opinion taller seduccion egoland

Opinión taller Egoland: Aprendiendo a gestionar el rechazo

Hace cosa de un mes, tuve el placer de asistir a la primera parte del Plan Integral Personalizado que Luis impartía en Madrid. Una experiencia que no puedo por menos que relatar.

1ª Parte Teórica: Rechazo

Entras por la puerta y observas a un grupo de hombres hechos y derechos, seguros de su capacidad para aprender a seducir a quién consideren oportuno y con la mejor predisposición del mundo para incrementar sus habilidades interpersonales.

Se respira la ilusión en el ambiente, el grupo de desconocidos empieza a interactuar y a conocerse mientras Luis va entrevistando breve e individualmente a cada uno de los integrantes del grupo, tanteando las distintas personalidades que se han congregado en el taller.

Tras calmar los nervios y charlar 30 minutillos, empezamos con el primer ejercicio: Nos disponemos a hacer un ejercicio de autoconocimiento que nos ayudará a conocernos a diferentes niveles. De esta manera, empezamos a elaborar una serie de listas que pasarán formar parte de nuestra armadura cuando salgamos a batalla. Y es que, no hay que olvidar quiénes somos cuando nos rechazan, debemos recordar que las flechas no pueden penetrar el duro acero de una autoestima sólida. Al mal tiempo, buena cara.

Después de construir nuestra armadura, nos enseñaron a diseñar un buen escudo. Las herramientas de prevención y gestión del rechazo se constituyen como una manera de incrementar la asertividad de las personas, no solo en el ámbito de la seducción, sino en cualquier esfera del día a día. Dejar de inhibir la expresión de nuestros deseos y necesidades y aprender a expresarlos de una manera que no resulte ni agresiva ni reactiva es fundamental para alcanzar relaciones sanas y enriquecedoras.

opinion taller seduccion egoland

1ª Parte práctica: Ganando confíanza

javier santoro taller seduccionElegantes, motivados y un poco nerviosetes. Así es como se reúne el equipo de gladiadores que aquella noche presentaría batalla en las calles madrileñas. Se subdivide el ejército, cada uno al mandato de uno de los generales que aquella noche se atreverían a guiarnos. Luis, Javi, Kike, Laura, David y otros valientes aventureros nos acompañaron aquella noche.

Comenzamos con unos ejercicios de calentamiento que nos ayudaron a reunir la confianza para afrontar retos cada vez más ambiciosos. Interactuar con desconocidas, cualificar a discreción y gestionar el rechazo fueron los grandes desafíos que aquella noche enfrentamos.

Debo decir que la excepcional atmósfera de mandanguerismo que se genera en el grupo facilita terriblemente el manejo de la ansiedad que va asociada a iniciar conversaciones con extraños y que, sobretodo, permite que te lo pases bien y disfrutes. Que disfrutes de salir de tu zona de confort,  que disfrutes de sacar sonrisas a la gente y que, en última instancia, te disfrutes a ti mismo. ¿Y qué hay mejor que pasarlo bien mientras te conviertes en una versión mejorada de ti mismo?

The following two tabs change content below.

Hugo Whohow

Graduado en Psicología y Máster en Inteligencia Emocional e Intervención en Emociones y Salud. Amante de la prestidigitación y el deporte, desde siempre intrigado por la psique humana. Explorador de la Atracción Interpersonal y el cortejo humano.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario