opinion de un taller y curso de seducción

Opinión del taller de Seducción con Javier Santoro: por Pablo

Hay que decir que es una opinión basada en un primer taller y sin poder comparar con otras experiencias, pero por ello puede que sea incluso mejor pues cuando alguien inicia una actividad (que tampoco se sabe muy bien como va) esa primera clase puede marcar que el alumno quiera proseguir o no. En mi caso he de decirte que has conseguido que sea el primer caso. Me gustó tu forma de incentivar, de dar feedback y tu filosofía de hacer sonreír como fin en si mismo. Además cuando hablas de seducción me da la sensación de que lo vives, y a mi personalmente me llena ver a alguien que disfruta con lo que hace.

OPINIÓN SOBRE EL TALLER DE SEDUCCIÓN PRÁCTICA

opinion de un taller y curso de seducciónEn cuanto al temario para mí fue el adecuado complementado con el trabajo de enviárnoslo todo por escrito.

Unas herramientas básicas para ir trabajando, con sus distintas progresiones para cuando se superen las distintas fases. Todavía no sé si hay mejores o peores técnicas o habilidades para empezar, pero a mí las que nos distes me gustó. Ya que creo que con mi personalidad encaja y eso me hace sentir más cómodo.
Para finalizar quiero contar como lo sentí. Realmente al principio llegué a pensar… ¿Y si no aparezco y me ahorro el mal trago? ¿Realmente me gustará esto? ¿Será para mí? Luego pusimos rumbo al hotel donde empezamos el taller y seguía con dudas, pero ya no tenía ganas de tirar marcha atrás. En el hotel, teniendo en cuenta que mis compañeros ya tenían recorrido en esto, empezaba a sentirme como si fuera a una clase de astrofísica avanzada. Aquí las preguntas que me venían era sobre todo si el taller se adaptaría a mí y de qué forma. Volviendo al tema, tras algo de teoría fuimos para la calle, el aula donde se daría la parte principal del taller. Los nervios querían aflorar pero las ganas de aprender eran más grandes. 
Ahora acortando un poco, porque fueron unas cuantas horas, durante la práctica he de reconocer que me sentí bastante cómodo (dentro de lo que algo así puede implicar), me daba rabia no ser capaz de ver las cosas con la rapidez que lo hacías tú y he de reconocer que los nervios de interrumpir la vida normal de la gente no se van, pero cada vez que alguien te sonríe por decirle algo bueno o bonito, te vas dando cuenta de que esa pequeña interrupción les puede dar un momento de alegría o incluso un día entero y eso es mejor que los nervios pasados. 
Pero si con algo me quedo es que tras alcanzar a una chica desde la calle hasta el metro y tras cualificarla como me habías indicado , esa sonrisa que me regaló. Realmente ahí es cuando comprendes todo lo que nos habías estadopinion-talleres-habilidades-sociales-seduccion-2o explicando.
En cuanto al extra que hicimos para mí, aunque útil, creo que todavía me tocará dejarlo en la recamara hasta que gane experiencia, aquí volvió un poco la astrofísica además de que ya estaba bastante cansado ya que había tenido que madrugar y trabajar todo el día. 
Resumiendo todo esto, para mí es un taller que se adapta a la persona y que gana valor sobre todo por el instructor.
The following two tabs change content below.

Javier Santoro

De Valencia pero viajero, licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Mis palabras favoritas son: extravagante, amable, paradójico, curioso y retozar.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario