opinion de un taller y curso de seducción

Opinion Ruben taller daygame con Javi

Me gustaría hablaros sobre el taller que hice el último domingo de mayo con Javi Santoro, sobre Seducción de día. Espero que os sirva mi vivencia por si alguno está dudando sobre si apuntarse o no, porque es una experiencia increíble.

Cuando llegué al punto de encuentro, una cafetería en Sol, Madrid, mis compañeros acababan de llegar, al igual que Javi y Raul, que le ayudó durante el taller. Nos metimos en la cafetería para conocernos,saber quienes somos, hablar de lo que haríamos esa tarde, y ya de paso tomar un té con miel. Esta charla le sirve como ejemplo de lo fácil que es tener una conversación divertida, interesante y dinámica, y a nosotros como guía por si nos quedamos en blanco cuando fueramos a hablar con alguien.

Una vez terminadas las bebidas, nos pusimos manos a la obra y salimos a la calle a empezar con la parte práctica del taller. Pero por suerte para nosotros, que estábamos nerviosos porque íbamos a salir de nuestra zona de confort, la forma en la que Javi enfoca el taller es muy progresiva, por lo que primero practicamos con él unas pocas veces la manera más natural de acercarnos a hablar, por lo que antes de soltarnos, estábamos preparados con lo que queríamos decir para no violentar a nadie y que, compartiéramos unos segundos con ell@s.

Las primeras conversaciones van a ser siempre un poco raras por la falta de costumbre a hacer esto, pero nada más lejos de la realidad: todos los días hablamos con personas que no conocemos por varias razones, ir a alguna tienda, preguntar por una calle, preguntar el turno en el médico… lo que quiero decir es que una vez hecho, te das cuenta de lo natural que es, con la diferencia que nos estamos acercando para decirles que nos gusta o que nos hace sonreír de ellos. Cuando te centras en esto o en buscar una risa, la presión psicológica que puedes estar sintiendo va desvaneciéndose poco a poco. Pero es importante hacer ese “extra” que Javi menciona en su libro, el que nos lleva a ser extraordinarios y a llevar un poco mejor la dirección de aquello que queremos ser.

Estuvimos unas tres horas acercándonos a hablar con desconocidos, ya fuera a través de algunas fórmulas muy útiles o con algún juego, y a medida que pasa el taller, Javi nos va explicando como deberíamos continuar para que la conversación fuera más larga y más interesante para las dos partes, aunque al sentirnos más cómodos nos quedamos con ganas de conocer más a alguna chica, aquí ya es cuando te das cuenta de los resultados, incluso en un periodo de tiempo tan corto. Esa sensación es por la que vale la pena tomarte la molestia de intentar hablar con esa persona que te ha llamado la atención al pasar por tu lado.

Tuve la suerte de tener a dos compañeros muy buenos, que al ver cómo eran capaces de superar sus barreras, me iban animando con su ejemplo y con sus palabras, y a compartir tanto sus éxitos como sus intentos no tan fructíferos, por lo que no estuve solo, cosa que se agradece porque terminas haciéndote amigo de estas personas con las que has compartido esta aventura.

Como conclusión personal. Es un taller muy bonito, con el que al finalizar sales con una sonrisa diciéndote lo mucho que te has gustado y lo bien que te has sentido contigo mismo. No recibí en toda la tarde más que alegría por parte de las personas a las que me acerqué, ni una cara mala, ni una sola contestación fuera de lugar, sino una sensación de disfrute mutuo con esos momentos que se comparten.

The following two tabs change content below.

Javier Santoro

De Valencia pero viajero, licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Mis palabras favoritas son: extravagante, amable, paradójico, curioso y retozar.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario