándolos, … y hablando de animales. ¿Qué opinas sobre las corridas de toros?

 EJEMPLO DEL JUEGO 3

Ejemplo 3: Un chico y una chica están tomando algo en casa de ella. Llevan un rato hablando de lo que les gusta, de sentimientos, etc. Están en un ambiente relajado, solos y divirtiéndose juntos. Quizás sea un buen momento para preguntas SEXUALES.

Ella: Una pregunta un poco más interesante. ¿Cuál es el sitio más raro en que has tenido sexo?

Él: jajaja…Pues la verdad es que un ascensor.

Ella: En serio? Jajajaja Yo el sitio más raro fue en una feria, en una atracción.

Él: jajaja..Menudo sitio. ¿Alguna vez te vio alguien?

EJEMPLOS DE PREGUNTAS

Estos son momentos concretos de algunas interacciones. En la realidad lo idóneo sería avanzar tratando de intercalar los tres tipos de preguntas y a medida que pasa el tiempo ir profundizando en la implicación personal de las mismas, haciéndolas cada vez más personales. Toda pregunta puede dar lugar a una conversación, a un beso, a sexo, puede ser una excusa perfecta para cualificar o incluso un momento perfecto para narrar lo que está sucediendo. En este caso pondré un ejemplo sólo con las preguntas para ilustrar como intercalar y como avanzar en la interacción:

¿A qué te dedicas?

¿Qué opinas sobre el maltrato a los animales?

¿Qué es lo que más te gusta de viajar?

¿Qué es lo que más te apasiona en la vida?

¿Qué sueles hacer para divertirte?

¿Qué sentiste cuando nos vimos por primera vez?

¿Qué es lo que más te gusta de ti misma/o?

¿Cuál es tu estilo de música favorito?

¿Qué deportes prácticas?

¿Si fuéramos a tu casa, que me prepararías para comer?

¿Cuál es tu plan perfecto para una tarde de viernes?

¿Te gustaría vivir en pareja?

¿Te consideras una persona celosa?

¿Qué es lo que más te gusta de un chico/a?

¿Tres cosas que más te gustan de mi?

¿Con cuantos chicos/as has estado?

¿El sitio más raro en el que has tenido sexo?

¿A cuantas personas le pusiste los cuernos?

¿Alguna vez tuviste sexo con algún amigo/a?

¿Tu secreto inconfesable?

¿Tu fantasía sexual más increíble?

¿Qué pensaste que pasaría esta noche entre nosotros?

¿Te esperabas que nos fuéramos a divertir tanto?

¿Qué pasaría si nos besáramos?

¿Prefieres el juego o ir directo/a al grano?

¿Tu postura sexual favorita?

Este es un ejemplo de los miles de millones de ejemplos posibles que existen. Cada uno/a tendréis que adecuar las preguntas a vuestros gustos, intereses, necesidades, … Lo que si que está claro es que os lo pasaréis en grande descubriendo a la persona que tenéis delante si hacéis las preguntas adecuadas. A jugar!

Jorge

 

¿Qué hacer si te dicen que tienen novio / novia? (II)

Tras ver las primeras pistas sobre qué hacer si nos dicen «Lo siento, tengo novio/novia»…que puedes leer en la primera parte de este artículo.

[button color=»red» link=»https://www.egolandseduccion.com/que-hacer-si-te-dicen-que-tienen-novio-novia-i/» size=»medium» target=»_blank» font=»georgia» textcolor=»#FFFFFF» bgcolor=»#500752″ align=»center»]¿Qué hacer si te dicen que tienen novio / novia? (I)[/button]

Hoy vamos a ver algunas de las propuestas o herramientas que podríamos utilizar serían éstas ante estas situaciones:

SITUACIÓN 1: SIN VENIR A CUENTO

Cuando nos lo dicen sin venir a cuento durante las primeras frases de la interacción sin haberles transmitido ningún interés sexual o sentimental manifiesto antes…Herramienta BOOMEREGOLAND: (la tenéis explicada en el libro Seductor Egoland)

 EJEMPLO CHICOS:

-Hola chicas,  ¿qué tal la noche?

-Lo siento tenemos novio.

-Disculpa. Las chicas con novio tienen prohibido contestar sobre su estado de ánimo. Si lo hacen van a la cárcel. En cualquier caso, si quieres hacer algo muy muy ilegal, me puedes contestar si bien o mal… (con una sonrisa)

EJEMPLO PARA CHICAS:

Tras una conversación interesante…

-…Dices que vienes del cine? … ¡Cuánto tiempo sin ir! Pues si quieres, el próximo día que vayas al cine, si nos caemos bien, puedes llamarme y vamos juntos.

-Tengo novia.

-Ah. ¡Es verdad! Disculpa. En los cines tienen un detector de infrarrojos para cuando un chico va al cine con una amiga. Como es un pecado mortal… Pero bueno, podemos buscar un cine sin detector…

Como veis, mediante la ironía exagerada, nos llamamos “tontos” para que la otra persona entienda que su postura es “tonta” y que no nos afecta esa barrera. La superamos y nos ven más atractivos.

tengo-novio-novia

 SITUACIÓN 2: SI LA CONVERSACIÓN VA BIEN

Cuando la conversación va bien, notamos señales de interés en nosotros/as y en un momento dado nos interrumpen para decirnos que tienen novio/a. HERRAMIENTA “VEO QUE NECESITAS…”:

  EJEMPLO PARA CHICO y CHICAS:

-…Pues estoy a gusto contigo, Eva/Guillermo.

-Veo que necesitas decirme que tienes novio/a cuando no te lo he preguntado… ¿Es porque me ves un peligro para tu relación?

-No. En absoluto.

-Pues sin venir a cuento, por favor, no lo/a metas en la conversación porque si no pensaré que te estoy gustando demasiado…

Cómo veis, estamos dándole a entender que su barrera o “rechazo” lo interpretamos como un mecanismo de defensa que él se pone ante nuestro poder atractivo.

Lo que perseguimos con esto no es que lo reconozca, sino que no vuelva a meter en la conversación a su pareja. Nuestra asertividad no autoritaria le resultará atractiva.

 

SITUACIÓN 3: RECHAZAN UN PLAN

Cuando ya habéis visto señales de interés y os rechazan un plan que proponéis porque tienen pareja…

EJEMPLO PARA CHICOS Y CHICAS

-Nos lo estamos pasando genial y te estoy viendo muy sexy (para chicos) o muy interesante (para chicas). ¿Qué te parece si nos vemos el viernes?

-Tengo pareja.

-Pero tú eres muy feliz con tu pareja, ¿verdad?

-Sí.

-Entonces, no te preocupes que quedar conmigo no va a resultar ningún peligro para tu relación, ¿a que no? No me ves tan atractiva/o, tranquila/o.

 De esta forma estamos ayudando a su parte racional a encajarnos nuestra propuestas. ¿Y cuál es nuestra propuesta? LLEVAR A LA PRÁCTICA una cita con un por qué, y un para qué. Le hemos dicho que nos resulta sexy o interesante. Sabrá a lo que viene, pero racionalmente la hemos convencido.

 

Por supuesto, se pueden hacer mil millones de cosas más, pero esto me parece un buen resumen. Ante todo recordad que todo lo que hagáis, chicas y chicos, debe haceros sentir cómodos con vuestros valores. Hay personas muy felices sus parejas que sabrán poner sus límites. Pero no sería realista obviar que hay muchos hombres y mujeres que están deseando que pase una mosca para oxigenar su vida sexual o simplemente para cambiar de rama de árbol. Eso ya depende de vosotros. Por eso, ante todo, honestidad y persuasión.  NUNCA MANIPULACIÓN.

Y RECORDAD, sin encajar en su parte lógica, mujeres y hombres, nos lo pondrán más difícil para aceptar sus avances con nosotros.  El pensamiento refuerza la emoción y la emoción refuerza el pensamiento.

Siempre vuestro…

EGOH