Los mejores artículos sobre juego interno, cómo mejorar tu autoestima y tu autoconcepto con el fin de convertirte en una persona mas segura de ti misma y más seductora.

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – Cómo sacar partido a tu personalidad, parte 2

¡Chicas! ¡Chicos! ¡Ya está aquí!PODCAST-PROMO
Volvemos otra semana más con la sección de podcast sobre Juego Interno.

Conversaciones, debates, consejos, claves… todo lo que se nos ocurra para facilitar el proceso que sucede dentro de nosotros, nuestro diálogo interno, nuestra autoestima, nuestra confianza, la relación que tenemos con nosotros mismos y toda la parte más interna (y en definitiva, de la más importante) de la seducción.

En esta ocasión traemos la segunda parte del podcast sobre “cómo sacar partido a tu personalidad” de mano de Luis y Laura veremos cómo desarrollar más nuestra personalidad para resultar más carismáticos.

Si queréis escuchar la primera parte haced click aquí

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – Cómo sacar partido a tu personalidad, parte 2

Si tenéis dudas que queramos tratar al respecto, recomendaciones de temas que os gustaría escuchar o simplemente nos queréis decir lo bien que sonamos a través de Internet, sois libres de comentar, leeremos todo.

Hasta entonces, disfrutadlo.

Escúchalo en IVOOX

ivoox

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – Cómo aumentar mi seguridad en mi mismo

¡Chicas! ¡Chicos! ¡Ya está aquí!PODCAST-PROMO
Ha llegado la nueva sección de podcasts cortos sobre Juego Interno.

Conversaciones, debates, consejos, claves… todo lo que se nos ocurra para facilitar el proceso que sucede dentro de nosotros, nuestro diálogo interno, nuestra autoestima, nuestra confianza, la relación que tenemos con nosotros mismos y toda la parte más interna (y en definitiva, de la más importante) de la seducción.

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – Cómo aumentar mi seguridad en mi mismo

Si tenéis dudas que queramos tratar al respecto, recomendaciones de temas que os gustaría escuchar o simplemente nos queréis decir lo bien que sonamos a través de Internet, sois libres de comentar, leeremos todo.

Hasta entonces, disfrutadlo.

Escúchalo en IVOOX

ivoox

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – Cómo sacar partido a tu personalidad, parte 1

¡Chicas! ¡Chicos! ¡Ya está aquí!PODCAST-PROMO
Ha llegado la nueva sección de podcasts cortos sobre Juego Interno.

Conversaciones, debates, consejos, claves… todo lo que se nos ocurra para facilitar el proceso que sucede dentro de nosotros, nuestro diálogo interno, nuestra autoestima, nuestra confianza, la relación que tenemos con nosotros mismos y toda la parte más interna (y en definitiva, de la más importante) de la seducción.
Si queréis escuchar la segunda parte de este podcast haced click aquí

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – Cómo sacar partido a tu personalidad, parte 1

Si tenéis dudas que queramos tratar al respecto, recomendaciones de temas que os gustaría escuchar o simplemente nos queréis decir lo bien que sonamos a través de Internet, sois libres de comentar, leeremos todo.

Hasta entonces, disfrutadlo.

Escúchalo en IVOOX

ivoox

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – ¿SE PUEDE SER TÍMIDO Y SEGURO AL MISMO TIEMPO?:

¡Chicas! ¡Chicos! ¡Ya está aquí!PODCAST-PROMO
Ha llegado la nueva sección de podcasts cortos sobre Juego Interno.

Conversaciones, debates, consejos, claves… todo lo que se nos ocurra para facilitar el proceso que sucede dentro de nosotros, nuestro diálogo interno, nuestra autoestima, nuestra confianza, la relación que tenemos con nosotros mismos y toda la parte más interna (y en definitiva, de la más importante) de la seducción.

PODCASTS DE JUEGO INTERNO – ¿SE PUEDE SER TÍMIDO Y SEGURO AL MISMO TIEMPO?:

Si tenéis dudas que queramos tratar al respecto, recomendaciones de temas que os gustaría escuchar o simplemente nos queréis decir lo bien que sonamos a través de Internet, sois libres de comentar, leeremos todo.

Hasta entonces, disfrutadlo.

Escúchalo en IVOOX

ivoox

Cómo mejorar mi juego interno – Gana confianza hoy mismo

Si hay una demanda recurrente que vemos en Egoland es la de cómo mejorar mi juego interno. Se da por hecho para todos aquellos que quieren mejorar sus habilidades en seducción que este es un tema capital: explotar mejor nuestros puntos fuertes, eliminar miedos y optimizar nuestra autoestima. Y, de hecho, lo es.

En ese artículo vamos a trabajar a fondo los puntos imprescindibles para mejorar tu juego interno. ¿Dispuesto a seguir leyendo y a cambiar? Te animo a leer este artículo con mentalidad abierta; puede modificar todo lo que conocías sobre seducción. Empecemos este camino de cambio juntos.

1 | Qué es el juego interno

¿Qué es el juego interno? Algunos de nuestros alumnos y lectores se refieren a ello como autoconfianza. Vamos bien por esa senda. Otros, también lo conocen como autoestima.

Y sí, los términos anteriores apuntan bien. Pero el juego interno es algo más que eso.

El juego interno va sobre el conjunto de creencias con las que nos movemos en la vida. Estas creencias condicionan directamente lo que hacemos y lo que sentimos.

En el proceso de mejorar nuestro juego interno, vamos a primero echarle un buen vistazo a nuestro pasado. A todo aquello que nos ha hecho ser como somos, que ha condicionado nuestros puntos fuertes y todo lo maravilloso que tenemos. También a aquello que ha influido en llevar más o menos carga emocional y posibles traumas. Cuando consigamos librarnos de ello tendremos el primer paso para mejorar nuestro juego interno para siempre y de manera profunda.

como mejorar mi juego interno

Pero trabajar nuestro juego interno no implica sólo mirar al pasado. La otra mitad implica desarrollar creencias nuevas y cambiar, orientando así nuestra vida a donde la queremos llevar. Tener claro donde queremos llegar.

El proceso para llegar a ser una persona seductora podría sintetizarse en eliminar los bloqueos que impiden a nuestro carisma y personalidad fluir libremente. Así, es el proceso en que vamos a adquirir las habilidades necesarias para proyectar una realidad interna rica de base. Es decir, el convertirnos en personas completas, atractivas y que luchan por lo que quieren.

¿Qué es lo que nos condiciona y nos impide avanzar?

Todos tenemos en mayor medida miedos que nos obstaculizan, a veces en forma de imágenes o voces del pasado que ya no nos sirven. Creo que romper estas barreras es algo meritorio, valioso y a las que ojalá todos logremos enfrentarnos.

Para ello iremos eliminando progresivamente inseguridades que nos impiden llegar a este objetivo, y a optimizar nuestros puntos fuertes que nos hacen naturalmente atractivos.

2 | ¿Te sientes identificado con estas situaciones?

Te expongo un par de situaciones que abajo llevarán una explicación suplementaria:

  • “Cuando veo una chica con la que me gustaría hablar, el 99% de las ocasiones no lo hago. Bueno, si he tomado un par de copas la cosa cambia. Aunque en realidad esto me pasa con aquellas que me parecen físicamente muy atractivas”
  • “Salgo, me relaciono, soy amable en general, chicos incluidos. Tengo citas de tanto en tanto, pero nunca acaban de cuajar en que uno me gusta mucho. Ya me ha pasado muchas veces así que debe de haber algo que no funciona bien en mi”

Ahora vamos con ambos textos comentados:

  • “Cuando veo una chica con la que me gustaría hablar, el 99% de las ocasiones no lo hago (¿por qué no?¿Que puede haber que físicamente te impida hablar con la mayor parte de personas a las que te gustaría acercarte?). Bueno, si he tomado un par de copas la cosa cambia (el alcohol como droga que cerebralmente nos permite desinhibirnos, lo cual debería hacerse de forma natural). Aunque en realidad esto me pasa con aquellas que me parecen físicamente muy atractivas (con lo cual los pensamientos limitantes se disparan: no está en mi liga, la voy a molestar, parece muy ocupada, soy un cobarde…)“.
  • “Salgo, me relaciono, soy amable en general, chicos incluidos (como sanamente debe ser, relacionarse con todo el mundo por igual). Tengo citas de tanto en tanto, pero nunca acaban de cuajar (¿es así realmente?¿qué experiencia buenas a recordar has tenido por el camino? Seguro que las hay) en que uno me guste mucho. Ya me ha pasado muchas veces así que debe de haber algo que no funciona bien en mi (¡y cosas que seguro ya funcionan muy bien!)”.

Estas situaciones muestran signos claros de que se puede mejorar tu juego interno, y otras tantas cuestiones que puedes plantearnos en los comentarios de abajo.

3 | ¿Por qué es importante mejorar mi juego interno?

#1 Por que lograrás disfrutar más de tus relaciones
Deja de sufrir por los demás. Aquí es secundario el que se trate de una persona con la que vas a coincidir puntualmente en un periodo concreto o que te plantees que sea esa persona con quieres compartir tu vida. Mejorando tu juego interno gozarás más pase lo que pase.

#2 Por que reducirás el miedo a acercarte a hablar con desconocidos
Acercarnos a los demás normalmente puede generarnos ansiedad. Pero no hay ninguna justificación para que llegue a bloquearnos. Esta ansiedad social puede mejorarse y superarse, también trabajando el juego interno.

#3 Por que te sentirás más seguro/a
Si tengo claras mis creencias y además las optimizo hacia algunas más potenciadoras y sanas, me sentiré más seguro o segura. Y hasta estarás más guapo o más guapa que cualquier modelo tras una buena sesión de photoshop.

#4 Por que gestionarás mejor los posibles rechazos
Abajo profundizaremos en ello y entenderemos los rechazos como algo que forma parte de la seducción. Entenderlo es el primer paso para saber gestionarlo.

#5 Por que no te quedarás sin cosas que decir
Nos quedamos sin cosas que decir no porque no tengamos cosas que decir, si no porque pensamos demasiado, no vaya a ser que diciendo algo molestemos a los demás, o no sea gracioso, o no sea adecuado.

#6 Por que te valorarás más
Mejoro mi autoestima – parte del juego interno – y así aprendo a valorarme más, paso previo imprescindible para que los demás me valoren más.

#7 Por que así mejorarás tu juego externo
Mis creencias condicionan lo que hago y lo que siento. Si mejoro mi mundo interior, acabaré haciendo cosas que antes no creía posible, como suele pasar en nuestros talleres.

mejora-tu-juego-interno

4 | Los seis niveles de cambio y aprendizaje

Los seis niveles de cambio nos proporcionan una buena herramienta para mejorar nuestro juego interno, ya que nos explican los diferentes niveles en los que podemos cambiar.

Para cambiar, tenemos que aprender. Así que vamos a utilizar aquí los seis niveles de cambio, que también se trabaja en Programación Neurolingüística – PNL (si quieres saber más sobre la PNL visita este enlace).

Aquí los tienes listados:

  • El entorno. Todo aquello que nos rodea. Donde vivimos, nuestros amigos, familia.
  • Las conductas. Lo que hacemos.
  • Las habilidades. El conjunto de destrezas que poseemos.
  • El autoconcepto. Lo que pensamos sobre nosotros mismos.
  • Las creencias. Todo aquello que pensamos sobre las relaciones, sobre las personas, sobre el amor y el sexo.
  • La espiritualidad. Nuestro propósito vital, nuestro lugar en el mundo.

Te animo a que repases este artículo sobre estos seis niveles. Los tres primeros son de juego externo y los tres siguientes de juego interno. Aquí viene el secreto de estos niveles de cambio. Si cambias los niveles de juego externo, generalmente los de juego interno evolucionan.

Si cambias los de juego interno… sucede algo mágico: todos los que están en el rango inferior evolucionan también. Y esto es algo que podemos utilizar a nuestro favor.

Si las creencias sobre ti mismo se vuelven mas potenciadoras, en tal caso tus habilidades se desarrollarán mejor, tus comportamientos cambiarán y te rodearas de personas diferentes y más positivas para ti ¿Ves claramente que este proceso es más chulo que comerse un delicioso helado en verano?

¿Te relacionas para obtener, ofrecer o compartir? Click Para Twittear

Así, y ya te adelantaba al principio que esto es algo que no todo aquel que lo lea va a encajar bien. Muchas personas, aprendices de algo en general y de seducción en particular intentan cambiar sus conductas porque parece algo más fácil y eficaz. Cambiar las creencias, por otro lado, parece un largo, lento y en ocasiones imposible camino.

Si quieres conseguir convertirte en una persona seductora, que convence, se comunica bien, se siente segura, mira directamente a los ojos, mantiene una buena postura corporal etc. tienes dos opciones. La primera es ir cambiando esas conductas una a una, en un inacabable proceso. La segunda es pegarte un valiente y amplio repaso por dentro.

Te hago otra propuesta.

Imagina que por otro lado te centras en cambiar cómo te valoras. Que no tienes la necesidad de obtener sí o sí cosas en una conversación (un número de teléfono, que te hagan caso, sexo o lo que sea que deseas conseguir). Inmediatamente muchas, muchas cosas cambiarán en consecuencia en los diferentes niveles.

Todos somos personas seductoras. Lo somos desde que nacemos, cuando somos niños atraemos de manera natural. Click Para Twittear

Aquí entra el no tener necesidad de proyectar valor, porque te sentirás con valor simplemente siendo, estando, existiendo. No tendrás que buscar aprobación porque te aprobarás a ti mismo.

Ya eres una persona válida con recursos, capaz, válida y completa. Hoy, ahora, en este momento. Lo único que tienes que hacer es desbloquearla. Esto no es necesariamente instantáneo, pero te aseguro que no es tan difícil como crees. Demos un paso más.

5 | Pautas para mejorar tu juego interno

1 | Busca los motivos por los cuáles te relacionas

En este artículo proponía una manera concreta de relacionarnos con los otros:¿Te relacionas para obtener, ofrecer o compartir? Aquí nos centramos en el punto del que partimos a la hora de acercarnos a los otros, y hay mucho de actitud para ello.

En este punto tenemos que darnos a nosotros mismos una respuesta sincera. Si entendemos las relaciones como una transacción donde tomamos únicamente es un punto de vista limitado. Si ofrecemos, o mucho mejor si buscamos compartir, estaremos mejorando nuestro juego interno.

Proceso para llegar a ser una persona seductora: elimina los bloqueos que impiden a tu carisma y personalidad… Click Para Twittear

¿Por qué?

Por la imagen que estamos autogenerándonos. Por el placer de relacionarnos desde un prisma de cooperar o no de “conseguir” únicamente. Es mucho más saludable y estaremos sintiéndonos mejor con nosotros mismos. Si hay algo en nosotros que nos lleva sólo a tomar (alguna experiencia pasada, una parte de nuestra personalidad etc.) podemos corregirla.

Somos mucho más felices dando y siendo altruístas. Y por cierto, nos hace mucho más seductores como muestra este interesante estudio de la universidad de Worcester, en Reino Unido, más allá incluso de la apariencia física.

2 | Supera la paradoja del seductor

Todos somos personas seductoras. Lo somos desde que nacemos, cuando somos niños atraemos de manera natural. Fíjate que los niños son naturalmente cautivadores y pueden seducirnos sólo con una mirada, con un gesto.

Lo anterior es sano y es positivo. No lo es tanto encerrarnos en una categoría estanca como seductores o seductoras. Esto puede parece paradójico en una web en la que trabajamos sobre seducción. Pero puede ser un obstáculo para mejorar tu juego interno, como ahora verás.

Llevar puesta la etiqueta de “seductor” no hace sino condicionarte para mantener vivo ese rol. Es una poderosa forma de ego. Ponte una etiqueta y serás su rehén.

Una medida muy higiénica que tratamos de asimilar desde el principio, fundamental para ese Juego Interno sano, consiste en ser conscientes de que no debemos demostrar nada a nadie. En todo caso sí a nosotros mismos: que podemos cambiar y tomar el control de lo que nos pasa, entendiendo al mismo tiempo que no podemos controlarlo todo.

juego-interno-seduccion

Esa etiqueta que solo puede existir definida por nuestros logros pasados y sujeta a expectativas futuras. Si consigo ciertos logros, será un seductor o una seductora; si no, no podré sentirme como tal.

Cuanto más disfrutemos por el mero hecho de “ser un seductor/a”, y cuanto más tiempo sembremos sobre esa idea, más extrañamente incómodos o decepcionados nos sentiremos cuando los días pasen sin que nos ajustemos a estas “proezas”.

La conclusión a la que quiero llegar es aprender a disfrutar del momento creado gracias a nuestros recursos, evitando otorgarle una identidad que deba sobrevivir en el tiempo. El vacío que se producirá cuando no estés “siendo un seductor” provocará dolor y erróneamente guiará tus esfuerzos a lograr otro “éxito” en el que regodearte temporalmente.

Disfruta del momento, disfruta del presente y vívelo. Puedes encontrar más sobre cómo practicar el presentismo en el artículo que escribí “Vive el presente”.

Además estarás también así mejorando tu juego interno, ya que en mi opinión la capacidad de vivir en el presente es básico y fundamental para una personalidad seductora. Una personalidad arrebatadora vive en el presente y trata de gozarlo al máximo. Esta es una característica brutalmente seductora.

3 | Sé asertivo

La asertividad es la herramienta que tenemos para poder llevar a cabo este trayecto y a la vez esta es la prueba de que tenemos un juego interno realmente bueno.

La asertividad te permite expresar una sana autoestima. ¿Por qué? Por que aquí hay varios círculos con intersecciones entre ellos.

La empatía es la via de oro para estar en conexión con los demás. Click Para Twittear

Siendo asertivos nos expresamos, pedimos lo que queremos y dejamos de estar en una postura sea pasiva sea agresiva. Actuando así nos sentimos mejor con nosotros mismos, ya que no hacemos daño al otro ni a nosotros mismos al actuar de manera diferente a como queremos.

Esto mejorar nuestro juego interno, ya que lo fortalece. La expresión de un buen juego interno es una sana autoestima, ya que nos valoramos. Fíjate como al expresar lo que queremos, encontrando ese término medio conseguimos sentirnos mas fuertes, más equilibrados.

¿Quieres mejorar este punto? Practica la asertividad mediante ocho puntos clave.

4 | Empatía: la vía de oro para conectar socialmente

La empatía es prima hermana de la asertividad. Siendo empáticos también conseguimos lo que queremos, haciendo además partícipe al otro.

La empatía decía que es la vía de oro para estar en conexión con los demás, ya que denota una alta inteligencia social. Si quieres profundizar aquí tienes una lista de libros sobre inteligencia emocional.

El juego interno nos hace ser empáticos. Si sé ponerme en el lugar del otro y entender sus motivaciones, deseos y miedos, será seguro una persona más seductora.

5 | El derecho a intentar conseguir lo que quieres

O lo que es lo mismo, darte permiso para ello. Este puede ser el mejor catalizador para tu juego interno. El ir a por lo que quieres, a cruzar esa barrera para conocer a ese desconocido que te gusta, a pedir una cita los dos a esa chica que tanto deseas desde hace tiempo.

Como decía en el artículo sobre cómo mejorar la autoestima, cambiando nuestras creencias podemos cambiar lo que realmente nos acaba pasando. Cuando ambas cosas pasan, nos permitimos atrevernos más fácilmente luchar por lo que deseamos.

Por supuesto, esto ayuda y mucho. En este apartado del artículo vamos a ver una manera más simple (aunque no necesariamente más sencilla) para cambiar.

Haz un listado de tus sueños, tal cual. Cómo quieres verte, sentirte, donde quieres vivir, quienes quieren que sean tus amigos, cuanto dinero quieres ganar, que lecturas quieres tener… Quizás algunas de estas cosas ya estén en tu vida; las que te falten podrás escribirlas para empezar a dirigir tus pensamientos y acciones hacia ellas.

6 | El rechazo: a veces inevitable, a veces reorientable y a veces transitorio

El rechazo es uno de los temas de los que más habla en seducción. Tanto como para evitarlo, minimizarlo, gestionarlo o aprender de él.

No es para menos, ya que si decidimos salir de nuestra zona de confort no todo el mundo va a responder como queremos de la forma que queremos, y ahora. Esto es imposible así que cuanto antes lo entendamos y aceptemos mejor. En el siguiente vídeo podemos escuchar una entrevista de Helio sobre cómo gestionar un no de la persona que nos gusta.

El problema no es que alguien no coincida con nosotros en un momento dado (dar el teléfono, tener una cita, tener sexo etc.) si no en como nosotros procesamos esto. Cuál es la explicación que nos damos; más normalmente nos perjudicamos que nos ayudamos.

No soy lo suficientemente alto, guapa, divertido, sexy, agradable, no tengo la posición social adecuada, soy torpe… Aquí podemos poner el adjetivo que queramos.

Bien, una adecuada interpretación de la realidad nos va a ayudar aquí y que esto no repercuta sobre nuestro juego interno. Si decido trabajármelo, sé de manera clara quien soy y qué quiero… ¿por qué habría de molestarme que una persona en un momento dado no coincida conmigo?

mejorar-mi-juego-interno

Cuidado, yo quiero que pase algo, lo propongo, soy asertivo y empático. Eso es lo que tengo que hacer. Con ello, el otro decide libremente qué hacer y que no.

Respecto a lo de reorientable, abracemos lo que con una persona en un momento dado podemos compartir. Quizás en ese momento no esté para una relación de pareja, pero porque no disfrutar de los momentos que podamos compartir juntos. O de una sana amistad, o de un montón de cosas más.

En todo caso, como decimos en Egoland el rechazo puede ser transitorio. Con la actitud adecuada lo que ahora era un rechazo esto puede cambiar, siempre con esa libertad de que el otro actue como decida. Aquí te recomiendo el genial artículo de Javi Santoro “El halago del no I” y el “Halago del no II

Hay miles de personas con las que puede conectar y tener experiencias maravillosas. Entiende el rechazo, si decides insistir en alguien que te importa hazlo, pero si no responde pasa a otra cosa; hay ahí fuera muchas personas que sí valorarán lo que ofreces.

7 | Háblate de manera positiva

En ocasiones somos nuestros jueces más severos.

Si queremos mejorar nuestro juego interno el establecer un lenguaje positivo con nosotros mismos es absolutamente fundamental, y uno de los mejores trabajos que podrás hacer para ser feliz.

Tomaremos un primer ejemplo del punto anterior, en caso de rechazo. Pongamos por caso que tal chico o chica ahora mismo no accede a tener una cita con nosotros, y nos dice que realmente ahora mismo tiene un tiempo escaso para ocio. Bien, esto será verdad o no, tendrá compañía habitual o no, esto ahora mismo no nos interesa. Sí la historia que nos contamos a nosotros mismos.

Una alternativa sería decirnos “Bueno el/ella se lo pierde. Yo valgo mucho y no ha sabido apreciarlo. Ya se apañará”. Mal; esta explicación es negativa, no es empática y sólo viene de un punto en que nuestro ego está herido.

mejorar mi juego interno

Otra explicación posible “Me gustaría que quedásemos, aunque no es el fin del mundo. He expresado mis deseos y eso es importante. Además ahí fuera seguro que hay muchas personas atractivas que estarán contentas de quedar conmigo”. Aquí ya vamos mejor.

Hay cosas que están bajo nuestro control y otras que no. Hablarnos bien, con cariño, cuidándonos, no machacándonos si las cosas no salen bien, es la forma que elegimos para encontrarnos bien con nosotros mismos.

Aquí te voy a proponer que empieces a ser consciente acerca de cómo te hablas, de tu lenguaje interior. Fíjate que el lenguaje interior puede ser tanto hablado, expresado en palabras y por tanto con sonidos, como pensado, es decir, que te lo quedes para ti. En ambos casos es importante el fijarte en qué está pasando.

Así, fíjate en si utilizas expresiones como “Siempre me pasa lo mismo…”, “Nunca consigo x cosa…”, “Soy torpe…”. Esta manera de hablar no deja alternativas, son rígidas y absolutistas. Darse cuenta de cómo te hablas es el primer escalón para acabar cambiándolo.

8 | Aprende lo que es bueno para ti

Haz tu propio camino en todo esto. Para ello, debes aprender a distinguir lo que es bueno para ti, y limpiarte de influencias. En este punto, quiero enfatizar que en el ámbito de la seducción con tantas voces diferentes que hay, es fácil confundirse.

Como decía, es fácil confundirse. En algunos sitios te dirán el ser directo, en otros indirecto. Algunos harán énfasis sobre el lenguaje no verbal, otros sobre el contenido de las palabras que utilizas. Otros favorecerán contenidos con un tufillo misógino, o hembrista. Por supuesto lo último no nos conviene, pero otras opciones mejor intencionadas pueden marearnos y retrasar nuestro cambio personal.

Para cuidar cómo te sientes cuida cómo te hablas a ti mismo. Click Para Twittear

Aprende a ver lo que sea positivo para ti, lo que además de soluciones cortoplacistas te ayuda a llevar una vida más completa y más equilibrada.

¿Te sientes bien al hacer, pensar o sentir algo, o te chirría? ¿Piensas que es una solemne tontería, o te aporta valor? Sí, una voz “autorizada” puede proponerte algo pero te resulta coherente? Y por supuesto sobre el contenido de este artículo. Léetelo, reflexiónalo y hazme llegar tus comentarios 😉

Quiero aquí poder compartir contigo algo de lo que me siento muy honrado, que son las opiniones de algunos alumnos y alumnas que han pasado por nuestros talleres. Conoce pues de primera mano opiniones de talleres por alumnos que han pasado por nuestros talleres de juego interno, así como de otros talleres.

6 | Conclusión

Espero con todo esto haber respondido a la pregunta: cómo mejorar mi juego interno.

Mejorar tu juego interno y seducir más es un trabajo continuo. Es un trabajo necesario y que repercutirá en sentirte más seguro contigo. Te vas a gustar más y vas a gustar más. Como decimos en Egoland, sedúcete a ti mismo para seducir a los demas, sedúcete para seducir. Los demás lo están esperando.

Un positivo abrazo,

Antoni

Cómo controlar la ansiedad y conocer a quien nos gusta

¡Bienvenidos mandangueros y mandangueras a un nuevo artículo! Hoy veremos un tema que puede parecer bastante peliagudo, pero ni mucho menos: cómo controlar la ansiedad.

Muchos de nosotros experimentamos un miedo inexplicable al intentar acercarnos por primera vez a conocer a alguien, vemos a esa rubia de escándalo, o a ese morenito interesante, y queremos saber quién es.

Pero de repente, cierta emoción aparece, y tanto nuestra emoción como nuestros  pensamientos nos llevan a predecir un desenlace catastrófico, y al final terminamos por no hacer nada, por no acercarnos y por seguir por donde habíamos venido, sin darnos la oportunidad de saber lo que habría pasado realmente.

En este artículo vas a aprender algunas nociones básicas sobre qué es la ansiedad social, qué ocurre y qué genera en nuestro organismo y cuál es la forma de desarrollarse que tiene. Veremos también cómo controlar la ansiedad, y cómo algunas personas pueden auto-bloquearse y otras generan recursos para afrontarla.

En esta línea, por último os regalaremos siete herramientas útiles para no solo experimentar menos niveles de ansiedad al acercarnos a conocer alguien, sino aprender cómo superar esa ansiedad social de una manera más adaptativa, cómoda e incluso divertida.

1 | ¿Que es y cómo funciona la ansiedad?

Para empezar, vamos a matizar una de las diferencias entre las personas tímidas, las que padecen fobia social, o las que sienten ansiedad en un momento puntual (que somos todos como veremos más adelante).

A menudo podemos encontrarnos con artículos donde se habla de estos tres conceptos como si fuesen lo mismo, y esto puede provocar que una persona se etiquete de determinada manera, por experimentar ciertas dosis de ansiedad social en situaciones puntuales, que son normales e incluso adaptativas.

Para entendernos, vamos a diferenciar estos tres conceptos por su nivel de intensidad. Yendo de mayor a menor encontramos:

  1. Fobia social: Cuando la ansiedad social es exagerada, hasta el punto de no poder llevar una vida normal, e impedir que nos relacionemos en numerosas situaciones.
  2. Timidez: Cuando la ansiedad es más tenue, pero más estable porque forma parte de la personalidad, no viene de un acontecimiento, sino que está ahí de forma innata. Nos afecta en algunas situaciones, y provoca que nos cueste adaptarnos o prefiramos situaciones más  “discretas”.
  3. Ansiedad puntual: Cuando sentimos cierto grado de ansiedad, en situaciones novedosas a las que nos exponemos, y que la gran mayoría de nosotros experimenta, sin que eso signifique que no podamos llevar a cabo nuestra conducta.

Pero ¿qué es la ansiedad? Podríamos comenzar diciendo que es un estado de activación de nuestro organismo, que cumple una función adaptativa. Es decir, que ante una situación de peligro, nuestro cuerpo echa leña al fuego, y aumenta nuestros recursos internos: más riego sanguíneo, aumento del tono muscular, liberación de determinadas sustancias…con el fin de enfrentar o huir de un peligro o situación que consideramos amenazante.

Este dato es importante tenerlo en cuenta, porque encaja con uno de nuestros elementos identitarios: la utilidad.

La ansiedad es útil, en determinados momentos, grados y circunstancias.

Imaginemos ahora que estamos, solos en casa, en nuestra habitación escuchando ese disco de Jimi Hendrix que tanto nos gusta, y de repente creemos ver una sombra pasar por la puerta, aunque no tenemos ni idea de si era una sombra de verdad, o si era otra cosa.

Sin embargo a partir de aquí, anticipamos posibles peligros, causas, razones etc. Podría ser un ladrón, aquel camarero al que no pagamos le otro día, un terrorista, o nuestra madre pidiéndonos explicaciones por nuestra última juerga (¡en nuestro pisito de solteros o solteras!). Podríamos estar en peligro de muerte, o podrían querer robarnos, o atacarnos.

Ante estas suposiciones, que anticipamos y que ni siquiera sabemos si son reales o no, todo nuestro cuerpo se activa, es decir, experimentamos estrés; que es un proceso que se pone en marcha cuando una persona percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante a sus recursos.

Resumiendo, nuestra mente genera una experiencia subjetiva de peligro, y por eso nos activamos; anticipamos esa alternativa tan temida, en la que si se diese, nos prepararíamos para defendernos o huir, sin que haya datos reales que lo susciten.

juego-interno-psicologia-seduccion

De esto trata el libro de Robert Sapolsky “¿Por qué las cebras no tienen úlceras?”.

¡Ellas no pueden anticipar mentalmente que otra cebra les rechace, por eso nunca sienten esta ansiedad para acercarse a otra y cortejarla¡ ¡Malditas cebras con suerte!¡No tienen que aprender cómo controlar la ansiedad social!

Volviendo al ejemplo de la misteriosa sombra, al final, esto nos puede llevar a ser aventureros, raqueta de tenis en mano, u optar por meternos debajo de la cama y apagar la luz. A toda esta anticipación de acontecimientos, y su consecuente activación del organismo, es a lo que denominamos ansiedad.

Sin embargo, su presencia puede darse e incluso ser perjudicial en otros casos, cómo cuando sentimos ansiedad social, al acercarnos a esa personas que nos gusta(A no ser que sea una de esas que saca el cuchillo cada vez que alguien le saluda, pero afortunadamente hoy en día escasean).

¿Pero cómo funciona? ¿Qué pasa con esa ansiedad social? ¿Es ilimitada? ¿Vamos a petar como una palomita en el microondas si hablamos demasiado tiempo con esa persona? Afortunadamente no.

De hecho, los estudios han demostrado que la curva de la ansiedad (y por lo tanto la de la ansiedad social) se ajusta  a una curva normal como esta:

M5K6Gz

Una curva normal, no es más que aquella que sigue una forma de campana. Empieza en un nivel inicial, aumenta hasta un nivel máximo, y después disminuye de nuevo. Esta grafica representa el hecho de que la ansiedad, es un proceso que a lo largo de un periodo de tiempo más o menos corto, aumenta hasta un punto máximo, y luego necesariamente, (porque de otro modo seria nocivo para el organismo) disminuye.

Como sucedía en el ejemplo que habíamos puesto en nuestra habitación, donde nos activábamos, teniendo en cuenta que sería contraproducente pasarnos en ese estado cuatro semanas seguidas.

¿Qué ocurre habitualmente cuando sentimos ansiedad social? Que en nuestra historia de vida, en ocasiones anteriores, cuando hemos sentido esta ansiedad, y hemos decidido no acercarnos, lo que hemos hecho es interrumpir  el proceso que sigue esa curva en un punto alto, previo al comienzo del descenso, evitando esta situación incómoda, que la ansiedad produce, o huyendo antes de tiempo. No hemos aprendido cómo controlar la ansiedad.

Cuando cambias la forma en que mirar las cosas, las cosas que miras cambian. - Wayne Dyer Click Para Twittear

Es decir, que para nuestro cuerpo, esa curva solo es una curva que crece, y nunca disminuye, porque no permitimos conocer la segunda parte del proceso. Bajo esta interpretación, crecería hasta el infinito, hasta el descontrol, y experimentarla sería un problema porque no habría posibilidad de deshacerse de ese estado cuando ya no resultase beneficioso. Por lo tanto parece lógico frenar nuestros avances.

Por ejemplo, imaginemos que durante toda nuestra vida hemos experimentado esa ansiedad social. Por lo que hemos visto, ¿qué tipo de pensamientos creéis que tendríamos en ese momento? Evidentemente, aquellos que reafirmen nuestra experiencia de que la ansiedad es ilimitada y no va a disminuir mientras estemos conversando con otra persona:

Seguro que si me acerco me pondré nervioso, lo notará y haré el ridículo” ó “Ya me estoy poniendo nerviosa, seguro que cuando me acerque irá a peor y fracasaré”

Sin embargo, partiendo de la explicación anterior, este tipo de pensamientos provienen de una falta de conocimiento del proceso de ansiedad en el cual nos percatamos de su descenso. Es decir, que todas esas veces que hemos evitado ir a hablar con esa persona, o que hemos interactuado con alguien durante un periodo de tiempo demasiado breve y después hemos huido,  hemos aprendido, que la ansiedad social siempre va a estar ahí, intensa y permanente cuando nos acercamos a conocer a alguien. Hemos aprendido que va a crecer inevitablemente, sin que podamos hacer nada, y por lo tanto ¿para qué vamos a acercarnos a hablar con nadie? ¿Para vivir un pequeño infierno voluntariamente? Queda claro que nos gustaría controlar la ansiedad social.

Afortunadamente, somos seres humanos, y si la ciencia ha demostrado que la ansiedad sigue ese proceso de forma natural, quizás nuestra salida sea reaprender como funciona e interiorizarlo.

2 | ¿Por qué algunos de nosotros tenemos más dificultades para vencer la ansiedad?

Vamos a distinguir tres posibilidades que podrían darse en la vida de cualquiera de nosotros:

Rasgos de personalidad: La psicología utiliza el concepto de rasgo personalidad para hablar de la tendencia a comportarse de determinada manera. Partimos de la Teoría de los 5 grandes, que agrupa los rasgos principales de la personalidad del ser humano. Estos rasgos son:

  1. Extraversión
  2. Apertura a la experiencia
  3. Responsabilidad
  4. Amabilidad
  5. Inestabilidad emocional (o neuroticismo)

Hemos de entenderlos de manera dicotómica, es decir, que cada rasgo tiene dos extremos opuestos que lo definen.

Destacamos los dos primeros, porque adquieren más importancia en este contexto: la extraversión y la apertura a la experiencia. La extraversión se divide en:

+ Extraversión es la tendencia a centrarse en lo social, en lo externo.

+ Introversión quiere decir estar orientado hacia lo interno, hacia su mundo interior.

+ Y por otro lado el rasgo de apertura a la experiencia se divide en:

+ Personas más abiertas: más creativas, abiertas a nuevas ideas, que disfrutan probando cosas nuevas.

+ Personas más cerradas: disfrutan con las rutinas, con lo literal, lo que no cambia.

Por decirlo de algún modo, a medida que estos rasgos aparecen en nuestra personalidad, varía la tendencia a  vivir estas situaciones de una forma u otra en ese área concreta a la que se refiere el rasgo.

Por ejemplo; en una fiesta, Carlos que es más extrovertido, tenderá a presentarse a la gente que conoce y que no conoce. Sin embargo, María que es más introvertida, preferirá pasar desapercibida, o como mucho saludar a aquellos con los que tiene más confianza.

Las investigaciones, Bermudez (2000) entre otras,  plasman una correlación positiva entre las personas que son extravertidas y están abiertas al cambio, y bajos niveles de ansiedad social.

La ansiedad es el vértigo de la libertad. - Soren Kierkegaard Click Para Twittear

En conclusión, hay personalidades que tienen más tendencia a experimentala y otras menos. De cualquier forma, estos rasgos son tendencias, que no determinan de forma inamovible la experiencia, otros factores, y nuestra propia interacción con el medio, pueden modificar estas condiciones. O dicho de otro modo, puedes haber sido una persona con cierta tendencia a sentir esta ansiedad durante mucho tiempo, pero si te dedicas a ir te viaje a menudo y buscar conversaciones por las plazas de Praga por ejemplo, tu ansiedad va a disminuir considerablemente.

Ambiente familiar:

La familia y los padres, y en concreto la relación con ellos, son referentes de educación en todas las áreas de nuestra forma de ser. Y esta área es una más. De forma que la manera en que ha sido nuestra relación con ellos, o la gestión de situaciones de este tipo, influyen directamente en como las experimentamos en otras etapas de nuestra vida.

Si la relación con nuestros padres, tendía a coartar nuestra socialización, evitar hablar sobre emociones, e incluso sobreprotegernos, es más probable que ahora tengamos más dificultad para comunicarnos, o para gestionar esa ansiedad. “Niño, tu ver, oír y callar” “Deja de decir tonterías”

Si por el contrario, fomentaba el ingenio, la comunicación, o las conversaciones sobre como uno se sentía en determinado momento, es más probable que el desenlace fuese una forma de vivir más productiva y adaptativa en estas situaciones. “¿Qué te ha pasado con tu amiga Marta? Cuéntame.”

La presencia o no de este aprendizaje y de estos recursos, influirán en cómo experimentar, cómo afrontar y finalmente cómo controlar la ansiedad.

comprar libro seductor

Experiencias significativas:

Tanto si hemos tenido éxito como si no, las experiencias que han sido importantes en nuestra historia de vida, influyen intensamente en el modo en el que predecimos que se desarrollaran las experiencias futuras.

Por ejemplo, si con quince años nos acercamos a esa chica o  a ese chico que tanto nos gustaba, y le dijimos “me gustas”, pero todo desemboco en un rechazo y en un montón de compañeros de clase riéndose de nosotros, es posible que en el futuro, hayamos desarrollado lo que se conoce como indefensión aprendida a este tipo de situaciones. En un lenguaje más coloquial:” No me voy a acercar a nadie más, voy a quedarme aquí quieto, sin moverme, a ver si vuelvo a fracasar”.

Pero por otro lado, puede que pese a ese “fracaso” hayamos puesto en marcha nuestros recursos, y aún así hayamos enfrentado la situación tanto esa vez, como en otras, desarrollando nuestra resiliencia, nuestra capacidad de superación, algo que favorecería que esta experiencia no fuese tan “traumática” en el futuro.

Si en el caso anterior, pese a haber recibido ese rechazo, nos hubiéramos mantenido fieles a nuestra forma de ser, y meses después hubiéramos repetido ese comportamiento con otra chica, teniendo la suerte de que respondiese favorablemente, habríamos dado un sentido positivo a nuestro fracaso anterior, utilizándolo para optimizar nuestros recursos, y habríamos llegado así a una situación mejor.

Del mismo modo las experiencias positivas, como si en este mismo caso la situación hubiese ido hacia delante de manera beneficiosa para ambos, determinan un aprendizaje adaptativo, que en el futuro nos capacita más para acercarnos a conocer a alguien en un momento dado.

En conclusión el desarrollo y el resultado de las situaciones que tienen importancia para nosotros, influyen en el aprendizaje que realizamos en torno a la ansiedad.

3 | ¿Podemos aprender a gestionar la ansiedad?

En general, todos vivimos en alguna etapa de nuestra vida, (habitualmente en la adolescencia) esa ansiedad social al iniciar una nueva relación.

Por un lado, conocer a alguien nos quita cierto control, cierta seguridad, porque no sabemos nada de la otra persona, ni de su forma de actuar, ni de sus posibles reacciones a nuestra conducta etc. Y ese descontrol, puede generar cierto grado de ansiedad, que todos experimentamos y por lo tanto es normal.

Por otro lado, entra en juego el afrontamiento. Ante la ansiedad, como antes apuntábamos podemos huir o afrontar la situación: Si huimos, no  experimentamos la situación, no ponemos en marcha ni desarrollamos nuestros recursos, y nos auto-bloqueamos.

Si la afrontamos, sea cual sea el resultado, positivo o negativo, aprovechamos esa experiencia para poner en marcha nuestros recursos y optimizarlos a través de nuestras vivencias y además nos permitimos experimentar el ciclo completo (descenso incluido) del que hablábamos anteriormente.

4 | Herramientas para aprender cómo controlar la ansiedad

Así que chicos y chicas, vamos a plantearos algunas ideas para controlar la ansiedad social, y sentirnos mejor al acercarnos a conocer a esa persona que tanto nos gusta; teniendo en cuenta que tanto la destreza, como los resultados que obtengáis se incrementaran de forma progresiva. Estamos hablando de un aprendizaje que lleva su tiempo y por lo tanto esto no es un botón de ON/OFF que podemos cambiar instantáneamente.

Cómo controlar la ansiedad – Utilizar la ansiedad cómo energía

Hemos hablado de la función adaptativa de la ansiedad, asi que vamos a darle una utilidad. ¿Cuál es esa utilidad?

#1 Esa activación nos permite estar más atentos, ser más ingeniosos, reaccionar más rápido a sus respuestas etc.

#2 Mostramos a la otra persona una parte de nosotros, que se genera inspirada en ella. Lo cual amigos, es realmente la esencia y el motivo por el cual nos acercamos a esa persona, ¡porque nos hace experimentar emociones!

#3 Si tenemos ese miedo a ser descubiertos, el único modo de acabar con él es empezar aceptarlo  mostrando lo que somos, con lo cual pasa a ser un recurso más de nuestra comunicación y bienestar personal. De esa manera, el control de “ser descubiertos” no es de la otra persona, sino nuestro, porque lo hacemos voluntariamente y con sentido del humor.

“Disculpad chicos/as, siento interrumpiros, pero os he visto desde ahí atrás, y aunque estoy bastante nervioso/a porque no acostumbro a hacer esto, quería conocerte. Soy Rosario, ¿Cómo te llamas?

Honestidad

Muy unido a esta herramienta, en Egoland siempre hemos defendido el atractivo de las personas autenticas y honestas. ¿A cuántas personas hemos oído decir eso de: busco a alguien que sea sincero y que sea auténtico?

Vamos a caminar de nuevo por esta senda. Porque además este recurso, nos va ayudar a deshacernos de ese miedo a ser descubiertos por un lado: ya que vamos a mostrar eso que tanto tememos que los demás descubran.

Honestidad y autenticidad

Y por otro lado vamos a mostrarnos como personas humildes, y a ser un referente de comunicación para la otra persona, haciéndole ver que somos de esos que prefieren dejarse de juegos y manipulaciones y expresar lo que son,  que ella o él tiene la libertad de hacer lo mismo, y que nosotros vamos a hacer que se sienta cómoda/o. Huimos del conflicto, y proponemos cooperar. Así empezaremos a notar que la ansiedad social, no solo se reduce, sino que los demás la interpretan de forma distinta, y eso nos ayuda a hacer lo mismo.

Habrá quien diga, ¿cómo voy a mostrar eso que tanto quiero ocultar, si es lo que me da miedo? Las dos herramientas siguientes, pretenden daros dos recursos diferentes para solventar esta duda:

¿Qué es lo peor que puede pasar?

¿Por qué somos tan kamikazes en Egoland? ¿Por qué ponernos en esta tesitura de imaginarnos el peor escenario? Porque cuando lo hacemos, cuando creamos ese escenario tan terrible, es la única circunstancia en la que podemos analizar el contexto y preguntarnos: ¿Es tan terrible? ¿Es el fin del mundo? ¿Podría continuar con mi vida si ocurriese esto? ¿Elimina las posibilidades de relacionarme con una persona de aquí en adelante?

El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo. - Nelson Mandela. Click Para Twittear

De esta forma, es probable que nos demos cuenta, de que esa preocupación tan grande, se ha estado fundamentando en una interpretación nuestra de algo, que como tal, puede ser modificada.

Estamos en la cafetería de la universidad, y tres mesas mas allá está esa chica o ese chico de nuestra clase que nos llama la atención desde hace tiempo. Empiezan a invadirnos todas esas dudas, que a veces son un poco caóticas y ni siquiera podemos ponerlas en orden. Así que nos preguntamos. ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Podría ser, levantarnos, tropezar con la silla justo antes de llegar allí, tirarle el vaso de café encima, y mientras se aparta con rapidez y con mala cara, decirle “¡Que aproveche!”, a la vez que salimos corriendo de ahí, avergonzados.

Y a partir de aquí esto puede servirnos para ser objetivos y preguntarnos: ¿Qué probabilidades hay de que se encadenen todos estos actos desafortunados? ¿Impediría aun así que mantengamos una conversación? ¿Lo recordaríamos dentro de 10 años como algo malo? ¿Lo recordaría la otra persona? E incluso ¿No podríamos usar esta situación aplicándole sentido del humor y disculpándonos para conocerla?

Jugar las debilidades: El sentido del humor

Esto es una de las aportaciones más relevantes de nuestro Luis Tejedor Egoh al campo de la seducción, que está explicada, más detalladamente en el libro Seductor, en las páginas 87-89, que puede ayudarnos a darle cierto humor y colorido al tema de la ansiedad social.

Imaginemos que tenemos muy mal pulso, que nuestras manos tiemblan habitualmente y que cuando nos enfrentamos a esta situación, empeora y se hace evidente para todo el mundo. “Como se dé cuenta de mi pulso, seguro que se ríe de mí y me dice que me largue…”

¿Qué podemos hacer? Evidentemente, ocultarlo  o justificarlo. Pero ¿hay quizás un camino más? ¿Uno en el cual en vez de estar frente a la otra persona metafóricamente, nos pongamos al lado del otro y riamos juntos? ¿Uno en el que conectemos al fin y al cabo?

como controlar la ansiedad

Jugar nuestras debilidades. Reírnos de nosotros mismos.

Cómo siempre apuntamos en Egoland, usar el sentido del humor con aquellas cosas que nos cuesta presentar al mundo, nos llevará a un estado de comodidad mayor. Por ejemplo:

“Hola, antes de que me lo preguntes, no me dedico a la cocteleria (mientras le mostramos nuestras manos, mirándolas con curiosidad, sin ocultar el temblor y sonreímos si queremos), es solo parte del terremoto que se ha encendido dentro de mí al plantearme venir a conocerte. Soy Jeremías, ¿cómo te llamas?”.

A través del sentido del humor, encontramos una utilidad a aquello que considerábamos inútil de nosotros, siendo extravagantes (porque estamos haciendo algo que no todo el mundo se atreve a hacer) y teniendo una actitud honesta de una forma cómoda y beneficiosa para ambos.

Generosidad

Un estudio reciente en la revista Motivation and Emotion, llevado a cabo por Trew y Alden, ha evidenciado que los actos de bondad, desde un mensaje verbal a una acción concreta, reducen los niveles de ansiedad. ¡Qué gran noticia para los que pretendemos ser más honestos y expresar nuestras percepciones sobre los demás!

Es decir, que la acción de ayuda (relajación) y la de ansiedad (tensión) son respuestas incompatibles, que no pueden darse a la vez en nuestro organismo, según ha demostrado la psicología.

como-controlar-la-ansiedad-social

Por lo tanto otra herramienta para controlar la ansiedad, es tener comportamientos generosos y bondadosos con los demás. Acercarnos con el propósito de ofrecer algo; hacer sonreír como fin en sí mismo de nuestro querido Javi, diciendo algo como “hoy estás muy elegante” o “esos pantalones te quedan de lujo”, “siempre me parto el culo contigo”.

O de actuar,  invitando a una caña a un amigo, o acompañándole a comprarse un dron nuevo, no solo seremos más honestos y reforzaremos su autoconcepto (¡a todos nos gusta gustarnos!);  sino que además reduciremos los niveles de esa ansiedad social cuando nos plateemos acercarnos a conocer a alguien que nos gusta, entre otras situaciones.

Proceso

Pero no nos volvamos locos, no vamos a sentirnos cómodos ridiculizándonos, o a aceptar el peor escenario posible, o a ser completamente honestos con un desconocido de la noche a la mañana. Es hora de ver la ansiedad social y las propias interacciones, como un proceso y no como un resultado. Es mucho más sano para nosotros concebir todo esto como algo cambiante, flexible y modificable, que como algo tajante y rígido, ¿no creéis?, pero ¿por qué?

Veamos un ejemplo:

¿Qué ocurre si me acerco a esa persona, le suelto esa broma sobre mi mal pulso y me rechaza? Si lo vemos como un resultado, probablemente me venga abajo, me culpe, me dé vergüenza y me vaya.

Pero ¿y si lo vemos como un proceso donde la conversación podría continuar de otra manera, donde mis recursos podrían crear alternativas nuevas, o donde simplemente ese fracaso puntual me podría permitir aprender y mejorar para una próxima vez?

Mucho más desahogado y cómodo, ¿no creéis?

controlar-la-ansiedad-social

De esta forma ganamos siempre, y nunca perdemos. Porque nuestro éxito ya no está en el resultado concreto de la interacción, sino en el mero hecho de comunicarnos. De hecho, iniciar la interacción y que esta se desarrolle sea como sea, para bien o para mal, ya es un éxito. Por lo tanto, las consecuencias para nosotros son mucho más controlables, porque no están fundamentadas en lo externo, ya que somos nosotros los que decidimos dar el primer paso e iniciar la conversación.

Y también porque nuestros fracasos, que es evidente que los habrá, ya no son algo negativo e inservible, sino una forma de mejorar y optimizar nuestros recursos.

De la misma manera que la ansiedad se experimentará, aunque cada vez sea más paulatina, hasta que incluso nos sirva como motivador, no porque la anulemos por completo, ya que siempre puede darse en cierto grado, sino porque hemos cambiado nuestra perspectiva, y hemos desarrollado nuestra autoeficacia cuando nos topamos con ella; es decir, nos sentimos capaces de gestionarla.

La interacción e incluso la persona que tenemos delante siempre tienen algo útil y bueno para nosotros, y está más justificado animarnos a apotarle algo bueno por nuestra parte, sin importar su reacción, algo que a la larga nos beneficia.

Exponerse genera aprendizaje

Por último, para terminar este viaje, en el cual hemos entendido cómo funciona y hemos planteado pautas para controlar la ansiedad social, solo queda deciros:

¡Manos a la obra chicos y chicas! Es hora de ser valientes y salir al ruedo.

Hemos explicado cómo funciona la ansiedad. Somos conscientes de que al principio, durante los primeros intentos la experimentaremos, pero sabemos que es la única manera de cambiar todo el fenómeno y que si persistimos ésta terminará disminuyendo (a no ser que seamos un prototipo de Monstruos S.A  y no seres humanos) porque estamos modificando nuestros esquemas mentales y nuestras experiencias; y esto nos llevará a interpretarla de otra manera.

controlar la ansiedad social

controlar la ansiedad social

Exponerse es una herramienta más, de hecho es la que nos permite poner en marcha todas las demás. Es la que nos permite probar nuestras habilidades y crear alternativas nuevas. Es la que nos permite aprender realmente y modificar la forma de vivir que hemos tenido hasta ese momento.

Hemos visto diferentes recursos y herramientas para facilitar la experiencia, como lubricarla mediante el sentido del humor, como visualizar un futuro negro para percatarnos de la probabilidad remota de que ocurra, o como ser honestos para librarnos de ese miedo a ser descubierto.

Utilizamos al fin y al cabo la humildad asertiva como enfoque relacional; exponemos nuestros deseos y necesidades, teniendo en cuenta los suyos, y sin ningún reparo de manifestar tanto nuestras virtudes como nuestros defectos y carencias a través del sentido del humor, para hacer más cómoda y auténtica esa experiencia, y ser referentes de esa conducta beneficiosa para ambos, para la otra persona.

El camino es la recompensa. - Helio Click Para Twittear

Y como ya dijo Luis en nuestro libro “Seductor”:

El mundo se mueve y por supuesto nuestras mentes no están estáticas

Es hora de verbalizar nuestros deseos y empezar a ser más honestos y comunicativos con las personas. Es hora de recorrer esa distancia, conscientes de nuestros nervios, ponernos a su lado y preguntarle “¿Cómo te llamas?”.

Es hora de atrevernos a gestionar la reacción de esa persona, con nuestros recursos, de experimentar esa ansiedad social, el tiempo suficiente para darnos cuenta de que tarde o temprano descenderá, y de que al final acercarnos a esa persona que nos gusta no será un problema y la ansiedad nos resultará útil e incluso divertida.

Con esto, esperamos que sepáis cómo controlar la ansiedad con más facilidad.

 

¡Mucha suerte y muchos nervios Mandangueros!

 

por Wilton Araujo y Fernando Díez

Cómo mejorar la autoestima: 7 claves para confiar en ti a partir de hoy

Cómo mejorar la autoestima

Si sólo tuviera algo más de autoestima

Me gustaría confiar más en mi misma

 

Estas son frases que es fácil escuchar, o que nosotros mismos podemos haber dicho en alguna ocasión.

Cómo mejorar la autoestima es una cuestión importante para muchas personas. Cuando tenemos la autoestima, nos sentimos capaces de emular a nuestros superhéroes favoritos y de volar más rápido que Superman. Cuando esta está baja, cualquier pequeña tontería puede hacer que nos vengamos abajo, cual tormenta en un vaso de agua.

En este artículo vamos a ver siete claves con sus respectivos ejercicios para poder aumentar nuestra autoestima y así encontrarnos mejor y más felices.

Además, al final del artículo verás que podrás descargar una guía/resumen a modo de recordatorio.¡Empezamos!

1 | La autoestima: la energía interna

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. Hay una definición que me gusta mucho de la autoestima y que completa la anterior: esta es la energía hacia dentro. Esta sensación la podemos tener al desarrollar la autoestima ya que nos sentimos más energetizados y a gusto con nosotros mismos.

La cantidad de autoestima que tenemos la proyectamos a los demás, sea verbalmente como no verbalmente. Lo que nos decimos, el contenido de las palabras es clave para poder sentirnos bien o no. Y desde luego también lo transmitimos en nuestra postura física, vestimenta y manera de proyectarnos ante el mundo.

El cómo mejorar nuestra autoestima es un reto pero, ¿por qué querríamos ponernos manos a la obra con ello? Vamos a ver algunas cosas de las que saldremos ganando en el camino de mejorar la autoestima.

Qué conseguiremos al mejorar nuestra autoestima

+ Conseguir nuestros objetivos

Si progresivamente vamos aprendiendo a cómo mejorar la autoestima, fluirá el que vayamos consiguiendo nuestras metas. Estaremos desarrollando así capacidades que nutrirán progresivamente nuestra autoconfianza.

+ Ser más valientes

Nos encontraremos más confiados y por tanto nos atreveremos a más cosas. Empezaremos a dar esos pasos que anteriormente nos costaban tanto.

+ Ampliar en más áreas aún nuestro amor propio

Cuando mejoramos una parte de nuestra autoestima vamos a tender a querer mejorar otras. Por ejemplo, mejorando nuestro exterior ello probablemente traerá cambios interiores también.

+ Ser personas más seductoras

Tendemos a que nos gusten más las personas con una autoestima alta que aquellas con una autoestima baja. ¿Por qué sucede esto? Seguramente por una combinación de todo lo anterior. Nos atraen aquellas personas seguras de ellas mismas, y aquellas que se esfuerzan por trabajar su autoestima.

Por qué es importante la autoestima en la seducción

Si hay una demanda que en Egoland vemos es “cómo mejorar la autoestima”. Nosotros nos dedicamos a mejorar las habilidades comunicativas, sociales y seductoras de quien desea hacerlo. Y la autoestima funciona a modo de círculo virtuoso: si aumentas tu autoestima, seduces más; si seduces más, aumentas tu autoestima (recuerda lo de la energía hacia dentro).

cómo mejorar la autoestima

La conexión entre la autoestima y porqué es importante en seducción la encontramos en el Juego Interno. El juego interno tiene una parte fundamental de autoestima.

  • ¿Me valoro justamente y sé reconocer mis méritos y puntos fuertes,como primer paso para hacérselos ver al mundo?
  • ¿Me siento legitimado para proponerle una cita a esa chica que tanto me gusta?
  • ¿Sabré aceptar la situación en el caso de que ella no quiera, y reconocer el mérito en el caso de que sí?
  • Más simple aún… ¿Me quiero ?

Estos son los puntos clave de nuestros talleres de juego interno.

Mejorar mi autoestima hace que mi juego interno mejore y que seduzca más. Si seduzco más mi autoestima sube y mi juego interno mejora. Y… lo has adivinado: trabajando mi juego interno mi autoestima sube y mis habilidades seductoras avanzan más rápido que un avión supersónico.

Vamos a ello. ¿Qué puntos importantes tenemos al respecto de cómo mejorar la autoestima y que ésta se encuentre en plena forma?. Descubrámoslos en estos siete puntos para mejorar nuestra autoestima.

2 | Cómo mejorar la autoestima: las siete claves fundamentales.

1 | Acéptate incondicionalmente

Todos sabemos que la autoestima viene de lo que tu piensas de ti mismo, no de lo que los demás piensan de ti” (Gloria Gaynor).

Tú eres tú y tus circunstancias; tú eres tú y tu autoestima. La aceptación incondicional no significa que consideres que todo en ti es perfecto y maravilloso. Consiste más bien en saber que tienes partes mejores y peores y que todas forman parte de quien eres; todo ello forma tu autoconcepto.

La aceptación incondicional es un proceso que nos conducirá a mejorar nuestra autoestima ya que tendremos más claro que somos un todo. Evitaremos que unas partes de nosotros tengan más peso que otras y así podremos relajarnos en simplemente ser. Además, la verdad que es no hacerlo es un verdadero rollo; perdemos mucho tiempo con autoengaños y explicaciones.

Las personas que de verdad nos quieren lo hacen sabiendo nuestros puntos fuertes y débiles. ¿Por qué no darnos a nosotros mismos ese verdadero aprecio?

Ejercicio 1 para aprender cómo mejorar la autoestima:

El amigo del espejo

El espejo en que cada día nos miramos en el servicio, en nuestro cuarto etc. puede pasar a ser nuestro aliado. En este ejercicio te propongo que cada día te mires un par de minutos. Simplemente mírate, mírate con benevolencia, con compasión. Hazte un guiño a lo que ves reflejado ya que la mirada hacia nosotros mismos nunca miente.

2 | Date cuenta de lo que piensas

Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes” (Indira Ghandi)

Lo que pensamos es clave para mejorar nuestra autoestima, aquí nos centraremos en lo que pensamos de nosotros mismos. El primer paso es darnos cuenta de qué es lo que se nos viene a la cabeza respecto a nuestra persona.

Por ejemplo, no es lo mismo pensar que “Aún con dificultades, me veo capacitado para tener un trabajo mejor” que “Jamás podré aspirar a otro trabajo mejor”. ¿Ves la diferencia? Las palabras tienen su peso e influyen de manera decisiva en cómo nos valoramos.

A veces no es fácil saber lo que pensamos sobre nosotros, recurriré aquí a la metáfora de la cebolla. Tenemos que ir quitando capas poco a poco para saberlo.

Ejercicio 2 para aprender cómo mejorar la autoestima:

Autodefinición precisa

Este ejercicio tiene diferentes apartados. En él vamos a tratar de definirnos mejor por medio de expresiones y de adjetivos que nos definan. Para ello:

– En primer lugar escribe en un listado la mayor parte de expresiones y de adjetivos que te describan. Cuantos más mejor.

En segundo lugar tacha aquellos peyorativos. Precisa mejor aquellos que queden un poco vagos (por ejemplo, ¿qué significa ser despistado?).

– Como última parte, en aquellos que son positivos, da algún ejemplo. Si escribiste que eres una persona generosa incluye alguna situación tipo “Soy generoso porque me gusta hacer regalos sorpresa a mis amigos”:

3 | Gestiona tus emociones

La autoestima es un sentimiento basado en sentirse capaz y amado” (Jack Canfield)

Nuestras emociones forman una parte importante de nuestra autoestima. ¿Cómo nos sentimos? ¿Cómo sabemos gestionar lo que sentimos?

El clima emocional en el que solemos movernos influye mucho en nuestra autoestima. Quizás nos haya pasado algo negativo, en ese caso parece que nos suba. En el caso de que hayamos tenido una experiencia positiva seguramente sintamos que nuestra autoestima se incrementa.

En todo caso, aprender a gestionar es aprender a lidiar con estos inevitables cambios en nuestras emociones. Así que en el ejercicio que sigue vamos a cambiar, a modo de mimo.

Ejercicio 3 para aprender cómo mejorar la autoestima:

El mimo emocional

En un folio haz una raya que lo divida por la mitad verticalmente. Recuerda una situación en que te salieran bien las cosas por tu propia iniciativa. ¿Cómo te sentías? (nombra las emociones y matízalas). Haz lo mismo pero con una situación en que cometieras algún error.

Finalmente, escribe como ese hecho influyó en tu autoestima. Nota cómo te sientes, pensando y sintiendo lo que escribiste en ambos lados del papel, como un mimo que va moviéndose sin hablar de un lado a otro del escenario.

4 | Sé tu propio juez

Tú eres quien determina lo que vales sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Y tu propio valor que es un hecho en sí no tiene nada que ver con tu comportamiento ni con tus sentimientos” (Wayne Dyer)

Ponemos mucha cantidad de peso en las opiniones de los demás. Cuando nos dicen algo negativo solemos darle más peso que cuando nos comunican algo positivo, y así nuestra autoestima se ve afectada. Pega un vistazo a esta Egolandswer donde Luis háblaba de este tema:

¿Por qué nos influyen tanto lo que nos dicen los demás? Esto ya lo aprendemos en la infancia cuando tenemos todo que aprender y no es imprescindible lo que opinen y nos digan padres, familia, profesores… Sin embargo de mayores puede que la importancia que le demos sea excesiva.

Podemos pasar a gestionar mejor lo que opinamos de nosotros mismos basándonos en nuestro propio criterio.

Ejercicio 4 para aprender cómo mejorar la autoestima:

Imagen mental positiva

Aquí vamos a reforzar lo positivo. Cada vez que alguien diga o haga algo que manifeste alguna cualidad positiva tuya para un momento mentalmente y dale una puntuación del 1 al 10 en grado de placer. Ello reforzará esa cualidad.

5 | Pide lo que quieres

Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena” (Paulo Coelho)

Aprender a pedir lo que queremos es una buena demostración de cómo mejorar la autoestima en la práctica. Eso es así porque estamos expresando cosas que son importantes para nosotros, nos expresamos y ello implica también a los receptores de lo que decimos. Es decir, nuestro mensaje tendrá un impacto en otras personas.

¿Cómo actúo al pedir algo? ¿Dudo en hacerlo y adopto una postura pasiva? ¿O por el contrario quizá pida las cosas de manera algo agresiva? Una sana autoestima podrá expresarse de manera asertiva, que sería el término medio y saludable.

Ser más asertivo es un práctica fundamental para poder mejorar tu autoestima. Empecemos con un sencillo ejercicio para empezar a cambiar.

Ejercicio 5 para aprender cómo mejorar la autoestima:

Localiza la asertividad en tu cuerpo

Cada vez que pienses que debes pedir algo, localiza la sensación en tu cuerpo. Quizás haya alguna parte del mismo que se tense, quizás cambies de postura…

Esto es importante ya que nuestro cuerpo es la base de todas nuestras conductas y así nos estamos conociendo mejor.

6 | Celebra lo que consigues

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene” (Emerson)

Valorar aquello que conseguimos es fundamental para celebrar aquellos pasos que vamos dando. Este sin duda es un empujón fuerte a nuestra autoestima y nos va a permitir retroalimentarla constantemente.

El primer paso es pues darnos cuenta de lo que vamos logrando. El segundo y derivado lógico del anterior es celebrarlo, festejar aquello que hemos conseguido. En este punto seremos justos con nosotros mismos y nos permitiremos celebrar la consecución del éxito.

Va a ser más fácil que nos sintamos bien con nosotros mismos si celebramos. ¡No dudes en hacerlo cuando las cosas salgan bien… o de reirte cuando hayan salido de pena!

Si te apetece trabajar todavía más tu autoestima puedes informarte aquí en cómo mejorar tu autoestima.

Ejercicio 6 para aprender cómo mejorar la autoestima:

Listado de logros

Escribe una lista de éxitos y logros de tu pasado, en torno a unos veinte. Aquí puedes incluir un ascenso, el haber aprendido un idioma, un cambio personal importante, el conseguir salir con la persona que te gustaba…

A partir de ahí, ves aumentando tu lista conforme sigas consiguiendo logros. Cuando consigas uno nuevo, celébralo, prémiate, quizás haciéndonte un regalo, contándoselo a amigos etc.

7 | Aprende a valorarte más

La satisfacción de la necesidad de autoestima conduce a sentimientos de autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y suficiencia, de ser útil y necesario en el mundo” (Abraham Maslow)

Valorarnos más y valorarnos mejor. Valorándonos más sacaremos más cosas que son importantes para nosotros, y valorándonos mejor lograremos seguir nuestro proceso en cómo mejorar nuestra autoestima progresivamente.

Este es el punto clave de estos siete, la guinda sobre el pastel. Somos seres completos. Muchas veces pensamos que nos falta algo. Sin embargo, con los puntos anteriores, lograremos haber mejorado la mirada sobre nosotros mismos.

Valorarnos más implica compararnos menos, y poner el acento en nuestros progresos, progresos que trataremos de aumentar progresivamente.

Ejercicio 7 para aprender cómo mejorar la autoestima:

La pregunta de cada día

El ejercicio de esta clave es hacernos una pregunta, lo que parece sencillo, pero que es muy importante. La pregunta es ¿Qué me gusta de mi mismo? Esta pregunta deberemos de hacérnosla cada día, preferiblemente en el mismo momento de la jornada para acostumbrarnos y coger el hábito.

Así… ¿qué es lo que te gusta de ti, ahora, en este día?

Conclusión

DESCÁRGATE

 

 

 

 

 

 

 

¡Descárgate el resumen siguiente con todas las claves sobre cómo mejorar la autoestima en pdf!

Así podrás leerlas de manera rápida allá donde quieras. Te animo a que compartas este artículo si te ha gustado y así nos ayudes a llenar de autoestima a todas aquellas personas a las que aprecias.

¡Un positivo abrazo!

Antoni

 

Ligar más con la psicología – Descubre la utilidad de la psicología

Querida amiga, apreciado amigo. Si ya eres un fiel lectora o lectora de nuestra web ya nos conoces y por tanto sabes que la psicología nos gusta mucho, no es casualidad que por aquí hayamos unos cuantos que nos dedicamos a la misma. Empezamos a meternos en materia cogiendo el título de este artículo: saber de psicología y conocer sus herramientas prácticas nos hace personas más seductoras. Podemos ligar más con la psicología.

En esto no me refiero sólo a haber cursado la carrera, si no a conocer las diferentes áreas de la psicología, a algunos autores relevantes, a técnicas que puedes utilizar en tu desarrollo personal y a la parte que entronca a la misma con el desarrollo de una filosofía de vida adecuada (el buen vivir).

También te puede interesar:

Lo cierto es que la psicología mola más que una tarde de primavera en la playa, pero ademas de proporcionarnos herramientas de trabajo muy útiles a los psicólogos, nos enseña a las personas a aprender a ser más felices… y también nos puede facilitar ligar mucho más, como te voy a detallar en este artículo.

En estos años trabajando en Egoland he tenido la experiencia de ver a muchas personas cambiar a mejor, de pasar de cierto estadio personal a otro, dependiendo de donde cada cual partiera. De pasar a ser personas que se acababan diciendo “¡Sí! Yo también puedo seducir. Puedo sentirme mejor conmigo mismo y acercarme más a esa vida que deseo”; para muestra un botón, en este enlace puedes conocer opiniones sobre nuestros talleres. Muchas cosas habían cambiando pues en su forma de hacer, de pensar y de sentir; todo ello es lo que en conjunto podemos llamar juego interno.

A ver que te parece esta definición de seducción: esta puede ser entendida como la capacidad de atraer a los demás por nuestros rasgos, virtudes o manera de hacer y de comunicar. ¿Cómo se manifiesta? Las personas que desarrollan características seductoras lo hacen en diferentes ámbitos, tanto en sus relaciones sociales, afectivas y sexuales, laborales, etc. en tanto que se trata de comunicar, persuadir y encontrar puntos e intereses comunes.

El autoconcepto y la autoestima, sacar el lado positivo, desarrollar mayor bienestar en nuestra vida, entender las motivaciones de los demás y las propias etc. son puntos que unen a Psicologíay seducción. Seducción que parte de la base de que para seducir a los demás primero hay que seducirse a uno mismo, encontrando el propio camino a la felicidad y punto óptimo de desarrollo personal.

Si soy feliz, seduciré más. Si estoy en el camino para convertirme en aquel ser que quiero ser y mostrar mi personalidad genuína, seduciré más. Mucho más. ¿Y adivinas que? Acabarás ligando aún sin que a veces te lo propongas.

Ahora te presentaré una serie de puntos específicos sobre Psicología que te ayudarán a ser una persona más seductora.

Así, ¿por qué podré ligar más con la psicología?

Por que lograrás provocar más emociones en los demás.feliz-seducire-mas

No hay seducción sin emoción. La adecuada gestión emocional es algo absolutamente imprescindible en seducción, en tu salud personal y ello especialmente dedicado a las relaciones personales. La relación con el otro per se nos provoca emociones de tipo positivo, negativo, o quizás no tengamos del todo claro qué sentimos. Una persona emocionalmente competente seduce. Si sabemos relajar y tranquilizar al otro, o por el contrario estimularlo y excitarlo, seduciremos.

Por que lograrás disfrutar más en tus citas.

¿Conoces la técnica del mindfulness o de la atención plena? La atención plena nos va a permitir estar presentes con quien tenemos delante. En una cita esto es especialmente importante, ya que al tenerla hemos legitimado el hecho de que quedamos para ver si nos gustamos más o no. En este artículo, Personalidad seductora: vive el presente, explicaba más sobre la capacidad de estar presentes.

Por que aquello que hagas te llenará más.

El flow es otro concepto que nos viene muy bien. Su traducción al castellano puede ser entendido como fluir, o como encontrar el punto óptimo de activación en todo aquello que hagamos. Para fluir en nuestras tareas estas deben de demandarnos cierto nivel de concentración, de activación, de capacitación y de aún más palabras que acaben en -on.

¿Te das cuenta de que en determinadas ocasiones parece que el tiempo pase diferente, que te olvides de lo de alrededor y de que realmente estás disfrutando? Ahí estás fluyendo. Entender mejor este concepto te permitirá sentirte de manera más plena. Podemos aplicarlo por supuesto a las relaciones personales. Para ello haz la sencilla práctica de cuando estés con alguien, además de estar plenamente presente, da lo mejor de ti mismo en la interacción; fluye.

seducirte-a-ti-mismo-psico

Por qué sólo aceptarás relaciones positivas con los demás (y sabrás encontrarlas).

Mejorando nuestras habilidades sociales (área importante de la psicología aplicada) podemos elegir con quien nos relacionamos. Es decir, ampliamos el abanico y calidad de personas a las que accedemos y con las que creamos conexión. De no ser así, estaremos a expensas de quienes nos elijan a nosotros (quizá no siempre del tipo que deseamos). Mejorando nuestro juego externo (lo que hacemos) iremos retroalimentado el juego interno.

Por que dando un sentido a tu vida resultarás más atractivo/a

La Psicología hunde sus raíces en la filosofía hasta el surgimiento de la moderna psicologìa científica ¿Qué hacemos aquí? ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Hay diferentes maneras de vivir? ¿En ese caso, cuál es la más adecuada?

Más que encontrar sí o sí las respuestas lo interesante es hacernos estas preguntas. Nuestro amigo Zan Perrion, de Ars Amorata, suele decir que “la calidad de nuestra vida depende de la calidad de las preguntas que nos hagamos”. Cómo consigo un número de teléfono sería una pregunta pequeña; cómo me convierto en una persona más dinámica y atractiva en una grande.

Plantearnos estas preguntas también forma parte de la psicología y por tanto nos hará personas mas seductoras.

quiero-mejorar-mis-relaciones

Porque nos atraen las personas que perseveran

La perseverancia es algo que podemos y debemos cultivar en nuestro crecimiento personal. Las personas que perseveran, que se levantan de nuevo las veces que haga falta, y que muestran resiliencia (capacidad de adaptarse y de seguir adelante, mostrando resistencia) suelen gustarnos más. ¿Quieres saber más sobre la resiliencia? Pega un vistazo aquí: La resiliencia. Fomentar la solución de problemas. Además, esta es una de las bases para gestionar mejor los rechazos.

Porque te conocerás mejor

Conócete a ti mismo tiene un curioso parecido con sedúcete a ti mismo ¿O no será un parecido tan casual? La Psicología nos ofrece un marco para conocernos mejor. En ocasiones he hablado en esta web de las fortalezas personales. Este es el centro en el que gira nuestro taller de Juego Interno: sedúcete a ti mismo. Este taller está basado en muchas heramientas prácticas en psicología, y como suelo decir, esta parte es la primera que hay que trabajar y la última que se sigue perfeccionando. El camino de conocernos mejor es una camino de vida.

La calidad de nuestra vida depende de la calidad de las preguntas que nos hagamos. Click Para Twittear

Porque cualificarás de manera más precisa

Esto viene derivado claramente de lo anterior. Es complicado conocer mejor a los otros si no me conozco a mi mismo, si no sé cómo describirme. Para cualificar nos basamos en ser generosos, en refinar la mirada y en conseguir ir refinando y haciendo más precisas mis cualificaciones. Pero para ello tenemos que empezar con nosotros mismos. Sacar las cualidades positivas de los demás y de nosotros mismos, para luego comunicarlas, además de algo bello puede ser terriblemente divertido. Si esta es un área en que crees que puedes mejorar, no te pierdas los talleres de cualificación que imprate nuestro Egoh. Te sorprenderán.

Porque serás más optimista en tus interacciones

El optimismo es algo que se trabaja, no nos viene de manera innata. Aquí vamos a hablar de optimismo inteligente, es decir, en elegir una opción buena o favorable para nosotros que sea igualmente válida que otras. Tendemos a ponernos en la peor de las opciones cuando hay otras igualmente posibles. La Psicología Positiva, un área de la Psicología general que personalmente me apasiona, nos habla mucho sobre ello.

Si tienes problemas con pensamientos negativos repetidos, o sueles “rayarte”, pega un vistazo a esta egolandswer: Cómo evitar pensamientos negativos repetitivos.

Porque en tu vida atraerás más lo que deseas

No se trata de la ley de la atracción del secreto, ambos muy popularizados en los últimos años. Se trata de poder trabajar los pensamientos, como hablábamos en los Seis niveles del juego interno. Las creencias influyen directamente en nuestras relaciones con los demás. Lo que pensamos sobre nosotros, sobre el género que nos atraiga, sobre el mundo, sobre las relaciones, sobre el futuro etc. está bastante claro que influye en lo que acabemos haciendo.

Así, te animo a que te intereses por la psicología puesto te hará una persona más completa, más seductora y por ello te hará ligar más, mejorar tus relaciones y desde luego optimizar la relación contigo mismo. Este artículo puede sr un muy bien lugar para que en los comentarios comentemos libros, vídeos, artículos etc. que nos hayan servido especialmente y que recomendemos al resto de lectores. Recuerda que si te ha gustado el artículo y lo compartes facilitarás que tus amigos también lo conozcan y además nos iremos cayendo mejor 😉 Un positivo abrazo,

Opinion taller juego interno – Daniel “Me gusta el enfoque basado en la psicología”

Una de las cosas que me di cuenta al descubrir Egoland seducción es que todo se enfoca desde el prisma de la ciencia de la psicología, y eso me gusta.
Había realizado antes algún otro curso de seducción sin sentirme totalmente a gusto, debido principalmente a tener que desempeñar un papel o usar unas herramientas que no van acordes con mi personalidad.
Después del taller con Antoni, y de haber leído varios libros, Seductor, 21 claves… puedo confirmar que me siento mucho mas cómodo con esta filosofía, en la cual se puede ligar y mejorar habilidades sociales a la vez que se mantiene o se potencia la elegancia y la caballerosidad,  o así lo veo yo al menos.
En el aspecto económico, considero que los precios son bastante racionales teniendo en cuenta la limitadísima oferta que hay de cursos donde se profundice tanto en el aprendizaje de habilidades sociales y la seducción, con prácticas incluidas.
Por último decir que me encanta el buen rollo y sentido del humor que desprenden Antoni y los chicos de Egoland, pero me gusta más todavía el hecho de que vivan en mi mismo país, y mi misma ciudad, a 15m en coche, para mas “Inri”.

Opinión taller Juego Interno con Antoni – por Mic

Antes de describir lo que para mí ha sido esta experiencia, quisiera en primer lugar, dar las gracias a todo el equipo de Egoland seducción por hacernos un poquito más felices con cada artículo, en especial a Egoh y a Antoni, los cuales pude conocer en mi asistencia a Valencia al taller “Sedúcete a ti mismo” impartido por Antoni el 20 de Junio.

Para empezar, quisiera decir que este taller ha sido una gran experiencia, la cual recomendaría sin duda. Es muy diferente la manera en la que entras, de manera en la que sales de aquel lugar. Antoni promulga una relación coloquial contigo y con las personas que te acompañan allí, parece que lo conocieras de toda la vida y eso aumenta tu confianza, y la suya en ti.

Quisiera destacar su perseverancia en querer que tú mismo intentes recordar tus logros, pues en definitiva será lo que más te haga resurgir o en definitiva seducirte a ti mismo. Otro punto importante es que tampoco olvida que recuerdes tus fracasos, es decir, de dónde vienes o que todo nunca fue como esperábamos que fuese, siendo a veces no por nuestra culpa.

En definitiva, recomiendo este taller a todo aquel que esté interesado en sentir emociones especiales, conocer a personas muy gratificantes y en especial sentir naturalidad en el ambiente, más pues la honestidad es lo que más abunda aquí y por ello, mereció la pena realizar este bello viaje.

Un mandanguero abrazo a todos, en especial a Cristian, Egoh y Antoni, siempre os recordaré, esto es un hasta luego y lo sabéis, sí, me acaba de morder Julio Iglesias.

Miguel Ángel (Mic)